« Sanna, quemada por su esposo. | Portada del Blog | Secuestro en Mauritania. La espera. »

La escandalosa barriga de Nadia.

    domingo 15.nov.2009    por RTVE.es    12 Comentarios

Pocos embarazos han hecho correr tanta tinta en Marruecos como el de Nadia Larguet. Esta productora, comunicadora y esposa del director del Centro de Cinematografía marroquí, Noureddine Saïl, ya había ocupado la portada de la revista "Femmes du Maroc" hace tiempo, justo en el momento en que empezaba a despegar su carrera en la televisión. Pero su segunda portada, este mes, mostrando con orgullo su barriga de mujer embarazada de ocho meses ha desatado las iras de los sectores más conservadores. El diario islamista "Attajdid" expulsó su furia en un editorial cargando contra la "desnudez" de Nadia que califica de "un escándalo bajo todos los puntos de vista." Para argumentar la furibunda condena el diario islamista no duda en incluir al esposo de la comunicadora, profesor también en la universidad:

"Mas allá de presentar las definiciones filosóficas de la modernidad, como las que enseñan a los jóvenes en la universidad, dice el periódico conservador, ésta joven mujer se contenta con desnudarse ante la cámara fotográfica, llevando su audacia hasta el extremo de desafiar las constantes de nuestra sociedad."

El desafío de Nadia puede verse de esta bella portada, expresiva y natural, en los quioscos del país. Sorpresa para algunos, escándalo para los de siempre y múltiples voces de apoyo para la inminente mamá. Entre las últimas, destacaría el editorial del semanario independiente "Telquel", hilando muy fino en la réplica a los islamistas. En primer lugar la referencia a lo que se enseña en las universidades:
"No hace falta ser profesor de universidad para hablar de modernidad", razona el director de la revista. (La modernidad) puede defenderse de formas distintas y el arte no es la menor... Además, "desafiar las constantes de la sociedad" ¡es la definición misma de la modernidad! Una sociedad moderna o al menos una sociedad que camina hacia la modernidad empieza, en primer lugar, por poner en cuestión sus tradiciones. Es así y no de otra forma como avanzan las sociedades: Sacudiendo las normas establecidas que las atan al pasado. Y además, ¿ qué es una tradición sinó la expresión de una modernidad que ha envejecido? Todo lo que destaca hoy de la tradición fué, en una u otra época, una innovación que escandalizó a los conservadores".
El mismo artículo editorial considera la foto "muy púdica", en comparación con lo que se publica en la prensa occidental y destaca que no hay "ni un solo elemento erótico en la misma. Lo importante de la foto es el embarazo de la joven", añaden. "Lo que salta inmediatamente a la vista no es otra cosa que su barriga redonda, de una vida incipiente. Y eso, el "eructante" editorial de "Attajdid" no lo menciona ni una sola vez".
El editorial de "Telquel" culmina con una reflexión inapelable: "Los que encuentran esta imagen "perversa" son los verdaderos perversos puesto que ven el sexo dónde no está. Y ahí está, sin embargo, el corazón de la contradicción islamista: cuanto más busquen poner velos, ocultar, negar el cuerpo de la mujer más la erotizan...son ellos y no los partidarios de la modernidad quienes relegan a la mujer a la categoría de objeto sexual."

He citado mucho en esta entrada, en primer lugar, porqué siempre encuentro estimulante reflejar las voces de una sociedad en transformación. Y la marroquí, con todas sus contradicciones y vaivenes, ciertamente lo es. Pero también porqué a menudo tengo la sensación que las posiciones de progreso que pugnan por agrandar sus espacios en Marruecos no obtienen el eco que merecen en la mirada "europea". O en la mirada "de Occidente" en general. Las reflexiones de Ahmed R. Benchemsi, el director y editorialista de "Telquel", son las que hacen suyas una parte significativa de la sociedad marroquí. Con harta frecuencia destacamos en nuestro trabajo periodístico casos y situaciones lacerantes. Será una verdad de perogrullo, pero hoy toca reiterarla: El de Marruecos no es un pensamiento único y retrógrado. Hay un Marruecos de progreso que mira al futuro y rechaza, con la misma firmeza con que se haría desde la civilizada Europa, las posiciones integristas, cerriles o salvajes. Por trasladarlo a algunos casos expuestos en este blog, reiteremos que cuando un jeque quiere desposar a una niña de nueve años, la mayoría de éste país se indigna y lo rechaza. Cuando un marido desobedecido arroja gasolina a su esposa y la convierte en una pira humana se ve como lo que es: un crimen, una salvajada. Y así caso por caso. A menudo tengo la sensación de que tendemos a una visión en exceso en blanco y negro sobre Marruecos y , en general, sobre el mundo árabe. Por eso la "escandalosa" barriga de Nadia Larguet sirve, una vez más, para enriquecer el debate. Sobre un país donde el peso de la tradición es enorme, pero también sobre un país en el que las voces de modernidad consiguen, pese a todo, hacerse oír e incluso a veces resonar con fuerza.

RTVE.es   15.nov.2009 23:31    

12 Comentarios

Gracias Joan por este artículo tan completo sobre esta noticia, que sirve para ilustrar la indiosincrasia de este país vecino, que sin embargo, estoy convencido, es un gran desconocido para muchos de los que estamos es esta otra parte parte del mar.


Un saludo!

lunes 16 nov 2009, 11:23

Muy interesante, muchas gracias. Aqui en España tenemos una visión totalmente estereotipada de esa sociedad, y por eso cada vez tengo mas ganas de visitar Marruecos.

lunes 16 nov 2009, 15:10

Gracias por tu mirada objetiva y veraz, con cabida para todas las opiniones y todas las ideologías que conforman este exótico y heterogéneo país del Norte de África.
Desgraciadamente hay muchos compañeros tuyos que se refugian en los estereotipos y solo transmiten lo marginal y chillante….
Gracias de corazón de un marroquí.
Saludos cordiales desde Tetuán

lunes 16 nov 2009, 15:40

Olé por NADIA.
Con gente así, Marruecos podrá empezar a ser reconocida como para otras cosas pretende. Con la actitud que está lanzando -en general- contra Nadia no conseguirá más que ignorancia y silencio.
¡Gracias a ti por contárnoslo, Joan!

miércoles 18 nov 2009, 20:37

[Una sociedad moderna o al menos una sociedad que camina hacia la modernidad empieza, en primer lugar, por poner en cuestión sus tradiciones.]
¿Por qué no pueden ir de la mano modernidad y tradición? ¿Por qué, casi siempre, parecen tan irreconciliables? ¿Por qué el ser humano es tan cerril y obcecado? ¿Por qué no puede existir el equilibrio y la conciliación? ¿Por qué debe prevalecer una forma de vida sobre la otra? ¿Acaso la ambivalencia no es enriquecedora? ¿El progreso es siempre sinónimo de evolución?
Tengo vagos recuerdos de un cuento de Hermann Hesse en el que se ajusticiaba a un hombre en la Plaza pública y decía que a un hombre se le puede salvar por asesino pero no por sus ideales y creencias.
He estado fuera de Madrid Sr. Marcet, hoy he vuelto a casa muy tarde y me he encontrado con este Post. Parafraseando a Serrat en "El Vell", todo esto está escrito en zapatillas y quizá a estas horas, sin dormir, a uno ya no le queda honor y se pierde por oscuras melancolías...

domingo 22 nov 2009, 05:05

Me parece muy importante lo que ha hecho esta mujer, a veces los pequeños gestos cotidianos o , como en este caso, una simple foto pueden hacer más por las libertades de las personas que muchas manifestaciones, organizaciones o debates....
Un post muy interesante y diferente de la imagen preconcebida que tenemos de Marruecos.
Muchos saludos y abrazos desde Barcelona.

lunes 23 nov 2009, 20:11

Para el amigo de Tetuán. Son muchos los periodistas que trabajamos por enterrar estereotipos y prejuicios. Pero, hijo mío, la modernidad del país, la transición, esa famosa primavera marroquí de la que alardea el régimen está aún lejos de la realidad. Necesitamos todavía muchas portadas como la de Nadia. Un beso a todos.

miércoles 25 nov 2009, 20:44

Estupendo post. Parecería una anécdota, pero la gracia está en que sirve para ilustrar y ejemplificar una categoría: la de la diversidad (a veces la esquizofrenia) marroquí.

Un solo y pequeño reproche. ¿Por qué tanto tiempo entre post y post? :)

Y una pregunta. Ha habido alguna solucion/reacción para el caso de Sana (al mujer quemada)

jueves 26 nov 2009, 13:34

Estupendo post. Parecería una anécdota, pero la gracia está en que sirve para ilustrar y ejemplificar una categoría: la de la diversidad (a veces la esquizofrenia) marroquí.

Un solo y pequeño reproche. ¿Por qué tanto tiempo entre post y post? :)

Y una pregunta. Ha habido alguna solucion/reacción para el caso de Sana (la mujer quemada)

jueves 26 nov 2009, 13:34

Estupendo post. Parecería una anécdota, pero la gracia está en que sirve para ilustrar y ejemplificar una categoría: la de la diversidad (a veces la esquizofrenia) marroquí.

Un solo y pequeño reproche. ¿Por qué tanto tiempo entre post y post? :)

Y una pregunta. ¿Ha habido alguna solucion/reacción para el caso de Sana (la mujer quemada)?

jueves 26 nov 2009, 13:35

Hola a todos,
A mi la verdad es que no me estraña tal portada, viendo lo que se ha hecho y dicho en las peliculas de cine, no las de television, de alii.
La reaccion ciudadana era mas que esperada, si el partido islamista llego segundo en las elecciones del 2008, gracias a dios no han ganado.

Gracias por el post yel blog en general.

sábado 28 nov 2009, 14:02

Con todos mis respetos considero que hay problemas mas grandes en Marruecos que tratar que el embarazo de una famosa, la situación de la mujer en nuestro vecino es tan lamentable, que la sola mención de este embarazo televisivo banaliza esos problemas, y crea una cortina de humo hacia los problemas muy graves que sufre la mujer, gracias por tratar de informarnos.

lunes 30 nov 2009, 18:25

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Antonio Parreño

Bio Desde Rabat: Crónicas de la otra orilla

La otra orilla del Estrecho. Cercana y reconocible, pero a veces, también, demasiado lejos. Un lugar que uno debe mirar despojándose de tabúes y prejuicios. Desde Rabat tratamos de mantener una puerta abierta al Magreb y a toda África, un continente a veces olvidado en el que conviven miseria, desastres y peligros, aunque también grandes sonrisas y oportunidades. Os invito a compartir ese viaje conmigo, con TVE y con los muchos protagonistas de una realidad a veces compleja, siempre apasionante"
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios