« El gran mudo | Portada del Blog | La diagnosis y la magnesia »

Examen de conciencia

El alcalde de París, Bertrand Delanoë, ha pedido un examen de concienca a la prensa por la cobertura del caso DSK y extraer las lecciones pertinentes de la "tragedia neoyorquina", traducida en una "falta de humildad ante los hechos". Afirma en su blog que esta deriva se ha alimentado de rumores, suposiciones y una completa ignorancia de los hechos. "Saber antes que la policía", escribe, "juzgar antes que la justicia es la forma torticera en que nuestras sociedades aceleradas quieren forzar el ritmo de la vida" (...) "Si esta experiencia pudiera, colectivamente, enseñarnos humildad, habría tenido al menos una virtud".

4 Comentarios

Y acto de contrición. A ver si ahora es la prensa quien tiene la culpa. Los medios sólo se limitan a alimentarse de información. Los políticos saben -cuando deciden dedicarse a esto- que no es suficiente con no ser culpable, hay que parecerlo -va incluido en el precio-. Igual que hace unas cuantas Bitácoras veíamos que el tamaño sí importa, DSK debería haber disparado primero denunciando a su calumniadora.

Opino igual que UCO. ¿Es solo un error de la prensa? Me imagino en una redacción cuando le viene la primera noticia del arresto de DSK y la palabra 'violación'. ¿Se recomienda circunspección? ¿Ponemos la noticia como un cierre gracioso? ¿La dramatizamos diciendo que el FMI vuelve a 'niquer' (mirad en el diccionario de argot francés-español) a los pobres, esta vez en una habitación de hotel? A lo que sí me pliego es a una de las reflexiones del alcalde Delanoë: evitar las derivas del 'ir más allá', no especular, ceñirse a los hechos, porque en el periodismo, los hechos os harán libres.

Oui, en effet, dans le mot communiquer, nous trouvons le mot "niquer"
DSK et son pognon savent communiquer et "niquer" tout le monde.


Un poco fuerte decir que el asunto se ha alimentado de rumores y suposiciones, cuando la prensa ha recogido lo que había: una denuncia, que parece ser falsa, finalmente; un arresto que hemos visto todo el mundo; una cierta fama -por lo visto conocida en algunos círculos- de latin lover, que a ver si va a resultar maledicencia de algún amigo o enemigo o cosa de él como en el parchís: me como una y cuento veinte, cuando, en realidad, ni una ni veinte.
No creo que se haya pretendido juzgarle, aunque favorecido porque el asunto neoyorquino haya sido tan público tampoco lo ha sido, para qué vamos a decir otra cosa.
Pero en algo tiene razón el alcalde, en lo de la ignorancia de los hechos. Los únicos que saben lo que realmente pasó son ellos dos.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios