« México-violencia | Portada del Blog | Tepito, el barrio bravo »

Conversación breve...

Lo apunté todo e incluso pedí a la persona con la que estaba hablando que me lo repitiera. Esta es una pequeña historia de una llamada de teléfono. A un lado del auricular, una señorita que me llama en nombre de un banco (el nombre da lo mismo). Al otro lado, yo, "la cliente preferencial". Lo que pongo entre comillas son palabras textuales...

Se presenta, me pregunta mi nombre y me asegura que "soy una cliente preferencial de su banco" y que por ese motivo me quiere hacer una gran oferta: "Por 179,21 pesos al mes, menos de 6 pesos al día" (añado yo: unos 30 céntimos de euro) me ofrece un seguro único en el mercado: Si por casualidad me muero de manera accidental o en un "asalto", insisto "asalto", mi familia recibirá -en un solo plazo- 500 mil pesos... (33.333 euros).

Lo sé, seguros de vida o de "muerte" los encontramos en casi todo el mundo... pero ¡que me quieran vender una póliza argumentando que puedo morir en un asalto en México! A mi, al menos, me choca ... bastante. No digo que no pueda ser, pero... No digo que sea una mala oferta, pero... no me quiero sentir segura por tener un seguro que incluya "muerte por asalto".

Como quería apuntar parte de la conversación para confirmar lo que estaba escuchando, le pedí que me lo repitiera: "usted sabe, la inseguridad ha crecido mucho en este país y ningún seguro cubriría esto que le estoy ofreciendo..." Y continuó: "Esto sólo se lo ofrecemos a nuestros mejores clientes". Puedo asegurar que si los "mejores clientes" son los que tienen muchos pesos en su banco, una servidora no debería estar en esa lista... Ya me gustaría, pero no.

¿Cómo acaba esta pequeña historia? Como cliente preferencial le di las gracias y le dije que no estaba interesada.

Y ya que hablo de seguridad y de dinero, esta semana el gobierno mexicano ha propuesto a los "señores parlamentarios" (que son de los mejores pagados del mundo en su oficio) aumentar en los presupuestos del 2009 -al menos un 30 por ciento- la partida destinada a la seguridad pública.

Lo sé, os debo una historia buena onda... estoy en ello.

7 Comentarios

Bueno Emilia, aunque es verdad que nos debes una historia buena onda, estas también nos gustan. Percibo que por mucho tiempo que pases en este país, por otro lado maravilloso, estas vivencias no dejan de impresionarte. Es normal y bueno a la vez. El tema de la violencia puede ir incrementándose en todo el mundo agravado por la crisis que supongo que también estais notanto. Sigue contándonos la vida aunque a veces la buena onda sea menos frecuente de lo que quisieras. Un abrazo.

Pues fíjate Emilia, ya desde hace un tiempo voy echando en falta a los vendedores de antaño, que de puerta en puerta nos ofrecían diversidad de artículos; desde la Enciclopedia con oferta incluída, la parejita de Testigos de Jehová jurando vida eterna a cambio de comprar El Atalaya, hasta las mejores ofertas de El círculo de Lectores.
¡Ahora, es otra cosa! No dejan de parecerme impertinentes por llamar siempre a la hora de comer, por insistir después de mostrar mi falta de interés y por hablar sin parar como si fueran máquinas.
Cierto Emilia, todos esperamos tu "Post buena onda", mientras tanto recibe un saludo desde Madrid.

¡Madre mía!, y yo quejándome de la Costa del Sol. Va a resultar que vivo en un paraíso si comparo. Ojalá cambie a mejor nuestro querido México.


Hola Emilia,

Muchas gracias por tu historia. Es bien triste ver la situación de la violencia en México. A mi personalmente me da también mucha pena que siempre hallan "espabilaos" dispuestos a sacar tajada de las miserias de la gente. Este ejemplo que nos presentas es un caso claro de la transformación en negocio de un serio problema social.
Si este experimento bancario resulta exitoso, no te quepa duda que los intereses enconómicos de estas entidades harán mucho mas difícil la resolución del problema de la violencia. Especialmente en un país como México en el que los ricos (una tremenda minoria, pero muy poderosa) viven sus vidas completamente de espaldas al resto de la poblacion.

Imagino que por seguridad publica, los "señores parlamentarios" se refieren a su propia seguridad verdad?

Muchas gracias Emilia, y en unos pocos dias, feliz fiesta de la Independencia!! (Nos hablaras de ella en tu proximo post?)

No, Emilia, no estoy de acuerdo contigo. El nombre del banco SÍ IMPORTA, ¿Era tal vez BBVA o Santander?

Hay que tener objtetividad al escribir. ¿No?

Hola Emilia, te acabo de ver en el Tedé dando noticias lamentables desde México. Lo siento, demasiadas muertes, esperemos que pronto cambie y nos ofrezcas mejores noticias. Saludos desde España.

LOS VEO DESDE MEX, PERO POR FAVOR ,MEXICO NO ES CENTROAMERICA, VEAN EN UN ATLAS, CUANDO DAN EL TIEMPO SIEMPRE DICEN CENTROAMERICA NO POR FAVOR Y CUIDADO CON LA PRONUNCIACION DE LOS NOMBRES QUE SON DIFICILES , PERO UN PERIODISTA TIENE QUE INVESTIGAR COMO SE PRONUNCIA ,, ES MUY MOLESTO ,OIR EN UN CANAL INTERNACIONAL ESTE TIPO DE ERRORES .LOS AMO GRACIAS

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Javier Gutiérrez


Javier Gutiérrez es el corresponsal de TVE en México y Centroamérica. Antes de la aventura americana, Javier ha sido coordinador del fin de semana en el Telediario de TVE y ha cubierto información nacional e internacional.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios