« ¿Cambiará Obama el mundo ahora? | Portada del Blog | Del Ala Oeste a Hollywood »

La última vez

    martes 22.ene.2013    por Dori Toribio    3 Comentarios

Barack Obama lo repitió durante la campaña electoral y lo recordó ayer ante las escalinatas del Capitolio: es su última vez. Sus últimas elecciones. Su última presidencia. “Quiero mirar una vez más” le decía el presidente al agente del Servicio Secreto que le acompañaba fuera de la tribuna en la que lanzaba su discurso de investidura e inauguraba su segundo y último mandato. “No volveré a tener esta vista”. Quieto y en silencio, Obama miraba durante unos segundos a los cientos de miles de asistentes que cubrían el Mall de Washington bajo el frío de enero. Una mirada fija al frente para retener la imagen en la memoria y en la historia.

 

Obama last look

Dicen que es en sus segundos mandatos cuando los presidentes escriben la historia. Sobre todo la internacional. Obama parece ser muy consciente de que sólo tiene cuatro años más. También sabe que con un congreso de mayoría republicana, la pelea política está servida, como hemos vivido estos últimos dos años y sufrido durante el pasado abismo fiscal, apurando la nochevieja de 2012. Pero su discurso de investidura ayer roza la valentía de quien sabe que no volverá a ocupar esos 20 minutos de historia. Igualdad y justicia social. Progresista y agresivo, dicen algunos titulares aquí. “Debemos hacer que la igualdad pase de ser un principio a una práctica” dijo lanzando una defensa al matrimonio homosexual, la regularización de inmigrantes, la igualdad de las mujeres, la lucha contra el cambio climático, un mayor control de armas y un impulso de protección a las clases medias. “EEUU no puede tener éxito cuando a unos pocos les va muy bien, pero el resto apenas puede conseguirlo.”

 

20639628_BG1

 

Sus palabras y la energía eran muy diferentes a las de hace cuatro años. "El camino no ha terminado". Menos sueños, más realidad. “Debemos actuar. Sabiendo que las victorias de hoy sólo serán parciales, porque dependen de quienes estén aquí dentro de 4 años. Dentro de 40 ó 400 años.” Menos optimismo, pero mayor conocimiento del sistema político y la misma dosis de esperanza. Eso se vivía el día de la inauguración en el paseo monumental que cruza Washington, con casi un millón de personas, superando las previsiones y el madrugón. “Nosotros somos el pueblo. Si no celebramos nosotros la democracia, ¿entonces quién?” nos contaban frente a la Casa Blanca. Con emoción, pero también con una larga lista de críticas a los últimos cuatro años de Obama. Tampoco salían muy bien parados los líderes del Congreso entre el gentío. Pero sí se respiraba un renovado impulso de popularidad para el vicepresidente Joe Biden. Él sacó adelante las dramáticas negociaciones del abismo fiscal. Ahora ha impulsado la propuesta legislativa hacia un mayor control de las armas en EEUU. Su lealtad al presidente es muy valorada en los círculos políticos de Washington. Y su libertad lingüística (llamémoslo así) nos regala momentos inolvidables a los periodistas. Desde aquel “this is a big fucking deal” (“esto es de puta madre”) al oído de Obama, tras firmar la reforma sanitaria. Pasando por la entrevista en la que reveló “sin querer” el apoyo del presidente al matrimonio homosexual, adelantando su declaración pública... O por aquella polémica frase “No puedes ir a un 7-Eleven o a un Dunkin' Donuts a menos que tengas algo de acento de la India"...  O cuando pidió a los estadounidenses que ejercieran su derecho al voto adelantado, porque había barra libre, con guión de un programa televisivo de humor, eso sí... O las tensiones con el servicio secreto durante el desfile inaugural, porque se negaba a subir al coche oficial para seguir saludando a la gente.

 

  

No en vano es uno de los políticos más valorados según las encuestas. Obama refuerza su honestidad. “Le gusta que diga lo que me pasa por la cabeza” confiesa Biden. Y en la web de la Casa Blanca, existe una petición ciudadana con miles de firmas de apoyo a la creación de un reality show protagonizado por el vicepresidente, para tener una dosis diaria de Biden. De familia humilde, trabajador incansable y más de 3 décadas de experiencia parlamentaria, perdió a su mujer y a su hija de un año en un accidente de tráfico, cuando iban a comprar el árbol de Navidad. Se reconstruyó a si mismo y a los suyos. Y según los rumores que ya sobrevuelan Washington, Joe Biden puede ser la opción presidencial demócrata en 2016. Porque esto es así. Culminada la fiesta inaugural, la mirada se posa ya sobre las próximas elecciones.

 

Dori Toribio   22.ene.2013 17:22    

3 Comentarios

Qué lastima que difiera de tu concepción virtual yo me lo trague "a pelo" sin subtítular, te puedo asegurar que el inglés da mucho, mucho juego.Será el último pero no el menos inconexo.

jueves 24 ene 2013, 09:50

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Dori Toribio

Bio Desde USA

Llevo más de 10 años trabajando en RNE. Ahora, descubriendo EEUU, como corresponsal en Washington. Este país también vive la radio pública con pasión. Y lo ha hecho a lo largo de su historia. El presidente Franklin Roosevelt allá por la década de los 30, inició sus “Charlas junto a la Chimenea”. Se dirigía por radio a los ciudadanos estadounidenses. Tono íntimo, palabras tranquilas, mensajes de confianza. Nunca hubo ira, ni chistes malos, ni uno tono más alto que otro. Se ganó a la opinión pública, pese al difícil momento político, sacando a Estados Unidos de la Gran Depresión, poniendo en marcha el New Deal y anunciando una Segunda Guerra Mundial. “JUNTOS NO PODEMOS FRACASAR”, fue su mensaje.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios