20 posts de abril 2012

Controles por la cara

15 personas han presentado una querella contra el Estado francés por considerarse víctimas de controles indiscriminados de la policía por el solo hecho de su color de piel o su vestimenta. Según sus propias palabras, exigen que la República "aplique sus propios principios", que no son otros que los del comportamiento y no la apariencia. No hay antecedentes de una acción judicial similar. El abogado que los defiende reconoce que la población francesa percibe los controles callejeros policiales como algo aceptable. Y denuncia que en la "igualitaria" Francia denunciar este tipo de prácticas convierte al denunciante en un paranoico, porque, como todo el mundo sabe, los controles por el aspecto no existen.

Falsos traumas

Hasta el miércoles se va a desarrollar en París el juicio contra el psiquiatra Benoît Yang-Ting, 76 ans, procesado por abuso de debilidad de unos pacientes, a los que trató durante años sacándoles decenas de miles de euros. El talento del que se hacía pasar por humanoterapeuta radicaba, no tanto en sacarles los cuartos a pacientes incautos, sino en inducirlos a generar falsos recuerdos. Traumas que no habían sufrido para luego tratarlos largo y tendido. Por ejemplo, un inventado abuso infantil.

Cuando la campaña electoral está llegando al clímax, algunos políticos podrán observar con una cierta envidia el prodigioso caso del doctor Yang-ting, el supremo manipulador. Sin embargo, el método Yang-ting de fabulación de enfermedad y prescripción del psicotropo correspondiente no es nuevo. Muchos políticos lo han explotado ya de una forma u otra: "Soy el remedio de la enfermedad que te he creado". No digamos los dictadores de todo pelaje que han escrito ominosos capítulos de la infamia humana explotando el pozo de los prejuicios para hacerse imprescindibles.

La campaña del carné de conducir

Abaratar el carné de conducir se ha convertido de repente en una urgencia dentro de la campaña electoral. Un primer globo sonda del equipo de Sarkozy ha sido secundado rápidamente por el resto de candidatos. Como contraste en la subasta de los pretendientes, Nicolas Dupont-Aignan ha dicho que se abstenía porque no lo consideraba materia presidenciable. Veremos el voto "presidenciable" que obtiene el 22 de abril este preclaro prócer. La inopinada acumulación de propuestas para captar el voto joven puede tener alguna relación con la encuesta de Le Monde, que detecta que los electores entre 18 y 24 años han pasado de apoyar a Hollande en un 39% en el cuarto trimestre de 2011, a Le Pen en un 26% en marzo de 2012. Hollande quedaría en la misma fecha con un 25% y Sarkozy, 17%. ¿Acaso los políticos franceses están transmitiendo la idea de que para ser escuchados hay que pasarse al radicalismo?

Escala de comparación

Sarkozy se ha empeñado en esta fase de la campaña en ejemplificar en España los males que aquejarían a Francia en caso de un triunfo de su rival socialista, François Hollande. Algún consejero se lo habrá recomendado con el argumento de que un presidente y candidato también debe impartir pedagogía, la del ejemplo negativo, la que nos sumerge en la calidez de los propios prejuicios y nos hace sentir un poquitín superiores mirando al sur. Sin embargo, pocos franceses creen que su escala de comparación sea con España, sin necesidad necesidad de precisar aquí el porqué. ¿Y si los franceses miraran hacia Alemania? ¿Es pertinente la comparación de cinco años de sarkozysmo con los últimos cinco de Merkel? ¿Qué conclusiones extraerían los franceses del lustro de Sarkozy respecto de Alemania? ¿Hay alguien en Francia que se lo quiera sugerir o van a seguir golpeando al sparring?

7 días

Las propuestas económicas de Sarkozy (financiadas, tasadas y fiscalizadas) han quedado un tanto desdibujadas en España por efecto de las alusiones a los 7 años de gobierno socialista, canon de todos los equilibrios, imagen del desastre. La prensa gala, sin embargo, tampoco ha salido muy impresionada de la actuación de Sarkozy ante 400 periodistas, salvo Le Figaro. Hasta el punto de ver una sola novedad: las pensiones que actualmente se cobran el séptimo día de mes (vaya usted a saber por qué), se adelantarán al primero. La capacidad de síntesis de la prensa puede ser otra forma de sadismo.

El espantajo español

SARKO EL ESPANTAJO ESPAÑOL
Se ha despachado bien a gusto el candidato-presidente Nicolas Sarkozy sobre España. En una rueda de prensa multitudinaria, lanzando sus dardos como no lo había hecho hasta ahora contra François Hollande, Sarkozy ha señalado a España como el ejemplo negativo al que Francia se asemejaría si Hollande ganara la elección. "Una España que no puede honrar sus compromisos, un país en crisis de confianza y gobernado durante los últimos 7 años por los socialistas". Las referencias a Grecia han sido lejanas, las de España, vigentes y de ahora mismo: "Ni un solo francés desea hoy una situación como la que conoció anteriormente Grecia y, en el momento actual, España."

La declaración de Rennes

François Hollande presenta este miércoles en un mitin en Rennes un exhaustivo programa de 35 medidas que va a poner en práctica si llega al Elíseo. La aparición como telonera de Ségolène Royal tiene un añadido morboso porque, cinco años más tarde, han cambiado las tornas. El entonces marido separado (aunque entonces no se sabía públicamente) le sirvió en alguna ocasión para calentar el ambiente. Y hay que recordar que Hollande lo hacía muy bien.


Para los cánones de la política española y especialmente en la coyuntura actual, promesas inusitadas porque además están sujetas a un calendario.


Entre las primeras medidas de choque para el período 6 de mayo-29 de junio se incluyen la reducción de un 30% de los sueldos de la presidencia y el gobierno; la congelación de los precios de la gasolina durante tres meses; el aumento de un 25% de subsidio de comienzo del curso escolar; un memorándum para proponer un "Pacto de Responsabilidad, Crecimiento y Gobernanza" que modificaría el Tratado de Estabilidad; la comunicación a los socios de la OTAN de la retirada francesa de Afganistán de aquí a fines de 2012; el derecho a la jubilación a los 60 años para los que hayan cotizado 41 anualidades o la fijación de un abanico de 1 a 20 para las remuneraciones de empresas públicas.


El segundo período del 29 de junio al 2 de agosto prevé, entre otras medidas, un programa legislativo para llegar al equilibrio presupuestario en 2017; una reforma de Hacienda que limite las exenciones fiscales, que tase a bancos y petroleras, igualación de impuestos del trabajo y del capital e introducción de un escalón de imposición del 75% para las rentas superiores al millón de euros; suprimir la última subida del IVA; para los bancos, separación de las actividades de depósito de las especulativas; conferencia nacional por el crecimiento y el empleo para incentivar el empleo de los jóvenes y los mayores; debate nacional sobre la transición energética y un plan masivo de renovación térmica en los hogares; programación del reclutamiento de 60.000 puestos de trabajo en la enseñanza.


De agosto de 2012 a junio de 2013, nuevas medidas para descentralizar la vida administrativa, crear un banco público de inversión para las pequeñas empresas, el derecho a la adopción para todo tipo de parejas y una ley sobre el final de la vida.


La concreción abruma, porque siempre hay algo de artificioso en unos compromisos complejos que dependen en muy buena parte de los ingresos del Estado no asegurados del todo en la presente coyuntura. Dan la impresión, además, de estar ante una foto fija, cuando en un tablero mundial todo son procesos y sorpresas no siempre agradables.


La UMP de Sarkozy ya ha comenzado a atacar el programa de Rennes por su lado más vulnerable: la inconcreción presupuestaria.


Hollande va a jugar a otro juego, la idea de que posee talla política para afrontar una gran reforma del Estado desde una posición de izquierdas, que incluye el reproche implícito de que Sarkozy no la ha hecho.


Confianza Según el barómetro mensual de TNS-Sofres/Sopra Group, Sarkozy ha ganado 7 puntos de confianza en el último mes, alcanzando el 33%, mientras François Hollande pierde 6: 52%, todavía en cabeza. Mélenchon llega al 41%, ganando 11 puntos.


La cuota de desconfianza quizá sea también significativa. En Sarkozy desconfía un 63% de los franceses (70% hace un mes).

Valoraciones de más

Le preguntaron a la jefa de la patronal francesa Medef por el balance de 5 años de sarkozysmo. Laurence Parisot contestó con bastante ingenuidad que el trabajo había sido "absolutamente extraordinario". De ahí a señalar que Sarkozy es el candidato de los grandes empresarios o de los ricos, cae por su propio peso. De manual. También en España las primeras reacciones espontáneas de la patronal a la reforma laboral fueron tan aduladoras que los sindicatos no tuvieron que insistir demasiado en su sesgo. Ha habido que esperar unas semanas para que el homólogo español de la Parisot, Joan Rosell, saliera con un disimulado "esta no es la reforma de la patronal, sino del gobierno". Daba igual. Imposible enmendar la primera pifia.

 

Sondeos Algunos sondeos siguen señalando el sorpasso de Sarkozy en la primera vuelta. El último, de Ipsos para Le Monde, Radio France y France Télévision, da la siguiente correlación de fuerzas: Sarkozy, 29,5% (+2 puntos); Hollande, 27,5% (-0,5); Jean-Luc Mélenchon, 14,5%  (+1,5); Marine Le Pen, 14% (-2%); François Bayrou, 10% (-1,5%).


Obsérvense los vasos comunicantes entre los dos primeros y el tercero y cuarto. Lo que gana Sarkozy parece proceder de Le Pen y lo que pierde Hollande va al Front de Gauche (la marca electoral del PCF).


No hay unanimidad en ese reparto de preferencias. Otros sondeos señalan obstinadamente la supremacía de Hollande, como el de esta misma mañana de BVA para Le Parisien: Hollande, 28% y Sarkozy, 27%. Ni siquiera en el avance de Mélenchon a la tercera plaza, que en esta encuesta sigue en cuarto puesto con un 14%.


Por el contrario, todos coinciden en la victoria de Hollande en la segunda vuelta del 6 de mayo con márgenes de 10 o 9 puntos, aunque reduciéndose la diferencia.

 

Islam, islamismo inmigración Aunque los atentados de Toulouse y Montauban no han afectado las inclinaciones políticas de los franceses, según las encuestas, algunos políticos sí quieren aprovecharse de ellos. Marine Le Pen vino a decir un "ya os lo dije yo y no me quisisteis hacer caso". 


Sarkozy anoche en Nancy comentó las expulsiones de imanes radicales y antisemitas haciendo un cóctel de islamismo, islam, inmigración de muy pocos quilates, pero quizá muy efectivo para su público, que le aplaudió a rabiar:


"Hoy hemos decidido expulsar a 5 personas que no queríamos en el territorio de la República Francesa (aplausos). Lanzo aquí una advertencia muy clara que debe ser entendida. Todos aquellos que expresen posiciones contrarias a los valores de la RF serán instantáneamente expulsados del territorio de la RF (aplausos). En el territorio de la RF, cuando se va al hospital no se elige médico porque es el mismo para hombres y mujeres. Sobre el territorio de la RF --es necesario que se lo recuerde a Martine Aubry-- son los mismos horarios de piscina para hombres y mujeres (aplausos). Y en nuestros comedores escolares es el mismo menú para los niños de la la República laica (aplausos entusiastas)."

 

Matar para la cámara

MOHAMED MERAH
A todos han horrorizado las fechorías asesinas de Mohamed Merah, liquidado en su piso de Toulouse por los comandos especiales de la policía francesa. El joven yihadista ha aportado a su causa dos cosas inquietantes: la posibilidad del terrorismo autodidacta y la filmación de los crímenes. Ambas, inexplicables sin Internet, que el yihadismo internacional cultiva con pasión desde un principio. Como un moderno Don Quijote, nuestro matarife de Toulouse se saturó primero de vídeos de degollamientos y luego se puso a emularlos colgándose una cámara al pecho, especialmente concebida para los deportes de riesgo cuya publicidad exhorta: "Sé un héroe". Este detalle convierte a Mohamed Merah en un actor que mataba para la cámara y, sus crímenes, una macabra representación para la posteridad. Cerramos así un circuito infernal en el que, primero, lo virtual ceba lo real para, finalmente, la realidad hecha de plomo y sangre alimente lo virtual. 

Lise London

Ha muerto en París Lise London a los 96 años. Nacida en Francia en 1916, hija de inmigrados españoles, Elisabeth Ricol perteneció a la generación revolucionaria que creó a Stalin y fue destruida por él. Sus memorias, Roja primavera y Memoria de la Resistencia, retratan su recorrido prototípico como activista de la III Internacional en Moscú, la guerra de España, la Resistencia francesa, la deportación en Ravensbrück y la caída en desgracia en la Checoslovaquia de 1951 con su marido, Artur London, en un eco de las purgas stalianianas de los años treinta en la URSS. En La Confesión, London escribió que su esposa Lise pidió el divorcio tras conocer las paranoicas imputaciones contra su marido, cuya auténtica faz creía descubrir entonces a la luz del pliego de acusación de los fiscales que venían de Moscú y de la instrucción hecha por sádicos torturadores que se hacían pasar por camaradas. Recuerdo que London explicaba que, aún involuntariamente, era lo mejor que podía hacer su mujer: renegar de él, salvar la vida y refugiarse en la burguesa Francia. Así fueron las cosas.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios