« 18 de junio...70 años después | Portada del Blog | Día D »

Pedagogía de la coalición

Lo hemos repetido mucho en estas últimas dos semanas, los gobiernos de coalición son algo ajeno a la cultura política británica. El último fue el gobierno de unidad nacional durante la segunda guerra mundial.

Como resulta que la coalición que se ha formado ahora, 65 años después, es entre dos partidos ideológica e históricamente distantes, y a menudo enfrentados, Conservadores y Liberaldemócratas, es comprensible que a los votantes y/o miembros de esos partidos, y a los ciudadanos en general, les cueste asimilar lo que está pasando. Que David Cameron y Nick Clegg se codeen, literalmente, estén hombro con hombro, literalmente. Una parte importante de sus respectivos votantes y compañeros de partido están francamente molestos por semejante matrimonio político.


(David Cameron y Nick Clegg en la Cámara de los Comunes el martes pasado)


Parafraseando a los geniales García Berlanga y Pepe Isbert, Cameron&Clegg (C&C) les deben una explicación y se la están dando.

C&C han emprendido una campaña de pedagogía de la coalición con dos objetivos fundamentales: explicar, paso a paso, los acuerdos a los que llegan para transmitir a los ciudadanos la idea de que los pactos se hacen con transparencia y no con trapicheos a puerta cerrada; y explicar que gobernar en coalición significa que las partes tienen que hacer concesiones y algunas pueden ser difíciles de tragar.

Hoy C&C han presentado el acuerdo de gobierno, 34 páginas en las que detallan un poco más las líneas generales que adelantaron la semana pasada, pero donde aún falta concretar cómo se alcanazarán las metas que se proponen (reducción del déficit público, por ejemplo) y en algunos casos se delega en una comisión que se formará...

Tanto Cameron como Clegg lo presentan como la mejor opción posible dados los resultados electorales. "Con lo que vosotros los electores nos habéis dicho con vuestro voto esta coalición es lo mejor para los intereses del país". Lo presentan en un tono optimista, incluso eufórico: "En otros países llegar a un acuerdo de gobierno lleva 40 días -ha dicho hoy Cameron- nosotros los hemos conseguido en una semana", "estamos ante una revolución en la manera de hacer política en este país". El optimismo, el vender el mensaje como algo positivo, es algo fundamental para que el público compre.

Hablando de "vender", el Instituto para el Gobierno les ha dado un consejo: que, si tienen que aplicar medidas duras e impopulares, lo hagan cuanto antes y se esmeren en convencer a la población de que esas medidas son necesarias. Aprovechando el momentum del cambio y con credibilidad.

Un gobierno de coalición también es algo nuevo para la BBC reconoce el equipo editorial de la cadena pública británica, y en su blog explica las reflexiones que se han hecho ante las nuevas circunstancias, y cómo piensan aplicar su política informativa para mantener la independiencia y la imparcialidad. La pregunta fundamental que se han hecho y que contestan en el blog es ¿cuándo bastará con recoger la opinión de uno de los partidos del gobierno o será necesario recoger la de los dos?


No he vivido en Cataluña, ni en el País Vasco (por citar ejemplos cercanos) durante sus gobiernos de coalición por lo tanto me faltan datos para comparar, pero seguro que entre los blogueros hay quien puede opinar con conocimiento de causa. Viví en la Francia de la "cohabitación", pero no es comparable porque es otro sistema, una república presidencialista.

PD Mr.Cameron goes to "Europe". Esta tarde, París, y mañana, Berlín. A pesar de las posiciones euroescépticas de los tories y de haberse salido del Partido Popular Europeo para unirse a grupos minoritarios y más extremistas, todo indica que una vez en el gobierno se impondrá el pragmatismo y que, incluso, puede que aprovechen el enfriamiento del eje francoalemán para llevar una voz más cantante en la Unión Europea. Cuentan hoy los periódicos que Cameron le ha pedido a Clegg que use su experiencia europea y europeísta y las cinco lenguas que habla para ganarse las simaptías de los socios continentales.

8 Comentarios

Me atrevo a opinar a pesar de la distancia, UK es tan diferente como Japón para mí, pero leyendo los posteos me voy enterando poco a poco.
Conozco una experiencia similar de gobierno en coalición y lo solucionaron con una medida simple y efectiva. Tener una sola vos. Se nombra un vocer@, (ideal, una dama Hig Profile) que es la única vos autorizada que informa y presenta (con un leve análisis, si es necesario día a día o varias veces al día) el acuerdo o noticia del día.
Solo una voz y la prensa puede (y debe) entrevistar a quien quiera y puede encontrar opiniones diferentes pero con la salvedad de dejar siempre en claro cual es la opinión OFICIAL acordada y plantear las diferencias con cautela
De la toma de acciones temprana, es un truco viejo y fundamental, el palo más grande se da antes de un mes y un día viernes a media tarde (cierre de los mercados), gente en casa o camino a casa, ideal en un campeonato mundial de futbol.
Pasa casi sin dolor, la excepción es anunciar la WW III.
De los temas de economía europea, se esta cocinado un cambio gordo y le dará a la City en plena testa, dado que el 80% de los Fondos transados en la UE, sufrirán mucho. O se los llevan a la quinta columna bancaria europea. Suiza.
Frau NOse se arranco con la pandereta anunciando que las Transacciones en Corto se declaran Verboten! y quedo la gritadera en el resto de la parroquia, pero en UK la flema solo les permite levantar una ceja y decir hummm...
Pero les duele, y mucho.
La jaula económica que está fabricando en Bruselas, el ECOFIN, será dolorosa en UK, tendrán que dar una batalla muy fiera y pasara si y solo si la coalición esta en acuerdo.
El tema del €uro, la moneda sin gobierno, permite o facilita la especulación, crear un Gobierno Económico Europeo es la diferencia.
Por lo que entiendo de lo que pasa, esa es la roca Tarpeya de la coalición de UK, tendrán que actuar de manera muy pragmática en economía y desde este rincón se ve difícil.

Durante el gobierno tripartito catalán los medios de comunicación ofrecían la opinión de los representantes del gobierno, tres, y después la de los partidos de la oposición. En las ocasiones en que el tripartito había hecho piña resultaba un tanto absurdo y cansino pero como esa situación tampoco se daba muy a menudo parecía lo más adecuado. En mi opinión no es necesaria una regla sino más bien una cierta capacidad de discernir lo que es información. La BBC tiene calidad y legitimidad suficiente para no nesitar aplicar reglas que demuestren su imparcialidad. Sólo necesitan confiar en los profesionales que trabajan en ella y escuchar las quejas de su audiencia si se dan. Ojalá todos los medios hiciesen esto último.

Un saludo Anna.

Usted ultra Corresponsal, otros necesitan un comentario :ň

La conclusión a la que llega la BBC es que cuando la política del gobierno es de consenso con que lo defienda uno/a vale, pero que si hay discrepancias en la coalición, se recojan ambas posturas porque ésa es parte de la noticia.
En cuanto a lo del viernes por la tarde, creo que el gobierno Obama llegó con esa lección aprendida y así sigue, según me cuentan un par de amigas mías que trabajan en esa administración. Llega el viernes y cuando ya creen que se van de fin de semana, hala, a prolongar la jornada porque se va a anunciar algo o a aprobar algo. Pero no vale para un caso como éste en que se le pide a la población un esfuerzo enorme y durante bastante tiempo, creo que eso necesita que el presidente o primer ministro se dirija a los ciudadanos comme il faut, con credibilidad y argumentos de peso.
En cuanto al Euro, aquí están entre el "si ya lo decíamos nosotros, no puede ser viable una moneda única para economías y políticas fiscales tan dispares" y el "que no se hunda mucho la eurozona porque es nuestro principal socio comercial".
Y lo de los hedge funds y la regulación financiera en general, aquí siguen acoquinados porque las finanzas son una parte muy importante de la economía británica, entorno al 9% del PIB.

Hace dias que no pasba por aqui y hoy que lo he hecho , como usted dice que le gustaria que alguien de Cataluña o el Pais Vasco,dijese su opinión pues yo que soy de Barcelona le voy a contestar a mi manera lo que pienso de los políticos no solo de aquí si no de todas partes.
Desde tiempos inmemoriales se sabe que los mentirosas son las personas más inteligentes pues para decir la verdad no hace falta ser ingenioso, pero para mentir hay que desarrollar una estrategia y pensar que la mentira tiene las piernas muy cortas y que se coge antes a un mentiroso que a un cojo. por eso los mentirosos que conocen estas técnicas y saben como embaucar tienen un merito tan grande que siempre consiguen mas metas que los que son leales como suele suceder en todo empezando por los lances amorosos y terminando con los políticos que son los mejores. y nosotros podemos presumir de que tenemos a los gobernantes más sabios del mundo.

Clica sobre mi nombre

Hola Anna.
En primer lugar, enhorabuena por el blog y mi humilde reconocimiento a tu profesionalidad (sin peloteo).
Me atrevo, como catalana, a dar mi opinión sobre el gobierno de coalición en Catalunya: PSC-ERC-IC.
Para mi, y me duele en el alma reconocerlo, ha sido un auténtico fracaso.
Desde mi punto de vista no hay suficiente madurez política y democrática para priorizar la responsabilidad de gobierno ante la ideología o la "imposición" del partido político. Se produce la esquizofrenia que el mismo politico tiene discursos diferentes cuando actua en nombre del gobierno o en nombre del partido.
En la práctica se traduce en una falta de unidad en las decisiones del ejecutivo y una imagen de descoordinación total delante de los ciudadanos.
Pero, repito, creo que se trata de falta de madurez democrática y no necesariamente en que un gobierno de coalición no pueda ser eficiente.
Saludos.

Varias reflexiones desde Catalunya,
Leyendo tus posts i viendo tus intervenciones me ha recordado a menudo a la situación de aquí, con algunas (importantes) matices. Creo que en Catalunya no se ha llegado a “digerir” el gobierno de coalición por varios motivos que no sé si son aplicables al UK.
Algunos me parecen propios de países sin tradición democrática, como por ejemplo, que en Catalunya (como en la política española) no existe consciencia de separación entre el poder ejecutivo i el legislativo, de manera que cuando un presidente de gobierno anuncia que llevará una propuesta al parlamento se da por hecho que “su” partido (o sus partidos, en el caso de una coalición) votará(n) a favor. Lo cual, de hecho significa no separar al legislativo del ejecutivo.
Otra problema, probablemente relacionado con el anterior, es (ha sido?) que, en general, los ciudadanos no han entendido que en ocasiones los 3 partidos de un gobierno hayan tenido opiniones diferentes, independientemente de si era un punto de los acordados o no. Es curioso porqué mucha gente de queja del poder de los partidos políticos que obligan a sus diputados a votar lo que dice “el jefe” i loan que en paises como UK o los US los políticos sean tan cercanos a sus electores que sean capaces de rebelarse contra las consignas de su partido. Pero esta misma gente luego se queja si partidos políticos diferentes opinan diferente…
Por lo que hace referencia a las cuotas de los partidos en la televisión. Creo que la clave está en el concepto de cuotas. Aquí existen estas cuotas por lo que se deben dar declaraciones de todos los partidos (cada uno con un tiempo en funcion de su representación), digan lo que digan. Aunque se repitan. Y si, salen los 3 partidos del gobierno diciendo lo mismo. Bueno, a menudo los 2 de la oposición también dicen lo mismo, y bien que los sacan a los dos. (Por cierto, en las ultimas elecciones catalanas los periodistas de TV3 se negaron a firmar sus crónicas como protesta del sistema de cuotas. Querían que la información se diera en función de su relevancia, no del número de votos de quien hablaba.)

Parece de sentido común, y muchos de los comentarios aquí emitidos respecto a lo que ocurre en Catalunya ó el País Vasco me lo confirman, que lo más conveniente en primer lugar es procurar no radicalizar el discurso. Más aún cuando el interés general lo que demanda es tomar medidas, ésas sí, suficientemente radicales. Lo que desde luego no ayudaría, sería poner constantemente la carga ideólogica propia de cada Partido frente a la acción común de la coalición. Lo menos que se puede decir es que resulta perverso y, finalmente, seguro que perjudicial para las mismas partes.
En todo caso, por más que repaso mis escasos conocimientos políticos, no consigo encontrar ninguna situación de Gobierno que realmente guarde paralelismo con la que se dá actualmente en UK.
Quim, por supuesto que si un Gobierno democrático quiere llevar a cabo una acción que requiere una ley explicita, ha de acudir al Parlamento que le otorgó el Mandato. Faltaría más. Muy tonto tendría que ser proponiendo cosas que ni "los suyos" respaldarían. ¿Por el placer de perder el tiempo, ó por hacerse ganar el sueldo?. Un ejemplo. ¿Piensas que a Zapatero se le ocurriría proponer un Decreto para despedir al 15% de los funcionarios sin contar con su Grupo?. Ciertamente, la politica es el "arte de lo posible", para lo bueno y para lo malo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios