« Deeper than Blue | Portada del Blog | Tres pintores latinos en el Art Span de Fort Mason »

Nudismo urbano sin toallas

Foto: Jose Ángel González

George Davies (izquierda), 65 años
Turtle Bi Liberty, 69 años
Naturistas urbanos

Están aquí, frente a la gasolinera, en la transitada esquina entre las calles Market y Castro. Son las cinco de la tarde del viernes pasado.

Uno de ellos sostiene un cartel que dice No War (No a la guerra).

El otro lee Adventures in the Orgasmatron: How the Sexual Revolution Came to America, una biografía publicada este verano sobre Wilhelm Reich, el teórico y desarrollador de la idea de la energía orgónica, la fuerza fundamental -y sexual- que según algunos psiconalistas hace que el universo funcione.

Nada demasiado extravagante para una tarde de sol en San Francisco. Circunstancia diferencial: están en pelota picada, aunque Turtle Bi Liberty (medio nativo americano: el Turtle es por su animal totémico, la tortuga, el Bi "por bisexual" y el Liberty porque le da la gana) ha preferido quedarse con las zapatillas y los calcetines.

- ¿Por qué está aquí desnudo?
- Porque me he dado cuenta de que si estoy desnudo la gente lee mi cartel con más interés que si estuviese vestido.

- ¿Se siente usted parte del 99%?
- Sí, desde luego.

- ¿Por qué no pide entonces el final de la guerra y la reducción drástica de los gastos militares como hacen los indignados en el campamento de Occupy San Francisco?
- No he ido a desnudarme a su campamento porque les están presionando la Policía y el alcalde con excusas. Les dicen que no pueden tener tiendas, calentar comida... Es tanta la presión que sufren que no quiero añadir un motivo más.

Davies, que sólo lleva puestas unas gafas de sol (de diseño), da una respuesta bastante más relacionada con el placer del momento.

- Estoy desnudo porque estamos a 25 grados y luce el sol.

Cada vez que pueden repiten la ceremonia de lo que llaman "libre expresión del cuerpo". Llegan vestidos a cualquier zona del barrio de Castro, una especie de república de tolerancia donde la "libertad es una especie de religión", se quitan la ropa y se dedican a exponerlo con ningún drama y ante el escaso interés de los vecinos.

Aunque a veces pueden leerse algunas cartas en contra del naturismo urbano en los diarios, la polémica, que en otros lares tendría carácter, al menos, de pregunta parlamentaria, se ha reducido a una circunstancia, digamos, técnica.

En septiembre el concejal de distrito Scot Wiener propuso que los nudistas llevaran consigo "una toalla o algo" para poder asentar sobre ella sus culos cuando decidiesen sentarse.

El diario de mayor circulación de la ciudad, el San Francisco Chronicle, al que por aquí llamamos simplemente The Chron -que se acerca bastante a chronic, crónico- aprovechó el momento toalla para publicar un editorial flamígero pidiendo mano dura contra la gente en pelotas: "No se quite los pantalones. La mayoría no queremos ver tanto de usted. Incluso en una ciudad conocida por su tolerancia y comportamiento inusual, practicar el nudismo en público puede asustar a los jóvenes y ofender a los adultos... La gente que insiste en bajar por la calle Market sin ropa debe ser denunciada".

  ButtguardianEn una bonita chingada a los conservadores con disfraz de progresismo, el San Francisco Bay Guardian  organizó una quedada bajo el lema ¿Cuántas personas desnudas caben en una plaza pública? y distribuyó con su semanario la ilustración de la izquierda [aquí está en pdf]: un recortable titulado El culo guardián para asentar las nalgas, realizado en material "cien por cien reciclable".

A Davies y Liberty le trae sin cuidado la polémica sobre la higiene de sus posaderas. Ellos siguen a lo suyo.

El primero, que a los 13 años decidió que la vida en una casita en los suburbios "no tenía sentido" y que reside en San Francisco desde hace cuarenta años ("he realizado aquí algunos experimentos genéticos... hijos, ya me entiende"), cree que no hay espacio para la vuelta atrás:

- He aprendido que nunca debes decir nunca, pero no aprecio síntomas de que la libertad y la tolerancia de esta ciudad vayan a cambiar.

Liberty opina que Castro "es una comunidad que acepta" y no cree que "haya una sola persona en todo San Francisco a la que le importe lo que pasa aquí. Quizá si practicásemos el nudismo en un parque, al lado de una escuela o en un barrio conservador...".

- ¿En qué barrios, por ejemplo?
- La experiencia no dice que los que viven al lado de la costa del Pacífico, donde hay más niebla, son más conservadores... Pero, gracias a dios, son conservadores demócratas, no republicanos.

- ¿Y si alguien les denuncia?
- Si un ciudadano, un residente, va a la Policía y dice que quiere presentar una denuncia contra estas personas desnudas y la Policía viene y nos da una citación, tendríamos a un valiente civil que se siente lo suficientemente fuerte como para poner su nombre como la persona que encabeza una denuncia para eliminar el nudismo del distrito gay... No he encontrado a nadie que sea capaz. Que lo hagan, me gustaría, porque necesitamos un líder, nos vendría bien tenerlo para enfrentarnos juntos a un problema. Que lo hagan  si quieren, que nos denuncien... No debería decir esto, porque es revelar datos al enemigo, pero lo hago porque va a salir en España y no lo van a leer aquí.

Foto: Jose Ángel González

1 Comentarios

Bueno, reivindicar sentado en una tumbona el fin de la guerra, al sol, parece la escena playera típica solo que en la playa hay mas carne que visionar y, aquí se ve dos monos urbanos un de ellos tiene la cara cubierta por el anonimato y la trompa al sol, haber si resucita.
Esa especie de religión basada en el sexo como solución al universo, lavado de cerebro sectario, (estuve en una y se de que hablo) me suena a juego espacial, donde un iluminado se sitúa en una posición cómoda, espera que los de abajo espabilen para arreglar el mundo, todo desde la superioridad auto impuesta; Bi Liberty o ' L'iberty 'B'i.
Como soy LIBRE DE ESPÍRITU, me permito decir esto por que me da la gana, nadie me tapa la boca 'Kejido' Antonio (LB).
El secreto, misterio o cara dura que pides amenazando si es revelado, es el chiste más malo que oí, si utilizas la red haciendo negocios (trípode), publicando fotos robadas en la playa a chicas en topless, esconderse en el anonimato, asaltando la privacidad de los demás,"valiente" miseria de cloaca, nada de estrellato.
Que haces en la red si quieres secreto de estado? aquí todos nos desnudamos interiormente, desnudar el alma sin miedo es porque la tiene limpia, quien tapa el alma es por putrefacción.
Ahora vas y me denuncias, por revelar la estafa de persona que eres, haber si tienes narices.
http://www.youtube.com/watch?v=kTQXaeITuRU&feature=related
The Poet and the Pendulum - Nightwish
El detalle de la toalla, super importante la estática que no falte.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Jose Ángel González


Crónicas vitales de un periodista español emigrado a la Bahía de San Francisco, en California, el estado con mayor presencia de latinos e hispanohablantes de los Estados Unidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios