« La crisis de anticipación de primavera de las magnolias | Portada del Blog | Un modélico centro público de fotografía »

El 2.0 quiere una amnistía fiscal

 [Center for Investigative Reporting]

El alcalde de San Francisco, el singular demócrata Ed Lee, está empeñado convertir a la ciudad en la "capital mundial de la innovación" al amparo de la cercanía a Silicon Valley y mediante la concesión desde el Ayuntamiento de potentes incentivos fiscales a las empresas de tecnología.

Quizá al major le convenga tomar nota de la moraleja derivada de cómo se las gastan las firmas del 2.0 a la hora de tributar lo que legalmente les toca.

El gráfico de arriba muestra, en miles de millones de dólares, los activos financieros que las cinco grandes empresas de la e-tecnología mantienen fuera de los EE UU mediante firmas subsidiarias. La suma total asciende a 225.000 millones de dólares, 170.000 millones de euros.

Un informe recién publicado por el modélico Center for Investigative Reporting (Centro para el Periodismo de Investigación, CIR en sus siglas en inglés) revela que la intención de las empresas, que ahorran miles de millones de dólares en impuestos situando sus activos en países con menos cargas fiscales, es evitar que el fisco estadounidense le meta mano a ese dinero.

De tributar en los EE UU todos sus ingresos, los gigantes de la alta tecnología tendrían que pagar un 35% en impuestos, pero sólo están entregando a la hacienda pública el 15% mediante la práctica de llevarse al extranjero enormes cantidades de activos con el fin, dicen, de reinvertirlo. Los expertos sostienen que esta afirmación es un mero subterfugio, porque al menos la mitad de los activos es dedicada a la especulación financiera (compra de activos y bonos).

La investigación del CIR sobre las cincuenta mayores empresas de Silicon Valley estima que la política evasiva de las corporaciones deja a las arcas públicas del páis con 90.000 millones de dólares menos al año en ingresos (68.000 millones de euros), suficiente dinero para cubrir el presupuesto bianual de educación en California o, en un extremo bastante más terrorífico, pagar 206 días de las operaciones militares de los EE UU en Iraq y Afganistán.

Los analistas sostienen que Oracle, Google, Apple, Cisco, Hewlett-Packard y las otras firmas de high-tech desean presionar para conseguir a la brava una amnistía fiscal como la ofrecida en 2004 por la Administración estadounidense, que permitió el regreso del dinero a los EE UU con una carga fiscal de solamente el 5,25%.

Para intentar conseguirlo han montado un lobby llamado WIN America Campaign (Campaña América gana), que dice defender la necesidad de que las empresas estadounidenses inviertan sus beneficios en el país. Entre los financiadores están 28 de las 50 firmas del 2.0.

Si la presión de los gigantes tecnológicos influye en el Ejecutivo y la amnistía sale adelante, ¿será reinvertido el dinero en fines positivos, por ejemplo en la creación de empleo? Los antecedentes invitan al escepticismo: tras el perdón fiscal de 2004 regresaron a los EE UU 300.000 millones de dólares (228.000 millones de euros). Un estudio del National Bureau of Economic Research estableció que el 92% de esa cantidad terminó en los bolsillos de los accionistas de las empresas bajo la forma de reparto de dividendos de ganancias.

1 Comentarios

no se puede esperar que se aprecie el estilo y el riesgo que conlleva dado que el analfabetismo o la subnormalidad es algo que azota en todas partes por motivos que ya no puedo pasar a analizar,aunque en mis mensajes no me luci todo lo que podia creo que me luci un poco.deberian de poner freno a las veces que se puede escribir aqui por parte de todos sin ser este el mayor defecto que tiene el blog,parece que en frisco no has hecho muchos amigos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Jose Ángel González


Crónicas vitales de un periodista español emigrado a la Bahía de San Francisco, en California, el estado con mayor presencia de latinos e hispanohablantes de los Estados Unidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios