« Oda a eso que perdemos | Portada del Blog | El Papa probeta »

Contador nuestro que vas al infierno

Cuatro ciclistas españoles acusados de dopaje en unos días. La fibra de carbono se ha convertido en un pesado plomo que lastra el deporte a la ciénaga más turbia. Marga Fullana es la única pecadora confesa que lanza un esputo sobre su gran carrera.

De todos ellos, Contador es quien más dolor ha esparcido entre el aficionado: son días azarosos para ese que nos devolvió el dorado deseo del triunfo en julio. Las tertulias se llenan de entendidos en el tema, de expertos y pastores del deporte limpio.


Me acuerdo de Jarmila Kratochvilova y de Marita Koch. Invencibles de ayer que hoy, seguramente, estarían en la cárcel. Recuerdo aquellas deportistas de la RDA embarazadas meses antes de una competición y obligadas a abortar cuando ésta había pasado.

Me acuerdo de Pantani que subía como los ángeles y, de repente, se convirtió también en un contrarrelojista. Pantani y Chava seguirán escalando los Tourmalets del cielo porque para ellos todo fue cuesta arriba en la tierra e hicieron de la pendiente su manera para que todos disfrutáramos. Ahora, los ángeles aplaudiran sus gestas.


El tramposo no va siempre por delante de la ley. Es la investigación la que avanza y emplea a los deportistas como cobayas. El deportista limpio de ayer hoy podría ser un sucio tramposo. Algún invencible de hoy sería un estafador con las reglas de mañana. Pocos, como Marga, se la juegan de manera voluntaria.


Ben Jonson resultó más torpe que Carl Lewis y fue linchado. Los ilusos piensan que sólo con un buen entrenamiento y una físico portentoso Lewis pudiera lograr todo lo que hizo.

Indurain se retiró muy pronto, en plena madurez, cuando aún anhelábamos ver la segunda edición de la contrarreloj de Luxemburgo. Su “adiós” coincidió con el de Martín Fiz. Los éxitos de ambos llegaron simultáneamente. Compartían médico

La gacela, Florence Griffith, nos enamoró en Los Angeles. Muchos de los que la endiosaban, hoy la arañarían con sus propias uñas por tramposa.

¿Y qué pasó con la escuadra del Inter de Helenio Herrera? ¿Y con la Fiorentina de los años 80.?Varios de aquellos jugadores han muerto en extrañas circunstancias y otros están gravemente enfermos. Y, y, y...

Las excusas que han dado muchos de esos llamados “tramposos” componen un inventario de curiosidades: Cuando pillaron a Rumsas lleno de sustancias dopantes, dijo que eran para su suegra. Vandenbrouke que las llevaba para el perro. Ullrich lo achacó a un beso en una discoteca, el mediofondista alemán, Bauman, a la pasta dentífrica. Otros que nos son más cercanos, a una noche loca de sexo oral.

La cantidad encontrada en la sangre de Contador es mínima. No altera su rendimiento. Pero los organismos internacionales buscan castigos ejemplificadores. Y alguien ha apuntado a Contador como ejemplo de su firmeza aunque la traza de clembuterol, sea tan pequeña que hasta pueda deberse a la ingesta de una carne. ¡Mecagüen la ternera! Y encima es vasca. Yo que siempre creí que comer carne con label era un seguro de ingesta sana.

8 Comentarios

HOLA!
El dopaje.... tema curioso y siempre comprometedor , no solo del acusado por el dopaje sino por muchas otras personas que estan o estarían impolicadas.
Me hace mucha gracia cuando la gente dice vas al infierno o al cielo... supongo de lo que cada persona considere infierno y cada persona considere cielo.Como algunas cosas es relativo decir blanco o negro... etc. así que como de costumbre siempre hay gente obsesionada en etiquetar a todo el mundo.O lo que es igual no en comparar de manera ingenua o de broma sino en poner motes.
Si a Putin le llaman el Tártaro Loco a mi que me llamen la Apache Loca. No me importa ahora lo que me fastidia es que me traten de títulos que no tengo , ni quiero tener, o de otra raza que no soy... eso si que me molesta y bastante.
AGUR.

A mí me dan pena todos. Los que sí y los que ¿no?. Porque para poder vivir de aquello que les gusta deben traicionarse todos los días o convertirse en simples aficionados.
.
Recuerdo que una primera bailarina de un prestigioso ballet confesaba que no recordaba el día que se hubiera levantado de la cama sin que le doliera nada. Sin que el esfuerzo sobrehumano de su trabajo le arrancara lágrimas... Cuando haya controleds antidopaje en el ballet caerán más ídolos aún.
.
Lo siento por Contador y por Ezequiel Mosquera, paisano mío, que veía sus últimos años de profesional con la perpectiva de un buen contrato en un buen equipo después de quedar segundo en la Vuelta y que ahora no tiene nada. Estos muchachos no pueden permitirse ni siquiera atesorar recuerdos, porque están manchados.
.
Vender el alma al diablo parece que nos hace más humanos ¿verdad?.
Un saludo y buen fin de semana.
J.H.
PD: Cuando has mencionado a Indurain me he acordado del pobre Chiapucci, siempre chupando rueda, siempre viendo el maillot de Miguelón por delante. ¿Vendería también il diavolo su alma a su tocayo?

Hay mucho deportista tramposo. Pero hay mucha gente trampossa detrás de los deportistas que viven ocultos e impunes. Nunca salen todos los Eufemianos Fuentes de todas las "operaciones puerto"

Menuda demonización , tampoco es para tanto.Efectivamente tenían que encontrar un cabeza de turco.

Además y espero que esto lo publiques IÑAKI ¿quién no se ha fumdo un porro alguna vez? tomado alguna pastilla, alguna ralla de coca.Me resulta casí increible, que no es el caso...contradictorio.

De lo que se trata es que no vuelva a ocurrir, que se tenga otra forma de ver y tomar decisiones , que las cosas no vuelvan a fallar.Un saludo.

felicidades por el artículo. por fin alguien escribe algo sensato sobre el tema. y sin entrar a valora el caso de Contador, ¡la cantidad de deportistas que son víctimas del dopaje!

Felicidades por el post que además has sabido resolver con una carga de ironía como sólo sabes tú. Es verdad Iñaki vivimos en una sociedad tan competitiva en la que cada día nos obligamos a lograr mayores y mejores logros. Y claro en la mayoría de los casos el ser humano no está capacitado para ello. El deporte es el mejor ejemplo de lo que digo. Cada año, cada competición, cada prueba hay que superar la marca establecida el año anterior. Hay limar un segundo al cronómetro, hay que subir a una cima más alta, hay que meter un gol más inverosímil. Les pedimos a nuestros deportistas que sean dioses del Olimpo en lugar de seres humanos normales que son. Y claro de paso les obligamos a hacer trampas porque sin trampas todavía el deporte no sería tan divertido y sobre todo tan comercial.... Saludos desde la tierra del clembuterol

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Iñaki Díez


Iñaki Díez es el corresponsal de Radio Nacional en Italia, un país que conoce perfectamente y que analiza con gran habilidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios