« Un judío en Libia | Portada del Blog | Jóvenes »

Melenchon, la película

Jean-Luc Mélenchon, candidato del Front de Gauche, introduce en su campaña una serie de televisión como novedad de la propaganda política. En episodios sucesivos, la narración dará cuenta de su campaña presidencial para 2012. Pueden ver el primer episodio en este enlace. No hace falta saber francés, porque no hay un solo mensaje político. Mientras cuenta su primer mitin en Plaza de Stalingrado de París, un fundido a negro nos lleva tres años atrás, cuando Mélenchon rompe en Reims con el PS. El recurso cinematográfico del docu-drama solo lleva un paso más allá la épica en la que está inmersa desde hace un tiempo la propaganda electoral a la búsqueda de las emociones y héroes. Un territorio en disputa con la publicidad, aunque con sus propios códigos. Las sensaciones son muy particulares. Quizás es que lo hayamos probado poco.

4 Comentarios

Para película, esta: un perdedor reincidente consigue reunir todas las sensibilidades de su partido y consigue desbancar al candidato enemigo, cuya maldad intrínseca ha llevado a España a la bancarrota. Con el típico programa "parado encuentra trabajo-paga impuestos-los bancos prestan dinero-la economía se mueve-el gobierno recauda-el estado de bienestar se salva" triunfa y somete a los mercados internacionales.

La política es relato y el relato, una película. Año 2012, los extarterrestres han invadido la Tierra. Durante años los invasores durmieron en forma de brokers de cuello duro, corbata floja y programa duro-liberal, hasta que descubrieron sus cuerpos de reptiles y cómo habían corrompido el sistema. En España, R. acaba de salvarnos de los malvados socialistas. Y ahora se dispone a salvar al mundo con su programa de ajuste fino e indoloro... (continuará)

...quizás proximamente en sus... cines...

No he visto ni un minuto de campaña, ni la he seguido. El espectáculo en forma de político showman, sonrisa falsa, asesores de imagen, besos al aire, la puesta en escena, banderitas, coros, tecnología punta, para vender humo.
El momento balcón del pp, aparte de ridículo, es falta de tener los pies en la tierra (recuerda a un señor bajito que también salia por un balcón) Hoy día para decidir el voto, no hace falta la parafernalia montada que cuesta un pastón, mejor seguir la evolución económica, los que realmente mueven los hilos (casta empresarial donde el pp, cuenta entre sus filas parte del problema que intentan arreglar) ) son los que gobiernan, .

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios