« El Futuro Acuna Obligaciones | Portada del Blog | El castañero, el machismo y las rebajas »

La cara oculta del mendigo

El Soberano vive como un pordiosero. Bernardo Provenzano es el ejemplo. Su vida miserable con un montón de esbirros bajo sus órdenes terminó el día en que fue arrestado en una casa lúgubre de las montañas de Corleone, Sin llegar a ese límite, Domenico Raccuglia, número dos de Cosa Nostra, también llevaba una existencia sacrificada hasta su detención. Oculto de casa en casa. Salía siempre con una peluca con flequillo. Era irreconocible

Pero también lo hubiera sido para nosotros su faz de hoy: un hombre que se ha dejado el cabello en disputas diarias, con el rostro cansado y una semblanza que saluda a la indigencia. Era el número dos de Cosa Nostra.


Él como otros capos mafiosos son Mesías: elegidos para dirigir el rebaño, aunque se trate una manada de asesinos y profesionales del chantaje. Ellos se creen señalados por alguna instancia divina. Domenico Raccuglia tenía sólo 3 libros. Uno eran los evangelios. Ropa normal y sólo un vaquero de marca como licencia de una vida cartuja. Y creen en Dios y se creen, en parte, dioses. Pese a que la Iglesia los ha apartado de su vera, ellos no se lo quieren creer. Su misión en esta tierra está llena de sacrificios y sólo el Señor les entiende.

Quince años escondido llevaba Raccuglia. Durante esos tres lustros la policía no perdió de vista a su mujer. O eso creían, porque la pareja engendró dos hijos, fruto de desazonados encuentros clandestinos con adrenalina desatada y sabor a almíbar prohibido.

Algo está cambiando, sí. Pero hay muchas anomalías sociales. A partir de la mitad del vídeo se ve a la gente jaleando a los “catturandi”, la policía especializada en lucha contra la mafia. Ellos saltan de alegría. Pero ocultan el rostro. El mafioso siempre se muestra impasible en su detención. El policía, en cambio, tiene que cubrirse y no precisamente por vergüenza.


object width="425" height="344">

6 Comentarios

Qué Asco...

Saludos Iñaki

Y yo me pregunto, merece la pena esa vida? sí debe ser como dices, se creen elegidos para el sufrimiento dentro de la fiolosofía judeo cristiana. Estamos en este mundo para sufrir y entregarnos a los demas... Prefiero dar otro tipo de caridad y recibir de la misma. Salu2

A veces no es necesario esperar a un juicio para tener una condena encima.
J.H.

Tienes razón pequeña Jackie. Pero la condenan se la buscan ellos solos ysi viven así, a lo mejor ni se sienten condenados, sino como una manera de mostrar su sacrificio. No sé... es difícil entrar en la mente de un asesino que ejecuta yordena ejecutar a personas mientras lee la Biblia o os evangelos
A presto

Hola Iñaki, se me ocurre una traslación de lo que cuentas a Euskadi. Tambien los terroristas de ETA se esconden en sus escondrijos, cada día con más dificultades por la persecución de la policía francesa, y recurren a tiendas de campaña en montañas con un saco de dormir y una mochila. Viven como proscritos aunque, desgraciadamente, para algunos son dioses. Sólo hay una cosa que no encaja en la comparación: los vítores de los congregados a las fuerzas policiales. En Euskadi todavía tenemos que avanzar mucho en ese camino.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Iñaki Díez


Iñaki Díez es el corresponsal de Radio Nacional en Italia, un país que conoce perfectamente y que analiza con gran habilidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios