« Mandela, Obama y Castro | Portada del Blog | Hillary Clinton: del planeta a los tacones »

El mate de Michelle Obama

    martes 21.ene.2014    por Dori Toribio    2 Comentarios

La primera dama de Estados Unidos acaba de cumplir 50 años, con índices de aprobación en torno al 65%, 20 puntos por encima del presidente Barack Obama. Muy valorada y respetada por los estadounidenses, Michelle Obama dice sentirse cómoda en su limitado papel en la Casa Blanca, respaldando al presidente estos últimos cinco años. Está volcada en la difusión de su campaña “Let’s Move”, para luchar contra la obesidad infantil y promover una alimentación saludable entre los más pequeños.

Una campaña efectiva, pero difícil, en un país donde uno de cada tres niños tiene sobrepeso o es obeso y el gasto sanitario por enfermedades relacionadas con la obesidad es de casi 150.000 millones de dólares al año. En busca de un cambio de hábitos, Michelle Obama aprovecha todas las oportunidades mediáticas para recordar su mensaje: “A moverse.” Y si para ello, tiene que deshacerse del rígido protocolo presidencial, no hay problema. Como demuestra el mate de Michelle Obama aprovechando que  los campeones de la NBA, los Miami Heat, pasaron por la Casa Blanca.

  

 

 

O sus habituales apariciones en los programas nocturnos. Como en el “Late Night with Jimmy Fallon” y el ya legendario vídeo de “la evolución del baile de las madres.”

 

  

 

También junto a Jimmy Fallon protagonizó esta competición deportiva, en los pasillos de la Casa Blanca.

 

  

 

Estos años, hemos visto a Michelle Obama “compareciendo” en Barrio Sésamo, dando paso al Oscar a la mejor película en 2013, bailando junto a Beyoncé o luciendo pantalones cortos (de los que dice arrepentirse) a bordo del Air Force One. Es un cambio de 180 grados respecto a la imagen seria y solemne que muchos criticaron cuando los Obama saltaron al panorama político mundial en 2008. Pero no tienen por qué ser cualidades excluyentes. Tiene una sólida trayectoria profesional, sus capacidades políticas son indiscutibles y, además, es cercana, no tiene miedo a salirse de su papel ni de la burbuja de Washington y tiene sentido del humor. Lejos de tópicos y estereotipos, se agradece la soltura de Michelle Obama ante las cámaras y su disposición a reírse de sí misma. Algo, bien recibido por el público aquí, difícil de imaginar en otras figuras políticas a su altura en cualquier rincón del mundo.

Dori Toribio   21.ene.2014 18:32    

2 Comentarios

Buen post, como siempre. La señora Obama ha hecho una gran campaña en estos años de presidencia y transmite toda la soltura y espontaneidad que su marido muchas veces no puede. Aquí sería impensable una situación similar, Debe ser algo del carácter anglosajón porque recuerdo la intervención de Isabel II del Reino Unido en la inauguración de los Juegos de Londres. Y sus 50 parecen 25!!

miércoles 22 ene 2014, 01:11

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Dori Toribio

Bio Desde USA

Llevo más de 10 años trabajando en RNE. Ahora, descubriendo EEUU, como corresponsal en Washington. Este país también vive la radio pública con pasión. Y lo ha hecho a lo largo de su historia. El presidente Franklin Roosevelt allá por la década de los 30, inició sus “Charlas junto a la Chimenea”. Se dirigía por radio a los ciudadanos estadounidenses. Tono íntimo, palabras tranquilas, mensajes de confianza. Nunca hubo ira, ni chistes malos, ni uno tono más alto que otro. Se ganó a la opinión pública, pese al difícil momento político, sacando a Estados Unidos de la Gran Depresión, poniendo en marcha el New Deal y anunciando una Segunda Guerra Mundial. “JUNTOS NO PODEMOS FRACASAR”, fue su mensaje.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios