« Los tres han perdido | Portada del Blog | Strong and stable »

Negociaciones, presiones, dilemas y reproches

Negociaciones

Las que hay desde el viernes por la tarde para formar gobierno en el Reino Unido. Las más públicas y prioritarias son entre los conservadores, el partido con más votos y más escaños, y los liberaldemócratas, el partido "bisagra" con 57 escaños vitales para una mayoría parlamentaria. Pero simultáneamente, y en segundo plano, también hay conversaciones entre los dos aliados más "naturales" ideológica e históricamente, laboristas y Lib Dems. Esta tarde, por ejemplo, Nick Clegg, el líder liberaldemócrata, se ha entrevistado con el aún primer ministro laborista, Gordon Brown, en el ministerio de exteriores mientras su equipo negociador mantenía una larga tercera reunión con el equipo negociador conservador. Después Clegg se ha entrevistado con el líder conservador, David Cameron, en el parlamento. Ayer ya tuvieron un primer encuentro.

Presiones

Las que tienen los líderes y sus equipos negociadores para llegar a un acuerdo de gobierno. Presión interna de cada partido a sus líderes y, sobre todo, presión exterior económica. Aquí hay mucho miedo a que, si no se ha anunciado un gobierno fuerte para cuando abran los mercados financieros este lunes, éstos castiguen a la libra y la economía británica. Y en un alarde, si se quiere, de ingenuidad, una se escandaliza de que los mismos que nos han metido en esta crisis descomunal, a quienes hemos tenido que rescatar con nuestros impuestos, a costa de nuestras pensiones, salarios y servicios públicos, sigan presionando, influyendo, dictando a quién tenemos que votar y quiénes tienen que formar gobierno. Venga -se dicen aquí los líderes políticos-, a pactar deprisa y corriendo, no vaya a ser que mañana la libra se desplome y le quiten alguna "A" a la deuda británica. Como no han alcanzado aún un acuerdo ambos partidos han anunciado que cualquier pacto tendrá como prioridad recortar el déficit público. Para que los mercados no se pongan nerviosos.

Dilemas

Los de Nick Clegg a la hora de elegir a quién dar su apoyo -formando una coalición o con acuerdos en las votaciones-, ¿a la derecha o a la izquierda? El Partido Liberaldemócrata se sitúa tradicionalmente en el centroizquierda y sus posiciones están más cerca de los Laboristas que de los Conservadores. Nick Clegg, sin embargo, es un líder a la derecha de su partido que, además, personalmente tiene más afinidad con David Cameron que con Gordon Brown. Cuentan que realmente no soporta a Gordon Brown, y ya dejó caer durante al campaña que cualquier acuerdo con los laboristas pasaba por la dimisión de Brown. También en campaña Clegg adelantó que la autoridad moral de formar gobierno la tendría el partido que tuviese más votos y más parlamentarios. Fue tal vez una error de novato, descubrir las cartas antes de empezar a negociar, pero ahora Clegg es consecuente con esa declaración y está negociando con los conservadores en primera instancia. Pero es un pacto difícil y entraña riesgos. Es difícil porque parten de posiciones muy distintas en algunas cuestiones fundamentales. Sobre Europa e inmigración están en polos opuestos. Además, los conservadores no están dispuestos a cambiar el sistema electoral actual por uno más proporcional del agrado de los liberaldemócratas. Demasiadas concesiones para los Lib Dems, máxime cuando cualquier acuerdo del líder o la cúpula necesita la aprobación del 75% de sus parlamentarios y de su ejecutiva federal. Los liberaldemócratas escoceses ya han puesto el grito en el cielo. Escocia, desde la época de Thatcher, es terreno hostil a los conservadores. ¡Sólo ha salido elegido un parlamentarios tory en toda Escocia! Y en cambio es una de las zonas fuertes de los liberaldemócratas. "Si ponemos a los conservdores en el gobierno, el electorado escocés nos castigará" advierten desde north of the border (al norte de la frontera) como dicen aquí.

Con los laboristas sería una alianza más natural y Brown ya ha prometido una reforma a un sistema electoral del agrado de los Lib Dems, pero tiene el problema de que no dejaría de ser una alianza entre partidos que han perdido representación parlamentaria, y necesitarían el voto de más partidos, presumiblemente, de los nacionalistas escoceses y galeses, los socialdemócratas norirlandeses... Demasiado batiburrillo para la cultura política británica.

Las elecciones ya han producido la doble paradoja de que el partido revelación de la campaña ha acabado con menos parlamentarios de los que tenía y, sin embargo, más poder para decidir el gobierno. Y puede producir una tercera paradoja, que el uso de ese poder le salga mal y lo hunda en lugar de catapultarlo en las próximas elecciones.

Nick Clegg ante el dilema de pactar con la derecha (en el maletero y con tormenta en el horizonte) o la izquierda (de copiloto, pero con la carretera cortada), en The Independent.


Para David Cameron tampoco está fácil la cosa. Resumiendo, el Partido Liberaldemócrata está en su mayoría a la izquierda de su líder, Nick Clegg; y el Conservador, a la derecha del suyo, David Cameron.

Estos días la televisiones emiten una y otra vez los enfrentamientos que han tenido David Cameron y Nick Clegg durante la campaña como si eso fuera impedimento para pactar ahora. Algunos lo vemos con la sonrisa ladeada. ¡Si supieran lo que llegaron a decirse Hillary Clinton y Barack Obama en las primarias! Si Pujol y Aznar fueron capaces de pactar en 1996, después de tres años de espíritu "Pujol, enano, habla castellano"...

Reproches

Los que hay dentro de cada partido. De cajón, todos han perdido.

Cuando David Cameron asumió el liderazgo del Partido Conservador hace cinco años lo hizo en nombre de la modernización. Se rodeó de gente joven, de su quinta más o menos, de su confianza, y relegó a casi todas las vacas sagradas. La "vieja guardia" aceptó, a regañadientes, pero aceptó el liderazgo de Cameron porque todo indicaba que después de tres derrotas y cuatro líderes quemados ganarían con una holgada mayoría. Pero no ha sido así y ahora, encima, Cameron quiere pactar con el partido más europeísta y cambiar el sistema electoral.

Entre los Liberaldemócratas, después de las ilusiones que se habían hecho de colocarse entorno a los 90 parlamentarios ver que han pasado de 62 a 57 no les hace ninguna gracia. Tienen a cambio la llave del gobierno, pero si para ello tienen que renunciar a su reivindicación histórica, un sistema proporcional de voto que deje de marginarlos, maldita la gracia.

Y en cuanto a los Laboristas, bueno, ya era una jaula de grillos antes de contar los votos y ya en el último año hubo varios intentos de forzar la dimisión de Gordon Brown. La derrota no ha sido humillante, ha sido más suave de los que predecían, pero ha sido una derrota y las voces que pide la retirada de Brown crecen y son más públicas.

De momento, seguimos viendo el baile entre Clegg y sus dos pretendientes, esperando la reacción de los temidos mercados y a ver cuándo se anuncia o no un acuerdo y de qué tipo. Y como le ha dicho Nick Robinson, uno de los periodistas políticos estrella de la BBC, al presentador del telediario de las 22h: "y no puedo añadir mucho más porque no sé más de lo que sabía el viernes a las diez de la noche cuando empezó el recuento de los votos".

PD El Lobo nos ha vuelto a obsequiar con su generosidad con actualizaciones sobre el post-terremoto en Chile.


Actualizaciones. Lunes:

1700h local: Esto se anima/complica. El primer ministro en funciones, Gordon Brown, acaba de salir para decir que se abren "formalmente" negociaciones para formar una coalición entre liberaldemócratas y laboristas. Brown apela a la "mayoría progresista" que ha salido de las urnas (y yo me acuerdo de Pasqual Maragall en 2003 cuando en lugar de reconocer una derrota anunció "han guanyat les esquerres", han ganado las izquierdas). Y que él, Brown, no será un obstáculo para formar esa coalición de gobierno y que dimitirá de aquí a la próxima Conferencia del partido, en septiembre. Brown era oficiosamente el obstáculo para que Clegg y los liberaldemócratas negociaran con los laboristas y Brown se aparta. Camino despejado. Despejado, que no resuelto. A nadie se le escapa que esa coalición progresista sería, es ya, acusada de ser una coalición de perdedores.

Previamente el equipo negociador de los liberaldemócratas se ha reunido con el grupo parlamentario para discutir la oferta conservadora y la reacción de los parlamentarios ha sido que quieren más "clarificaciones", según ha dicho uno de ellos, "la oferta es buena, pero no suficentemente buena". Es fácil concluir que los liberaldemócratas no están satisfechos con lo que les proponen los conservadores y que han abierto la vía laborista, bien para formar una coalición o para presionar más a los conservadores en las negociaciones en curso.

Hay más reuniones prevista para la tarde y la noche: otra de los parlamentarios liberaldemócratas y una de los parlamentaios conservadores. Y también, una del gobierno laborista. Embolica que fa fort, se dice en catalán, vamos, que la cosa se sigue liando...

19:20h Los Conservadores han cedido ya un poco más como reacción: ofrecen un referendum sobre el llamdo sistema de voto alternativo, que se acerca a lo que piden los liberales y lo que ofrecen los laboristas. Lo ha anunciado ante las cámaras William Hague, ex líder tory y actual ministro de exteriores en la sombra y jefe del equipo negociador. Hague estaba visiblemente molesto por la decisión de los liberales de abrir negociaciones con "los otros" y ha reiterado el mensaje de que esa coalición de centroizquierda sería una coalición de perdedores (entre el segundo y tercer partido) y haría que, de nuevo, tuvieran un primer ministro (el nuevo líder de los Laboristas) a quien nadie ha elegido pensando que será primer ministro. Lo dicho, embolica que fa fort.


Martes, 16h

La BBC anuncia que los Laboristas reconocen que las negociaciones con ellos han fracasado. Crece la expectación ante el "Cabinet office", el recinto donde están reunidos negociando Conservadores y Liberaldemócratas. Se espera el anuncio de un pacto de centro-derecha. Y... Laura Kuenssberg, la periodista de la BBC frente al 10 de Downing St dice que en la parte trasera (donde están los coches y el camión con baños para la prensa y los policías) están ya cargando bultos en automóviles. Empieza la mudanza.

13 Comentarios

Anna, tu ingenuidad sobre las presiones económicas de los mercados es la misma ingenuidad que, en mi opinión, tenemos todos. Los mismos que con sus juegos especulativos nos han empujado a esta crisis, son los mismos que miran con lupa nuestra administración económica. Es indigante.

Con una Corresponsal poseedora de un PhD Summa Cum Laude en DC este proceso eleccionario parecía sencillo.
O casi.
Pero es laberíntico! Y agotador.
Que manera de ser complicados y parece que los British logran entender todas las triquiñuelas, los vericuetos y pueden votar.
De la crónica, mi clave es la frase “ el Partido Liberaldemócrata está en su mayoría a la izquierda de su líder, y el Conservador, a la derecha del suyo ”
Esto me despeja dos tercios del BigPicture.
Me falte colocar al actual PM y sus bases para tener completo el mono.
Pero los bandidos tenemos suerte y encontré a Calcante único adivino que conoce a los políticos y pronto nos anunciara como será el próximo gobierno.

Contra la especulacion lo mejor es tener estados fuertes.

He actualizado el post, con los útimos acontecimientos de esta tarde.

¡Hola a tod@s!
Anna Bosch, has leído a tu compañero Walter Oppenheimer en elpais.com?
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Brown/anuncia/dejara/cargo/otono/frente/Partido/Laborista/elpepuint/20100510elpepuint_4/Tes

Bueno, he estado muy ausente del blog porque creo que a partir de junio me quedo sin trabajo...estoy en una incertidumbre tremenda en mi vida laboral y no estoy para ver elecciones, como comprenderéis!

En fin, he estado leyendo ésta tarde vuestros post y poniendo "al día" mi cerebro atormentado con las elecciones en el Reino Unido...

Un abrazo a los más conocidos por aquí: Lobo, Nicolás F.A Burón, Ciudadano Nick, Lucía de California o Michael Comway...perdonad si me olvido alguno, que seguro que lo hago!

Hasta luego...

Well Anna, what an afternoon in London,will it be a
Lab/Lib-Dem Government or a Con/ Lib-Dem Government, ? who knows, and Gordon Brown is to step down as leader of the Labour and Prime Minister, a condition put foreward by the Lib-Dems if they are to go into a coilition with the Labour Party to form the next Government. If the coilition between Lab and Lib-Dems does not come about what does this mean for the new leader of the Labour Party, will whoever becomes the leader, will they be The Prime Minister or The Leader of the Oppisiton, Yes I was watching Nick Robinson on BBC
Regards Michael

Más actualizaciones

David, lo siento. Ánimo y, sobre todo, suerte. Endavant!

Anna,

Creo que Brown ha tenido una notable jugada estratégica. Una concertación Lib-Lab como gobierno de transición puede ser muy ventajosa para la política interna, para la legislación de nuevas reformas fundamentales para superar la crisis y para garantizar la estabilidad del Reino Unido (dada la afinidad ideológica), pero podría implicar una variación muy importante en la política internacional de Reino Unido. Pero si ocurre una concertación Lib-Con las cosas podrían complicarse aún más. No veo a los Lib-Dems contentos si Clegg decide hacer una alianza con Cameron. No creo que pueda ser fácil para Cameron resolver el tema de Afghanistan e Irak con el consentimiento de Clegg y sus parlamentarios. Y si ninguno de los dos escenarios es posible ¿Qué pasaría si los conservadores gobiernan solos? ¿Qué pasaría si hubiera una concertación Lab-Con a la manera de la alianza entre la DC y el PS alemán hace unos años atrás? La cuestión pasa sólo por hacer las cosas de un modo juicioso y procurar evitar un ambiente de inestabilidad. Quizás sería más sano un gobierno de transición encabezado por alguien diferente que garantice una mínima estabilidad política y convocar a elecciones pasados dos años. Saludos.

Ahora está mucho más claro que los tres han perdido... Las opciones de Nick Clegg le ponen por lo menos al borde del precipio. La bola se hace cada día más y más grande, y para una política como la inglesa causa una ansiedad... Pero en fin, su misma clase política y su sistema electoral les hace muy partidistas, demasiado, y no creo que estén mirando por el país actualmente... Sino harían como en Alemania una gran coalición, ¿no? ¿Nadie lo ha planteado en el Reino Unido?

Hola a tod@s, que tengáis un buen martes!
Anna Bosch, merci per les paraules...pero sóc molt fort i no es la primera vegada que hem trobo a l'atur...remuntarem el vol!
Et dedico aquesta cançó, t'agradarà:
http://www.youtube.com/watch?v=gRfkGUvdZX8
-----------------------------------------------------------------

Bueno, vaya lío con la dimisión de Gordon Brown en el laborismo (era previsible, ya lo advertió Anna mucho antes aquí...). El "amigo" Nick Clegg, the key of the new goverment, ante un "matrimonio de conveniencia" clave para la estabildad británica...
Viendo la Bolsa en España el viernes y ayer...necesitamos que el nuevo Gobierno del 10 de Downing Street comience a funcionar rápidamente!

Frani, lo que dices sería lo mejor, y más viendo la tremenda crisis (en todos sentidos) que tenemos tod@s!

Pero, te dejo una pregunta al aire: ¿Ves factible un gobierno PP-PSOE en España? a que no?
Pues lo mismo seria un gobierno en el United Kingdom entre laboristas y los conservadores de David Cameron...

Pues no veo ni factible el PP-PSOE ni el Laborista-Conservador... Pero no es más que el reflejo de dos sistemas electorales injustos, de unas clases políticas enquistadas en sí mismas y de no querer una verdadera solución de los problemas. Por eso admiro el carácter político alemán, mucho más pragmático en este sentido, con más altura de miras y más sentido de la responsabilidad.

Martes, 16h

La BBC anuncia que los Laboristas reconocen que las negociaciones con ellos han fracasado. Crece la expectación ante el "Cabinet office", el recinto donde están reunidos negociando Conservadores y Liberaldemócratas. Se espera el anuncio de un pacto de centro-derecha. Y... Laura Kuenssberg, la periodista de la BBC frente al 10 de Downing St dice que en la parte trasera (donde están los coches y el camión con baños para la prensa y los policías) están ya cargando bultos en automóviles. Empieza la mudanza

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...