« "Why Poles?" ¿Por qué polacos? | Portada del Blog | ¿Otoño caliente? »

Cuando el bolsillo aprieta

¿Cuántas conductas cívicamente ejemplares dejarían de serlo, si no fuera por el temor a las multas? No, no hace falta que me contesten, que igual nos llevábamos unas cuantas decepciones.

El bosillo pesa y aprieta. Y cosas que no haríamos en principio las acabamos haciendo por razones económicas. Y eso es lo que Cameron y Sarkozy, Sarkozy y Cameron -tanto monta, monta tanto, en el espíritu del Tratado de hoy- les han dicho a sus ciudadanos y, en especial, a la prensa británica.

Francia es la tercera fuerza militar del mundo; el Reino Unido, la cuarta. Ambos países son potencias nucleares y entre ambos -según ha recordado el presidente francés- suman la mitad del presupuesto militar europeo. Ambos han sido imperios y que se han hecho la competencia y enfrentado en un sinfín de batallas. Los británicos -los ingleses, en especial- no olvidan 1066, el año de la invasión de los Normandos, sin la que, por otra parte, no serían quienes son... Pero Guillermo el Conquistador, Napoleón y el Almirante Nelson son historia muy pretérita. El presente de colaboración lo más que se remonta es un siglo, a la Primera Guerra Mundial, a las veces en que durante el siglo XX británicos y franceses han sido aliados frente a un enemigo común.

En Londres hoy el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han firmado dos tratados por los que aumentará muy significativamente la colaboración militar entre los dos países. "No tiene sentido -ha defendido Cameron- duplicar gastos cuando ambos podemos compartir algunas instalaciones". Los portaaviones, por ejemplo (ya comenté cómo afectaban los recortes a la Defensa británica en otra entrada), los centros de pruebas o de investigaciones nucleares, otro ejemplo. Y entrenarse para operaciones conjuntas en las que militares británicos obedezcan a oficiales franceses, mon Dieu!, y viceversa. "Es un acuerdo basado en el pragmatismo, no sólo en los sentimientos" ha sentenciado David Cameron.

Consciente de las reticencias de muchos británicos, en especial de la prensa más conservadora, Cameron ha asegurado que esta cooperación con Francia no mina la soberanía nacional, ni es un embrión de un futuro ejército ¡europeo! El ánimo y tono de las reticencias lo ha verbalizado el periodista de ITV cuando, frente al Presidente de la República Francesa, le ha preguntado al Primer Ministro británico "¿cree usted que puede fiarse de los franceses en los próximos 50 años?

Por la tarde en la Cámara de los Comunes, y en línea con algunos análisis que publica la prensa, le han preguntado al ministro de Defensa ¿qué pasará, si vuelve a haber una guerra de las Malvinas? ¿Pondrá Francia su portaaviones a disposición de la RAF? ¿Que ocurrirá si, como cuando la invasión de Irak, París y Londres no tienen la misma postura en un futuro conflicto?

Anoche Nick Robinson, periodista de la BBC, recordaba qué solía decir Margaret Thatcher cuando se planteaba la cuestión de una mayor cooperación militar con Francia. "¿Cómo defendieron París los fraceses?" dijo que solía preguntar la entonces primera ministra para responderse: "Nunca lo intentaron".

Pero a la fuerza ahorcan y por mucho que les pueda doler en su orgullo nacional y a sus prejuicios y desconfianzas seculares respecto a los franceses las penurias económicas se han impuesto, y franceses y británicos compartirán instalaciones y medios militares. Y si hay un argumento al que los británicos son receptivos y Cameron explota es el del pragmatismo. Lo dicho, eso de la honra está muy bien, pero si no se tienen los barcos para defenderla...


Actualizado el miércoles 3, con la contribución de Matt, uno de los cartoonist del Daily Telegraph:

9 Comentarios

Seguro que en los portaviones franceses se come un suculento rancho, y regado con un buen bourdeaux. Me parece de tontos quejarse, !vamos!.
Todo ésto, sin embargo, viene a apuntalar el celebre dicho de EL QUE TUVO, RETUVO. Es decir, si han llegado ambas naciones a éste acuerdo es precisamente por ello, por que tienen algo "digno" que prestarse el uno al otro.
España podría prestarles a los ingleses Gibraltar, por ejemplo, a cambio de disponer de sus "paracas", pero...ya lo tienen. Evidentemente, en Europa no todos se pueden permitir éste tipo de acuerdos, y menos que todos los últimos paises ingresados en el club de la OTAN, que apenas se pueden permitir.
Recuerdo que en plena tormenta de deuda de Mayo, pasando casi desapercibida, tuvimos en Europa la visita del Vicepresidente Biden, para tratar temas de seguridad. Vino a decir algo así como "ustedes organicesen su seguridad lo mejor que puedan, llevandose tambien lo mejor que puedan, incluso con Rusia". Así pués, otra lectura tambien podría ser lo "aplicados" que son algunos.
Un saludo a tod@s. Aúnque "invisible", os sigo atentamente.

Lo que han acordado tanto Cameron como Sarkozy puede ser positivo en un corto plazo y en el contexto de una crisis económica. El problema es lo que puede pasar a mediano y largo plazo, y la historia ya tiene bastantes ejemplos. Un modelo de sinergias como este funciona muy bien en el mundo de los negocios (como en el caso de las aerolíneas e.g. British Airways-Iberia o Lan Airlines-Tam) pero en un mundo complejo e impredecible como el militar no es un modelo digno de fiar porqué está muy afecto tanto al contexto interno como al externo. Cualquier cambio en la política interna (como un gobierno de co-habitación en Francia o una mayoría a favor de uno de los tres partidos) como en la externa (China, Sudamérica, África, Asia Pacífico, Rusia, etc.) va a tener consecuencias en la manera en cómo van a darse estas sinergias entre ambos ejércitos. Por otro lado cada ejército tiene una cultura interna de trabajo lo que podría afectar en la coordinación y el resultado futuro de alguna acción futura. Otra duda que podría plantearse a raíz de este acuerdo es qué implicancias podría tener en el futuro de la OTAN como alianza militar, más teniendo en cuenta que la realidad militar es mucho más compleja que hace 60 años atrás y a la mayor importancia de los países emergentes y los países BRIC. Saludos.


La necesidad obliga, y lo ha de hacer cuando dos países con visiones tan distitas sobre Europa, y con tantas desconfianzas históricas, se lanzan en este tipo de acuerdos militares. Otra cuestión que me parece relevante, y que se pone de manifiesto otra vez, es la dicotomía entre los estados nación y la UE, ese pulso entre las parcelas que los estados quieren preservar y ceder, y además añadiendo en este caso el papel de la OTAN. Habrá que ver hasta donde llega este matrimonio de ¿conveniencia?

Javi-avi, un placer reencontrarte. Gracias. Como dirían en inglés, good point el que haces en tu comentario. Creo que en alguna ocasión anterior ya hemos comentado que los Estados Unidos no dan abasto como única potencia y Europa no es lo que más les preocupa en estos momentos. No es algo sobrevenido con Obama (ya costó muchísimo que Clinton se implicara en los Balcanes), pero sí es más evidente. Lo fue ya en la campaña electoral hace ahora dos años y medio-tres. Espavilaos vosotros solitos -viene a ser el discurso de Washigton- tanto que os llenáis la boca con la importancia económica y política de la Unión Europea, acompañadla de la misma fuerza y determinación militar.

En ese contexto, Francia y el Reino Unido, que aún están en el proceso de asimilar que ya no son un imperio, pero quieren seguir hablando de tú a tú con el imperio de hoy y las potencias emergentes, han tenido que aceptar la evidencia de que no tienen el dinero para mantener esas pretensiones y con este tratado de cooperación las dos potencias militares europeas han hecho de la necesidad virtud.
Y, por lo menos en el Reino Unido (creo que en Francia no tanto), el paso que ha dado Cameron es polémico por las razones que cuento en el artículo y por las que comenta Nicolás.

Have you ever been bitten by a dog?

Sobre los problemas que el choque de culturas puede traer a la colaboración militar franco-británica he añadido la viñeta de Matt, de hoy miércoles, en el Daily Telegraph.

Well,,,,una pena entre dos es menos atroz.Se les tiene que dar el beneficio de la duda.Claro que the Duke of Wellington debe de estar revolcandose en su tumba.
Pero nuevos tiempos soplan para Europa: Reina y Soberana.
No se puede vivir en el pasado.Pero con el Idioma ahi va a
haber un problemilla.Cual va a ser el Frances o el Ingles?
Allez Allez....o Hurry Hurry....

yes i was bitten, and it turn out to be a human being.

turned.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios