« ¿El recreo se ha acabado? | Portada del Blog | Vuelven las porras »

Demasiado cerca

    jueves 19.may.2011    por Antonio Parreño    5 Comentarios

 

 Mideast%20libya%20freed%20journalists--430084585_v2_grid-4x2
Manu Brabo vuelve a España. El gobierno libio lo liberó ayer junto a lo tres fotógrafos que fueron capturados por el ejército leal a Gadafi cerca de Brega hace 45 días. En el momento que escribo está ya en Túnez, viajando hacia la capital en coche, y mañana volará hacia nuestro país. Ha sido un mes y medio de angustia y de preocupación, principalmente para su familia. Por suerte, la pesadilla ha terminado bien.


Manu es un fotógrafo freelance que cubría su primera guerra. El día que lo capturaron cerca de Brega yo estaba 5 o 6 kilómetros más atrás, junto a Joaquín Relaño y Andrés Rojano. Recuerdo que un miliciano rebelde, en el últiimo check point seguro, nos comentó que los gadafistas habían atrapado a un grupo de periodistas en uno de sus contraataques. No le di mucha credibilidad, porque los milicianos contaban muchas cosas y la mayoría resultaban no ser ciertas. La mayoría de los rebeldes eran voluntarios, con muy escasa formación militar, y casi siempre hablaban de oídas. Sin embargo, pocos días después su familia lanzó la voz de alarma desde España y nos tocó dar la noticia de que estaba desaparecido. Sus cosas seguían en el hotel en el que se alojaba en Bengasi, pero ni él ni sus compañeros habían vuelto. Y pocas horas después el gobierno libio confirmaba que tenía en su poder a los reporteros. Y desde entonces hasta hoy, 45 días de un cautiverio del que supongo Manu nos contará detalles en los próximos días.

 En fin, todo esto lo cuento porque lo que me pide el cuerpo hoy es rendir un homenaje a los reporteros gráficos y en particular a los fotógrafos de guerra. Ellos son siempre los que más se arriesgan, los que más se acercan al frente para conseguir las imágenes que la mayoría no nos atrevemos o no podemos lograr. Y en particular hoy quiero recordar a los fotógrafos freelance, que muchas veces solo venden sus imágenes si tienen verdadera acción. Para ello tienen que estar cerca de verdad. Y muchos lo hacen trabajando la mayoría de las veces con lo puesto: Sin sueldo, sin seguro, sin chaleco anti-balas, sin casco, con poco más que su cámara y su arrojo (y por supuesto, sin asesores militares como los que llevaban la BBC o los de Al Yazira (estos últimos, dicho sea de paso, también se acercaban más que nadie. De hecho, uno de sus cámaras, Ali Hasan al Yaber, murió en una emboscada de los gadafistas).

 A Manu y a sus compañeros los capturó el ejército libio cuando iban junto a un grupo de rebeldes, la única manera de llegar hasta el verdadero “cacao” en esta guerra en la que el régimen de Gadafi señaló como objetivo, al menos en las primera semanas, a la prensa internacional. A veces la experiencia puede ser útil para evitar situaciones desagradables, pero a veces no es suficiente. El británico Tim Hetherington y el estadounidense Chris Hondros murieron en Misrata por culpa de un obús traicionero. Ellos eran fotógrafos consagrados y reporteros experimentados en múltiples conflictos. Y estaban donde había que estar, en una ciudad asediada donde muy pocos se habían atrevido o habían podido entrar hasta entonces, y que todo indicaba que se estaba convirtiendo en un nuevo Sarajevo.  

Estos días se ha repetido mucho la famosa frase de Robert Cappa: “Si la foto no era demasiado buena, es que no estabas demasiado cerca”. Es muy buena, pero a mi me parece una cabronada de frase, porque ninguna foto vale dejarse la vida por ella. Luego encima siempre sale alguno diciendo: “Me has estropeado el desayuno” o “Me has amargado la comida”. Pero la frase me vale para terminar este pequeño recuerdo a los compañeros de profesión que se juegan el tipo en guerras como la de Libia. Algunos se quedan en el camino, y otros, como Manu Brabo, lo podrán contar.

Antonio Parreño   19.may.2011 15:12    

5 Comentarios

Un abrazo desde Barcelona a todos los compañeros que q stáis por ahí. Grande Parreño!!

jueves 19 may 2011, 16:11

Prueba

jueves 19 may 2011, 20:25

Espero ahora que mi tocayo Manu Bravo sepa sumarse y aguantar las presiones, que las habrán, ante las denuncias por su detención ilegal y lo más grave, por el asesinato de un miembro de la prensa a manos de los gadafistas.
Y también espero que este suceso sin retorno no pase de puntillas como el de José Couso y otros tantos a manos en este caso de unos yankys descerebrados que al parecer gozan de una inmunidad pasmosa.
Lo digo con el máximo rigor después de saber días atrás cual fue la resolución de los peritos.
“ 16/05/2011 16:47:20 El informe de los peritos encargado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz sobre el caso de José Couso concluye que los militares estadounidenses que dispararon desde el tanque contra el hotel Palestina pudieron "apreciar con total claridad a los individuos" que estaban en la terraza y los "objetos" que portaban. “
http://www.rtve.es/noticias/20110516/peritos-confirman-soldados-eeuu-pudieron-ver-claridad-couso-palestina/432775.shtml

Una cosa es morir en una zona de guerra y la otra que integrantes de esa guerra se dediquen a cazar a quienes la cuentan al mundo.
Juntos sí, pero no revueltos...
Saludos amigos, seguimos en contacto.
Manu

viernes 20 may 2011, 19:32

Ha tenido suerte, y me alegro. Lo ha tenido que pasar muy mal, pero no ha perdido el humor, cosa que le honra. ¡BIENVENIDO MANU!

En otro orden de cosas, en Rabat está instalado al lado del Stadium, un circo español, que lleva un aula itinerante financiada por el Ministerio de Educación.

Un saludo.
la maestra

sábado 21 may 2011, 15:32

Hola, solo mostrar mí alegría de la vuelta a casa de este compañero tuyo. Pocas noticias buenas ocurren últimamente, ésta es una de ellas.
Un caballa.

lunes 23 may 2011, 05:08

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Antonio Parreño

Bio Desde Rabat: Crónicas de la otra orilla

La otra orilla del Estrecho. Cercana y reconocible, pero a veces, también, demasiado lejos. Un lugar que uno debe mirar despojándose de tabúes y prejuicios. Desde Rabat tratamos de mantener una puerta abierta al Magreb y a toda África, un continente a veces olvidado en el que conviven miseria, desastres y peligros, aunque también grandes sonrisas y oportunidades. Os invito a compartir ese viaje conmigo, con TVE y con los muchos protagonistas de una realidad a veces compleja, siempre apasionante"
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios