« La deuda de la siguiente generación | Portada del Blog | La crisis de anticipación de primavera de las magnolias »

Inmigrantes enfermos mentales, en la cárcel y sin derecho a abogado

El juez pregunta al encausado:

— ¿Sabe usted por qué está aquí y por qué se le juzga?

El acusado lleva la camisola anaranjada de los presos californianos. La cabeza rapada al cero hace que la cicatriz en la coronilla sea muy visible. Contesta en español y murmurando:

— Hay demasiados problemas en mi cabeza. No puedo decir nada.

Miguel Canto-Ortiz, de 51 años, padeció una lesión traumática hace algunos años. A consecuencia de las secuelas del golpe, no sabe leer ni escribir. Ni siquiera recuerda cuándo nació.

La discapacidad mental no fue osbtáculo para que, tras una acusación por un hurto, Canto-Ortiz, nacido en México y llegado a los EE UU cuando era niño, permaneciese encarcelado varios meses en Santa Ana (California).

Durante la detención y el proceso de deportación iniciado por el Immigration and Customs Enforcement (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas), el acusado no tuvo derecho a abogado. Estaba solo ante el sistema.

Este caso de violación del derecho básico a la defensa no es extraordinario. Todos los inmigrantes con enfermedades mentales detenidos están en la misma situación. En los estados de California, Arizona y Washington hay al menos un millar, según Public Counsel, una organización en la que colaboran desinteresadamente 6.000 abogados.

"Imagina lo que debe ser estar en la cárcel sin tener ni siquiera una idea básica de por qué razón estás allí. Esa es la realidad de muchos inmigrantes con discapacidades mentales", dice Talia Inlender, una de las abogadas de Public Counsel.

[José Antonio Franco es abrazado por su madre. Foto: The Orange County Register]
La discriminación contra los inmigrantes detenidos y que padecen trastornos psicólogicos saltó a la opinión pública con el caso de José Antonio Franco González, que estuvo en la cárcel durante cinco años, entre 2005 y 2010, sin contar con la asistencia de un abogado de oficio. Tampoco podía ejercer la alternativa de representarse a sí mismo porque padecía una dolencia mental incapacitante.

Public Counsel y la asociación American Civil Liberties Union han conseguido que los juzgados admitan ahora una demanda colectiva de ocho enfermos mentales presos y sometidos a expedientes de deportación que solicitan tener derecho a asistencia legal. Es la primera vez que los tribunales estaodunidenses dan curso a una petición de este tipo.

1 Comentarios

Escalofriante

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Jose Ángel González


Crónicas vitales de un periodista español emigrado a la Bahía de San Francisco, en California, el estado con mayor presencia de latinos e hispanohablantes de los Estados Unidos.
Ver perfil »

Síguenos en...