20 posts de mayo 2011

Autocrítica

La prensa francesa se interroga a tiro pasado si no debía haberse tomado en serio lo que sabía sobre las andanzas de DSK desde hace años y romper ese pacto tácito con los políticos de no investigar aquellos aspectos íntimos que se consideran dominio de lo privado. Philippe Waucampt escribe en Le Republicain lorrain que la "relación obsesiva de DSK con las mujeres no era un secreto para nadie". Y concluye así: "Todos han comprendido que ese silencio complaciente ha conducido a DSK --y a nuestra reputación-- adonde está ahora."

Otro antiguo futuro mejor presidente

DSK está llamando al club que los antiguos futuros mejores presidentes, formado hasta el momento por un solo miembro (con perdón), Albert Gore. Cierto que el cargo de violación es de los imperdonables. Si se demuestra. El caso es que nadie en Francia da un duro por el futuro político de DSK, independientemente de que sea absuelto o condenado, lo cual es grave. Curioso pacto tácito entre la política y el periodismo, que deja los líos sexuales (incluso los patológicos) fuera del escrutinio de los medios, pero que cuando alguien lo pone sobre la mesa, los demás se tiran de cabeza para publicitar hasta un intento de violación frustrada ¡de 2002! para hacer leña del arbol caído. Periodismo retrospectivo.

¿Hay futuro para DSK?

Estamos en el minuto uno de la fantástica historia del director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, 62 años, a punto de perder todo su crédito personal y su futuro político por una acusación de agresión sexual a la limpiadora del hotel donde se alojaba. Ya su detención en el avión que lo iba a llevar a París y su traslado esposado a una comisaría de Manhattan suena a dinamita pura. Lo principal será conocer la verdad, pero mucho me temo que esta tenderá a embozarse entre los pliegues escabrosos del caso y de la biografía de DSK. Y --¿por qué no decirlo?-- del particular sistema judicial norteamericano en la materia.

Ir por lana y salir trasquilado

110513150525007_76_000_apx_470_ 
Desde hace más de una semana rueda por la prensa francesa la foto del director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, montando en un Porsche Panamera de 100.000 euros en Place des Vosges de París. Es una foto asesina, porque pone en perspectiva la situación social del favorito de las primarias socialistas. Hay, sin embargo, dos puntos irónicos en todo esto: a pesar de ser rico y genuino representante de la izquierda caviar, el dichoso coche no es suyo, sino de su principal asesor de imagen, un tal Ramzi Khiroun, quien aconseja a DSK y a Arnaud Lagardère, una de las primeras fortunas de Francia. ¿Qué le costará la pifia a DSK? ¿Le pasará la cuenta a Ramzi Khiroun?

Agua al vino

Lo hacían los romanos, entre otras cosas, para disimular la mala calidad del vino. Pero ahora es la elegante casa Moët & Chandon la que desempolva el anatema y lo pone sobre la mesa: dos cubitos de hielo para refrescar la copa de champagne. Una estrategia comercial para conquistar el mercado de verano en la que el veterano fabricante de Épernay está dispuesto a dejarse jirones de piel. Tampoco vale cualquier champagne. Se desaconseja bautizar el brut y los millésimés. Mejor una etiqueta hecha ex profeso, Ice Imperial, un semi-seco. Vivir para ver.

Progresivo y regresivo

El gobierno francés acaba de exonerar a 300.000 franceses del llamado Impuesto de Solidaridad sobre la Fortuna, equiparable en España al desaparecido del Patrimonio. Acto primero del fin de la ley del techo fiscal, simbólica primera ley del sarkozismo de 2007. A un año de las elecciones, el presidente se protege de la imputación de favorecer a los ricos, que esgrime la oposición de izquierdas. El informe del Conseil des Prélèvements Obligatoires ha revelado que el sistema social-fiscal francés cumple mejor que otros países de la OCDE el principio de la progresividad de los impuestos, salvo para el 10% superior, que se convierte en regresivo.

Aniversarios

El 30º aniversario de la victoria de Mitterrand provoca valoraciones contradictorias. Le Figaro fulmina el mitterrandismo esta mañana con un titular (“A Mitterrand le gustaban tanto los pobres que no cesó de aumentarlos”) y un artículo de fondo de Étienne Mougeotte, que censura el “reflejo retro” de la tontonmanía, mientras glorifica a Margaret Thatcher y Ronald Reagan (“el mayor reformador de los presidentes”). Le Monde lo trata de “icono de la izquierda” en unos momentos en que solo los muertos logran agruparla.

Entre la esperanza y la decepción

Los franceses siguen más vinculados al euro que al franco, según una encuesta de TNT-Sofres en el Día de Europa, lo cual constituye un gran mérito porque el 82% le responsabiliza del aumento del coste de vida. La encuesta responde a Marine Le Pen y su discurso primario contra el proyecto europeísta. Entre las otras opiniones, destaca la de los que consideran que las dos mejores ideas que encarna la UE son la economía de mercado y la paz (21% cada una). Y, entre los sentimientos, el 30% opta por la esperanza y el 29% por la decepción.

El profeta Attali

En su colaboración semanal de l’Express, el sabio y profeta Jacques Attali explica cómo en 2012 la izquierda (se refiere a los socialistas) va a perder las presidenciales a pesar de que todos los sondeos indiquen a día de hoy lo contrario. Solo citaré dos de sus argumentos: “Jamás las ideas de derecha y extrema derecha han dominado tanto la mente de los franceses: solo se debate sobre el orden, la seguridad, la identidad nacional, la inmigración.” Y el segundo, aún más agudo y maquiavélico que el primero: “Los dirigentes socialistas regionales no lucharán para que un compañero suyo sea elegido para la magistratura suprema, porque saben que eso haría más difícil su propia reelección dos años más tarde.”

Explicaciones que matan

Las explicaciones en París del primer ministro pakistaní, Yusuf Raza Gilani, sobre el caso Bin Laden inquietan. Decir que ha sido un error de “todos los servicios secretos del mundo” es el truco de un político acostumbrado a vender mercancía podrida, quizás mejor en casa propia que en la ajena. Pero, ¿qué es más grave? ¿Que Bin Laden estuviera protegido por el gobierno, por el ejército o los servicios secretos pakistaníes? O, ¿que no lo estuviera y fuera en realidad una simple negligencia del tamaño del Everest? Pakistán es desde hace años la madre de muchos corderos.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios