« Cuando el bolsillo aprieta | Portada del Blog | Los pubs, el tabaco y la entrevista »

¿Otoño caliente?

Ayer, miércoles, hizo un día espectacular en Londres, fresco, pero seco y soleado. También lo fue, según cuentan las crónicas, el 31 de marzo de 1990, el día de la famosa manifestación contra la poll tax, impuesta por el gobierno de Margaret Thatcher, que acabó con 113 personas y 20 caballos heridos, y 340 manifestantes detenidos.
No es ninguna frivolidad especular con que el tiempo ayudó a que la manifestación de estudiantes de ayer fuera numerosa y se alargara hasta que cayó la noche (o sea, las cinco de la tarde). Dudo que hubiese durado y se hubiesen animado tanto hoy con el temporal de viento y lluvia que tenemos encima.

Ayer entre estudiantes y profesores sumaron unos cincuenta mil manifestantes contra la subida de las matrículas universitarias. Dicho rápido, el gobierno Cameron recortará en un 40% la financiación pública a las universidades y, para compensar, subirá el tope actual a la matrícula que las universidades pueden imponer. El gobierno Blair estableció un tope de 3.290£/año, ahora proponen subir ese tope hasta 9.000£.
Para defenderse de las críticas el gobierno británico insiste en que no se trata de matrículas que haya que pagar por adelantado, sino de una deuda que el estudiante acumula y que sólo deberá reembolsar, si al terminar la carrera encuentra trabajo y gana más de 21.000£ al año.

La manifestación transcurrió pacíficamente y la policía -criticada y escaldada por la actuación el año pasado durante el G20, que acabó con la muerte de una persona- la consideró una manifestación de bajo riesgo y para la que no tenía que hacer una demostración de fuerza. No contaba con que al calor, nunca mejor dicho, del sol de tarde algunos manifestantes al pasar por delante de la Torre Millbank (muy cerca del Parlamento, a orillas del Támesis) tuviesen la idea de entrar por la fuerza y asaltarla. En ese edificio tiene su sede el Partido Conservador, el del Primer Ministro y mayoritario en la coalición de gobierno. Hubo asalto violento y la policía se vio desbordada.

El saldo: algunos cristales rotos, una quincena de heridos, una cincuentena de detenidos y, sobre todo, estupor, escándalo y condena por el vandalismo de esos manifestantes. Y con ello el fin de un discurso que han estado repitiendo a este lado del Canal en los últimos dos meses y que dice más o menos así: a pesar de que los recortes y reformas de nuestro gobierno son mucho más fuertes que los de Francia, aquí no hay revueltas como las de allí porque no tenemos su tradición revolucionaria (léase "cafre") y porque aquí la mayoría de los ciudadanos son conscientes de la necesidad de reducir el déficit y hacer un esfuerzo común (léase "no como esa panda de mimados que son los franceses").

En mi modestia yo me curaba en salud y decía aquello de "de momento". De momento no hay revueltas como en Francia o Grecia. De momento. Veremos cuando las medidas empiecen a concretarse y hacerse efectivas. Ahora estamos entrando en la fase "concretarse". Las medidas no empezarán a aplicarse hasta el año que viene como pronto.

No sé si lo de ayer fue el principio de un otoño-invierno caliente de protestas, y ésa es la pregunta que muchos se hacen hoy aquí, pero, desde luego, lo de ayer recordó a los amnésicos que éste no es un país inmune a las revueltas, aunque no hayan tenido una guillotina, ni una Comuna. Y a pesar de que, comparado con el festival francés de destrozar escaparates e incendiar coches ajenos, lo de ayer en Londres fue una anécdota.


8 Comentarios

So many ways to not disturb... not use the violence Why? i cant understand why the reasons to young people enjoy too using this way....Maybe its possible not agree with political decissions but it not justify violence never.First Interview, peace.Right the many way Anna.

Qué guai sería si la literatura del pensamiento no hubiera muerto y enterrada en el cementerio Mercado. Igual que el Mayo Francés, donde una nutrida literatura de nuevos pensadores respaldó ese movimeinto social (después murió). Ahora, el noviembre inglés pero sin buena literatura del pensamiento... menos mal que quedáis periodistas sensibles, que además piensan.

¿qué queda del fin del capitalismo?¿y del nuevo sistema alternativo al capitalismo?
¿será el liberalismo radical?

Me quedo con el comentario de la estudiante entrevistada por la BBC que incluiste en twitter. "Si no hubiese altercados no me estaríais entrevistando ahora".

Es cierto que existen métodos menos discutibles para salir en TV que pelear con la policía: encadenarse en lugares públicos, golpear cacerolas o incluso cortar carreteras. Pero también es cierto que las revueltas más exitosas son las espontáneas, las que surgen sin preparación ni tiempo para que otros sectores las deslegitimen. Ayer toda Europa estaba pendiente de los estudiantes Británicos y buena parte con una sonrisa en la cara. Si hubo que romper algún cristal es un mal menor, un daño colateral que dirían los gobernantes. El objetivo está cumplido. Enhorabuena a los estudiantes y que brille mucho el sol este otoño en UK.

La líder estudiantil que cité es Clare Solomon y volvió a la BBC horas más tarde, a Newsnight, donde Jeremy Paxman ("at his best" o "worst", según la perspectiva de cada cual) cuestionó la validez de la violencia y ella, por alguna razón, no repitió el argumento que había dado horas antes. Paxman le hizo "confesar" a la estudiante que tiene 37 años y hace tres meses que se ha tomado un año sabático.
El encuentro:
http://www.youtube.com/watch?v=IZZw2EBWtdM

Lo siento Influencer pero no comparto tu opinión quizás las leyes no agraden a todos pero la violencia siempre es injustificable.Un saludo.

Explosión demográfica sin control y pasan estas cosas, habrá que dar comida artificial para seguir manteniendo el dinero como medio de cambio pesando conflictos en muchas otras partes del mundo por dinero.

Hola!

Se que tu noticia no va relacionada con el compromiso de Guillermo y Kate, pero ya que me tienen cortada todas las maneras posibles de comunicarme con cualquier persona, ahora ya no solo de la aristocracia, sino hasta gente normal y corriente. Tú que debes ser de la aristocracia como todos los-las periodistas, que os dejan ver y comunicaros con todo el mundo te agradecería que hagas extensa mi felicitación a Guillermo, ayer me enteré por la TV y me hizo mucha ilusión, igual que Alberto y me hará ilusión también cuando anuncie Harry su compromiso. Así tendré un poquito más libertad para volar y hacer lo que quiera ya que como cosa de brujos-as y periodistas llevo ciertos años aguantando bromas de mi posible interés por estos chicos u hombres.
Ya se sabe me he pasado toda mi vida veraneando con todos ellos y compartiendo juegos e intimidades... Catalina está por encima de príncipes y reyes, lo aclaro para que la gente que se montaba ciertas películas sean un poco más realistas.
Y como cualquier otros jóvenes me hace ilusión que sean felices, digamos que quienes no me hacen felices es que sean felices los dinosaurios.... de tantas familias o empresas.
Les deseo felicidad y que vivan como quieran y les dejen vivir, que aseguro que en pleno siglo XXI, no es fácil.
Lo único que se que no se lo dirás es: que pienso que Guillermo no ha estado del todo acertado regalando el anillo de prometida de su madre... pero se como es el humor negro ingles y eso forma parte de la broma...
Como compensación le puede regalar también si está en su poder el que le regaló Alfayed... no se si le traerá más suerte que el de su padre Carlos....
Un anillo es una estupidez bajo mi punto de vista, pero es lo que se suele regalar, a mi me gusta más una figurita de mucha historia de un angelito en tamaño de bolsillo o un collar con un camafeo .Para eso tengo que pedir que me lo regale un príncipe o sultán de Arabia Saudita porque están en su exposición, no me los llevé porque iba sola y no con el equipo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios