« Haz ruido....un poco de gula y bastante ira. | Portada del Blog | La epidemia mexicana, el catarro neoyorquino. »

Welcome to New York o la avaricia superlativa

No supe si al señor Cohen no le gustaban las mujeres o si eran fechas complicadas, por religión, para tocar al sexo opuesto...pero quedó bien claro que el gestor del edificio en el que vive mi amiga nos estrechaba aquella mano de gelatina caliente sólo por cuestión de negocios. La cosa es que mi amiga tiene contrato de alquiler hasta el 2012 y, teniendo en cuenta que el mercado inmobiliario ha caído en torno a un 30%, intentaba renegociar con los propietarios. Su propuesta, razonable a mi entender hasta que conocí al señor Cohen, consistía en mudarse a una casa más pequeña del mismo edificio y seguir pagando el mismo precio por metro cuadrado. En realidad ella pagaría el metro cuadrado muy por encima del precio de mercado pero le saldría más barato porque el piso era más pequeño (no sé si me he explicado...soy fatal para la aritmética del metro cuadrado).

En teoría el señor Cohen no movió ni un músculo...pero yo juraría que el moflete inferior le tembló de avaricia. Así que esperamos un golpe bajo tipo "a todo que no y las cosas se quedan como están". Pero el señor Cohen hace años que es el señor Cohen, que huele la desesperación del inquilino y le tiene tomada la medida, que disfruta de los vaivenes del mercado inmobiliario desde la barrera y apuesta y espera, apuesta y espera. Así que hizo una propuesta, descabellada a mi entender hasta que conocí al señor Cohen: si mi amiga encontraba un subinquilino dispuesto a pagar EL MISMO PRECIO que ella estaba pagando hasta ahora (así el señor Cohen no perdía ni un dolar), el propietario rompería el contrato anterior (que los "ataba" hasta dentro de tres años) pero sólo si ella además alquilaba el apartamento más pequeño pagando 30 DOLARES MÁS POR METRO CUADRADO de lo que pagaba por el apartamento más grande. Así, dijo el señor Cohen (y yo juraría que ya le temblaban de avaricia los dos mofletes), todos ganaban: él porque cobraría por el apartamento pequeño muchísimo más de lo que marca el mercado y ella porque cada mes gastaría menos de lo que estaba gastando aunque el apartamento fuera muchísimo más pequeño.

¿Es una genialidad o es usura?

14 Comentarios

Usura, sin duda. Y llegará el día que alguno (o varios) de sus inquilinos se queden sin trabajo y no le puedan pagar esos precios abusivos que les pide y luego... bueno, ya sabes lo que pasaría, por algo así pero a mayor escala está el mundo (occidental) como está ahora.

Un saludo!

¡Hola Gemma!

Absolutamente se trata de avaricia. Pero la que sí que está atada es tu amiga. Y aquí se puede aplicar la frase de "la banca siempre gana". Y la única que puede perder es tu amiga. Le hizo esa propuesta porque él sabe que no puede perder, y mientras unos luchan para llegar a fin de mes, este señor Cohen tan solo está aprovechando de la coyuntura. Recuerdo cuando el pasado año vivía en Italia, yo tenía un contrato de 12 meses con otras cuatro personas en un piso, grande pero muy antiguo, la señora a pesar de saber que estaríamos 10 meses, nos exigió pagar duarante el año entero, a sabiendas que volveríamos a España. Eso no es aprovecharse de la gente¿?

Usura, por supuesto! Pero claro, como "los dos ganan"... pfff
de hecho conozco a alguien que estuvo en Alemania una temporada y le sucedió algo parecido. Y claro que es aprovecharse de la gente pero es que el horno no está para bollos y hay que pasar por el aro... es triste, ¿verdad?

A mí me daría verguenza hacerle a alguien la propuesta de Cohen. Está claro que no ganan todos, al contrario, la mujer pierde el 30% adicional que le está cobrando (como mínimo).
Pero claro, así son los negocios. El está aprovechando una oportunidad, porque si la mujer se fuera de esa propiedad no podría conseguir alquileres tan altos (si es que realmente han bajado). Y al hacer la propuesta se nota que está muy seguro que no le va a decir que no, habría que ver las cláusulas del contrato que se va a dejar sin efecto.

Solución: que tu amiga le alquile un apartamento a otro señor que no sea el tal Cohen.
Y asunto resuelto.

genialidad o es usura? No, es Nueva York, donde todo puede pasar, donde el ser humano sobrevive como puede o derrocha hasta limites inimaginables. Donde el metro te traga con sus deprimentes sucios muros, donde la gente corre para ir al trabajo y se retrasa para llegar a casa. Nueva York la ciudad q nunca duerme, o mejor dicho, la ciudad q nunca apaga la luz, porque a dormir si que se va la gente. Pero no todo es negativo, al final del día siempre te queda llegar a tu apartamento a mas de una hora de tu trabajo y sentarte tranquilo enfrente de tu ventana para ver el muro de la casa de enfrente.

P.D. El señor Cohen es la metafora de lo que por norma general son los caseros aquí en la gran manzana podrida. En mi caso me he llevado todo el invierno sin agua caliente ni calefacción porque la gasolina esta muy cara. Y encima el tipo me dice q tengo un chollo de apartamento! JA....JA.....JA

ES USURA.

Que tu amiga deje de pagar, en España no le pasaría nada...

Usura? Qué más quisieramos! La usura, al menos, es un delito, y por tanto, se puede denunciar..

Es normalidad, es la economía de guerra en la que nos han metido (precisamente, los mismos próceres del superhábit presupuestario con carrillos temblorosos de avaricia que ahora se reunen con presidentes de medio mundo para reclamar un dinero nuestro con el que puedan salir ellos de la crisis en la que nos han metido).

Quienes somos inquilinos, conocemos al señor Cohen. Es siempre el mismo señor Cohen.

Saludos,

Vamos Gemma y deja que la primavera fluya en cada una de tus células que tienes tu blog llamandote a cada segundo para que le des vidilla y sigas adentrandonos en esa gran manzana que, por desgracia, solo tuve suerte de pisar durante dos dias (y uno casi entero lo pasé metido en un bar irlandés)... Pero volveré...

Despues de Gustavo (el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo) eres una de mis reporteras preferidas.

gema: cada vez que te veo me acuerdo que te fuiste sin pagar

Hay muchos señores como ese especialmente en las cixas de ahorros y en la Santa madre Iglesia , si lo sabré yo.

Clica sobre mi nombre

pues mira que no cambie de apartamente pero que se dedique al cante flamenco y la zarzuela esta temporadita. verás cómo poco a poco va bajando el interés de los inquilinos por seguir allí y por supuesto el alquiler.

Como va a cambiar algo en el mundo si la avaricia no se pena! Asi la crisis la han creado los mismos de siempre y aunque ahora no hayan clientes ellos aun siguen con su avaricia y esta rompe siempre el saco! No nos queda nada que aprender! saludos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Gemma García


Gemma García es corresponsal de Televisión Española en Nueva York, una de las grandes capitales del mundo y un foco continuo de actualidad. Vivir en Nueva York no es ni vivir en América, ni en Norteamérica, ni siquiera en Estados Unidos, pero por alguna razón mi subconsciente se ha enganchado al Living in America de James Brown entre taxis amarillos y alcantarillas que fuman.
Ver perfil »

Síguenos en...