« Toma el ministerio y corre | Portada del Blog | JUSTICIA UNIVERSAL »

GENEROSIDAD INCONTROLADA

Pueden decir el mundo y los políticos lo que quieran, reunirse cuantas veces lo deseen, agrupar donantes y poner miles y miles de euros pero yo, particularmente, no veo solución a corto, medio o largo plazo al conflicto entre Israel y los palestinos. Lo tiene muy claro Ramón Lobo cuando señala en El País que “la política internacional es una compleja madeja que no obedece a cómodos plazos electorales de cuatro años. A veces, mirar hacia otro lado mata, es obsceno, y a la larga resulta demasiado caro desde el punto de vista político”. No estoy de acuerdo con el final de la frase, por razones obvias para esta región. Aquí, desde el punto de vista político israelí, los muertos dan votos; la violencia, prestigio y la mano dura, gobiernos.

En el tiempo en que los palestinos entierran a sus muertos por la represión de Israel, Occidente lava su conciencia con dinero. Hemos transformado la cooperación y sus presupuestos en detergente mientras Israel consuma su proceso para judaizar a los palestinos. Poco a poco los están convirtiendo en invisibles en su propia tierra. Israel destruye con sus tanques, aviones y excavadoras muchas de las cosas que se construyen con nuestro fondos de cooperación para Gaza o Cisjordania. El mundo, aparentemente escandalizado, pone el dinero y los proyectos, Israel parece dar las coordenadas de lo que hay que recomponer; la cooperación cae en la trampa y aplica su esfuerzo para algo que debería ser tarea de los ocupantes y a la par de los destructores.


No acabo de comprender donde se queda tanto dinero como invierte Europa en Gaza o Cisjordania. Tiene que haber algún listo o lista que se beneficie de tanta generosidad incontrolada. Ramala, capital Fatah, es una ciudad horriblemente organizada, sin transporte público, con escuelas y centros médicos deficientes, sin un ayuntamiento coordinado y con una seguridad ciudadana de cuya policía me fío más bien poco. Gaza, capital Hamas, es tierra devastada mil veces por las bombas de Israel. Muchos edificios de ONG u oficinas o centros de distribución de ayuda están arrasados, incluidos los almacenes de alimentos de Naciones Unidas. Los islamistas gobiernan sobre los escombros y los cementerios y resisten al bloqueo a través de los túneles a los que parasitan con impuestos.

En zona nacionalista el dinero llega a espuertas, ministro de Exteriores que aterriza en la zona tira de cartera. Los palestinos también se encargan de poner proyectos sobre la mesa cuyo precio, qué casualidad, se acerca muy mucho al desembolso que el político tenía previsto. En Hamastán, como son los malos, ni calderilla. Hay que castigar a la población por haber votado a los perdularios. El extranjero ministro o alto cargo que por allí circula llega apenado y para ver, contar y por supuesto no compartir, el drama palestino. A esto se le suma el síndrome de los cuatro portazos es decir, la subida de adrenalina que otorga salir del coche oficial ante la prensa (Paco Cantalapiedra dixit…). Qué placer poner cara de preocupación e interés mientras se escucha él raca raca de las cámaras de fotos y el portazo del chófer, después los de los dos escoltas y finalmente el del propio político que, zapato de tafilete a tierra, se besaría, si le dejara el tufo de las calles, con las escasas farolas que alumbran Gaza. No llevamos dinero pero nos hacemos acompañar de mucha prensa a la que adornamos con chalecos antibalas y cascos de kevlar; si los periodistas vienen desde Bruselas, mejor -luego mandan la correspondiente foto a su madre o pareja vestidos de aguerridos reporteros y la familia da por bien pagada la carrera del chico-. De vuelta, a su entender ya seguro, hablará de que Israel tiene derecho a la autodefensa y de la necesidad de un gobierno de unidad palestino tras unas nuevas elecciones que volverá a ganar Hamas. Tal y como están las cosas, quien de verdad está ayudando a todos aquellos que sufrieron más directamente la operación Plomo Fundido es Hamás, le pese a quien le pese.

La compasión mantiene abierta la herida pero la extrema generosidad tampoco la cura. ¿Se evalúa de verdad en los foros internacionales el trabajo de cooperación y el de los cooperantes en territorios como Gaza y Cisjordania?. Cooperamos, ¿para qué?. Tanto dinero, ¿dónde va?. ¿A quién ayudamos, a los palestinos, o les hacemos el trabajo a los ocupantes? Idénticas preguntas me formulo con el periodismo ante el poderoso estado de Israel y su trato para con todo aquel que no es judío. Al final, ¿sirve de algo nuestro trabajo?

Junto al también dañado Instituto Hispano Palestino de Educación había un orfanato que los tanques arrasaron en la ofensiva de diciembre y enero pasados. Estaba construido con la ayuda de la Agencia Española de Cooperación y apoyado por la Universidad de Barcelona. Sólo es un ejemplo

50 Comentarios

Terrible descripción de la realidad la que nos ofrece este Domingo de Resurrección el amigo Forjas. Me siento un imbécil sabiendo que mi dinero, el que llega a través de la cooperación española, será destruido mañana por el ejército israelí a bombazos, y vuelta a empezar: más coches oficiales, más visitas, más flashazos, más ayuda humanitaria, más y más, hasta la próxima vez.
¿Dónde están las Naciones Unidas, que consienten hasta el bombardeo de sus escuelas y almacenes? ¿Dónde Obama y su equipo de diálogo? ¿Dónde la caridad, la cordura, el final de la barbarie?

¿Dónde?

Sabes bien, querido Paco, que no suelo participar en estos foros, aunque creo firmemente en ellos. Cuestion de tiempo...
Pero hoy me ha llegado al alma tu alegato que suscribo, como bien sabes. Creo que lo unico que me queda es levantarte el animo: sí sirve el trabajo de la prensa, al menos de la que se esfuerza por contar la verdad.
Es que existe otra? No me digas que los de la comitiva oficial son periodistas...

Cuantas preguntas, y que poquita gana de responder a todo esto, paco. Seguramente volverán a aparecer por aquí los voceros acusadores de manipulación, los que no consienten más manipulación que la propia. Sigue aclarandome las ideas aunque sea a fuerza de preguntas sin respuesta. Un beso

Una vez al año, las familias españolas se reunen en torno a la mesa para disfrutar de la mutua compañía durante las festividades. tras los mensajes de paz y anuncios de telefónica, aparece ante nosotros la foto de un niño africano, harapiento y rodeado de moscas miando al limbo, baj el logo de "apadrina un niño del 3º mundo". con pena en nuestroas corazones e impulsados por el espiritu de Purina ("no le dejes, el nunca lo haría"), hacemos nuestro donativo, e imaginamos con toda la buena fe y la ingenuidad, que por el m´dco precio de 10 euros al año, el niño crecerá, tendrá estudios, un familia y saldrá adelante. decía Shaespeare en su sueño de una noche de veran que cuán necios son los mortales, pero de verdad ¿de verdad somos tan ingenuos?.

Ciertamente, señor forjas, no solo los fondos iternacionales, sino toda la riqueza del mundo está mal repartida. desde ese rincón del mundo desde donde usted nos manda sus cábalas sobre la situación del oriente medio, creo que usted es el primero en ver que la situación se asemeja al aprlamento italiano, más de 20 años y los mismos en el ajo. por una parte, los pobrecitos palestinos que crecen como cnejos, y que si no quieren morirse de hambre, se arriman a los comedros colectivos patrocinados por hamás, y luego están sus vecinos del bonete y los rulos, que expropian construyen urbanizaciones baj el nombre de "asentamientos", y hala, territorio conquistado con sinagoga de quita y pon.

en efecto, señor forjas, mucas preguntas que quedan pendientes, fondos internacionales quer a saber donde acaban, un colectivo de religiones qe solo desean amargarse la vida mútuamente con una coleccióin de mártires digna del libro guiness de los records. ¿cree usted de verdad que denunciar esto tiene solución?. la opinión pública se hace cargo de lo terrible que es la situación en oriente medio a todos los niveles, en fin, que ni el Tio la vara ni el Equipo A juntos le ponen solución, ¿O SÍ?

Hola. Sí, para mí sirve mucho vuestro trabajo; y qué razón tiene, Francisco, y Ramón Lobo, en que la política internacional no obedece a cómodos plazos electorales de cuatros años (y como en toda regla hay excepción la encontramos en España cuando Zapatero prometió retirar las tropas de Irak si ganaba y, quizás por ello, ganó). Pero es plenamente cierto, los países democráticos, sus gobiernos, tienen carta blanca en asuntos internacionales donde poco tiene que ver la opinión o voto mayoritario del ciudadano “interno”. Por ello abogo por una ciudadanía humana no vinculante y he escrito un libro primero para aclararme yo y después para quien le interese de muestra, se llama Nuestra ciudadanía humana , pero yo soy un don nadie, así que queda en el mundo de la fantasía o para un futuro poco probable.

Su post, Francisco, es muy bueno y creo que a la ONU o a la UE, en sus ayudas pacificadoras, le falta compaginar en un sólo equipo a cascos azules con médicos, maestros, arquitectos, ingenieros, encargados de obra y similares (y la mano de obra poco cualificada contratarla entre la población local). Falta la figura del “civil azul” en Palestina que, protegido por cascos azules, construya colegios, hospitales, carreteras y otros con la mano de obra del lugar y así llegue dinero a las capas más bajas socialmente.

Para que exista una actividad económica basta un trueque, para que se monte un sistema económico es necesario repetir el trueque: el ciclo. Como lo que ocurre en Palestina parece un negocio para muchos (más bien pocos pero con mucho dinero por medio) siempre procurarán que el ciclo se repita. Para producir este ciclo en particular es necesario alimentar el miedo que padece el pueblo israelí, esta población “debe” sentir miedo de los ataques terroristas de una minoría de palestinos; es decir, esta minoría “no puede” ser destruida totalmente, sino se acabó el ciclo. Lo “ideal” es arrasar donde se esconden o desde donde operan (justificándose así o cumpliendo las “órdenes” del voto del miedo), matar a unos cuantos pero no a todos para que así se reproduzcan y vuelva el ciclo: miedo=votos=poder=destrucción=ayudas=negocio=nuevos lanzacohetes=miedo...

Es puramente un ciclo económico vestido militarmente, pero ¿por qué Europa entra en el juego?, es la pregunta del millón, pero la gran verdad es la misma: siempre pierden los más pobres, en este caso la mayoría del pueblo palestino. Pueblo o parte fundamental del ciclo al que hay que hacer daño, mucho daño, sólo así es posible despertar el odio para que nuevos terroristas aparezcan con lanzacohetes. Con el pueblo palestino no pasa igual que con el pueblo israelí, aquí no basta el miedo que da votos, es necesario propagar el dolor que produce odio. De todas formas en lo teórico tampoco hay mucha diferencia con el resto del mundo, basta sólo embarcarse en un aeropuerto cualquiera para darse cuenta del miedo sembrado.

Después de la caída del comunismo autoritario, los países pobres del Islam quizás fueron elegidos por mentes perversas en el poder para despertar el miedo al resto de los pueblos del mundo y así “gobernarlos” mejor. Ya hay tres grandes campos de siembra: Palestina, Irak y Afganistán, pero un peso pesado puede entrar en escena si fuera necesario: Pakistán... y, aunque anticuado, con armamento nuclear... ¡toma ya!, si el miedo siempre ha facilitado el gobierno, el pánico ya es lo más de lo más y ofrece el ganado más manso de todos los que existen. Bueno, un cordial saludo de este humilde cordero, digo ciudadano.

Totalmente de acuerdo, Paco. Una vez más, presiento que sus análisis les escocerán a algunos; no importa, ya dice el dicho que "la verdad ofende". Aunque lo realmente ofensivo es la permisividad de Europa y EEUU con unos crímenes que Israel lleva décadas cometiendo. Ya no ejerzo la docencia, pero cuando trataba con mis alumnos el colonialismo al final siempre salía el caso de Palestina. Israel trata a los palestinos, y a los musulmanes con ciudadanía israelí, con una mentalidad colonialista. Y aceptar eso, a estas alturas ya del siglo XXI, simplemente es inadmisible. De paso le doy las gracias, porque voces y opiniones como las suyas, que narran lo que allí acontece con una independencia periodística cada vez más escasa, son imprescindibles. Siga así

Expresarte mi ánimo y el positivo recorrido que hacen tus palabras, en las que se mezclan las contradicciones de las actuaciones de Occidente, y los elemantales, pero esperanzadores, brotes de sensatez que recaudas en tus entrevistas, un ejemplo las palabras del expiloto Shapira: "Desde que soy un creyente y un activista de la no violencia, creo en cualquier acción que no incluya la fuerza o la violencia. Pero quiero que el mundo fuerce a mi país a comportarse como lo deben hacer los seres humanos”. Me gustaría conocer con más profundidad el aporte del cromosoma de la generosidad, me sería de gran utilidad el poderlo exponer ante mis alumn@s de bachillerato del IES. Parquesol (Valladolid)

Lamentablemente, señor González Forjas, usted da una vez más en el clavo. Y lo peor de todo es que parece que, o hay un giro radical en Oriente Medio, o esa región tan querida por tantos se va a convertir en uno de los mayores fracasos de la humanidad (aquí entiendo humanidad en un doble sentido: el conjunto de seres humanos y el conjunto de virtudes que nos hacen humanos). Es deprimente que la región sólo acapare la atención del mundo cuando se producen 1.500 muertos como la ofensiva de Gaza (que, por mucho que nos pese, no dejan de ser una anécdota), mientras, al mismo tiempo, los medios repiten sin pensar mucho qué significan los mensajes de los políticos acerca de derecho a la autodefensa, reconocimiento de la existencia y otro sin fin más de frases hechos, sin que se llegue a transmitir la realidad sobre el terreno. Análisis profundos como el suyo, señor González Forjas, escasean hoy en día.

Por desgracia, Paco, una vez más das en el clavo. Describes de maravilla la comedia de españoles, franceses, americanos...que llegan a Palestina para hacerse la foto, subirse la adrenalina y encima darse buena conciencia. Lo vi durante los tres años que pasé allí y me dio el mismo cabreo. Lo único que me satisface es ver que piensas como yo, amigo de ojos abiertos. Tu lucidez y honradez acabarán sirviendo para algo.
Desde luego el panorama es triste.
Ánimo y sigue por favor.

Querido Fran, todo el dinero del mundo está bien invertido en Palestina. No sabes tío la cantidad de cooperantes que estamos por aquí compartiendo con el pueblo Palestino su situación.
Es súper fuerte tío todo lo que está pasando aquí, yo como otros tantos cooperantes nos solidarizamos con el pueblo Palestino mogollón, y es que es un pueblo súper Guay y súper amable. Yo siempre llevo un pañuelo palestino alrededor de mi cuello para solidarizarme con ellos y ser uno más.
Cada noche nos reunimos en alguna terraza de algún colega a fumar con la Shisha y a liarnos unos “Petas” mientras buscamos soluciones.
Gracias a la cooperación española podemos tener la súper experiencia de vivir en Palestina y colaborar con esta gente tan honesta , leal y honrada.
También podemos aprender y sufrir lo que es vivir sometido a un estado tan chungo como el estado fascista de Israel, y es que tío quizás tú como periodista no sufrís como nosotros el asedio continuo y posiblemente vivas en el lado Judaca de Jerusalén.
Aquí los únicos que nos mojamos somos nosotros. Vosotros periodistas y diplomatas lo veis todo desde la comodidad de vuestras casas y en vuestras fiestas privadas en Jerusalén oeste mientras que vuestra cuenta corriente va aumentando con el pretexto de la dureza del lugar.
Estimado Fran, la generosidad no está incontrolada mi mucho menos y son muchos los colegas palestacas que gracias a la cooperación española se pueden ir a tomar unas cañas con nosotros por ahí y sobrevivir en un país opimido como este. Te convido a que visites Ramalla de noche y conozcas la cantidad de baretos que hay y el ambiente.
Viva Palestina libre !!!

Me gusta esa descripcion de "los cuatro portazos" que necesitan algunos políticos para sentirse alguien en la vida y me gusta también lo que dice usted sobre los periodistas vestidos de guardarropía con chaleco y casco que solo les sirve para hacerse una foto de esa guisa disfrazado. Pero usted también se ha disfrazado de la misma manera, incluso estando a centenares de kilómetros del frente de guerra...
¿No será que "lo militar" ejerce cierta fascinación entre todos, incluyendo reporteros?.

Querido Paco,el total de ayudas que recibe la autoridad nacional palestina es algo que casi desborda y la división per cápita hace que este colectivo sea el más , con diferencia, subvencionado encima de la tierra.

¿ Qué hizo Europa con el plan Marsal..? ¿ Qué hizo Alemania después de su hecatombe militar? ¿ Qué hizo Israel en un país del que sólo se podía esperar miseria porque la mayor parte de su territorio era desierto aparte de defenderse en cinco guerras y que le aportaron más territorios pero más problemas? Todos TRABAJARON, algo que la sociedad Palestina no hace y no porque no tenga dinero para emprender obras públicas y mejoras sociales, es porque la sociedad musulmana quedó estancada en centurias pasadas y no permite que haya en el patio de su casa nadie que no sea de su fe.

Aquí no existe conflicto social alguno por nuestra parte, es religioso, como hace 800 años, nada más que para la sociedades occidentales esos 800 años han pasado y estos quieren seguir en aquella época. Mientras no quieran salir de su pasado no serán pueblos modernos y de progreso dedicándose a chupar de la gran Teta occidental que les suministra.

Hola Paco, claro que sirve de algo el trabajo de periodistas como tu que cuentan la verdad de lo que ocurre, le duela a quien le duela. De la misma manera sirve el trabajo que realizan los cooperantes de verdad, aquellas personas como Dani que viven su vida compartiendola con quien los necesita en este caso los palestinos y los políticos, pues ellos veran, yo creo que todo el mundo por lo menos una vez en su vida, antes de dormirse se ve como es y se aterra. Yel dinero habra que seguir enviandolo porque siempre algo llega aunque sea muy poco y la esperanza nunca debe perderse, de ella viven los palestinos y los que sufren, por eso vemos como sonrien los niños palestinos y los africanos, pese a la mierda que les rodea, pero tienen esperanza.
Tu no la pierdas y sigue contadonos todo lo que veas

Soy una gran admiradora de sus crónicas aunque esta última me ha decepcionado.
Es francamente desilusionante ver como otro periodista se acobarda a la hora de hablar claro de las cosas.
No precisa ni aporta datos concretos a la que usted considera de forma maquiavélica “Generosidad”.
Con su falta de acierto, rigor y concreción lo único que hace es formar parte todo este panorama de engaño , mentira y falsedad que rodea al mundo periodístico.
Pese a mi desencanto voy a continuar siguiendo sus crónicas pues, menos esta, todas son muy acertadas, mordaces y agudas.
Un Cordial saludo a quien considero a uno de los mejores periodistas que existen en la actualidad en España a pesar de este patinazo.

Sr. Cohen, por si no lo sabe le informo de que EEUU se comprometió en agosto de 2007 a dar a Israel 30.000 millones de dólares en ayuda militar durante la década siguiente. Dicha ayuda se lleva a cabo pese a la crisis económica. Son ya 101.000 millones de dólares los que ha recibido Israel de los contribuyentes norteamericanos desde 1949, un promedio de 3.000 millones de dólares por año en subsidios en los últimos 20 años. Ignoro el monto que recibe la Autoridad Nacional Palestina, pero sospecho que es sensiblmente inferior. En cualquier caso omite usted que Israel en sus "acciones militares" destruye sistemáticamente las infraestructuras (aeropuertos, escuelas, hospitales, carreteras) levantadas con dinero europeo. Y no se sonroja al afirmar que los palestinos no "trabajan". Espero nuevas intervenciones suyas que ahonden en su visión "colonialista" del problema. Por último, una vez más intenta vendernos el drama de Oriente Próximo como una lucha de religiones (una "sociedad musulmana avanzada" frente a Occidente), cuando es en realidad una lucha por la tierra. Israel ocupa militarmente unas tierras, y el problema es que los palestinos no quieren aceptarlo.

Sr Cohen:
¿Quién ocupa un país, lo divide, despliega sus tropas allí como quiere y las aumenta o disminuye sin pedir permiso a nadie, controla a sus ciudadanos, les restringe el acceso a determinadas zonas, recurre a tropas de combate y aviación de guerra y todo lo hace en aras de la seguridad de sus propios ciudadanos?

Hola Francisco!

No lo dudes nunca ,que cualquier trabajo realizado con profesionalidad siempre sirve. Lo que no sirve en ninguna sociedad,son aquellas personas que se pasan el día intentando que otras personas no realicen bien su trabajo. ESAS SON LAS PERSONAS QUE SOBRAN Y LAS QUE SE TENDRÍAN QUE APARTAR DE LA SOCIEDAD.

En el día a día , cautivos y desalmados del Ejército rojo de Periodistas Españoles, van alcanzado los noticiarios Nacionales para sus últimas mentiras y objetivos manipuladores. “LA GUERRA NO HA TERMINADO”. Jerusalén, 16º de Abril de 5769. Año Judío.

¿Y para cuando una Oficina Española de Cooperación en Israel? Los sefardíes también tenemos derecho.
Ya está bien de lloriqueos histéricos y de llenarle el bolsillo a los pobres ¿? palestinos.

Dani, me parece muy loable el trabajo y la labor que realizáis los cooperantes,pero el pueblo palestino tiene que arrimar el hombro,dejar de fumar tanta sisha,dejar un poco más de libertad a sus mujeres(porque me imagino que los cooperantes salen de petas y sishas sólo con hombres, las mujeres en casa y que a ningún cooperante se le ocurra ponerle la vista(que no la mano) encima.Tienen que actuar un poco como los cubanos" la imaginación en marcha"y dejar solo de poner el cazo tan ricamente que les cae .Ayer y hoy hemos tenido la visita de nuestro ministro Sr. Moratinos,no sé lo que les habrá prometido, pero seguiremos seguro tirando de cartera,que aquí se le abre mucho al gobierno español.Un saludo a todos los blogueros.

En enero de 1933 un hombrecito vociferante de bigotes chaplinescos tomaba el poder en Alemania. Sus discursos histéricos encendían a las masas. Detrás de él se agrupaban los militares ávidos de revancha, los monárquicos que añoraban al Kaiser, y, por sobre todas las cosas, los grandes capitales industriales (Krupp, Thyssen, etc.) temerosos de una revolución comunista. El mundo occidental también cifraba sus esperanzas en el nuevo gobierno alemán, pensando que se lanzaría contra la Unión Soviética.

El mundo cerró los ojos ante los desmanes que los partidarios de este hombrecito cometían en Alemania. ¿Qué los partidos políticos son prohibidos? No importa, Alemania necesita un gobierno fuerte. ¿Los comunistas son perseguidos? Era hora que se pusiera freno a sus desmanes. ¿Qué los sindicatos son suprimidos? Había que terminar con las huelgas. ¿Que los judíos son humillados, perseguidos, agredidos, encarcelados, asesinados? Es un asunto interno de Alemania.

Y vino Munich. Checoslovaquia le fue entregada en bandeja a Hitler a cambio de “la paz de nuestro tiempo” pregonada por Chamberlain, mientras Daladier y Roosevelt cantaban loas y alabanzas al gran pacificador.

Y vino el Anschluss. Austria dejó de existir. Y nuevamente el mundo occidental se encogió de hombros. Al fin y al cabo, austríacos y alemanes son un mismo pueblo.

Y cuando el mundo occidental abrió los ojos en 1939, ya era tarde, había estallado esa gran hecatombe llamada Segunda Guerra Mundial, que segó 50.000.000 de vidas y dejó a Europa en ruinas.

En 1978 un gobierno comunista toma el poder en Afganistán. EEUU, por motivos estratégicos, organiza ma Bin Laden, su propósito es derribar al gobierno comunista. La guerrilla logra imponerse y en 1993, ante el aplauso del mundo occidental, los talibanes toman el poder. Y vino el 11 de Septiembre, y Atocha, y Londres, y…

En 1978 un hombrecito de cejas hirsutas y larga barba, que se encontraba asilado en Francia toma el poder en Irán, desalojando al gobierno del Sha. La ley islámica es impuesta en el país. Las izquierdas del mundo aplaudieron cuando la embajada de EEUU fue tomada por los revolucionarios iraníes. Los países europeos repudiaron el hecho de la boca para afuera, mientras calculaban cuánto ganarían con el petróleo iraní. Pero en su ceguera no prestaron atención a los discursos de Jomeini, no se dieron cuenta que su revolución no tenía nada que ver con la política, ni con intereses petroleros, ni con intereses estratégicos, sino que se trataba de otra cosa, algo mucho más profundo y peligroso. Era lisa y llanamente resucitar el Imperio Islámico, recuperar Al Andalus, destruir al “Gran Satán Occidental”, e Irán comenzó a exportar terrorismo, Buenos Aires, Egipto, Jordania; e Irán comenzó a entrenar y financiar a grupos terroristas como Hizbollah y Hamas, e Irán comenzó a influir con su ideología fanática en los musulmanes afincados en Europa.

Misionerismo, violencia, imposiciones. Europa comenzó a despertar, pero tarde, y las izquierdas progres siguen perdidas en el limbo de su idealismo pasado de moda. Si Irán quiere tener armas nucleares, tiene todo el derecho, ¿O sólo EEUU y sus lacayos pueden poseerlas? ¿Acaso Irán no tiene derecho a defender su petróleo? Hablan del apoyo de Irán a gobiernos “progresistas y revolucionarios” como el de Chávez en Venezuela, el de Morales en Bolivia, o el de Castro en Cuba, “¡Eso es combatir el imperialismo!” Gritan, sin saber que si Irán triunfa en su empeño, los primeros en caer bajo la espada del verdugo, van a ser ellos. Y los gobiernos vacilan y se inclinan ante los emisarios del Islam, y aceptan todas sus exigencias. Y Wilders no puede entrar a Gran Bretaña, porque su film Fitna ofende al Islam, y la policía no debe entrar a los barrios musulmanes, pues sólo la Sharia puede imperar en ellos, y no se puede publicar caricaturas de Mahoma, pues puede haber insurrecciones en todo el continente, y Europa se rinde, y Europa se entrega, y Europa., nuevamente ciega, permite que una nueva hecatombe asome en el horizonte

Sr.Forjas,lamentablemente le ha tocado al pueblo palestino pagar muchas facturas,la del holocausto nazi,la de los reyes catholicos,la del imperio britanico......etc y lamentablemente le ha tocado compartir este trozo de tierra que ya no gusta llamarle por su nombre 'sino por sinonimos inventads' con aqellos repugnados que no les basta permitirles obtener la mayor parte de la tierra limpia de su gente sino tamien que se les pague lo que perversen en nombre de ayudas al pueblo palestino!

Querido señor U.S.A. lamento decirle que no entiendo nada de su comentario. No sé si está a favor y de quién lo está. Lamento que las crónicas limpias (y entendibles) del corresponsal de RNE en Jerusalen sen tan retorcidamente interpretradas como lo hace usted.
Debo estar haciéndome mayor, porque de otra manera seguro que habría entendido ALGO de lo que usted dice.

Muy bueno el artículo. Desde luego, el esfuerzo que hace la comunidad internacional respecto a este conflicto es de los más interesantes. Toda la diplomacia que se mueve entre la ONU, sus propios organismos y los gobiernos de los países es enorme, además de muy enrevesada.
El dinero seguro que estará presente pero sería conveniente saber si lo aplican bien, tal y como nos dices, no es así, una auténtica pena. Sin lugar a dudas, se podrían redactar protocolos o planes de actuación que ayudasen a minar un poco la grave situación en Israel. Sin embargo, hasta el momento es evidente que la comunidad internacional está fracasando en la zona de manera absoluta.
En mi opinión, no queda más que confiar en la actuación de los organismos especializados de las Naciones Unidas como la UNESCO, aunque a veces busque un carácter más propagandístico que efectivo. Los llamados países desarrollados están llevando una actuación de “debo ayudar pero en realidad no pongo todos los medios a mi alcance”, que no significa que tengan que ser únicamente de índole económico, ya que si algo se necesita en este conflicto es cordura y sensatez.

Tengo una pregunta :
¿ Sois todos unos inocentes que creéis en toda esta mentira de la cooperación al desarrollo o simplemente es que sois idiotas ?

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Molleda


Miguel Molleda Rábago es el corresponsal de Radio Nacional en Jerusalén. Periodista de amplia trayectoria profesional en Radio Nacional de España, donde ingresó por oposición en 1986, se ha especializado en relaciones internacionales y ha informado para la radio pública de los principales acontecimientos ocurridos en las postrimerías del siglo pasado y comienzos del siglo 21. Después de un breve periodo de corresponsal en Bruselas fue enviado especial en Rumanía tras la caída del Muro de Berlín. Informó desde Bucarest de la desaparición del régimen de Ceaucescu y las transformaciones que siguieron en Europa Central y Oriental.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios