« Noventa años en la cabeza | Portada del Blog | ¿Dónde está Eluana? »

Fundamentalismo al horno

Dos corrientes contrapuestas hacen girar alocadamente el mundo: una lleva a la unión, la fusión de costumbres, razas y caída de las fronteras. La antagónica busca el hecho diferencial, la reafirmación de lo propio como rasgo distintivo.

En la ciudad italiana de Lucca, el ayuntamiento ha prohibido los restaurantes étnicos en el centro de la villa amurallada. Quieren preservar la arquitectura singular y el valor cultural de su cocina. No habrá Kebaps, mi mexicanos, ni chinos, ni franceses, ni Mc Donalds, ni... Además, en aras de promocionar lo autóctono todos los restaurantes tienen obligación de ofrecer, al menos, un plato de comida luquense. Puede hacer sonreír pero no deja de ser un síntoma de fundamentalismo culinario excluyente y discriminatorio.

En la comida luquense destacan la focacca, un pan de diferentes harinas que no me gusta nada; también alubias, vino, miel, y carne que, como dicen en la promoción, “proviene de nuestras vacas que comen en nuestros verdes pastos que no están contaminados”.

En este punto de me acuerdo de Pedro Guerra e imploro “ contamíname”. Que la Divina Providencia nos libre de los no contaminados

Alubias y chuletón. Proclamaba un amigo hace muchos años.¡Viva la cultura gastronómica! Le contestaba yo. Sigue comiendo su chuletón porque “es lo único y lo mejor del mundo” La gota que tortura su pie trata de desdecirle pero, hasta donde conozco, él jamás abandonará la exclusividad de su inmensa tajada de carne. Hay amores que matan de dolor desde la misma ignorancia


11 Comentarios

Hola!

Un buen chuletón es perfecto después de:

- una buena sopa de pescado.

- una zarzuela

- y por fin el chuletón con ensalada (eso si sin patatas fritas) JA JA JA.

Pues a mí me pasa lo mismo. Una vez fui a un chino y me pidieron ternera con bambú. Y no era un filete sino mosaicos de carne entre yerba. Nunca mas he vuelto

Querido Iñaki, como tu bien sabes en el centro está la virtud. O como dijo el otro ni tanto ni tan calvo. Lo propio y autóctono hay que conservarlo y fortalecerlo pero nunca a costa de la exclusión o la prohibición del otro y lo de los otros. Ya se que es dificil conseguir el equilibrio pero hay que intentarlo. No podemos olvidarnos de nuestras raices pero tampoco por el afán de mantenerlas debemos rechazar lo que nos viene de fuera. Y os juro que vivo en una tierra donde, desgraciadamente hay mucho del fundamentalismo del que habla Iñaki.

Sucede que la gastronomía "globalizada" en el peor de los sentidos, es la más barata. En estos tiempos en el que se rinde un merecido culto a la cocina moderna elaborada y llena de tantas investigaciones, hay que pagar un alto precio por ella; pero eso sí, merecido lo es y es admirable el giro que han dado los grandes Chefs hacia una oferta innovadora conservando la esencia de la cultura culinaria. Pero eso sí, hay algo que me molesta mucho, los restaurantes con "ínfulas" que se creen que por sólo escribir una carta con platos de nombres extensos, muy poéticos y servirlos en fuentes gigantes del Carrefour, me van a cobrar como si fuese un buen fogón.
Muy bueno el vídeo de Mr. Bean. En el caso de Lucca, creo que en la variedad está el gusto. Variedad de precios y oferta, si la cocina luquense está bien, no tendría nada que temerle a la "comida basura". Un saludo, Iñaki.

El fundamentalismo es malo en todos los ambitos. Hay que abrirse a todas las experiencias que nos vienen de fuera porque son enriquecedoras. Eso sí, ésto no significa que debamos olvidar lo nuestro, lo autóctono. En la mitad está la virtud. Es verdad que no es fácil encontrar ese equilibrio pero hay que intentarlo. Con medidas como la tomada por el ayuntamiento de Lucca lo que se consigue es fomentar la exclusión y eso, señores, no es bueno. Dios ´mío que no aprendemos. Está claro que el hombre es el único animal que tropieza mil veces con la misma piedra.

Me gusta tu mirada inteligente, señor periodista...abogar por comer tallarines, como los amasaba mi nona y milanesas y de postre, natillas como hacìa mi otra abuela,vasca, creo que es una muestra de sentido comun y cabeza abierta...no creo que, como dijo Valdi, por aceptar costumbres que nos vienen de uno y otro lado, haya que "trabajar" por encontrar el equilibrio...este viene solo cuando te das cuenta que eres parte un poco de aqui y otro poco de allà,y que los prejuicios que anidan en todas las culturas que te inculcan, no son mas que tonterìas...porque si los aceptara yo, estarìa dando razon a los que todavia piensan que una sangre es mejor que otra..y en consecuencia, deberìa empezar a anular una parte de mì porque no fuera la correcta para ser...Acaso deberìan quitarle el pasaporte a un argentino porque fuera macrobiotico y no comiera carne?
Estas reflexiones nos van llevando por caminos metafisicos a quienes te leemos con placer...y a lo mejor, lo que quieren los lucanienses es que el flujo de turistas que deben apiñarse en la ciudad amurallada estèn casi obligados a comer comida autoctona, hecha con productos de "origen" con lo que darian una mano a la economia de los productores locales...al fin de cuentas, a quien va a sorprenderle que se enarbolen banderas como el ser nacional, la libertad...blah, blah con el unico afan de conseguir otro puñado de dòlares ?
Un saludo...ya es mediodìa y tengo que ir a comer, me apetece hummus con pita arabe, espero que Israel no me crea defensora del Islam mas acerrimo y me indigeste la comida con otra de sus bombas..porque a mi, lo del chador no me va...me gusta pasear con mis rulos al viento...EN LIBERTAD.

Estoy de acuerdo contigo. La solución sería que hubiera comida de todo el mundo y que la estética exterior fuera homogénea.
saludos

Imáginate si a todos les diera por ponerse “discriminatorios” y empezaran a cerrar los restaurantes italianos en todo el mundo. Adiós pastas, pizzas, gelatos.....
Habría que preguntarles a los italianos si les gustaría la idea. Porque no alcanzo a imaginarme las cuantiosas pérdidas en exportaciones de salsas, quesos, vinos, etc., etc.
El problema es que, muchas veces, se piensa sólo en uno de los lados del asunto, y asi no funcionan las finanzas y menos la gastronomía.

muy gracioso tu blog.... y muy interesante.
soy italiana en españa, o mejor romana en sevilla...
que no te gusta se entiende cuando la llama "focacca" en vez de focaccia, como se llama en realidad... vaya "lapsus"... jaja...
como a ti te extraña san remo, a mi me extraño la semana santa. y la feria algo menos, pero también...
y otro tópico desmitificado... nada de paella en andalucia... salmorejo, gazpacho, papas alioli, bravas, y cosas riquisimas, pescados nunca vistos en Italia (las huevas x ejemplo)... y mucha, mucha cerveza... la ¡Mojama!, que por lo visto en Cerdeña la hay y se llama casi igual, pero se pronuncia con una especie de g dulce que no existe en el alfabeto italiano...
y más cosas que ahora no recuerdo...
y el castellano esta lengua tan bella, que cuanto más entra en ella, cuanto más descubre que mucho tiempo y muchas cosas y mucha gente la han modificado, desde nuestro origen común... y el andaluz ni te cuento...
lo que si creo tenemos en común, y es lo más bello, es la gana de entendernos... así que yo cocino "tabla de salmore'o con ta'ito' de 'amon" y mi novio "rigatoni alla carbonara" xo las pizzas son con masa a la italiana y los "milquinientos millones" de ingredientes a la española...
no sé si en alguna parte de tu blog lo habrás apuntado pero ha habido un gran adelanto en los medio de transporte públicos romano... ahora por lo menos el metro se paga...
que tenga mucha suerte y un día precioso... aquí lo hay... ayer 36º por el día y 19º a la una de la madrugá... no está nada mal.

muy gracioso tu blog.... y muy interesante.
soy italiana en españa, o mejor romana en sevillla...
que no te gusta se entiende cuando la llama "focacca" en vez de focaccia como se llama en realidad... vaya lapsus... jaja...
como a ti te extraña san remo, a mi me extraño la semana santa... y la feria, quizás algo menos, pero tambien...
y otro tópico a desmitificar... nada de paella en andalucia... salmorejo, gazpacho, papas alioli, bravas, pescados riquísimos y nunca vistos en italia (las huevas por ejemplo).... y mucha mucha cruzcampo... la ¡Mojama! que por lo visto en Cerdeña la hay y se llama casi igual (¿o igual?) pero se pronuncia con una especie de "g" dulce que no existe en el alfabeto italiano...
y el castellano esta lengua tan bella que cuanto más entra en ella, cuanto más descubre que mucho tiempo y muchas cosas y mucha gente la han modificado, desde nuestro origen común... y el andaluz ni te cuento...
pero lo que si creo tenemos en común es la gana de entendernos... así que yo cocino "tabla de salmore'o con ta'ito' de 'amon" (los ' es que lo estoy pronunciando en andaluz) y mi novio "rigatoni alla carbonara", pero las pizzas son con la masa a la italiana y con los "milquinientosmillones" de ingredientes a la española...
no sé si lo has apuntado en alguna parte de tu blog, pero ha habido un "gran" adelanto en los medios de transportes públicos romanos... ahora por lo menos el metro se paga...
que tenga mucha suerte y un día precioso... aquí lo hay... ayer 36º por el día y 19º a la 1 de la madrugá... no está nada mal
atentamente
simona

Hola Iñaki,
como siempre te olvidas de algo , te olvidas de la Historia
pues hago yo un resumen.
el DUCADO de LUCCA , ha sido nombrado en el 1815 despues del congreso de Viena, ha sido nombrado Duque Carlo Ludovico di Borbone, pero por la regencia ha sido nombrada la madre Maria Luisa di Borbone-Spagna, cuando muriò la madre tomò la sovranidad el hijo Ludovico, con el nombre de Carlo I.
La orden del ayuentamiento a que tu te refieres si limita al casco historico de Lucca, que es pequeñito, es precioso, una bombonera.
La orden dice que los restaurantes deben adecuar las mesas, las sillas y todo lo que pertenece a la decoracion urbana y arquitetonica un estilo del casco historico.
La queja llega de los ciudadanos que viven alli porque por la noche los jovenes gritan, molestan, dejan basuras en la calles, e la gente que vive alli no puede dormir, por eso quieren evitar la precencia de algunos tipos de negocios.
Que dirias si en Plaza S. Marco a Venecia montarian un Carrefur????????
Mirais el escudo de Lucca
http://digilander.libero.it/breschirob/lucca.html

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Iñaki Díez


Iñaki Díez es el corresponsal de Radio Nacional en Italia, un país que conoce perfectamente y que analiza con gran habilidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios