« El motín de Bayona | Portada del Blog | Insultos subtitulados »

Tiranos sin consenso

Robespierre no reúne aún el consenso necesario para que París le dedique una calle. El ayuntamiento ha rechazado una petición del PCF, que recordó que el cabeza visible del terror revolucionario de 1793-1794 fue también el autor del lema de la república: "Liberté, Égalité, Fraternité". Es decir, como decían los chinos sobre Stalin y luego sobre Mao, tenía un 70% de aciertos y un 30% de errores. Los "errores" hay que medirlos por las toneladas de carne talada, como escribió Miguel Hernández.

4 Comentarios


Qué picajosos andan en ese país últimamente: a Celine lo tiran de los homenajes, a Robespierre no le quieren poner una calle ... A ver quién es el próximo o la próxima. (Léase con ironía, evidentemente).

Se ve que no se puede hacer tortilla sin cascar los huevos... Algunas veces, igual es preferible no hacer y no decir. ¿Hay alguna calle que lleve el nombre de algún catatónico? Affaire à suivre... No obstante, el lema de "Liberté, Egalité, Fraternité" es mucho lema. Je sais bien mais quand même...
¡Todo es tan relativo, parece! Me recuerda cuando estaban a punto de ajusticiar al matrimonio Ceaucescu y Elena decía que no lo entendía, que los obreros les querían mucho.
Soit ! Tampoco hay que borrar todas las huellas del pasado, que sino ya no sabremos ni de dónde venimos y tampoco podremos descubrir hacia dónde vamos...

Hay una solución muy buena para resolver la falta de consenso histórico. Es de Mingote. Se trata de dejar los monumentos intactos y también el nombre de las calles. Basta con añadir "Al benemérito fulano" o "al maldito zutano". La memoria permanecería y el acercamiento estaría más conforme al viento de los tiempos.

Como ya casi no enviamos ni recibimos correo postal, tampoco importa mucho que la dirección sea inconcreta.
En cuanto a las estatuas, las palomas se cagarán encima, lleven nombre o no.
De cualquier forma, no basta con borrar esas huellas. Habría que borrar la impronta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios