« Padrinazgo | Portada del Blog | Lise London »

Periodismo de precisión

Los medios de comunicación franceses están introduciendo desde hace meses secciones para verificar los excesos de las declaraciones de los políticos. Libération empezó con Desintox y luego aparecieron otras: Les Décodeurs de Le Monde, Les Pinocchios de l'Obs de Le Nouvel Observateur, Contrôle technique de Rue 89, Le détecteur de mensonges de JDD o el Bureau de vérification de la petite phrase de Le Parisien. A tenor de los títulos de las secciones, planea la idea de la intoxicación, el exceso y la mentira como armas de uso habitual de la política francesa. El periodismo ha sufrido siempre una polémica de tintes metafísicos sobre la verdad y la objetividad. Como muchos las niegan filosóficamente, encuentran magníficas coartadas para desvirtuar la realidad o, más comúnmente, hilvanarla sobre la trama de los prejuicios y clichés de cada uno. En este caso la aspiración es al rigor. Y el esfuerzo para alcanzarlo, un bello ejercicio, sin necesidad de esperar a caernos del caballo en cada esquina o descubrir verdades absolutas.

3 Comentarios

Periodismo a la carta, que eres de ideas determinadas, encuentras el periodismo a la medida, la red es el espacio donde se ve mas descaradamente, mucho portal web francés de noticias, aclara o confunde al usuario?

Efectivamente. Nos decía Miguel Ángel García Brera en 1º de Redacción Periodística que la verdad no existe -mi verdad, tu verdad- y es encomiable -aparte de obligatorio- el rigor al que los profesionales deben atenerse -todo lo que le permitan las presiones de su empresa-; pero lo de los políticos es escandaloso. Son ellos los que -no cuando ejercen de políticos-; sino cuando ejercen como cargos electos los primeros que se deberían aplicar el cuento.


Vale, los políticos son en ocasiones exagerados en sus declaraciones, pero los títulos de esas secciones en los periódicos no lo son menos y alguna parece incluso de película de espías: los decodificadores, el detector de mentiras o oficina de verificación de la frasecilla.
Y los pinochos del obs que para otra vez tengan en cuenta que, si les leen fuera de Francia, el título puede dar lugar a equívocos. Pinocchio puede ser homosexual.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios