« Lárgate de aquí, pijo | Portada del Blog | El primero, esta noche »

Las ganas de vivir de Debbie

De Debbie Purdy ya he hablado con anterioridad en este blog. Es la mujer inglesa que ha forzado a la Ficalía de la Corona a aclarar qué circunstancias harán recomendable que se procese a un sospechoso por ayudar al suicidio de alguien y en cuáles se recomendará no procesarlo.

Estuvimos el sábado en Bradford, en el norte de Inglaterra, para entrevistarla. Debbie, asociada con la muerte por el pleito público que ha protagonizado, transmite unas ganas tremendas de vivir y disfrutar de la vida. Debbie acaba de publicar un libro sobre su vida desde que le diagnosticaron esclerosis múltiple hace quince años, y por qué decidió recurrir a los tribunales. Y en el título lo dice casi todo: "No es porque quiera morir"

"¡¿No disfrutarías tú de la vida, si estuvieras casada con este hombre?!" me espetó acariciando la mejilla de Omar Puente, su marido, cuando mencioné esas ganas de vivir.

Debbie ha sido una mujer aventurera, que ha vivido en varios lugares del mundo y se ha lanzado en paracaídas cuando el cuerpo se lo ha permitido. Ahora el cuerpo le ha limitado las aventuras físicas (hace ya años que va en silla de ruedas y hay días en que le fallan las manos y no puede siquiera destapar una botella), pero mantiene la misma determinación mental. Y ganas de vivir y mantenerse jovial. En casa tiene permanentemente puesta la tele con BBC News "porque, en los momentos de bajón, en esos días en que apenas me puedo mover y me hundo, me basta ver el terremoto en Haiti o un bombardeo en Gaza para dejar de compadecerme. Yo por lo menos tengo una casa y agua corriente potable" escribe en su libro.


Conoció a Omar, violinista cubano, en Singapur, y a las dos semanas de salir juntos fue cuando a ella le diagnosticaron la esclerosis múltiple. No sabían muy bien entonces qué les depararía la enfermedad, pero quince años después ahí siguen los dos. Juntos. "Como una pareja normal y corriente" insiste Omar, "tenemos ratos buenos, y ratos menos buenos. Nos reímos mucho y también discutimos. Y no nos pasamos el día hablando del día en que ella se plantee el suicidio, hablamos de lo que hablan las parejas, de qué hacer para cenar, de qué hacer en vacaciones...de cómo pasarla lo mejor posible" "Sinceramente, yo no he pensado en ese último momento, y, si me pasara a mí, no sé si tomaría su decisión, pero, si ella me pide que vaya con ella, yo voy con ella".

El "vaya con ella" se refiere a ir a la clínica Dignitas de Zurich, en Suiza, adonde más de cien británicos han ido para que pongan fin a su vida. Ayudar al suicidio es un delito en el Reino Unido que puede ser castigado con hasta 14 años de cárcel, pero hasta ahora ninguno de los acompañantes de ese centenar de británicos ha sido juzgado.

Ésos son los precedentes, pero a Debbie no le bastaban para quedarse tranquila porque considera que su caso es distinto: "Al ser un extranjero que es negro me temía que tenía más probabilidades de ser procesado que una viejecita inglesa blanca" y "por dolorosa que sea la esclerosis múltiple, más dolorosa es la idea de que a él lo juzguen cuando yo ya no esté aquí para apoyarlo". Por eso Debbie decidió meterse en el berenjenal de los tribunales y ante el foco de los medios de comunicación.

Ha valido la pena, dice Debbie, porque con la aclaración de la Fiscalía ahora sabe cómo hacer para que Omar no acabe en un banquillo. Con su alegría contagiosa exclama: "¡Es como si me hubiesen dado permiso para seguir viviendo!". Porque, nos explica, ante el temor de que Omar pudiera acabar en la cárcel "yo me habría suicidado cuando aún pudiera hacerlo por mi misma. Ahora, no, ahora voy a apurar hasta que mi vida me resulte insoportable y, quién sabe, puede que ese momento nunca llegue"

7 Comentarios

pero la polemica es porque el marido es Cubano
porque esto esta tomando proporciones de film
a lo"Mar Adentro"

La polémica, como comenté en blogs anteriores, es porque la ley es clara en la teoría (la ayuda al suicidio es delito), pero su aplicación hasta ahora era ambigua porque ha habido muchos casos en los que no se ha perseguido a quienes ayudaron a alguien a acabar con su vida. Y lo que Debbie Purdy ha querido y logrado es que esa "vista gorda" deje de ser algo etéreo y esté escrito negro sobre blanco cuáles son los factores que considerará la Fiscalía para desestimar la apertura de un proceso.
Y la polémica es porque hay grupos, aquí también, que están en contra de facilitar el suicidio porque, al margen de creencias religiosas/espirituales, consideran que eso aumentará la presión sobre las personas vulnerables para dejar de ser una carga para sus familias y pedir el suicidio.

Pero sobre la polémica ya escribí antes, hoy quería dejar constancia de que "la abogada del suicidio" es una mujer que transmite una vitalidad y unas ganar de gozar la vida tremendas y contagiosas.

:)
D´Un Gremlin en Jamaika...;)
http://www.youtube.com/watch?v=IoSjZ0ZmLqU

Entonces hay(esperemos hubo)favoritismos....

Gracias por transmitir esas ganas de vivir que transmite Debbie. A veces el resto de mortales olvidamos lo importante, esas cosas pequeñas que pueden hacernos felices... Hoy necesitaba leer algo así. Gracias, Anna, has dado en el clavo, casi sin querer. :)

just had a big laugh+)

Me he tomado la libertad de eliminar el mensaje que enviaba "Elena" porque lo único que aportaba era un enlace publicitario. A una web de contactos eróticos, para más inri.
Todo comentario es bienvenido en este blog y a lo publicado me remito, pero no el uso de esta web como mera plataforma publicitaria.
Gracias, una vez más, a todos aquellos que sí respetan las normas.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios