« El desastre de Brown y la trampa del micro, las teles y el circo | Portada del Blog | Por qué menos puede ser más y más, menos »

Cuenta atrás

Estamos ya en la recta final, las elecciones son este jueves, el día 6. Y el fin de semana ha estado marcado por las últimas encuestas y las proclamaciones de los periódicos.

Los laboristas se quedan solos. Time to go

Los periódicos progresistas y más próximos a los laboristas, The Guardian y su hermano gemelo de los domingos, The Observer, han abandonado a los Laboristas y pedido el voto por los Liberaldemócratas de Nick Clegg. Una de las razones del Guardian es para que así se fuerce de una vez por todas la reforma del sistema electoral a un sistema más proporcional, donde no se pueda producir la paradoja -posible en estas elecciones- de que el partido que queda tercero en votos sea el primero en número de parlamentarios, o que a igualdad de votos, por ejemplo, entre los conservadores y los liberaldemócratas o laboristas y liberaldemócratas, éstos últimos tengan menos de la mitad de escaños que los otros. (The Guardian, The Observer).

The Independent también considera prioritario en estas elecciones aprovechar la oportunidad histórica para cambiar a un sistema electoral más justo y por ello pide un "voto táctico" en contra de una mayoría absoluta de los conservadores (puesto que ya es evidente que los laboristas van a perder), es decir, recomienda votar LibDem ahí donde puedan quedar primeros y ganar, pero votar Laborista, si tienen mejor posición para ganar a los conservadores. El objetivo es logar que no haya mayoría absoluta y que ello obligue a los ganadores, los tories presumiblemente, a pactar con los liberaldemócratas la reforma electoral.

The Times, que pidió el voto por los laboristas en las últimas dos elecciones, ha vuelto al carril conservador y ha pedido el voto por los tories de David Cameron.
También lo hace el semanario The Economist. En ambos casos el apoyo a Cameron es poco entusiasta y matizado, y va acompañado de elogios (¿nostalgia?) a Tony Blair e, incluso, un reconocimiento a las políticas de Gordon Brown para salir de la recesión. Pero, dice el editorial de The Economist, "por encima de todo el gobierno está cansado (...) es mejor para el país que los laboristas tengan su inminente ataque de nervios en la oposición. Es vital un cambio de gobierno".

A Brown, y no sirve de consuelo, le queda sólo el apoyo irreductible del Mirror, uno de los tabloides.



Las encuestas

Siguen dando un parlamento sin mayoría absoluta, pero con los conservadores más claramente en cabeza en número de votos e, incluso, en número de escaños, rozando incluso una mayoría viable para gobernar. Hablando con entendidos me dicen que creen que los conservadores van a sacar más votos de los que les dan las encuestas y me recuerdan que, tradicionalmente, la intención de voto de los liberaldemócratas es la más volátil, la que más sucumbe el dia D a la lógica del voto útil y se va los laboristas o a los conservadores. Una de las incógnitas de este año es ver si eso se mantiene o si el fenómeno Clegg y esa sensación de que es una oportunidad histórica para cambiar el reparto de poder entre dos, sólo dos, partidos grandes hacen que la intención se mantenga. Una de las consecuencias podría ser que los Lib Dems substituyeran a los Laboristas como partido de centroizquierda y relegaran a los laboristas a un histórico y humillante tercer puesto.


Las encuestas del fin de semana indican que el voto por los liberaldemócratas se está deshinchando ligeramente, tal vez sea simplemente el proceso habitual mencionado o que ha hecho mella el ataque de Cameron a Clegg en el debate. Recurriendo a la munición pesada, y populista en este caso, Cameron "acusó" a Clegg de estar a favor del ingreso en el euro y de una amnistía para los inmigrantes que estén en situación ilegal. Ambas afirmaciones han colocado a Clegg en una posición a la defensiva.


Gordon Brown, David Cameron, Nick Clegg


Los tres engañan


La semana pasada se produjo una noticia que debería haber centrado la campaña, pero que quedó eclipsada por la metedura de pata de Gordon Brown y por el tercer debate. Dos institutos de análisis económico acusaron a los tres grandes partidos de estar engañando a los ciudadanos porque les ocultan que, gane quien gane, vienen grandes recortes en los servicos públicos y subidas de impuestos. Las cuentas de los programas electorales de los tres partidos para recortar el déficit no cuadran, la única manera de cuadrarlas es con medidas que no se atreven a contar a los ciudadanos en la campaña. El economista estadounidense David Hale contó el otro día que el gobernador del Banco de Inglaterra le había comentado que el partido que asuma el gobierno tendrá que imponer unas medidas tan impopulares que no volverá a ganar una elecciones durante una generación.
El periodista y ex parlamentario conservador Matthew Parris sostiene en su columna del Times que los ciudadanos tienen parte de culpa. Porque se quejan de que los partidos engañen, pero ahora, por ejemplo, si los partidos fueran sinceros y adviritieran de los recortes y subidas de impuestos que se avecinan, no les votarían. Su tesis es que somos los electores los que demandamos que nos engañen porque no estamos dispuestos a votar por quien nos cuente según qué verdades.


Tony Blair haciendo campaña en un hospital público de Londres el viernes


Otra noticia de la semana ha sido la reaparición de Tony Blair para hacer campaña. Su segunda intervención en toda la campaña. Blair luce un bronceado a lo Julio Iglesias, imposible de adquirir en el UK, satirizado por todos los comentaristas y, a pesar de Irak, provocó más de un suspiro entre votantes laboristas. "Usted se habría comido a Cameron y Clegg sin esfuerzo (en los debates)" se le oyó decir a alguien, y un periodista le gritó "Sr. Blair ¿es usted la última posibilidad que le queda al Sr. Brown?

En su discurso de cierre del tercer y último debate el primer ministro, Gordon Brown, pronunció lo que puede ser un pronóstico acertado: "Sé que, si las cosas siguen como están, dentro de una semana David Cameron, tal vez con la ayuda de Nick Clegg, será primer ministro, pero mi deber es advertir de que eso será un error que pondrá en peligro la recuperación económica."


Si el resultado permitiera una coalición Lab-Lib (Laboristas+Liberaldemócratas) aseguran que los laboristas ya están preparando una defenestaración inmediata de Brown, la misma madrugada del viernes, para nombrar a un lider temporal, se habla Alan Johnson, el ministro de interior, capaz de pactar una coalición con los Lib-Dem.


De momento, pura especulacíón. Los resultados no se sabrán hasta el viernes y entonces veremos qué deparan.

31 Comentarios

Vaya !buen día!

Por aquí cantan rap anti negros no sé porque serán racistas estas plumas

Me gustaría que quien mande comentarios escriba algo comprensible y relacionado con el blog y que, si no, se abstenga. Éste nos es el mejor foro para jeroglíficos.
Otherwise tal vez habrá que considerar nuevas normas a la hora de publicar los comentarios.
He dado muestras abundantes de que todo comentario, por crítico que sea, es bienvenido, y precisamente por respeto a quienes frecuentan el blog con ánimo de aportar sus perspectivas u opiniones me gustaría que el diálogo no se viera interceptado por comentarios a los que por lo menos yo no les encuentro el significado, ni la relación con el blog. Gracias.

sí verás he sido yo por error lo he publicado por error porque no encontraba post para poner la queja.No volverá a pasar.

les queda mucha educación que aprender todavía y respeto a esos probes niños.

Muy curioso lo de que los periódicos recomienden el voto de una manera tan directa... Ya queda nada, así que a esperar, a ver como cierran los partidos la campaña y como votan los británicos.

Por cierto, al ser jueves el miercoles será día de reflexión, ¿no?

Anna,

Frente al escenario final queda claro dos cosas: Todo sistema democrático debe ser fiel a lo que piensa los votantes, ¿Pero qué pasa si el sistema electoral distorsiona eso? Ese es el problema del sistema democrático inglés que obliga a una estrategia electoral compleja (decir que Clegg es el "Obama" inglés es mucho, en realidad, Clegg encarna el voto de castigo pero su partido no tiene la estructura de los Laboristas y los Conservadores) y a que el ciudadano sienta que su voto no vale mucho, que tiene que pagar los "platos rotos" de otros y que en definitiva pierda la fe en el país (y eso en Latinoamérica lo sabemos muy bien). El segundo problema es cómo generar consensos, y es ahí la piedra del zapato de quien llegue a Downing Street Nº10 porque tendrá que negociar sí o sí con los otros dos partidos que podrían volverse más intransigentes y duros que antes. Si quien llegue a Downing Street Nº 10 no hace reformas consensuadas que permitan mejorar la estabilidad de la democracia inglesa así como la economía, Reino Unido de un día para otro puede llegar a la suerte de Argentina en 2001. Lo que piensa "The Guardian" es fundamental porque hoy los Laboristas no son lo que eran en los 90's -están muy lejos de serlo- y porque hoy en día es absurdo que haya un duopolio de ideas para solucionar una crisis que puede convertirse en el apocalípsis. Saludos.


Hola Anna:

Nunca me habian interesado tanto las elecciones en UK,como me interesan las de este año, y la razon es que tu en tu blog las has hecho muy amenas con todos tus posts referente a ellas. Gracias por compartir tus conocimientos con nosotros.... veremos el proximo jueves quien sera el Primer ministro.. interesante de verdad...
Saludos

Verás funkyboy90 si vivir bien quieres no se te ocurra amenazar más

Perdona Ana pero ya está bien las cosas tienen un límite y este señor las ha propasado todas.

Anna, if I may reply to Frani`s comment regarding the UK press , the majority of the newspapers in Britain support one or other political party,it seems unfair but it is a fact of political life in Britain and one paper in particular has more influence than most because it is the biggest selling newspaper in the UK it is The Sun, a down market tabloid paper, also many of the newspaper twist a story to their advantage in support of the political party they support, so Frani if you read The Sun on Thursday this week it will tell its readers who to vote for and also it will tell its readers the result
Regards Michael Conway

Veo que ha desaparecido el comentario que dio pie al mío. Dicho queda.


Buenas. Gracias Anna, cobloguers, comparto cuando Lucía dice que jamás las elecciones generales británicas me habían creado tanta expectación desde que tú le haces seguimiento, Anna. Tenemos cinco actores:

1. Grodon Bown. Partido Laborista, centro izquierda, con 110 años y creado como Comité de Representación de los Trabajadores.
2. Nick Clegg. Partido Liberal Demócrata. Fusión del Partido Social Demócrata y el Partido Liberal, defiende el social liberalismo (ideal económico: intervención parcial de la economía) y huye de gobiernos moralizantes sobre los ciudadanos (al menos en la teoría).
3. David Cameron. Partido Conservador y Unionista (parecido al PP español, pero los tories piden a los británicos residentes en España que no voten al PP, sino a Alternativa Española (AES) ver más aquí... ), partido neoliberal y descendiente del Partido Tory. En resumen, el Partido de Margaret Thatcher.
4. El pueblo británico.
5. La Unión.

Personalmente pienso que, ante el peso rotundo de la Era Obama, a las Britanias les interesa más el social liberalismo. Cuando me pongo fríamente a pensar en esta crisis mundial en el sistema económico del mundo observo el error en el lado muy a la derecha de la interpretación política de la economía, así que no comprendería una reacción mayoritaria de votos hacia la derecha. Prueba contundente, últimas elecciones presidenciales en EEUU. Pero como los Media tienen un peso fundamental, o eso parece (véase en el post de Anna cómo los diarios británicos apoyan abiertamente a uno u a otro de los tres candidatos), el sentido común colectivo puede ser variado. En fin, como dice Anna, el viernes la fial de la cuenta atrás y ya sabremos a ciencia cierta la próxima "mente" birtánica ante Europa. Y según ésta la gran movida sobre el tablero europeo que, tarde o temprano, el RU deberá dar ante estos nuevos tiempos.
Saludos ;-)

"Labour lost it" fue la portada del Sun en septiembre, coincidiendo con la Conferencia del Partido Laborista. Y cuentan que el abandono a los laboristas y el apoyo a los conservadores de Cameron fue un movimiento de Murdoch hijo y que Murdoch padre anda un poco airado ahora, por si su hijo se precipitó. Porque Rupert Murdoch, comentan, se arrepiente de haber infravalorado el fenómeno Obama y haber apoyado a McCain-Palin.
No nos olvidemos, los periódicos, las televisiones, los grupos multimedia son NEGOCIOS y no les suele interesar estar a malas con el gobierno. Una cosa es criticarlo, otra, enfrentarse al gobierno. Así que el abandono a los laboristas hay que entenderlo más como un síntoma de la spocas posibilidades que tienen de seguir en el gobierno. ¿Para que seguir apoyando a un perdedor? El Sun ha estado apoyando a Blair y los laboristas hasta otoño.

la entrevista de Brown con Jeremy Paxman estuvo candente

Pablo, mi opiníón es que de los tres Brown fue el que mejor aguantó y sorteó el "grilling", mano a mano, la "inquisición", de Jeremy Paxman, el periodista británico más temido por sus entrevistas-desafío (no carentes de impertinencia y arrogancia por su parte) a los políticos. Un mal trago (que te "fría" "Paxo" en la BBC) que los políticos británicos tienen que pasar de vez en cuando, si quieren lograr el aprobado y no quedar como cobardes.

Estoy viendo a Tony Blair en un acto de campaña en Tamworth (por la BBC)y tengo la misma reacción que cuando veía a Bill Clinton haciendo campaña por Hillary en las primarias. What a difference! Me refiero meramente a la capacidad de comunicación, de transmitir un mensaje optimista, de meterse la audiencia en el bolsillo, de hablar de política en tono coloquial, de, resumiendo, "vender". Insisto, me refiero sólo a su talento comunicador.

Gracia Anna por la observacion; Pero me dio la impresion que Brown se repite.
con el y con todos.Es como un monologo.Me gustaria que Jonathan Ross lo entrevistara con un poco mas de cachondeo A ver que faceta de Brown sale a relucir que no se conoce.

P.D. o hasta una preliminar con Graham Norton!? es solo una idea.Le saludo y agradezco como siempre su info!

Anna perdon que me repita.Grande su observacion! Si Blair es mediatico
Eso de ir a medirse la presion Sanguinea.Y a la vez armarla la que lio en Irak.
hombre el Oscar.El Goya.El Oso de Berlin y el Grammy
desde ya fellowship y honoris causa auto adjudicados.

Otra observación, ahora está David Cameron en un acto en Feltham con puesta en escena à la Obama: en mangas de camisa, rodeado de gente joven con carteles que recuerdan por estética y colores (el azul conservador se ha hecho más pálido) a la O de Obama'08, una insinuación de Union Jack sobre el cartel de Cameron que también pueden parecer unos rayos al amanecer, todo muy, muy, parecido a la O de Obama'08.
Y ahí es cuando me tomo la licencia -mucha licencia- de parafrasear a Lloyd Bentsen (dirigiéndose a Dan Quayle en un debate) y decir: "I knew Barack Obama, Barack Obama was a friend of mine, and you, Mr. Cameron, are not Barack Obama". "Conocí a JF Kennedy, JFK fue mi amigo y usted, Senador, no es Jack Kennedy" fue lo que dijo Lloyd Bentsen en la campaña de 1988.

Anna, serán los buenos recuerdos (elecciones primarias demócratas Obama - Clinton), pero estas elecciones me tienen también cardiaco. Y todo por tus brillantes aportaciones que me ayudan a ver detalles que no vería.

Hola Anna y bloggeros, cuanto tiempo!! Parece que solo comento cuando hay elecciones entre medio, casi como los políticos que sólo se dejan ver cuando se acercan las horas decisivas (no sé si eso dice cosas muy buenas de mi). Dicho esto, estoy enganchado a estas elecciones británicas, el fenómeno Clegg es apasionante ver como se renuevan los líderes.
En cuanto al resultado, está claro que ganará Cameron aunque veremos a ver como se lo montan los LibDem y los Laboristas. Vi el último debate de la BBC y había un abismo entre Brown y el resto a la hora de comunicar su mensaje a los televidentes. El último alegato de los candidatos dejó claro quién se veía presidente del país, quién estaba aterrado por no conseguirlo, y quién trató a los electores de tu a tu intentando convencerles de un nuevo escenario.
Seguiré atento a lo que se cuenta por ahí, y a tus posts que siempre van bien para saber como anda la cosa.

PD A final de mes me escapo a Londres, es la primera vez que voy a la city, si tienes alguna recomendación y tal, tell me aquí te leeré. Gràcies!

Yo creo que habrá sorpresa en los resultados y al final la ley electoral será cambiada por otra más justa con todos los partidos políticos.

Anna Buenos dias! Si que Brown tuvo una entrevista con Piers Morgan.
Lo de Dan Quayle le quedo genial; Sabia que Quayle en SU campanha electoral en un Kindergarten corrigio a un alumno que Potato se escribia con una E al final.
Vaya lideres...
Una vez en el Poder.
Lo mas desagradable de todo me resulta: Son las cantidades astronomicas que cobran por presentarse en Symposiums etc..
Le saludo!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios