« EXPRESIÓN DE LIBERTAD EN MARRUECOS. | Portada del Blog | Dos días en Tan-Tan »

Piratas de la medina

    martes 25.nov.2008    por RTVE.es    12 Comentarios

Hay tanta oferta pirata en la medina de Rabat, todo tan bien imitado y tan tirado de precio que puedes llegar a sentirte imbécil cuando compras algún producto original ya sea ropa, electrónica o comida. “Eso en la medina me hubiera costado una cuarta parte” es un pensamiento que apunta fugaz en el momento de pasar por caja en tienda fina de Agdal o Suissi, estupendos barrios capitalinos. Pero qué se le va a hacer, les he ido cogiendo tirria a esos listillos que intentan venderte unas gafas “Police” a 200 dirhams cuando sabes que no valen ni 20. Y no hablemos de cierta bisuteria “bereber” ni de relojes “de marca”, que me sulfuro. Regatear un rato es divertido, pero te agotan esos piratas de la medina que ponen al capitán Jack Sparrow de grumete a babor.

Con lo que he acabado transigiendo por pura necesidad es con el DVD pirata. Aquí no hay otra opción. Las películas legales en formato DVD no existen en el mercado marroquí. Así de simple. ¿Para qué? ¿Quien pagaría 200 0 300 dirhams por algo que puedes conseguir por menos de diez (1 euro). En Marruecos nadie, la verdad. Así que el cien por cien del producto audiovisual que se vende en tiendas, en puestos “top manta” en la calle o en venta ambulante, de mesa en mesa, en todas las cafeterías de la capital, es pirata. Sin ninguna restricción ni control.

Y sin censura, que todo hay que decirlo. He visto expuesta, junto a “Madagascar 2”, la última de John Cameron Mitchell,Shortbus”, con su dramática carga de sexualidad explícita. Makeins muskir,khoia. Y por supuesto que todos los títulos están en la medina antes de su estreno europeo. ¿Qué título quieres? ¿La última de James Bond, Quantum of Solace? Se vendía el mes pasado. ¿“Red de mentiras ”, la que rodaron aquí Russell Crowe y Leonardo di Caprio,? Me río de janeiro, baby, esa lleva mes y medio “en cartel” expuesta en mi chiringuito preferido. Qué te diría …. ¿”Appaloosa”, el neo-western con Vigo Montensen y Ed Harris” ? Ay, qué risa tía Felisa, eso para mí es casi tan clásico como “Centauros del desierto”, ya te digo. Los piratas medineros son tan ágiles que dejan a los colegas somalíes a punto de ERE. Ya estarían vendiendo una con Denzel Washinton a bordo del Air Force One si no fuera que en la Miramax andan con los reflejos renqueantes esta temporada. Lo enternecedor de verdad son esos aires de grandeza que se permiten algunos. “Vuelva pronto, monsieur”, me dice uno.“Saco películas nuevas cada semana”. Lo dice en el mismo tono que si fuera el ultimo magnate de la producción hollywoodiense.

También me hace gracia otra modalidad: El “pirata de clásicos”. Hace unas semanas caí en el prestigioso establecimiento de uno de esos, una tienda de metro y medio por metro y medio en un abigarrado centro comercial de la medina. Oferta de lujo cinéfilo, oigan. Todo Polanski, todo Hichtcock, Godard, joyas silentes de Eseinstein, rarezas setenteras como “Je t’aime moi non plus” con Jane Birkin y Joe d’Allesandro. Me puse las botas. Muy culpable, pero arramblando con todo.

O eso pensaba, justo hasta el momento de la verdad en la compra de todo devedé pirata: probar el producto. La diferencia entre comprar en la calle y comprar en “changarrito” medinero si se me permite el mexicanismo, es que en esos últimos hay lector de DVD para probarlos. Así, aunque el sonido sea tan infecto como suele, si hay subtítulos en algún idioma occidental puedes seguir la trama. Así te juren que es una version original en inglés con subtítulos en francés, mi opción más usual, hay que desconfiar. Si al llegar a casa no quieres encontrarte con subtítulos en caracteres cirílicos hay que probar cada copia. Pues con toda mi carga de películas de culto en los brazos, el señor director gerente del changarro va y sufre un ataque de dignidad y me dice que no los prueba , que él sabe qué producto vende, que todas las películas tienen subtítulos en francés y que, como mucho, me lo demuestra con una. Yo, como comprador, no tengo mi dignidad en juego en la transacción, pero sí tengo método de compra pirata: Insisto: ni un Dvd sin probarlo antes. Así que no hubo trato. Vaya con el sobrino marroquí de Jack Lang. Mala pata . O quizás es que era ramadán, el hombre no había comido en todo el día y llevaba mal humor, vete a saber.

Ahora bien , para emociones fuertes , las que me proporciona mi “dealer” habitual, el larguirucho Osama. La mayoría de sus títulos llevan sobreimpresa en la carátula la inscripción “By Oussama dvd”. Estilazo el chaval.Y esta semana, pirata él pero concienciado, ha colgado un par de letreros en su tiendita: "No a la piratería de las películas marroquíes", "No a la piratería de todas las producciones marroquíes"

O sea, pirateemos todo el cine occidental y oriental , antiguo o moderno, pero eso sí, respetemos el cine marroquí, no fuera que nos cargáramos del todo la casi extinta producción autóctona. Ternura de pirata nacional.

RTVE.es   25.nov.2008 23:06    

12 Comentarios

Sr: Marcet deje que le haga una pregunta que quizá vaya holgada de ingenuidad: ¿En Marruecos no hay acceso al EMule?
Y eso de las compras con regateo, me recuerda hace unos años cuando fui a Guatemala por primera vez; mi madre que "entiende" de ese tipo de dudosas transacciones, antes de mi viaje me aconsejó: "...mira Tere, no vayas a ser boba de pagar lo primero que te pidan, tú ofreces poco menos de la mitad del precio que te digan, ya verás lo barato que se consiguen las cosas por allí..."
Yo me fui con el estribillo bien aprendido, ibamos en coche desde Ciudad de Guatemala hacia Chichicastenango y por la carretera había algunos tenderetes "especializados para turistas", paramos y yo me dije: ¡Ésta es la mía!; me gustó una "estatua" de ¿jade?, el paisano me dijo: 40 quetzales, yo le ofrecí 15. Me respondió:¡ LLévesela!. Reconozco que me quedé paralizada al ver la "efectividad" de mi regateo.
Bueno, la figura no es más que de una resina verdosa, pero aún la conservo y cuando la veo, siempre sonrío y es uno de los recuerdos de mis viajes que guardo con más cariño.
Un placer leerle Sr. Marcet. Por cierto, imagino que estará muy bien por Marruecos, en mi querido Madrid hace un frío invernal; estos días son ideales para quedarse en casa y ver alguna excelente película descargada del Emule, en los últimos días ando enfrascada con el cine de Michael Haneke. Buenas Noches y hasta la próxima.

miércoles 26 nov 2008, 22:58

El tema del "no a la piratería de películas marroquíes" me lo explicó a mí en su momento mi vendedor habitual también de la "Joutia" (nombre que suele recibir la "sección de electrónica, electrodomésticos y telefonía" en las medinas marroquíes) de Rabat. Nada que ver con una hipotética visión romántica, con un ir a favor del cine local o cualquier cosa similar... una pura cuestión de supervivencia.

Yo le pregunté el porqué de estos remilgos para con las producciones locales y la falta de miramientos para con los filmes foráneos. Él - Houssein se llama mi "dealer" - me respondió sin apenas pensárselo que "Tom Cruise no va a venir a denunciarme por piratería, sin embargo por aquí pasan muchos directores, productores o actores marroquíes que sí me podrían poner en un compromiso con las autoridades".

No saben nada estos...

Un fuerte abrazo Joan.

(mi crucecita, jeje)

jueves 27 nov 2008, 21:02

Quizas lo que más echo de menos por mi paso en Marruecos y Mexico es el regateo.
Es como un pulso entre dos personas , a ver quien cede el primero , a sabiendas que de todos modos, nos van a engañar. Pero recuerdo una anecdota de la medina de Fez, que siempre cito cuando los turistas que van a esos paises , hacen alarde de buenos negociadores, y a ellos ( como no ? ) un " moro " no los va a tomar el pelo.
Una señora, queria comprar una ceramica , y discutia con vehemencia el precio, sin tener en cuenta que detrás de cada objeto hay un trabajo, una dedicacion y un artesano que vive de su oficio. A un momento dado el Sr. muy digno , le preguntó cual era su ultimo precio , y ella, muy chula le dijo una suma irrisoria.
El Sr la miró bien de frente, y rompió la ceramica.
" c'est une question de dignité " dijole.

viernes 28 nov 2008, 07:00

con tanta parafernalia pirata siento nostalgia por marruecos, y sobretodo la medina

viernes 28 nov 2008, 07:52

Suena bien. Una tarde callejeando por la Medina a la caza de novedades cinematográficas. Transacciones de alto nivel para conseguir las últimas novedades.cinematográficas. Encuentros con desconocidos que te suministran por pocos dirhams unas horas de placer en albanés o servocroata pero imágenes al fin. Que, segun que pelis tienen más morbo si no las entiendes. ¿Como andan de novedades hispanas?. Podríamos recuperar "Arrebato" de Zulueta o "Matador" de Almodovar que no hay manera de verla por que el productor no deja. Quizá agradeceríamos los fans de las comprar exóticas unos cursillos acelerados de adquisiciones medineras. Me decandaría por la quincalla que uno se pone encima en lugar de la que se ve en la tele pero supongo que las noches rabatis son largas y con menos oferta y bien vale una velada casera con imágenes aunque se subtitulen en cirílico. Me imagino a los ejecutivos de los chiringuitos llegando a grandes acuerdos con Hollywood o Bollywed para ofrecer, antes que nadie, las ultimas novedades cinematográficas del globo. Si organizas unos cursos acelerados de compras medineras me apunto,

viernes 28 nov 2008, 10:05

Jejeje

Realmente dificil encontrar títulos originales y occidentales. Aunque las produciones marroquíes tambien tienen su gracia, su toquecillo "Quich?" (Se escribe así?). Chicas repeinadas, sospechosamente rubias y dudosamente sexis, cortejadas por chicos de oscuras gafas, pantalones ajustados, camisas floreadas y grandes dosis de gomina. Sin olvidar el coche, la suegra y el tendero viejo verde.
Un autentico video clip.

También me pregunto por el tema e-mule. Quizas no en casas particulares locales pero para los visitantes...

Confirmo lo que se ha dicho mas arriba, aquí en Barcelona también hace un frio cortante.

Hasta pronto.
Abrazos.

viernes 28 nov 2008, 17:07

Meritxell Marcet :
Kitsch, según la RAE

viernes 28 nov 2008, 23:58

Regateo, pirateo y mangoneo. Una cosa típica y clásica de un país en desarrollo que además es fronterizo con las ricas carteras de los occidentales. Joan, a mí lo que me encanta de Marruecos es la orgía de parabólicas que adornan las casas, las de adobe y las modernas. Todas viendo canales de pago pakistaníes sin pagar un duro. Vale que en España el pirateo digital también se estile, pero lo de allí es demasiado. ¡Y eso que desde Ceuta yo no pillo la tele marroquí! ¡Qué envidia me das!

lunes 1 dic 2008, 18:12

Dios!!!!!! La medina..... que lindo centro comercial.... que nostalgia, con sus minitiendas de ropa, electrónica, complementos y comida por doquier, en medio de las calles, en las esquinas, por pasillos laberínticos y todo abarrotado como un gran mercadillo. Donde sino vas a encontrar esas rarezas como el film de la genial Sarita Montiel, Nid d’espions (versión original francesa) de los años 60 y rodado en Casablanca!!!!!! Una joya del cine de Barrio!!!!! O el concierto londinense en directo de Kylie Minogue, Body Language Live 2004!!!!!!!
Es toda una experiencia en entrar en el Santa Santorum del consumo Medinero!!!!!, es casi como una experiencia mística con todas sus pautas y aprendizajes. Es como adentrarte en el laberinto del minotauro de creta, por su infinidad de calles y callejuelas con todo tipo de productos, y tu buscando aquel pantalón que has visto en las tiendas más pijas de Barcelona, Burberrys, Armani, Gucci, Dolce & Gabbana, Arman Basi, etc. Y por fin al final del laberinto, después de una complicada búsqueda de tienda en tienda que te enseñan de todo.... lo ves, lo encuentras, como al minotauro y aquí empieza la ardua tarea del regateo..... Luego, después de esta gran odisea, te tomas un riquísimo te a la menta o café con sus correspondientes pastitas marroquíes en una de las terracitas-café de la espléndida Avenida Mohamed V, alegrándote la vista. Es en este momento en el que te relajas y contemplas en un par de cutre bolsa de plástico no se cuantas pelis, dos camisetas de marca, especies a granel, tres pañuelos palestinos, una tetera marroquí, un par de babuchas y tu deseado pantalón Burberrys.

viernes 5 dic 2008, 12:06

Gracias por los comentarios, todos. Y respondo a la apreciada Teresa y a mi dilecta sobrina Txell: Sí existe E-mule y sí me puedo bajar algún capricho o urgencia por esa vía. Pero, es evidente que, pese al supuesto tono crítico, en realidad la medina me atrae, me encanta y cumple casi siempre con mis espectativas cinéfilas. Pero es que además me sirve para captar escenas de vida cotidiana impagables, para seguir aprendiendo de la forma más directa formas de pensar, de negociar, de relacionarse. Está claro que a veces tienes sorpresas desagradables con alguna compra, o algún momento de irritación. Pero no cambio la intensa e imperfecta "promiscuidad" medinera por la ordenada pero fría efectividad de la red. Eso va a gustos.
Abrazo a todas/os.
Joan Marcet

viernes 5 dic 2008, 14:07

hola yo vivo en rabat y ti enes razon de lo que dices sobre las peliculas pirateadas que se venden en la medina pero hay un citio que se llama "ait baha" (solo un poco mas aya de la medina) en el que venden peliculas pirateadas pero de buena calidad la mayoria son en frances y en ingles y con un poco de suerte en espanol y los precios son de 6 a 8 dirhams

viernes 27 mar 2009, 17:20

hola soy ayda yo quiero decir una cosa en marruecos no hay solo piratas ay muchas cosas para ver y tantas cosas bonitas no solo la medina

jueves 5 nov 2009, 16:17

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Antonio Parreño

Bio Desde Rabat: Crónicas de la otra orilla

La otra orilla del Estrecho. Cercana y reconocible, pero a veces, también, demasiado lejos. Un lugar que uno debe mirar despojándose de tabúes y prejuicios. Desde Rabat tratamos de mantener una puerta abierta al Magreb y a toda África, un continente a veces olvidado en el que conviven miseria, desastres y peligros, aunque también grandes sonrisas y oportunidades. Os invito a compartir ese viaje conmigo, con TVE y con los muchos protagonistas de una realidad a veces compleja, siempre apasionante"
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios