« La autopsia del gato y minino al plato | Portada del Blog | La torpeza de un hombre glotón »

La Justicia no es igual para todos

El culpable nunca paga su culpa si se llama Silvio Berlusconi. El primer ministro ha visto cómo el Tribunal Supremo absolvía a su abogado de haber cometido fraude en un juicio. Berlusconi le pagó para que engañara al juez. El máximo órgano judicial italiano reconoce la culpabilidad del abogado pero su delito ha prescrito. El libidinoso dio 600.000 dólares a su letrado para poder seguir haciendo de su capa un sayo. Pero hace mucho tiempo de eso. ¿Por qué los pecados no caducan ante Dios y sí ante los hombres dependiendo de quienes sean estos?

Confieso mi afasia judicial. Mi acné se desvaneció hace tiempo y con él voló, al limbo, la creencia ciega en algunos valores. También todo lo que representa el punto fiel de la balanza. Nunca somos iguales ante la ley. Sucede en todo el mundo. El problema de Italia, es que se ve mucho porque el primer ciudadano elegido por el pueblo, tiene demasiados tickets pendientes en la barra de la Justicia

El moho cubre los juzgados italianos para lustre de los poderosos. Así el arribista político hace su lectura y puede seguir diciendo “ nunca he sido condenado por un tribunal”. Pero eso no es lo mismo que decir “soy inocente de todas las acusaciones”, aunque él intente hacérnoslo creer.



Esta sentencia oxida más los barrotes de mi fe en la imparcialidad. Menos mal que siempre hay alguien ocurrente para levantarnos el ánimo. Se llama Luciano Casasole. Es un arquitecto de 64 años que está harto de la casta política italiana. Y se le ha ocurrido una singular protesta que merece más atención de la que le hemos prestado: armado con un potente foco de luz, se asomó a la terraza de un bed & breakfast y disparó directamente a la cúpula del Vaticano las palabras “STOP” “PENSIONI” “DEPUTATI”. Fue una ocasión única: Durante un rato, la gran cúpula de San Pedro se convirtió en una involuntaria pantalla de protesta ante la mirada atónita de los testigos. El Inspector Vaticano consiguió que el hombre dejara de emitir esas sombras. Ahora está en manos de la policía. En este caso, ¿ prevalecerá la permisiva justicia de los hombres o la implacable rectitud de Dios hará que Casasole pague caro su atrevimiento?

8 Comentarios

Inhaki del gato a Berlusconi...Gracias por update su blog.Eso esta claro el dinero y la posicion mandan.

Claro que no. Pero tampoco lo es la medicina. los ricos pueden pagarse costosos tratamientos para seguir en este mundo, mientras lo pobres son tratados como sacos inservibles. Para qué gastar dinero en tratar de mantener con vida a alguien que es una carga social si al final todos tenemos que morir? Qué pasa con la educación? es la misma la que se da a los que pagan en un colegio privado qe los que acuden a un público?
Vamos, si hasta las mujeres ven más atractivo a un hombre de abultada cuenta corriente que a un pobrecito. Nada es igual porque todos somos difertens y las teorías de la igualdad que se persiguen con fuerza estan condenadas a chocar contra la propia condicion humana
Al menso, eso me parece...

si, pero si te presentan a Berlusconi, le das la mano y le sonries. El ser humano ya tiene mecanismos sociales para que los demas le digan a la persona abusona que no es aceptado socialmente. Pero no vale con escribirlo en la prensa, tiene que ser algo fisico, porque asi es la naturaleza humana. Se que cuesta, pero si te lo presentan y opinas asi, debes de hacerselo notar con la mirada y el tacto, que te da asco como persona. No hay nada mas fuerte que el rechazo social o la aceptación social. Pero, ya digo que tiene que ser algo relativo al trato directo. Hacer una campaña: si me toca a mi, cuando me lo presenten le demostraré mi asco...
¿Os habéis fijado la oleada de "zapatazos" de los disidentes a los líderes empezando con el primero que le lanzaron a Bush?... a mi no me parece bien la violencia, pero sxi me parece bien que si te va a dar la mano, le digas que no, que lo que hace con la justicia es inmoral y que no podrías ni tomarte un café con el....
¿cuantos de sus oponentes políticos se toman cafes y vinos con el dándole la falsa impresión de que tiene un sitio en la sociedad, de que aceptan lo que hace que es muy grave..?
Al fin y al cabo, hace 50 años no te retiraban el saludo... te pegaban un tiro: Kennedy, Luther King, Reagan, el Papa...
No puede ser que encima piensen que la sociedad les acepta y les admira, cuando hay millones de personas que sienten nauseas de pensar en ellos y en lo que hacen. Y ya digo, la violencia no tiene sentido. Y no es eficaz, y no es inteligente.

La justicia es muy cuestionada en los paises desarrollados, igualmente lo es tambien en España. Pero que el Sr. Garzón es un magistrado que ha aportado dignidad a la justicia española, no hay duda. Es reconocido en todo el mundo. Deben de meditar los sectores rancios de la derecha que estan tratando de apartarlo de la carrera judicia ( audiencia nacional), por dos temas de justicia: 1º. Gurtell. y 2º.- memoria historica. Se equivocan será mejor para ellos que en estos casos entre la justicia, a la larga es lo mejor para ellos, pero la condena de inocentes son lozas que perduran para siempre los martires no son buenos para nadie.

Para Anonimo
ese hombre en el video es el sosia de berlusconi
mira el sosia en ese link

http://www.sosia.biz/files/immagini/1193325017-berlusconi%201.jpg

el otro día en el programa que lleva a David Letterman en su programa mostró este vídeo en una televisión local Lazio durante las noticias, dos personas dieron puños. Letterman, que tiene un agudo sentido del humor cuando le dijeron que todo era una broma eso sí es noticia, nos parecía mal se burlaban de él, que tiene un gran sentido del humor.
en Italia es difícil distinguir la verdad de la mentira, ahora todo es una broma
Este es el video

http://www.youtube.com/watch?v=sg1s2uPto-0

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Iñaki Díez


Iñaki Díez es el corresponsal de Radio Nacional en Italia, un país que conoce perfectamente y que analiza con gran habilidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios