« Sogona contra la mutilación genital. | Portada del Blog | De Galicia a Cannes pasando por Tánger. »

Marruecos sensorial.

    martes 27.abr.2010    por RTVE.es    14 Comentarios

Este debe de ser uno de los mejores países del mundo para viajar con tiempo. Las distancias son accesibles, la seguridad altísima, la gente amable y los precios buenos, sobre todo para quien cambia euros. Antes de llegar a Marruecos como corresponsal ya adoraba este país como lugar para perderse unos días. Luego llegó la corresponsalía y conocí “el otro Marruecos”, el de la burocracia, el del control policial, el de las cortapisas a la libertad de expresión y el que se asoma a veces a la tentación de utilizar los trámites administrativos para ejercer presión política. También, por supuesto, el Marruecos que intenta, con marcha a medio gas y algún súbito impulso a poner la marcha atrás, encontrar su propia vía de progreso democrático y de modernidad. Un camino que insisten en que es irreversible. Hay muchos Marruecos y algunos, no siempre tan fascinantes como sus paisajes, ya han ido apareciendo en este blog. Pero hoy, cosa de la primavera fulgurante que tenemos y de la invitación de una amiga a explayarme con el Marruecos más placentero, nos vamos de turisteo.
La amiga en cuestión, LLuïsa Aguilera, capitanea con otras cómplices un programa en Ràdio Rubí llamado “Las Divinas”. No sé como serán el resto de radiofónicas criaturas celestiales, pero conociendo a Luisita y a Lidia , otra que tal, no me cuesta imaginar unas sesiones en las ondas herzianas de sano cachondeo y mordacidad avispada, achispada y a ratos bien sazonada de picante.
Me llama Lluïsa para contarme de su programa y del especial que se han montado sobre Marruecos.

- “Y además lo vamos a rematar con un relato erótico, ambientado en Marrakech”, me informa. “Pero antes queremos que nos cuentes como sería un viaje sensorial por Marruecos.”
Ante una petición así a LLuïsa se le puede decir de todo menos que no.

-"Pues claro, chica, cuenta conmigo", le digo. " Ya se me ocurrirá algo”.

Bueno pues me llamaron en directo y desvelé algunos de mis sitios preferidos en el Marruecos de los sentidos. Me comprometí a colgarlos en el blog para que los oyentes no tuvieran que tomar notas y escuchar la emisión en pleno relax desde el rincón más “chill out” de sus casas.

O sea que ahí van:

Marrakech, para abrir el fuego y el apetito, porqué es la síntesis de Marruecos, una especie de suma y sigue de lugares que luego se van reproduciendo por todo el reino alauí. Habrá medinas más espectaculares ( la de Fez) paseos en camello más exóticos ( en Merzouga), avenidas con mayor pedigree histórico ( en Rabat)…. Pero esta combinación de tradición y modernidad, este encanto abigarrado, con la plaza de Djemma el Fnaa como máximo exponente, es dificil verlo concentrado en tan pocos kilómetros cuadrados. Puestos a citar el lugar sensorial, olores y colores en explosion primaveral nos quedamos en los Jardines Majorelle, antiguo refugio privado del modisto Yves Saint Laurent y actualmente abiertos al público.

De Marrakech hacia la costa, casi en línea recta, desembocamos en Essaouira , la antigua Mogador (ver el primero de los post de este blog para más detalles).
De esta ciudad mítica, cinematográfica, en la costa Atlántica, nos dejamos fascinar por sus callejones estrechos dónde se concentran algunos de los mejores artesanos de Marruecos y , en especial, los especializados en trabajar la preciosa y aromática madera de tuya. Las callejuelas desembocan directamente en la zona portuaria amurallada, la Skala. Allí, con la llegada de los barcos pesqueros , por la tarde, comienza el ritual: la descarga de toneladas de las especies marinas más espectaculares, la subasta del pescado y, al fin, la posibilidad de escoger, una por una, algunas piezas de pescado y marisco y consumirlas in situ, pasadas por la parrilla a un precio más que razonable. El único pero surge de las limitaciones sobre el alcohol en un país islámico, especialmente en la calle: Para acompañar esta parrillada soberbia, no te ofrecen mas que coca cola o un refresco de naranja o limón. Los conocedores se llevan su propio vino blanco para servirse de forma discreta al amparo de las primeras sombras nocturnas.

Por cierto que este problema no existe en Oualidia , otra localidad un poco más al norte a la que llegamos desde Essaouira, bordeando la costa. Una dársena majestuosa crea una de las zonas de humedales más impresionantes de la región. En esta naturaleza exhuberante, visitada en temporada migratoria por grandes bandadas de flamencos, se concentran varios criaderos de ostras. Los granjeros dedicados a la cria de esos bivalvos con fama de afrodisíacos logran dar un mayor valor añadido a su actividad sirviéndolos en pequeños restaurants anexos. La ostra es el menú principal y casi único , ya sean vivitas y al limón o en especialidades que han ido depurando con los años, como por ejemplo, gratinadas al queso. Ahí sí, dado que el lugar queda bastante reservado de curiosos y que es claramente turístico , la carta de vinos es bastante aceptable. Y las ostras, en terraza frente a las aguas fluviales que se encuentran con el mar….divinas.


La ciudad de Moulay Yacoub , a unos 20 kilómetros de Fez, es famosa por sus aguas termales ligeramente sulfurosas. Tiene unos baños populares abiertos las veinticuatro horas del día. Y, aunque parezca mentira, la afluencia de visitantes no cesa ni siquiera a altas horas de la madrugada. Pero para quienes prefieran huir de una experiencia tan masificada ( y bañarse al lado de 200 o 300 personas buscando un rincón más o menos tranquilo no deja de ser un plato algo fuerte para algunos paladares exquisitos) funciona un Centro Termal en las afueras de la ciudad.
La entrada al balneario cuesta 100 dirhams ( unos 9 euros) y ofrece un ambiente más exclusivo con una estupenda piscina interior climatizada, duchas y todos las servicios spa imaginables a precios razonables.


Y, a pesar de que ya hemos ido de spa, no sería yo quien desprecie el hammam más tradicional. Habitualmente tiene tres espacios, con distintas temperaturas. Grifos de agua casi hirviendo y otros de agua fría , para templar los cubos con los que proceder cada uno a sus abluciones. Y también masaje purificador, con guante de crin, un tanto brusco pero ideal para una limpieza en profundidad, a base de retirar todas las escamas de piel muerta. Puestos a escoger un hamam apuntaríamos a uno de los lugares dónde la oferta es más plural: la ciudad santa de Moulay Idriss, cerca de Meknés. Cuentan los guías locales que hay un una mezquita, un horno de pan tradicional y un hammam en cada una de sus calles de la ciudad vieja.


Y ya enfilando hacia el norte del país, a Xauen no le hace falta ninguna publicidad especial. Miles de españoles la visitan cada año, siguiendo las huellas de la cultura andalusí y el rastro sutil del pasado colonial español . Gran lugar para perderse por sus calles empinadas y casas pintadas de azul. Está en plena ruta norteña del hachís, como es sabido, pero “las divinas” me disculparon que no incluyera esta derivación sensorial entre las recomendaciones en el programa.



Y,en fin, habrá otros sabores, otros olores y otras texturas claro, estas son las que se me ocurrieron a bote pronto para la radio y ahí quedan.

RTVE.es   27.abr.2010 16:44    

14 Comentarios

a ver si en la proxima entrega nos habla de Taroudant, y sus murallas, bugainvillas, medina, y un paseo a la " gazelle d'or", los oasis del sur, la kasbah de Aitbenhadda. Sé que Marruecos es un pais fascinante que cada rincon te trae olores, y sensaciones fuertes.
Le seguiré leyendo , fiel a su blog

martes 27 abr 2010, 18:43

¿Y con tanto aroma, color y sensorialidad, el personal está “A Belén Pastores”, o le da gustillo al cuerpo?

martes 27 abr 2010, 19:33

¡Sí Sr. Marcet, un Post realmente apetitoso! Quizá yo sea una de los pocos españoles que nunca han estado en Marruecos, es una de mis tantas asignaturas pendientes. Leyendo su Post me ha entrado el agobio, pensando que el tiempo vuela. Siempre he dicho que los sitios estarán siempre "allí" para que yo los vea, pero con toda esta tentadora insinuación que nos hace para que algunos nos animemos a visitar ese país, creo que no esperaré mucho.
Eso sí, creo que antes tendré que hacer algún cursillo acelerado sobre "El universo sensorial y sus múltiples posibilidades" pues de todos mis sentidos, hay algunos que no tienen activada la casilla de "recordar siempre" y con esfuerzo, sólo suelo ser capaz de recordar imágenes, sonidos, palabras y raras veces, el tacto. Un handycap como cualquier otro, pero mis amigos dicen que si no soy capaz de utilizar algunos sentidos, tengo sobrada imaginación para inventarme cualquier cosa y que parezca creíble. Quizá no sea así, porque siempre digo que mis recuerdos tienen una fuerte carga emotiva, suficiente para superar cualquier obstáculo.
En fin, que un buen día prepararé mi maleta para perderme por Marruecos, parece un plan atrayente.
De momento, Sr. Marcet reciba un afectuoso saludo desde Madrid.

martes 27 abr 2010, 23:37

Nada, nada, déjese de cursillo previo, querida Teresa. Precisamente los lugares que se ofrecen en toda su explosión sensorial son para eso, para despertar "on the field" a lo que la vida tiene la generosidad de regalarnos o de ponernos al alcance de la zarpa. Y digo zarpa conscientemente porqué en estos casos siempre recuerdo a una amiga gallega, de mi quinta, que suele tener a bien recordarme:"Mira Joan, nosotros no estamos para escoger. Estamos para arrebatar" (saludos Evita, son dos euros de copyright, ya sé). Así que a zarpazo limpio con esas pequeñas alegrías. Y si son grandes mejor. Es bien cierto, Sra Teresa: Los lugares estarán siempre ahí, teóricamente esperándonos. Pero..¿Para qué hacerles esperar?
En resumen sugiero, con todo cariño y respeto claro, que les dé la oportunidad a sus sentidos correspondientes para que se desatasquen solos, puesto que para seguir almacenando recuerdos- por muy fuerte que sea su carga emotiva- siempre habrá tiempo, no?
Y, pese a este primaveral espíritu de 'carpe diem' que parece abducirme no voy a contestar de forma directa a la pregunta del amigo Isidro. No sería adecuado aquí. Solo decir que de "Belén pastorcillos" nada.
Y a Mar, aparte de agradecerle que se asome por aquí, le tomo prestada la idea. Queda para una segunda parte. Besos.

miércoles 28 abr 2010, 01:13

Querido Joan,

¡Qué texto tan estupendo, tan lleno de experiencia, de textura y tan tú!

Otro motivo más paa admirarte.

Un abrazo de tu amigo que te quiere,

M

miércoles 28 abr 2010, 01:48

Joan, verdaderamente me haces desear subir en un avión y estar allá!!!!!no puede haber una mejor guía para ese país, por tí tan querido.
Un abrazo y que nos encontremos en cualquier aeropuerto. Precisamente estoy en el de Barcelona, camino a Aix en Provence, ya te contaré.
Angelines

miércoles 28 abr 2010, 10:27

Maravellos. Amb aquest viatge literari, només desitges ompilr la mal.leta de res i enfilar el gran sud.
fel.licitats

miércoles 28 abr 2010, 11:18

Indudablemente ese pais es una marabilla, no comprendo porque hay tanto marroqui en España , deberian irse a disfrutar su marabillosa tierra , sobre todo los que están ocupando desde hace ya dos años , los que siendo delincuentes , habiendo robado todo lo que habia en la casa estan protegidos por la policia los jueces de Santa Coloma de Gramanet que nada hacen. Y ya he salido tres veces por la tv de Cataluña contando tan insólito caso, no tanto si pensamos que son cientos los domicilios que se encuentran en Cataluña en esa misma situación.

Clica sobre mi nombre

miércoles 28 abr 2010, 11:30

Les Divines te hacemos la "OLA" y te damos las gracias mas suculentas por havernos dejado disfrutar de tu "verborrea" sin par... :), de tu buen humor y de que nos dedicaras un ratito de tu tiempo.... es siempre un placer q tu me digas SI!!!
Y ahora ya si con las notas bien tomadas a mi y a mis compañeros de mi viaje nos has RE-convencido, en breve "arrebatamos" Marruecos( Eva, cobrale 4 al Joan, yo lo arreglo luego con el jeje), a darle unos cuantos gustillos al cuerpo y con la maleta, Sr. Fontyu, vacia pà llenarla de sensaciones, olores, estrellas y buenos momentos.
Nos vemos allí, Joan.
mil petons

miércoles 28 abr 2010, 15:11

Querido Joan,
Creo muy sinceramente que la oficina de turismo de Marruecos debería contratarte ya!!!!. Sin duda alguna nadie mejor que tu, un experto Cicerón, que a recorrido medio mundo y que conoce tan bien esos países con sus pequeños secretos para disfrute de los sentidos....
Tienes toda la razón al describir y definir Marruecos como un país para hacer turismo. Por su seguridad, la amabilidad de los habitantes, por sus paisajes y su cultura. Se encuentra tan cerca de la península pero a la vez es tan distinto a nosotros... aun que para uno que es de descendencia andaluza, encuentras muchos puntos en común, sobretodo en la gastronomía, en la arquitectura popular y en la cultura. Marruecos es eso, un gran parque temático para los turistas y visitantes.
Pero como en todos lados se cuecen habas, señor Antonio Larrosa, no toda la inmigración que nos llega desde Marruecos son de la misma calaña. Pero como ya se sabe, ¿quien son los primeros que emigran de un país?... Los mas desafortunados, casi nunca son los artistas, médicos, políticos, artesanos, etc. fundamentalmente porque ya tienen trabajo en su país de origen, y aquí nos llega lo que nos llega. Pero creo que no es justo meter a todo el mundo en el mismo saco. ( yo vivo en Barcelona en el barrio de Ciutat Vella y a mi también me han entrado a robar en mi casa....)
En el siguiente post de Marruecos sensorial deberías incluir un mini apartado al placer de las compras en las Medinas.... es una experiencia tan exótica, con esa cantidad de tiendas, puestos, callejuelas laberínticas donde encuentras de todo; películas piratas antiguas y modernas a un euro, ropa, menaje, comestibles, joyería, souvenirs, etc..
Un fuerte abrazo

miércoles 28 abr 2010, 20:07

Jajaja...Sr. Marcet, he activado la casilla de "recordar siempre", he utilizado los DVD de recuperación de "mi" sistema y han vuelto mis sentidos al estado original. Pero me aparece un cartel que dice "incompatibilidad de programas", parece ser que "arrebatar" no es compatible con los bits de mi procesador.
Aunque debo reconocer que la frase de su amiga Eva, me ha gustado, pero se me queda un tanto lejana. Digo, que quizá, con el paso de los años, uno se suele volver más reflexivo y prudente. Puede que en esto haya discrepancias, algunos pensarán que "A la vejez, viruelas" y otros que "Las dentaduras ya no están para tantas huesuras".
Que sepa mi querido Sr.Marcet, que intercambiar "palabras" con Ud., es "Un placer tan inmenso como una pradera", parafraseando a mi querido Don Pablo.
Una sugerencia antes de despedirme, siga despertándonos los sentidos. Como siempre, un saludo muy afectuoso desde Madrid.

jueves 29 abr 2010, 02:46

Querido Joan, me ha hecho gracia verme citada publicamente
Incitante proposicion marroqui
pero nada de Casablanca?aunque sea por fetichismo y
el Restaurante al que me llevaste quedo en mi retina
un besos enormes y a seguirle arrebatando sensaciones a la vida

sábado 1 may 2010, 22:10

A veure si algún día puc fer algun viatges que sutgereixes, sona tot molt interesant!

martes 4 may 2010, 16:40


Juan, te conozco. En consecuencia, no podré ser objetivo, ni quiero serlo: eres un gran profesional, porque tu humanidad sincrética precede todo aquello que ves, tocas, oyes....

sábado 8 may 2010, 22:16

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Antonio Parreño

Bio Desde Rabat: Crónicas de la otra orilla

La otra orilla del Estrecho. Cercana y reconocible, pero a veces, también, demasiado lejos. Un lugar que uno debe mirar despojándose de tabúes y prejuicios. Desde Rabat tratamos de mantener una puerta abierta al Magreb y a toda África, un continente a veces olvidado en el que conviven miseria, desastres y peligros, aunque también grandes sonrisas y oportunidades. Os invito a compartir ese viaje conmigo, con TVE y con los muchos protagonistas de una realidad a veces compleja, siempre apasionante"
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios