« "San Francisco te dice: ¡ve a por ello!" | Portada del Blog | Nudismo urbano sin toallas »

Deeper than Blue

foto: Jose Ángel González

foto: Jose Ángel González

foto: Jose Ángel González

foto: Jose Ángel González

foto: Jose Ángel González

foto: Jose Ángel González

foto: Jose Ángel González

foto: Jose Ángel González

Primero, una confesión. Mi piel, como mi edad, es una maldito accidente biológico. Yo no tengo la culpa de esta desgraciada y malquerida palidez.

Segundo, un ejemplo de mi fanatismo racial. Cuando Curtis Mayfield murió, el 26 de diciembre de 1999, a los 57 años, uno de los días más tristes de mi vida, escuché cien veces seguidas People Get Ready, la canción que compuso y cantó en 1965 con los Impressions. Mi único himno nacional.

Tercero, no vine a los Estados Unidos buscando el rastro de orín de Jack Kerouac, la caspa de Bob Dylan, el despiadado desamparo de Neil Young, la pose de existencialista cínico de Tom Waits...

Regalo todos mis discos a cambio de un blues, uno solo, el mismo de siempre. Sólo hay un blues y es cantado de modo infinito por todas las voces.

Cambio hoy el tono del blog. Ni merengue ni charanga. La música latina es blandita y amanerada frente a la negra. Deeper than blue.

Las fotos que hoy silencian el temario habitual (es necesario romper la botella para conocer la sed) las hice el viernes por la noche en mi club favorito de San Francisco -al menos por ahora-. Se llama Rasselas y arde como el infierno. Lógico: además de mis compañeros de parranda sólo conté a cuatro blancos más entre el negrerío. Todo lo demás, negro como la negra noche.

Esta mañana, mientras el mundo entero renegaba -con toda la razón- de la indecencia del sistema, una pregunta emergió de la neblina del trasnoche: ¿por qué no hay apenas negros en las manifestaciones de Occupy Wall Street y las demás protestas indignadas de los EE UU?

De antemano advierto, no tengo respuesta.

Sé que cuando Curtis Mayfield murió, nadie en mi barrio dijo move on up now. Cuando Curtis Mayfield murió, tendido en una cama de hospital de Georgia (on my mind), habíamos olvidado que algún día, hace mucho, gritamos: "people get ready".

Curtis Mayfield estaba paralizado desde que el equipo de luz de un concierto le cayó encima en 1990. No podía tocar, pero sí componer y cantar, aunque con mucho esfuerzo.

En el hospital, poco antes de la muerte, compuso un disco titulado New World Order (Nuevo orden mundial). Grabaron su voz estrofa a estrofa. No podía con más palabras antes del zarpazo del dolor. Todo camino es una suma de pasos.

El viernes por la noche me rozaron los cuerpos de la raza. Mi raza presunta, mi raza imposible. La raza de Curtis.

3 Comentarios

Tengo el mismo "problema" mi piel es excesivamente blanca, se quema con el sol, mi abuela era rubia y un bisabuelo jaro (pelirrojo), mi hijo nació con el pelo rubio intenso, estas características vienen junto con otras en el paquete del genoma, el cual ni me preguntaron si estaba conforme o quería otro paquete alternativo, para no molestar a el que sea distinto.
Otros cruzan un Océano para ASALTAR a la mujer Europea, recreándose en la zambullida del inmenso enjambre, ¡¡¡ALUCINANTE!!!.

Se me olvido, con la indignación decir que me fascina Curtis Mayfield, este tema es para flipar en colores.
Un regalo después de la repugnante excusa.
La miseria no conseguirá su objetivo.
Feliz domingo.
http://www.youtube.com/watch?v=7ptX3A55p6s
Curtis Mayfield Oh So Beautiful New World Order

menudo curro te has marcado!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Jose Ángel González


Crónicas vitales de un periodista español emigrado a la Bahía de San Francisco, en California, el estado con mayor presencia de latinos e hispanohablantes de los Estados Unidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios