« ¿Es el enemigo..? | Portada del Blog | El Ulster: la paz amenazada »

¡¡¡Taxi...!!!

Gracias por pararse en este blog. Y, por favor, ponga en marcha el taxímetro, que luego no ganamos para sustos.

Supongo que muchos de ustedes se han subido alguna vez a un taxi en Londres. A un "black cab", como les llaman aquí. Aunque la verdad cada vez son menos "black", cubiertos como van de publicidad colorista. Pero bueno. El caso es que son amplios, cómodos, generalmente muy limpios y con una separación acristalada con el conductor que se agradece, especialmente cuando uno no tiene ganas de hablar del tiempo, del tráfico o de la cantidad de futbolistas españoles que juegan en la Premier. Cuenta la tradición que estos coches tienen la forma actual porque en su origen debían ser altos y anchos, y permitir así que los caballeros viajaran sin quitarse la chistera, y las señoras entraran con amplios vestidos y no se les arrugaran cuando iban a la ópera. No sé si será realmente cierto, pero como dicen los italianos, "se non é vero é bene trovato" (si no es verdad, merece serlo).

Y como uno de los objetivos de este blog es informar y divertir (en la medida de lo posible, como los Telediarios), les contaré que la historia de los taxis en Londres se remonta a la época de los carruajes tirados por caballos, como en casi todo el mundo, por cierto. Pero la verdad es que sus modelos no han evolucionado tanto como en otros países. De ahí que los Austin FX3 y FX4 se hayan convertido en una de las señas de identidad de esta ciudad.

Pero... "Oh my God"!, incluso estos taxis están en peligro. Lo explicaba el otro día en una crónica del telediario: desaparecen las cabinas rojas de teléfono. Para qué, con tanto móvil. Los tradicionales autobuses de dos pisos, sustituidos por otros más modernos e impersonales, y ahora los "black cabs". Pero alégrense, porque sus competidoras son las furgonetas "Vito" de Mercedes. Fabricadas, como su nombre indica, en Vitoria. Y llegan al Reino Unido en barco desde el puerto guipuzcoano de Pasajes. Ya ven que barro para casa, como el ministro Sebastián, y no como estos ingleses descastados que aparcan sus clásicos en cuanto se les cruza algo mejor. Y luego dicen que son fieles a su tradición. Ya, ya. Fieles somos nosotros, que seguimos teniendo... ¿Qué seguimos teniendo? Ya no me acuerdo. A ver si alguno de ustedes...

Por cierto, que el taxímetro marca ya 40 libras. Como diría Forges... ¡Gensanta!

18 Comentarios

Pues le va a salir como decias en el telediario un serio rival a los típicos taxis de londres con estos nuevos de Mercedes, !que no tengan la panacea!jajajaaj.Un saludo.


Ví la noticia en el telediario y espero pasarme por ahí antes de que desaparezcan todos, cosa que sería una pena; lo mismo que lo de las cabinas rojas (en Praga también eran de este color), aquí de otro tinte y cada vez menos y las que hay, a veces, descuidadas.
Muy curiosa la historia de por qué debían ser altos y amplios. Lo de la separación acristalada, sin embargo, me da mal rollo: he montado dos veces en taxi con mampara, una en Madrid y otra en Bilbao, el día de las elecciones, justamente y uhhh.

Sin taxis ni cabinas no autobuses que Londres es? deberían seguir haciendo lo mismo pero nuevos! este es el horror de la globalizacion. saludos

Siiiii....yo fui de Victoria station hasta Putney pasando por Chelsea y por Fulhan...
Me gusta mas coger el bus y subirme al piso de arriba y ver el paisaje.
La parte de Londres que mas me gusta es Putney y el Bishop´s Park que esta en la otra margen del rio en Fulhan. Y despues el pub al lado del rio. Comes algo viendo el rio y ya medio a oscuras porque anochece muy pronto. Maravilloso Londres.
Maravillosa España que por navidades hay felicidad por las calles y no esta la gente encerrada en sus casas como en Londres. Y aqui a las 5 no es noche cerrada. Y hace un sol cojonudo. Vale mas el sol de España que toda la Great Britain junta.Aqui hay villancicos, polvorones, marisco (es dificil encontra cigalas),el fari y Manolo Escobar...
La reina de Inglaterra en el discurso despues de la muerte de Lady di decia algo asi como que los ingleses eran admirados en el mundo por su estoicismo y algo de verdad tenia...
Tienen su manera de hacer las cosas y las mantienen. Y tambien mas educacion a lo mejor piensan que eres un gilipollas pero te respetan. Hay que pensar que Marx esta enterrado en Londres.
Tiene su punto Londres.

¡Y cómo no voy a pararme en la estación "London Connection"! Y desaparecen las cabinas rojas de teléfono en Londres y en Madrid es bastante complicado encontrar una, aunque en eso no seamos como los ingleses; no vivimos en una ciudad que sea reconocida por unos iconos urbanos que le identifique y le haga inconfundible; es más, nunca hemos sido la avanzadilla por hacer arte de algo tan funcional y cotidiano. Es una pena, una de mis canciones favoritas, con esto de los móviles se ha quedado un tanto desfasada, seguramente la recuerda Sr. Idígoras:
[... Si yo sólo pasaba por aquí, ningún teléfono cerca y no lo pude resistir...]
Por su comentario, que se agradece la separación acristalada de los taxis londinenses, si un día encuentra uno que no la tenga, posiblemente de esa conversación saldría un post muy peculiar.
No es que me quiera meter en "berenjenales", pero la situación en su tierra después de las últimas elecciones podría dar un giro inesperado después de 30 años de nacionalismo. Sin duda, tendremos una primavera bastante enmarañada y compleja.
Un saludo muy afectuoso, Sr. Idígoras.

Y mantiene puestos de trabajo…hoy es muy importante.

Un horror, esos taxis son el colmo de la comodidad, en el resto de taxis del mundo te tienes que tirar, y en una Vito se podría decir que hay que escalar.
Subir, lo que se dice subir, con la elegancia de un Henry Higgins, sólo en esa maravilla de vehículos.

Razón tienes con eso de que dicen mantener las tradiciones.. y un cuerno!! Con el valor que tienen estos símbolos, y la gracia que nos hacen a los turistas, y seguro que a ellos también les gusta tenerlos.. Londres se quedará (más) sosa sin ellos.
De los que nosotros hayamos mantenido, ¿vale la figura del Toro de Osborne?? Así a bote pronto, lo primero que se me ha ocurrido..

seguimos teniendo al afilador con su moto y su flauta, que ayer sábado me despertó temprano por la mañana con ganas de tirarle una maceta por el balcón. :)

cuidado por Belfast Miguel Ángel.

un saludo

Hola Miguel Ángel!

Pues seguimos teniendo todavía seiscientos en circulación, increible pero cierto.

Bye

! Al taxi y al taxista!, !al black cab y al turbante del pakistaní que lo conducía!. Si es que en mi primera visita a London casi me tragan con su curiosa costumbre de circular al revés. Osea, por la derecha. El pequeño "polo" de alquiler nada hubiera podido contra aquella mole. Rectificar la dirección in extremis no me impidió ver la desorbitada mirada de aquel pobre conductor, la cual aún se me aparece obsesivamaente en mi imaginario londinense. !Puff, por los pelos!. Si me dicen que dejan de existir esas inmensas bestias negras, tal vez acaben por disiparse definitivamente estas visiones.
A nosotros nos queda ese arroz con leche, postre casero pos autonomasia cuando desfilamos por nuestras autovías y carreteras patrias, en competición siempre con esas turbias y languidas natillas, igualmente "caseras".... ¿Café?.
En éste preciso momento tambien me acuerdo de cierta noche de Viernes Santo, en un hotel de Mojacar, Almeria, pared con pared con una jovial pareja de ingleses. Como al filo de la medianoche nos sobresaltaron haciendo tronar la tele de su habitación. Percibimos claramente el "asalto" al minibar y el consiguiente petardear por el descorche de los "benjamines". Mi acompañante y yo, agotados trás un largo y apurado viaje, optamos por protestar en la recepción cuando pasadas varias horas la tele en cuestión seguía ladrando en una jelga casi ininteligible.
Pero cuando acudieron en nuestro auxilio nos encontramos con que los huespedes no se "hallaban". ¿Como que no se hallan?-preguntamos. No, no, lo sentimos pero han debido de salir dejandose la tele encendida. Ya volveran-nos dijeron. Como pudimos, conciliamos alguna horas de sueño y a la mañana siguiente, nosotros con los ojos enrojecidos y los nervios a flor de piel, nos los encontramos desayunando tan pimpantes en la terraza del hotel. Enseguida atamos cabos de lo que había sucedido y que tanto habian celebrado por lo visto toda la colonia inglesa de la zona.
Nos miraban como pidiendo disculpas, pero tambien como diciendo. !Ah, se siente!. Así entonces lo veía yo y así creo que por primera vez realmente sentí eso que se llama "sana envidia".
Miguel Angel Idígoras, cuanto lamento lo mucho que te han hecho correr este último fin de semana.
Un cordial saludo.

Buen trabajo en Irlanda del Norte!!!
Un saludo

Hola Miguel Angel. A mi me parece bastante acertado no aferrarse demasiado a las tradiciones, en algún caso las ganas de conservar costumbres arraigadas sin permitir cambios puede llegar al esperpento, como pasa por ejemplo creo que en Irún con su "tradicional" alarde, y que conste que no conozco mucho el problema, solo que cada año vemos las mismas rencillas.
Lo que hay que hacer es dejar que las cosas discurran con naturalidad, no sentirse traumatizados ni que traicionamos nuestras identidades cuando avanzamos y nos renovamos, las cosas que son dignas de perdurar, perduran incluso a veces a nuestro pesar.
Un saludo afectuoso y enhorabuena por las informaciones desde Belfast.

¿Te mando una partida de grand taxis Mercedes 140? Eso sí, la altura está sólo homologada para entrar con chilaba.

YO TENGO UNO, QUE ESTOY RESTAURANDO, PARA SALIR Y PRESUMIR DE ÉL. SON UNICOS Y ES UNA LEYENDA.
ESTOY ENCANTADO DE TENERLO Y ACONSEJO OS HAGAIS DE UNO.
SALUDOS
basadre@arrakis.es

Hola Miguel Angel:
James Bond también tuvo la osadía no hace mucho de cambiar su maravilloso coche inglés por un BMW.
Me encanta que haya vuelto a ponerse al volante de un Aston Martin, como manda la tradición.

Me encantó lo que contaste ayer en Corresponsales sobre los escándalos de algunos parlamentarios. Muy divertido lo de las camisetas de los amantes.
Enhorabuena por el trabajo de Belfast. Como siempre.
Hablando de tradiciones, reconozco que algunas me encantan y hasta me emocionan, pero hay otras que me provocan auténtico asco. En España tenemos varios ejemplos. Y no sigo que no quiero ofender a nadie.
Un saludo.

YO TENGO UNO, RESTAURADO Y ES UNA MARAVILLA. EN MI PUEBLO ES LA ADMIRACION. TAMBIEN TENGO OTRO, QUE SEGURAMENTE VENDERÉ, PUES LO COMPRE PARA REPUESTOS Y NO ME HA HECHO FALTA.
SALUDOS
31416co@gmail.com

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios