8 posts con categoría "marruecos"

Aviso a navegantes

Las manifestaciones del pasado domingo en Marruecos, convocadas por grupos de jóvenes a través de Internet, fueron en su gran mayoría pacíficas y poco numerosas. Las de Rabat o Casablanca transcurrieron con absoluta tranquilidad, y con una sorprendente ausencia de agentes antidisturbios en las calles. El régimen marroquí permitió estas manifestaciones para poder presumir de respeto a la libertad de expresión y mostrar lo que proclaman como la "excepción marroquí" dentro del actual panorama de revueltas en el mundo árabe.

Lamentablemente, en otros lugares del país al final de las manifestaciones hubo disturbios más importantes de los que todos pensamos en un principio, con asaltos a comisarías, edificios oficiales y sucursales bancarias. En el norte del país, en Alhucemas, encontraron 5 cadáveres calcinados en el interior de una sucursal atacada e incendiada por alborotadores, que parecen ser personas que quedaron atrapadas por el fuego. Hubo 128 heridos, 115 de las fuerzas de seguridad (me sigue pareciendo totalmente increíble que siempre los heridos en estos casos sean policías marroquíes), y 120 detenidos.

Al día siguiente, la tolerancia del régimen con los jóvenes manifestantes se acabó. El orden es el orden. El lunes una concentración de 30 personas en el mismo lugar de la manifestación del domingo fue cortada a porrazos por los antidisturbios. Y el martes otra pequeña concentración junto al centro cultural libio fue abortada de la misma manera. Varios compañeros de la prensa internacional se llevaron alguna "caricia" de los agentes. Esta vez los heridos no fueron policías, eso os lo puedo asegurar.

Este fin de semana parecen prepararse más manifestaciones, con la entrada en escena de los islamistas, que acudieron de forma discreta a las protestas del domingo. El rey Mohamed VI declaró el lunes que estaba comprometido con las reformas estructurales del país, pero que no se dejará llevar por la premeditación y la demagogia, una frase que se ha interpretado como un aviso a navegantes y una muestra de que no cederá fácilmente ante los que ahora le piden en la calle más reformas democráticas. ¿Habra realmente excepción marroquí?

Categorías: marruecos

RTVE.es   23.feb.2011 16:34    

Wikileaks, Larsson y Marruecos

Como a cualquier persona que lea la prensa a diario, me fascina lo que está ocurriendo con Wikileaks. Y cada vez me está fascinando más la figura de su fundador, Julian Assange, que es sin duda el hombre del año. No me digas que no lo has pensado: Su figura parece la síntesis perfecta entre Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander, los dos protagonistas de la trilogía Millenium que a todos nos entusiasmó: Periodista libertario y antisistema, antiguo hacker, extremadamente inteligente, con un alto sentido de la moralidad pública (aunque está por ver si también la privada) y muy peligroso para los poderosos, capaz de sacudir los cimientos del sistema con sus revelaciones. Algunos están haciendo todo lo posible por quitarlo de en medio, como a Lisbeth y a Mikael. Y aunque es australiano, por su pinta podría ser sueco, y mira por dónde, todo indica que va a acabar siendo juzgado en Estocolmo, el escenario principal de la trilogía escrita por el fallecido Stieg Larsson.

Su historia tiene todos los ingredientes, como Millenium, para ser un taquillazo, y si pudiera compraría ahora mismo los derechos. Y si me dijeran que Assange es un personaje de ficción escrito por el amigo Larsson antes de morir me lo creería a pies juntillas, tales son las coincidencias y similitudes con la vida de Blomkvist, Salander y el propio Larsson. Una vez más parece cumplirse aquello de que la realidad acaba por superar siempre a la ficción. Para colmo, un grupo de hackers ha atacado las páginas de Mastercard y Pay Pal por haber dejado tirados a Assange y a Wikileaks por supuestas presiones de EE.UU. En fin, puro Larsson...

Claro que me dirás que en un blog sobre Marruecos qué pinta estar escribiendo sobre el australiano semi-nórdico Assange y su Wikileaks. Bueno, pues aparte de dejar clara mi fascinación por la trama, las filtraciones sobre Wikileaks han dejado al descubierto, entre otros muchos, algunos detalles sabrosos sobre la presunta corrupción en Marruecos o el conflicto del Sáhara, que evidentemente los corresponsales en este país hemos leído con enorme interés y tremenda envidia.


Por ejemplo, nos hemos enterado de que, según la diplomacia estadounidense, el presidente argelino Buteflika no está dispuesto a ir a la guerra con Marruecos por el Polisario (o eso les dijo a los americanos), todo un palo para los independentistas y un regalo para Rabat, donde deben de estar dando botes de alegría. Y que un diplomático estadounidense en Rabat sugirió que el conflicto se podía resolver rápidamente acogiendo a los refugiados de Tinduf en Canarias. Vamos, geopolítica de altos vuelos. También parece que, según les contaron a los diplomáticos estadounidenses, si uno quiere hacer negocios inmobiliarios en Marruecos tiene que pasar por el aro del Rey, su secretario particular o su amigo íntimo Fouad Ali Himma. Por no hablar de detalles como la supuesta torpeza de Sarkozy al enseñarle la suela del zapato a Mohamed VI, gesto humillante en el mundo islámico, o la mala relación que tiene el monarca alauí con Buteflika, que se queja de que no conecta con él porque el rey marroquí no le sigue las bromas, aunque todo indica que lo que en realidad ocurre es que Mohamed VI no soporta una cierta actitud paternalista y condescendiente del presidente argelino, que le lleva muchos años. En todo caso, es curioso observar cómo en la prensa marroquí se reflejan algunas de las filtraciones de Wikileaks sobre Marruecos, y cómo de otras no hay ni rastro. Adivina cuáles.

Categorías: marruecos

RTVE.es    8.dic.2010 14:56    

Cerrojazo informativo en el Sáhara

Llevo poco tiempo en Marruecos, pero como dicen los compañeros que están aquí desde hace varios años me ha tocado vivir uno de los momentos más difíciles para trabajar como periodista en este país. Lo que nos temíamos muchos cuando en julio el gobierno marroquí puso en marcha una nueva política en la concesión de permisos de rodaje para las televisiones ha terminado confirmándose: Que era una de las medidas incluidas en un plan u hoja de ruta para limitar nuestra libertad de movimientos y controlar a los periodistas extranjeros, algo que ha llegado a su máxima expresión al estallar la crisis del campamento saharaui de Gdem Izik.

Esa nueva política consiste en la limitación de nuestro permiso para trabajar solo en Rabat. Cada vez que tenemos que salir de la capital nos vemos obligados a pedir un permiso especial especificando el tema del reportaje que queremos hacer, a quién vamos a entrevistar etc. En la práctica, cada vez que el tema que queremos abordar es delicado no se concede el permiso. Es lo que ha ocurrido, evidentemente, con cualquier reportaje o cobertura que hemos querido hacer sobre el conflicto del Sáhara Occidental.

Lo comprobamos directamente con el juicio a 7 activistas saharauis en un juzgado de Casablanca, el 5 de noviembre. Por supuesto el ministerio de comunicación no nos concedió el permiso para poder rodar, con lo que tuvimos que cubrir la noticia (porque evidentemente lo era) sin él. El espectáculo que montaron un grupo de abogados para mostrar su adhesión al Rey Mohamed VI y la marroquinidad del Sáhara e intimidar a los acusados y a sus familiares fue de aurora boreal, tal y como se ve en las imágenes que pudimos grabar. Eso no nos libró de que, cuando los ánimos se caldearon al llegar los acusados lanzando proclamas independentistas, a algunos exaltados les pareciera mal que siguiéramos grabando y que a Edu Marín, el corresponsal de la SER y a mi nos cayeran varios puñetazos y patadas. La policía nos sacó de allí a duras penas, pero ellos fueron los responsables de permitir que se montara la que se montó en un tribunal.

Dos días antes, el ministro de exteriores marroquí Taieb Fassi Fihri había realizado críticas durísimas contra la cobertura de la prensa española del conflicto del Sáhara Occidental y su supuesta falta de profesionalidad y ética, en una ya famosa rueda de prensa junto a la nueva jefa de la diplomacia española Trinidad Jiménez.

Antes de eso, diferentes autoridades marroquíes y la prensa oficialista marroquí (que aquí es casi toda) habían lanzado frecuentes ataques contra los periodistas españoles acreditados en Marruecos, a veces con nombres y apellidos, criticando duramente su cobertura de la cuestión del Sáhara y su supuesta animadversión contra Marruecos, en un claro proceso de señalamiento de la prensa española como adversaria de Marruecos, como nos dijo el propio ministro de comunicación Jalid Naciri en declaraciones a TVE.

Cuando a las puertas del campamento de protesta cerca de El Aaiun murió un adolescente de 14 años un grupo de corresponsales españoles quisimos volar allí desde el aeropuerto de Casablanca. Pero la compañía Royal Air Maroc nos canceló nuestras reservas sin explicaciones por orden de las autoridades. Al final se nos dejó viajar al día siguiente, pero por supuesto la policía secreta no dejó de seguirnos y se nos impidió entrar al campamento. Los pocos periodistas que pudieron entrar tuvieron que hacerlo disfrazados y por supuesto sin decir que eran periodistas. Tras el asalto al campamento por las fuerzas de seguridad y los disturbios posteriores, la Royal nos ha impedido volar varias veces desde entonces con todo tipo de artimañas: Supuestos fallos informáticos, overbooking, listas de espera fantasmas…

Los reporteros de la Cadena SER que lograron burlar el cerco por carretera fueron conducidos a comisaría y expulsados fulminantemente. Y el grupo de periodistas que trataron de entrar volando desde Canarias ni siquiera se les dejó desembarcar del avión.

El último episodio ha sido la retirada de su acreditación al corresponsal del diario ABC en Rabat, Luis de Vega, que lleva 8 años trabajando en Marruecos. El ministerio de comunicación ha alegado su difusión de hechos falsos en la crisis en el Sáhara. Hace dos semanas les habían retirado su acreditación a los corresponsales de la cadena Al Jazira acusados de “falta de objetividad” y de “alterar seriamente la imagen de Marruecos”.

El veto a la prensa española –las televisiones marroquíes están informando allí sin problemas- hace imposible contrastar las informaciones que nos llegan, el baile de cifras de muertos y heridos, y la propaganda, que evidentemente también hay, del Frente Polisario y de las autoridades marroquíes.

La mayoría de periodistas que trabajamos aquí somos pesimistas, y nos tememos que las cosas van a ir a peor. Corren malos tiempos para la libertad de expresión y la libertad de prensa en Marruecos que, lamentablemente, se parece cada vez más a Argelia o a Túnez en este terreno.

Categorías: marruecos

RTVE.es   15.nov.2010 08:18    

Un buen par de sopapos

Quería agradecer desde aquí las llamadas y los innumerables mensajes de apoyo que he recibido en las últimas horas desde muy diferentes ámbitos tras la agresión que sufrimos varios periodistas (y algunos saharauis, no hay que olvidar) el viernes pasado en Casablanca, durante un juicio a siete independentistas. Me he sentido abrumado por las muestras de solidaridad y la cercanía de tantos y tantos compañeros.

Como muchos habrán podido ver en las imágenes que logramos grabar (y evitar que la policía borrara) que se emitieron en el TD, el espectáculo que se montó allí, dentro del tribunal, para mostrar la adhesión de los marroquíes a un Sáhara bajo su soberanía y de paso intimidar a los simpatizantes saharauis y a los propios acusados, fue bochornoso: Abogados comportándose casi como matones de medio pelo (uno de ellos, que hacía de maestro de ceremonias, se anudó la bandera marroquí a la espalda como si fuera Supermán), decenas de exaltados gritando como energúmenos, puño en alto y enarbolando retratos del rey...

El ambiente era el más propicio para que la cosa acabara como acabó. Por suerte, los golpes y patadas que nos cayeron a mi y a Edu Marín, de la cadena SER, nos han dejado solo unas pocas magulladuras que pronto serán sólo un mal recuerdo. No sé si lo sucedido fue un montaje o algo espontáneo, pero la policía fue en parte responsable de la situación, como mínimo por permitir que se formara el ambiente que se formó en el interior de un tribunal. Eso no impide que reconozca que varios agentes de paisano fueron los que evitaron un más que probable linchamiento.

En todo caso opino, como la mayoría de los corresponsales españoles en Marruecos, que lo sucedido no es ni mucho menos un hecho aislado, sino la consecuencia de una suerte de campaña alentada por algunos sectores, y seguida por la prensa oficialista (que es prácticamente la única existente), con ataques directos, con nombres y apellidos, contra determinados corresponsales, críticas muy duras de algunos ministros hacia la labor de la prensa española cuando cubre el conflicto del Sáhara Occidental, peticiones para que se limiten nuestras
acreditaciones y restricciones a nuestra libertad de movimientos por parte del Gobierno. Con ese caldo de cultivo, no es raro que algún descerebrado se haya creído legitimado para darnos un buen par de sopapos en cuanto ha tenido ocasión.

Para terminar este chorizo que me está saliendo, decir lo obvio: que ni todos los mamporros del mundo impedirán que sigamos haciendo nuestro trabajo como intentamos siempre: con la honestidad, el rigor y el equilibrio que todos los ciudadanos desean de una TV pública.

Categorías: marruecos

RTVE.es    7.nov.2010 22:09    

Marruecos, según RSF

La organización Reporteros sin Fronteras acaba de publicar su clasificación anual de la libertad de la prensa. En ella coloca a Marruecos en el puesto 135 de 178 países y bajando, por detrás de países como Mauritania, Argelia o Iraq. En sus conclusiones, RSF escribe:"el descenso de Marruecos (8 lugares menos) refleja la crispación de las autoridades en cuestiones relacionadas con la libertad de prensa, que comenzamos a observar desde 2009. La condena de un periodista a un año de prisión efectiva (purgará ocho meses), el cierre arbitrario de un diario, la asfixia financiera de otro periódico orquestada por las autoridades… tantas prácticas que explican el retroceso de la posición de Marruecos en la clasificación".

El palmarés debe de haber escocido bastante en las altas esferas del Reino -a las que les gusta repetir que Marruecos ha experimentado grandes avances en los últimos años en materia de libertad de expresión- así como en los ambientes periodísticos más oficialistas, que cuestionan la metodología y los baremos utilizados por RSF. Según dice la propia organización en sus notas metodológicas, se han basado en un cuestionario que pregunta por el conjunto de atentados directos a periodistas (asesinatos, encarcelamientos, agresiones,amenazas, etc.) o a medios de comunicación (censura, embargos, registros, presiones, etc.) Mide también la autocensura que existe en cada país, y evalúa la capacidad crítica e investigadora de la prensa. Las presiones económicas –cada vez más numerosas se tienen en cuenta y están integradas en la nota final.

Es cierto que en la clasificación hay cosas que chirrían un poco a simple vista (Mali, por ejemplo, está en el puesto 28, por delante de España, que está en el 39 o Francia, en el 44) pero al menos debería ser motivo de reflexión para el gobierno marroquí que se hable precisamente de "la crispación de las autoridades en cuestiones relacionadas con la libertad de prensa", una crispación y una sensibilidad extrema que para cualquier corresponsal extranjero es evidente cuando le toca hablar de asuntos como el Sáhara.

Categorías: marruecos

RTVE.es   21.oct.2010 17:25    

Adiós a "Nichane"

La comunidad periodística ha vivido el cierre de Nichane, el semanario en árabe más leído de Marruecos, como la confirmación de las visiones más pesimistas sobre la situación de la libertad de prensa en este país.

La dirección de Nichane (directo, en árabe) atribuía su cierre, en un comunicado el pasado viernes, a "un boicot publicitario constante iniciado por el holding real ONA/SIN, el grupo económico más importante de Marruecos" -es decir, las empresas del Rey- "secundado después por grandes compañías vinculadas al régimen". Sin publicidad y sin recursos, la revista ha tenido que cerrar. "La responsabilidad de la muerte de Nichane incumbe, en primer lugar, al primer círculo del poder en el Reino de Marruecos", dice la nota.

Nichane llevaba en los kioskos cuatro años, y era incómodo para muchos en el régimen. Dedicó algunas de sus portadas a temas tabúes como el culto a la personalidad del rey, el tráfico de hachís o el sexo y la homosexualidad en la cultura islámica. El año pasado prohibieron un sondeo sobre el rey, que iban a publicar conjuntamente Nichane, la revista Tel Quel y el francés Le Monde, y eso a pesar de que el resultado era muy favorable a Mohamed VI.


La revista pertenecía a la misma empresa editora de Tel Quel, una de las pocas revistas independientes que subsisten en el oficialista panorama de la prensa marroquí (de hecho, compartían director, Ahmed Bemchesi). Esperemos que Tel Quel no corra la misma suerte.

Categorías: marruecos

RTVE.es    4.oct.2010 12:23    

A Jamaâ (La Mezquita)

Así se llama la película de director marroquí Daoud Aoulad-Syad que se ha presentado hoy en la sección oficial del Festival de Cine de San Sebastián. Lógicamente no la he visto pero es una buena ocasión para conocer un poco más el cine que se hace al otro lado del Estrecho.

El filme cuenta la historia de un vecino de un pueblo del sur de Marruecos que alquila un terreno para una película en la que construyen el decorado de una mezquita. De pronto, la mezquita de cartón se convierte en lugar de culto para los habitantes del pueblo. De hecho, la historia surge de su filme anterior, "Esperando a Pasolini", en el que se contaba el rodaje de una película en un pueblo marroquí.


A partir de esa anécdota y en clave de comedia Aoulad-Syad hace un retrato de la vida en el Marruecos rural, el peso de la religión o la brecha cultural entre el campo y la ciudad.



Interesante lo que ha dicho el director en la rueda de prensa de presentación: Que el tiempo de la censura en el cine o la literatura en Marruecos ya ha pasado y que en su país se ruedan muchas películas estadounidenses a las que nadie vigila ni investiga. ¿Y si la película es una producción marroquí es igual? Tengo mis dudas si lo que se trata es según qué temas.

Categorías: marruecos

RTVE.es   20.sep.2010 13:12    

El tranvía de Rabat

Marruecos es un país en el que los prejuicios y las ideas preconcebidas se ponen a prueba desde el minuto uno. Y como este es mi primer post pues he querido empezar con una de las imágenes que más me llamó la atención en mis primeros días en Rabat: El nuevo tranvía, una rareza en un continente como África.

Va a entrar en funcionamiento, si todo va según lo previsto, a finales de año. Pero los trabajos ya están muy avanzados y se están haciendo las últimas pruebas de los trenes. Unirá Rabat con Salé, la localidad pegada a la capital en la que viven 900.000 personas, la mayoría de origen humilde. Tendrá dos líneas, 17 kilómetros y contará con 32 estaciones, y se espera que lo utilicen 180.000 personas cada día.

El tranvía circulará por vías reservadas para ello, en los cruces tendrá prioridad absoluta sobre los coches, y se permitirá el acceso de las bicicletas a las vías. El objetivo es que Rabat no se convierta, en cuanto al tráfico, en la caótica Casablanca, la gigantesca urbe situada a una hora de la capital (y donde por cierto, también están construyendo otro tranvía, aunque se pondrá en marcha algo más tarde, en 2012). El proyecto cuenta con financiación de la UE y la empresa española Telvent (filial de Abengoa) se ha adjudicado el contrato del sistema de gestión del tráfico de los trenes.

Las obras de acondicionamiento del tranvía tienen la ciudad patas arriba, y a ello hay que sumar las gigantescas obras en la desembocadura del río Bouregreg, que están cambiando la cara de la capital. Pero supongo que los ciudadanos de Rabat lo dan por bueno en una ciudad en la que cada vez hay más atascos.

Es sin duda un ejemplo del notable desarrollo económico que está experimentando el país bajo el reinado de Mohamed VI (se están construyendo carreteras, puertos, parques eólicos y un largo etcétera de infraestructuras). Y desde luego contrasta con la imagen reduccionista que a veces llega a España de Marruecos, la de la pobreza, el inmigrante y la patera. En cuanto a los avances (y retrocesos) democráticos, los derechos humanos o la cuestión del Sáhara, ya hablaremos otro día...

Categorías: marruecos

RTVE.es   13.sep.2010 18:36    

Antonio Parreño

Bio Desde Rabat: Crónicas de la otra orilla

La otra orilla del Estrecho. Cercana y reconocible, pero a veces, también, demasiado lejos. Un lugar que uno debe mirar despojándose de tabúes y prejuicios. Desde Rabat tratamos de mantener una puerta abierta al Magreb y a toda África, un continente a veces olvidado en el que conviven miseria, desastres y peligros, aunque también grandes sonrisas y oportunidades. Os invito a compartir ese viaje conmigo, con TVE y con los muchos protagonistas de una realidad a veces compleja, siempre apasionante"
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios