« Novedades desde Libia | Portada del Blog | ¿El recreo se ha acabado? »

Atentado en Marrakech

    domingo 8.may.2011    por Antonio Parreño    4 Comentarios

El atentado en el restaurante Argana del jueves 28 de abril me pareció un golpe durísimo para Marruecos. La plaza Jma LFna de Marraratkech es el corazón turístico del país, todo un símbolo. Los fallecidos, 17, han sido casi todos extranjeros, la mayoría franceses. De hecho me pareció sorprendente que no hubiera españoles en la primera planta del Argana en el momento de la explosión, quizá porque la hora (antes de las doce) era demasiado temprana para los horarios de comida patrios.

Junto a los evidentes perjuicios económicos y de imagen para el turismo marroquí, una de las grandes principales fuentes de ingresos para el reino y una de sus grandes apuestas estratégicas para el desarrollo del país, enseguida me vino a la cabeza el riesgo de que las promesas hechas por el rey Mohamed VI a rebufo de las manifestaciones en la calle por parte de los jóvenes del 20 de febrero acaben paralizándose con el mensaje: “¿Veis? En cuanto abro la mano mira lo que pasa”, repitiendo en cierto modo el escenario que se vivió tras los atentados de Casablanca de 2003. Y más después del gesto del rey de liberar a 190 presos políticos, la mayoría de ellos islamistas implicados en procesos de terrorismo.

Aunque el gobierno marroquí ha atribuido el atentado al entorno de Al Qaeda (hay tres jóvenes detenidos con un perfil claramente islamista), la filial de Bin Laden ha negado estar detrás del ataque y dice no tener relación con él “ni cercana ni lejana”.

Con todo, lo que me ha sosprendido y admirado es que desde el primer día la Plaza Jma LFna ha recuperado su bullicio habitual, y en ningún momento, salvo en las primeras horas tras el atentado, la plaza ha dejado de ser, tras el atentado, lo que era: Un fascinante batiburrillo de turistas, puestos de zumo de naranja, encantadores de serpientes, aguadores medievales, puestos de comida, contadores de historias y un sinfín de embaucadores, como dice mi amigo Luis de Vega. En ese sentido, los terroristas no han conseguido su objetivo.

Está por ver el efecto real de un atentado como este a medio plazo para el turismo, que es muy sensible a sucesos como éste, y más para el turismo español, que tiene muchas alternativas en casa para irse a correr riesgos en el norte de África. Pero, a juzgar por lo que estoy viendo hoy mimo ( cientos de turistas en la plaza, como siempre) de momento parece que Marruecos está ganando esa batalla.

 

Ps: En cuanto pueda cuelgo algunas fotos que la tropa de compañeros periodistas ha hecho estos días en la plaza

Antonio Parreño    8.may.2011 13:44    

4 Comentarios

Mucho por mejorar después de un apagón, no dejar pasear los venenos son control de dónde se encuentran pueden caer en manos inocentes que lo pagan sin saber siquiera de qué va tanto sinsentido, y lo peor es que parece que tiene fans dicen a mal de muchos consuelo de...

domingo 8 may 2011, 15:16

Mucho por mejorar después de un apagón, no dejar pasear los venenos sin control de dónde se encuentran pueden caer en manos inocentes que lo pagan sin saber siquiera de qué va tanto sinsentido, y lo peor es que parece que tiene fans dicen a mal de muchos consuelo de...

domingo 8 may 2011, 15:19

Señor Parreño, menos mal que vuelve usted por estas tierras virtuales. A ver, que Marrakech da para mucho, cuente algo con sustancia para que el personal se le enganche a la yugular bloguera. Y no deje de mostrarnos las fotos, que viniendo de la tropa periodística seguro que son interesantes.

martes 10 may 2011, 19:45

Hola Antonio.
Celebro que estés bien tras pasar esos días en Libia y quien sabe, yo al menos, por dónde podrías estar a tu regreso a Marruecos...
No obstante si lo recuerdas ya te dije que la cosa prometía recrudecerse, que te cuidaras. Lamentablemente así ha sido, en este caso en Marrakech. Y sabes ? Me joroba ser profeta... Pero la franquicia Alqaeda ( AQMI ) en el Magreb en el que tienes tu corresponsalía por desgracia está presente y presumo que lo seguirá estando. Tal vez a partir de ahora más según se cuenta tras el asunto de O.B.L.
Sé de gentes que viven en Marrakech y que a pesar a sus recelos y precauciones siguen con su vida normal, incluso como bien dices Antonio, acudiendo a los lugares habituales.
Lamento y condeno profundamente este tipo de actos que no llevan a nada, al menos a nada bueno.
No por ello, y en honor al Derecho Internacional, puedo aprobar cómo llevaron las fuerzas militares de EEUU su acción contra O.B.L.
Al respecto sólo una simple cosita. Si la fuerza que actuó estaba compuesta, según nos cuentan, por unos 20 SEALs, que son los boinas verdes, dentro de las boinas verdes. Y si a O.B.L. no se le pilló ni encontró ningún arma. ¿ Alguien podría explicarme con qué presentó resistencia?... Tal vez a escupitajos, insultos o arañazos ?….
Además, es que EEUU se pillan ellos solitos los dedos en sus declaraciones. Tal es el caso del Sr. Obama que viene indicando que fueron a " matarlo " y no a detenerlo, cosa que ya dijo en su campaña electoral.
Tal vez sobre terrorismo puedan convencer a otras gentes y otros países, por intereses o por desconocimiento, pero en España por desgracia tenemos la suficiente experiencia para saber de qué hablamos y ese cuento nos suena a muchos como el de las armas de destrucción masiva de Iraq.
Referente al atentado de Marrakech, he escuchado comentarios de todo tipo,( tal vez algo ilógicas y posiblemente interesadas ) incluidas aquellas que atribuyen esa acción al sector digamos oficial a modo de medrar en las aspiraciones que últimamente muchos marroquís exigen a su Rey.
Tal y como tiempo atrás ponía el grito en el cielo por la falta de derechos y garantías recibidas por el pueblo saharaui. Hoy no puedo por menos que rechazar esta acción cruenta, indiscriminada y cobarde en tierras de Marruecos.
Cuidate Parreño.
Saludos.

miércoles 11 may 2011, 13:46

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Antonio Parreño

Bio Desde Rabat: Crónicas de la otra orilla

La otra orilla del Estrecho. Cercana y reconocible, pero a veces, también, demasiado lejos. Un lugar que uno debe mirar despojándose de tabúes y prejuicios. Desde Rabat tratamos de mantener una puerta abierta al Magreb y a toda África, un continente a veces olvidado en el que conviven miseria, desastres y peligros, aunque también grandes sonrisas y oportunidades. Os invito a compartir ese viaje conmigo, con TVE y con los muchos protagonistas de una realidad a veces compleja, siempre apasionante"
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios