« A morrearse a casa | Portada del Blog | NECESITO UNA EXPLICACIÓN »

CAMELLEROS CON CONTADOR

Contenedor de basuras junto a las oficinas de prensa del gobierno israelí.

Soldados israelíes a la espera de entrar en Gaza.

Muro de seguridad entre Gaza e Israel. El humo del fondo es producto de un bombardeo judío.

Para mí que los taxistas de Jerusalén, al igual que los de Beirut como decía “El Negro” Fontanarrosa, han sido antes camelleros. Gobiernan estos modernos conductores de ganado sus coches en una ciudad, especialmente el centro, complicadísima para vehículos y peatones. Es un grupo duro en una ciudad dura; es un sector dividido: taxistas judíos/taxistas árabes para una urbe dividida. Mi taxista judío, por ejemplo, asegura sin sonrojo que todos los palestinos son terroristos (no consigo entender como se distinguen judíos y palestinos con solo mirarse a los ojos……. ¿quizá el odio?) y que si se le ocurre cruzar a Belén, previo paso por el control policial del muro de separación, le matarían de inmediato. Esto no puede ocurrir, ya que, los judíos tienen terminantemente prohibido cruzar ese nuevo muro de la vergüenza y entrar en territorio cisjordano ¿Qué pasa entonces? Aún a pesar de que íntimamente pienso que los palestinos estarían dispuestos a compartir patria con los judíos, pasa que los taxistas judíos solo pueden trabajar en territorio amigo. Pasa entonces que el arco clientelar se reduce por lo que la caza del turista/peregrino/extranjero se convierte en un deporte nacional donde la tajada que te quitan de la cartera, como te descuides, escuece de verdad; pero a ver quien entiende a estos que, aún sabiendo inglés te hablan en hebreo cerrado y casi clásico por si eres versado en el complicado idioma.

Los árabes no se quedan a la zaga. Hace unos días una tranquila familia de peregrinos de Teruel se lió a golpes con toda una fila de taxistas palestinos en uno de los puntos de mayor concentración turística de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Por lo visto les querían chulear y además al cabeza de familia le llamaron ivien sharmuta (hijo de puta). El era no muy alto pero si fibroso y sacudía sin grito alguno que daba gusto; su señora, más aguerrida, repartía puñetazos a mansalva entre los improperios de aquellos que no están acostumbrados a que una mujer se les rebele. Otros tres miembros del citado clan se encargaban del marcaje y estorbo a los que se acercaban. Vamos que los del volante cobraron de lo lindo. Yo, que he padecido al gremio del taxi en algunos países de Oriente Medio me puse a cien y hasta me dieron ganas de cantar lo de “zoy epañol, epañol, epañol” pero con la policía allí y con esa cara de mal ganao que tiene los maderos de la Ciudad Vieja cualquiera.

Sirva pues de advertencia, amigo peregrino, que diría el maestro Remesal, si te has de montar en un taxi. Que no te la metan con la escusa de que es Shabat (descanso judío) o que el destino está muy cerca y no les es rentable la carrera. Además y como eres de fuera la policía, si les presentas reclamación, es posible que te hagan el mismo caso que Falete a su antiguo novio.

Comisaría de Hamas destruida por un misil israelí


Entierro de un bebe tras un bombardeo de Israel en Gaza.

Dicho lo cual es muy cierto que habitar por estos lares hará cuando te marches que no recuerdes con quien has vivido o reído, pero nunca se te olvidará con quien has llorado; porque aquí se acaba llorando de rabia. Si no es por los taxistas o los gigantescos contenedores de basuras que trasmiten un hedor insoportable en todo el centro de la ciudad es por verte diferente. Estúpido por soñar que el muro de Cisjordania caerá y desaparecerán los controles policiales de las carreteras palestinas. Raro, por no entender que pasa con los palestinos; extraño por adivinar que la gran operación militar se acerca a Gaza de forma inexorable; absurdo por pensar que la paz es posible y que los acuerdos de Oslo algún día se cumplirán. Ridículo por creer que los palestinos mudarán la mandíbula de cristal y se harán fuertes ante los fundamentalismos en Gaza o los colonos en Hebrón. Y grotesco por leer, sin asombro alguno, que un año después de los acuerdos de Annapolis han muerto a manos del ejército de Israel 523 palestinos, 87 de ellos menores de edad. Más de 2.100 han resultado heridos, los asentamientos han seguido extendiéndose y el gobierno israelí no ha abierto ninguna de las diez instituciones palestinas que cerró en 2001.

¿Pero no ha llegado el momento de que judíos y palestinos tengan unos buenos taxistas?

36 Comentarios

Paco: Me parece muy significativo que ese montón de basura tan cerca de la Vacaburra.
Taxista: Ya ves que no insulto gratuitamente a tu gremio. Eres tú el que debería sentir vergüenza y pedir perdón públicamente a todos los que hemos sido víctimas de los abusos de esos "camelleros con contador" tan acertadamente retratados por Paco.

Viva Teruel, y viva calnda que decia buñuel. El odio es generoso y se reparte por igual, el problema es que siendo el odio el mismo en cantidad y calidad, cuando se tienen mas armas, mas balas y mas poder, se administra mucho mejor, verdad?, con más calidad diria yo y te da hasta para levantar muros. Gracias Señor GONZALEZ Forjas. Buenisimas las fotos otra vez, siga poniendolas por favor. De quien son???? suyas????

Amigo Forjas, siempre se ha sabido que los mañicos, aunque sean de la "también existe" Teruel, son muy tezudos y con mucho amor propio. Eso de ser guiri en tierra santa tiene su encanto...

Saludos maestro Forjas. Definitivamente, la clarividencia de tus textos va pareja a tu cabreada condición de testigo humano. La familia justiciera de Teruel es digna de pasar a la historia cañí de los superhéroes patrios: justo detrás de Superlópez y delante de Ofelia, la secretaria del jefe de la TIA. Su reacción casi es comprensible si has sufrido alguna vez el acoso negociador de esos incansables artistas del no-taxímetro. Sería hasta divertido si todo eso no tuviera un trasfondo tan jodido. Por cierto, guardo para los anales el último párrafo de "Camelleros con contador", chapeau.
PD: cómo echamos de menos tus vinos y tu osobuco. Aúpa y nos vemos en Pucela.

Ya suele decir un amigo sevillano, pero más pucelano que el tupé (o lo que queda de él) de Forjas que los taxistas "son una raza despreciable en todo el mundo". da igual que vayas a Bilbao, Londres, El Cairo o Nueva York. Siempre te la quieren clavar. A lo mejor habría que dejar el conflicto palestino-israelí en manos de los taxistas de ambos bandos y, el que gane, que se quede con todo. En todo caso, compañero del alma compañero, que prefieres ¿un judío sacándote los skelins (o como se diga la moneda israelí) o uno de Valladolid asintiendo con la cabeza mientras escucha a Jiménez Losantos en la COPE? No respondas ahora... hazlo cuando acabe el conflicto.

Se me adelantado en parte Toño. Iba a comentar que el taxi imprime caracter. El taxista es un especimen que reproduce las mismas pautas en todo el mundo, por encima de razas y confesiones. La unica ventaja que tienen en el extranjero es precisamente esa: que te libras de Fededico y y Cía. Lo del olor a basura junto a las oficinas de prensa del gobiernoi sraeli, ¿es casual o es una alegoría?

Que instructivo a la vez que edificante es este articulo querido redactor'borjas'.nunca habia oido hablar de esto.

Como puede ser que alguien que llega de Teruel a Jerusalem no tenga como mayor objetivo el de practicar el hostiamiento con el querido y amado gremio en el mundo entero de los-taxistas-seguro que esa familia de teruel algo habria hecho para 'provocar'la ira de esos honrados trabajadores del volante,que sin mas pena que gloria ni si quiera tienen la necesidad de encender el 'meter'para llevarte a donde quieras calculandote el importe instantaneamente.
lo dicho calculadoras humanas-solucion,movernos en bici-acabaremos con los taxistas.

Forjas: Me parece muy ilustrativo de lo que pasa, ese montón de basura tan cerca de la Vacaburra.
Taxista: Con este post queda demostrado que no insulto gratuitamente a tu gremio. Eres tú quien debería pedir perdón públicamente por las atrocidades que cometen estos "camelleros con contador", como tan acertadamente los ha descrito nuestro amigo. Aunque claro, no me extrañaría en absoluto que no volvieras a aparecer por aquí. A muchos les cuesta dar la cara. Creo, Taxista, que si fueras una persona noble, tratarías de reparar la injusticia cometida por los tuyos contra esos peregrinos de Teruel.

Sólo recuerdo la "anécdota" a la vuelta de mis vacaciones este verano. Regresé el día 21 de agosto, unas horas después del accidente de Spanair en la T4 de Barajas. Desde mi destino, intuí que el ambiente en mi querido Madrid, estaría un tanto enrarecido, pero lo que no imaginé fue el desbarajuste que se tenían montado los taxistas: aquello era el caos, era la prepotencia ante viajeros agotados ante muchas horas de vuelo y retrasos por el accidente. Yo que siempre he sido defensora del "taxi" como mejor medio de transporte público, desde entonces he jurado no volver a subirme a uno. ¿Qué se cree esta gente? Vamos, que para la próxima vez, antes prefiero pagar días por dejar mi coche aparcado en Barajas, antes que necesitar de un taxista.

Porque me da la sensación que el mensaje del articulo no es el sector del taxi. Hay en el comentario de Forjas una advertencia contra el totalitarismo del estado judío. Si los datos que facilita son reales son una verguenza para la humanidad ¿La Tora no dice que quien salva una vida salva a la humanidad? Pues eso, a ver si toman nota. Ah, Forjas, animo, ya me gustabas cuando estabas en Berlín

Amigo Forjas...yo sinceramente no le veo la relación de la historia de los taxistas con las fotos expuestas, pero bueno, supongo que cualquier excusa es buena para hablar del sempiterno tema del muro y el conflicto en Oriente Medio. Por experiencia propia, tras vivir unos añitos en Israel, debo decir que nunca un taxista judío me timó, ni aún sabiendo que no era de allí, ni al principio, que como no hablaba hebreo, se desvivían por hablarme en inglés e incluso chapurreaban lo que sabían de español. Cruzar el checkpoint a Belén era otra historia...esa manada de "buitres" esperando carnaza, ese super Mercedes que ni yo con mi supersueldo podría llegar a pagar jamás, regateando de 2 a 5 nis por cabeza para que me llevaran a la Natividad y no me dieran una vuelta por el Palacio de Herodes. Tras infinidad de veces yendo y viniendo, llevando a toda la família que venía de visita logré una complicidad tal, que al verme, asentían a lo que yo les pedía, hacíamos el paripé lo justo y ventilábamos el asunto con comodidad. Creo sinceramente que el juego radica en eso, en conocer a ambos lados, saber a que juegan, armarse de paciencia y no juzgar tan alegremente. Ni los israelíes (o judíos, según prefieran, aunque para mi el término no es el mismo) son tan malos, ni los palestinos son tan buenos.

Bravo Paco Forjas! Por fin alguién habla con conocimiento, distancia y humor de esta ciudad de locos donde pasé unos años. Siguiré leyéndote para mi gusto pues en Europa no hay quien hable del tema. Todos opinan a favor de Palestinos o Israelies como si fuera un partido de fútbo, vamos como los taxistas de allí. Te apunto en mi lista de seres humanos.
Muy buenas las fotos.
Gracias.

Las fotos estan claras. Prensa+gobiernoisrael+basura+palestinosmuertos+Gaza

A Toño le digo,que sría más divertido escuchar a un Jiménez Losantos con Kipá o con la Kefilla cada vez que monto en un taxi que no esa horrible música que parece que vas a la disco por las mañanas.Y a Rauxa que efectivamente ni son tan buenos los unos ni tan malos los otros,cuando conoces el percal ya sabes lo que les tienes que decir y no discuten nada porque saben que aunque extranjero no eres tonto(Ana mish habla)que fonéticamente en árabe quiere decir:No soy idiota.Forjas, como siempre las fotos Buenas Buenas(con esa cámara.....

Querido Paco:
¡ Qué diferencia entre los taxistas de Berlín y los de Madrid! Una de las primeras cosas que me llamó la atención cuando fuí a vivir allí fue que no ponían el taxímetro hasta que te habías sentado (cuando habías llamado el taxi por teléfono)... acostumbrada en Madrid a que marque ya seis o siete euros cuando llega a tu casa.... Lo he comentado con taxistas madrileños y no dejan de asombrarse.. ojalá lo hicieran aquí también.

O el taxista de Budapest al que pedí que me llevara al Café New York y me dijo, todo educado, que si yo quería me llevaba pero que probablemente a esa hora (las 9 de la noche) ya estaría cerrado....

Vamos, que no todo taxista es un caradura pero me parece muy bien que se rebelen los usuarios cuando les quieren tomar el pelo.

En fin, Paquito, que se te echa de menos en los Madriles. Veo que no pierdes tu gracejo habitual jeje

La Torri.

Ana Marlene mujer de mundo. No es bien cierto que tenías un novio taxista en Berlín que era hijo de zamoranos. Que tiempos los de entonces cuando en Budapest descubriste al gremio, no de los taxistas y si de los periodistas. Una buena esperanza, dijo Fuller , es mejor que una mala posesión. Es por ello que me gustaría darte posada, algo sobre lo que departiremos antes de la epifanía del señor.
No obstante ¿que es un taxista sin caradura? ¿Que es un taxista sin morro? No es más que un vulgar chofer de provincias. Igual que aquellos que nos llevaban a horas tempranas de copas y lujuria. Por mucho que te empeñes en negarlo el taxi nos unio, oo. Oooo.

Me incorporo a los comentarios de tu blog, entre otras cosas porque yo no tengo el mio; también porque alguien amigo me ha hablado de tí y de este tu blog; y porque podrás ser muchas cosas pero no falso, obscuro ni mareador de la perdiz. Además, como dice Trotacaminos, hablas con humor, ácido y amargo, desde un sitio, desde unas situaciones y en un tiempo donde lo que se destila es odio y aversion a lo distinto, y se desprecia lo que se ignora (d. A. Machado dixit).

Lo importante del blog anterior, el del chavalote de los tirabuzones convertido en adalid de las buenas costumbres y esas cosas, es la existencia de los dos muros. Y me he preguntado que ocurriria si uno de ellos, por ejemplo el judio-palestino, cayera... y aqui estoy dando vueltas al asunto.

Por cierto, los tirabuzones se llaman aladares.

por ahi alguien habla de tu camara forjas, o sea que las fotos si son tuyas...no sabe nadie aclarar lo del GONZALEZ?.

Besitos forjas, me alegro que de que lo que cuentas de para hablar y hablar y hablar.


Rodeada de estos "marmarreales", que tú tan bien conoces, es un gustazo leer tus comentarios y verlos con tus "ojos" fotográficos. Al asunto "teletaxi" autóctono no voy a echarle hoy más leña. Me sumo a Toño y Petrus...

Forjas, los taxistas son iguales en todas partes del mundo y no se dividen en árabes, judíos, hortodoxos o la madre que lo trajo: No hay divisiones, hombre: ELLOS SON... TAXISTAS¡¡¡

hace no mucho tiempo, vi una pelicula de un humorista llamado adam sandler, "no te metas con zohan", una parodia sobre un soldado israelí, que consigue reducir el conflicto israelí a un simple estornudo. es curiosa la vision de las personas al querer reirse de todo. taxistas, timadores, palestinos e israelíes, basura en las calles, entierros diarios de infantes, quien da más?. Israel y alrededores se han convertido en una gran zona gris, en la que la gente se ha amoldado y acostumbrado a vivir. expolio, racismo y separatismo entre una gente que convive y sobrevive al mismo tiempo. francamente, que una familia se haya liado a golpes contra gente que cree que todo el que viene de fuera es un primo, me parece divertdo y a la vez triste, ya que por mucho revuelo que esto haya causado, "cada día nace un primo".
usted señor forjas, como mero "grigori" que es usted, su labor es narrar las noticias, darles un enfoque, que en este caso, no es nada imparcial. es una situación que a usted le repugna, creo yo. la pregunta es... la proxma vez que un turista vaya a jerusalén, se compre una camiseta de "NO TE PREOCUPES, ISRAEL TE PROTEGE", y se monte en un taxi palestino, cree usted que será igual de divertido para su blog?

me gustas sus narraciones, ero da a impresión de que usted se aburre, dado que la stuación en esa llamada "tierra santa" siempre es la misma, y si no , pregntenlé a la madre de Zohan.

Mi querido Paco:
Bien querido y bien hallado. ¿ Qué sería de nosotros sin esos taxistas que te cuentan su vida en veinte minutos de trayecto? Si hasta te dan ganas de seguir en el coche jeje
Y mira la que has liado porque llaman la atención de una pareja en el parque... pues sí, señor, qué es eso de hacer indecencias en un parque público... Me parto.
Pues yo también tuve que fastidiarme y no fumar en el lobby de un hotel internacional en Jerusalén porque era shabbat. Perdón, no sé si lo he escrito bien, por cierto.
Y acostumbrarme a que no hubiese café con leche en la comida del hotel porque había comido carne... Y tampoco es para tanto. Y me he tenido que tapar hasta los pies y los brazos para entrar en una mezquita... Vamos, todo ésto es de otro comentario pero hijo, es que yo soy como los camaleones, y si hay que hacer lo que vieres... dentro de un orden, claro.
Y lo de la posada, a ver si es verdad... y no se queda en el pesebre. Ich vermisse Dich. Alles Gute für Dich und die Familie. Ana Marlene.

Hola Marlene:
Si Paco no te da posada te la doy yo cuando quieras porque hasta que entraste tu esto estaba mas bien siendo un muermazo.
Tienes pinta de ser sofisticada.
Lo mejor que se escribio en este blog para mi es el comentario "Para Ana Marlene"(escrito por Francisco Forjas). Ese deberia ser el articulo principal.
Bueno señor Forjas, utiliza muy bien el lenguaje. Espero que le vaya bien con Marlene. Le voy a copiar las frases para ligar. Son muy buenas.
Un saludo.

Estimado señor Forjas, eo que alguien lo llama maestro, yo también creo que usted lo es.
Solo señalarle que la situación de la familia afectada por un grupo de taxistas trascendió en Jerusalén. Se dice que en realidad el hombre tenía una relación homosexual con el taxista y que los golpes se dieron luego de que éste último rechazara tener una relación por menos de 50 shekels. Existen pruebas y fotos que podremos publicar mas tarse.
Que tenga un gran día Maestro Forjas.

Señor González Forjas, le agradezco de todo corazón este su nuevo post, que me ha hecho revivir con algo de nostalgia sana los años que pasé en Jerusalén. No voy a entrar en el recuento que, de nuevo, usted hace de las víctimas palestinas sin tener en cuenta todos los millones de judíos asesinados a lo largo de los siglos, sólo por ser hijos del Pueblo Elegido. No se puede negar a Israel el derecho a defenderse de sus amenazas de seguridad. Los atentados en Bombay, que han dejado al pequeño Moshe Holtzberg, de dos años, despojado del tan necesario amor de sus padres, han demostrado una vez más las amenazas a las que está sometido el pueblo judío, sólo por ser eso, judío. Pero sin lugar a dudas, cualquier víctima de la violencia es una víctima de más, sea judía, palestina, vallisoletana o incluso... taxista!!! Espero que el Señor, Adonai, Dios de Israel, nos dé paz a todos los pueblos, para que no sólo le queramos a Él, en su inmensa sabiduría e omnipotencia, sino que también nos queramos cada vez más entre nosotros. Tengo que decirle, señor González Forjas, que los taxistas judíos de Jerusalén me hicieron en su día perder la inocencia. Hasta entonces creía que todos los judíos, sabiéndonos hijos del gran Yavé, éramos todos ángeles e incapaces de engañar a los demás. Pero me di cuenta de que no. Por un lado, pienso que una de las raíces del antisemitismo es precisamente esa, que sólo se tolera que seamos ángeles y se nos juzga con especial severidad cuando alguno de los nuestros sale ladrón, proxeneta o asesino. Pero por otro lado, creo que el hecho de que también los taxistas israelíes sean unos canallas (como lo son también los electricistas israelíes, los fontaneros israelíes, los pintores israelíes...), demuestra que nuestra gente no se diferencia mucho del resto de los pueblos. Le puedo asegurar, señor González Forjas, que en Elche no hago experiencias muy diferentes con los taxistas a las que tengo cuando visito Jerusalén.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Molleda


Miguel Molleda Rábago es el corresponsal de Radio Nacional en Jerusalén. Periodista de amplia trayectoria profesional en Radio Nacional de España, donde ingresó por oposición en 1986, se ha especializado en relaciones internacionales y ha informado para la radio pública de los principales acontecimientos ocurridos en las postrimerías del siglo pasado y comienzos del siglo 21. Después de un breve periodo de corresponsal en Bruselas fue enviado especial en Rumanía tras la caída del Muro de Berlín. Informó desde Bucarest de la desaparición del régimen de Ceaucescu y las transformaciones que siguieron en Europa Central y Oriental.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios