« Para Gorka, con cariño | Portada del Blog | Thru the window, la casa por la ventana »

Tener Teranga

Estas navidades me ha ocurrido un hecho muy curioso. Cuando estoy en San Sebastián me gusta volver sobre mis pasos. No puedo evitar asomarme a la bahía desde la playa de Ondarreta, que es mi barrio, donde crecí, ni pasear por la Concha hasta el centro de la ciudad. Como siempre me encuentro con viejos amigos y el saludo deriva en conversación, me veo luego en la obligación de recuperar el tiempo regresando en el autobús urbano, en este caso la línea de Benta Berri.

En esas estaba yo el pasado 23 de diciembre cuando veo que al atiborrado bus sube un joven negro tocado con una txapela. Esto en Londres hubiera pasado inadvertido, pero aquí, en pleno Donosti... ¡Cómo está cambiando la sociedad vasca! Pensé. Y me entró una cierta zozobra: será que llevo demasiado tiempo fuera. Pero mi asombro no había hecho sino empezar. A medida que el joven se fue acercando a mí fui reconociendo algo que me resultaba familiar en él, y no era precisamente la txapela. No me lo podía creer. Era Ousseymoun Gueye. Nos miramos y nos reconocimos al instante. Como no podía ser de otra forma nos dimos un fuerte abrazo.

No vayan a creer ustedes que es el arrebato que siento cada vez que veo a un joven negro con txapela. Fue la emoción de encontrarme con un amigo al que vi por última vez en Dakar hace algo más de dos años. Un amigo que nos descubrió Senegal, y sobre todo la parte más dura, la de los jóvenes que tratan por todos los medios de salir en cayuco rumbo a las Canarias. En aquella época de corresponsal en Marruecos me tocó viajar, junto con mis colegas Keko Dorado, Miguel Treviño y Ada Brito, por la ruta de los ilegales. Atravesamos Mauritania, no sin ciertas penurias, y llegamos a Dakar después de cruzar el río Senegal y la colonial Saint Louis. Queríamos descubrir dónde y cómo se construían los cayucos, quiénes eran los candidatos a subirse a una embarcación así y, sobre todo, por qué. Ousseymoun fue clave en nuestro trabajo. Había nacido en el barrio de Rufisque, a las afueras de Dakar, y conocía como pocos los astilleros y los lugares de donde zarpaban los cayucos. No había salido nunca de Senegal, pero hablaba ya entonces un español que para sí quisieran muchos compatriotas...Además de wolof, árabe, francés e inglés. Un fenómeno, vamos. Conocía incluso palabras en euskera y se interesaba por todos nuestros giros y expresiones, sobre todo por los de nuestro querido mexicano Miguel Treviño.

Por aquellos días Ousseymoun intentaba conseguir un visado para ir a España. No para trabajar -se gana perfectamente la vida como guía turístico en su país- sino porque algunos amigos de San Sebastián le querían invitar a conocer nuestra tierra. No había manera. Al final, Juan Dorronsoro, que colabora con Ousseymoun en varios proyectos solidarios en Senegal, ha conseguido el objetivo: demostrar que también aquí tenemos "teranga".

No me enrollo más. Les invito a conocer de cerca a Ousseymoun en la entrevista que le hicieron los colegas de El Diario Vasco. Ahí encontrarán también el significado de "teranga".

17 Comentarios

Ha sido un placer conocer a tu amigo y estoy con el, las ayudas que nos piden para Africa deberian canalizarlas para crear puestos de trabajo y para que los jovenes se queden en su pais que es la mayor riqueza, deberian controlar que nadie se quede con parte del dinero. Llevamos tanto tiempo hablando de la ayuda a Africa pero no se resuelve como se esta haciendo hasta ahora y todo por intereses creados! es una verguenza! saludos

Chulísimo,

que gustazo encontrarse (no en el autobús) con alguién así. Seguro que se puede pasar uno escuchando todo lo que dice, completamente embobado y con ganas de irse de viaje, si es verdad claro,..... ¿tenemos muchos prejuicios?. Pica mucho la curiosidad. Pero te relaja ver y que te expliquen las cosas de otra manera. Un gran Diplomático, con mucha Teranga. A ver si se me pega.
Saludos
Carlos

Kaixo: (hola)
Supongo que tiene que ser muy agradable volver al sitio donde te criastes, después de haber estado mucho tiempo fuera. Pero lo que sí se, es que es una gozada pasear por ondarreta y que te vaya explicando las anécdotas que tuvo de pequeño, y eso lo sé por qué soy su sobrino Gorka.
Si tenéis la oportunidad de ir a Donostia no os olvidéis de visitar ondarreta.
Os mando un saludo y en especial a mi tío Miguel

Antes que nada mil saludos a tí y a toda la familia Idi... por otro lado qué sorpresa y alegría saber que este guey está en España, lo que son las cosas... y con txapela... qué buena onda... nos alegramos muchísimo... es una prueba de que sí se puede....mil besos... tus fans de México

Hola Gorka,

aquí desde Barcelona.

Te prometo que el día que vaya a Donostia hago la visita a Ondarreta.

Si me dices un restaurante bueno, intentaré cumplir con mi dieta lo más que pueda.

Saludos

Carlos

Y su Blog también tiene "teranga" Sr. Idígoras. Imagino que Ud. por su trabajo conocerá multitud de personas y deduzco que tiene una memoria privilegiada, pero es que también Ousseymoun Gueye es una persona bastante especial como para no ser recordada; un privilegiado como él mismo reconoce, alguien que tiene una formación superior y una inteligencia que le imprime una visión bastante abierta para entender este mundo. Muy curiosa la vida de este joven negro y da gusto saber que África, no está hecha sólo de los estereotipos que tenemos los que nunca hemos viajado por ese continente y tampoco tenemos el privilegio de conocer o tener amigos de allí. Gracias, Sr. Idígoras, por este Post lleno de afecto personal.
No quiero despedirme sin saludar a Gorka, que veo se ha animado a entrar por estos lares. Y otro saludo muy afectuoso para Ud. Sr. Idígoras, desde estas tierras madrileñas cubiertas de nieve.

Otra vez nos regalas una historia llena de humanidad y cariño, esas que no caben en los TDs. Supongo que sería emocionante ese encuentro con tu amigo, yo que también he viajado un poquito por Africa guardo excelentes recuerdos, bonitas experiencias y he podido comprobar lo importante que es la "Teranga".
Un enorme saludo a todos los blogueros y espero seguir disfrutando de estas pequeñas-grandes historias en tu blog. Un fuerte abrazo Miguel Angel

Soy camionero,viajo a Inglaterra con frecuencia y andar por ahi da gusto,gente rara es verdad,pero exquisita en el trato,en la conducción y dispuesta a echarte una mano si te ven en apuros.Que pena que todo esto lo echen a perder en cuanto salen de la isla.

Qué sería de la vida sin esos momentos. Sólo una pega como buen amigo… ¿le caparías la txapela? ¿No?
Ayer en TrasLa2 me diste una buena impresión. Hablando del feedback, dando significado al feedback.

ps: me parece que me voy a aficionar al blog. Para no chafarlo, prometo no escribir. Lo que si no me contrario, quiere decir justamente lo contrario. No literalmente, claro.

GRacias por esta entrevista Sr. Idígoras, su amigo Gueye es fantástico, claro, con él es fácil tener teranga. ojala tuvieramos los españoles de eso! teranga! un poquiato aunque fuera, y no tanto coche, ropa e hipoteca.

Lo acabo de ver en el td cúanto me alegro por lo de green peace!!! un abrazo.

Feliz año nuevo y muchas gracias nuevamente por una hermosa historia. Hermosa de verdad. Un ejemplo de todo lo que nos tienen que enseñar los habitantes de un tercer mundo que en humanidad muchas veces están muy por encima de nosotros europeos. Go on.

EXCELENTE VÍDEO-DOCUMENTO
Las reglas del terrorismo mediático para desinformar
Claves para comprender el holocausto de Gaza
.
http://www.dailymotion.com/video/x7zvef_las-reglas-del-terrorismo-meditico_news

Nos ha gustado tu articulo, que interesante el encuentro.
Un abrazo tan fuerte como el de Ousseymoun.
Bosch de Benta Berri.

Idigoras,
¡Qué gustazo leerte, siempre!
Tu amigo senegalés con txapela...como diría Serrat, de vez en cuando la vida...
No soy de Donosti, soy de Sants, pero me ha entrado una morriña enorme sólo de pensar en la Concha y Ondarreta. Las playas del Atlántico y el Pacifico son extrordinarias...pero, luego, cuando terminas de darte el paseo por la orilla, en los USA no tienes donde te hagan un besugo a la espalda, y no hablemos ya de un txangurro.
Agur y un saludo a todos (en especial a tu chica y a Gorka).

Hola Miguel Angel!

Que alegría saber que un africano que no está afincado en el poder habla más idiomas que todos los políticos de España, tanto los de derechas como los de izquierdas. Ya no digo de los monarcas... (sin comentarios).Desde luego Ousseymoun es un ejemplo de superación, si la mayoría de africanos pensaran como él daría un giro muy importante el continente africano. Se nota que es un chico positivo, igual tiene similitudes con Obama y en un futuro lo vemos en un cargo importante.
Nunca se sabe en la vida lo que puede pasar.

OLGA=LA APACHE, pienso que lo importante no son las cualidades de los que llegan al poder, ni incluso el color ó bondad objetiva de este, siempre será lo más importante la forma en que se llega al poder ó en su defecto "quien" los pone en el poder. La valía, el carisma, el talento de Ousseymoun no me hacen olvidar el mundo del que proviene y al que obviamente de alguna manera siempre pertenecerá. Y él mismo haría muy bien en procurar que así siempre fuera.
Un saludo. Hauu!.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios