« El celular del castañero | Portada del Blog | Esta sanidad es una cruz »

¡Vaya suegra!

"Me caso contigo, pero no con tu madre”. Él se lo advirtió. Ella aceptó pero del dicho al hecho hay mucho obstáculo suelto. La intromisión de la suegra es causa para decretar la nulidad del matrimonio. Lo dice la Corte de Salerno (en el sur de Italia) ratificando la decisión de un tribunal eclesiástico. El matrimonio de Antonio y Gemma no llegó a sumergirse en la laguna de la abulia y las caricias programadas. “¡Dios bendiga el aburrimiento!”, debió pensar él tras pasar 4 meses infernales.

Tuvo demasiada mamá de la novia: la suegra aparecía en mitad de discusiones, en opiniones que nadie pedía, en consejos a la hija, en censurar la conducta del yerno, en las horas de acostarse, hasta en la temperatura de la sopa.

Como buena hija, Gemma defiende a ultranza a su mamá. Dice que no tiene la culpa de nada, que sólo hizo lo que haría cualquier madre en su situación. Pero Antonio cuenta con el respaldo de la justicia para librarse de aquella pesadilla. En un descuido de la mamá de la novia, la pareja elaboró una niña a la que el padre apenas ve. Madre y abuela deben pensar que bastante tuvieron ellas con un hombre como para no salvaguardar a su pequeña de semejante contaminación. ¡Almodóvar, hazme un guión de estas mujeres!

5 Comentarios

Es que esa madre-suegra parecen varias, directamente y normal que le hayan dado al hombre la nulidad, porque si una sola -en ocasiones- cansa, qué no será con varias. Evidentemente, la madre y la hija están para que las visite el médico.
Y el asunto tiene un aire a algo que me contaba mi abuela -de tiempos de la guerra o de la posguerra- con una anarquista. La cosa acabó fatal, por cierto.

La verdad es que Iñaki la figura de la suegra no es fácil de tragar. Yo este septiembre pasado conocí a una familia argentina : madre, hijos y nieta. Todos encantadores y que curioso ahora al leer este post ,porque precisamente le he escrito a uno de los hijos hoy ,diciéndole que su madre es la suegra que me hubiera gustado tener.
Conmigo si llega algún valiente que quiera algo serio no va a tener que padecer ese trance , porque yo hace catorce años que perdí a mi madre.
Aunque creo que con la americana , madre del George Clooney, también me llevaría bien.

Creo que no nos enseñan a ser suegras y cometemos los errores de nuestras madres, creemos que queremos a nuestros hijos preocupandonos por ellos y no tiene nada que ver! hay que aprender que los hijos deben hacer su vida y pueden equivocarse y las madres deben dar un consejo cuando se lo pidan, saludos a todos

todas las suegras son así
peritos

buen aporte felicidades
peritos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Iñaki Díez


Iñaki Díez es el corresponsal de Radio Nacional en Italia, un país que conoce perfectamente y que analiza con gran habilidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios