« Por tierra mar y aire | Portada del Blog | El UKIP, ¿un fenómeno exclusivamente británico? »

Las elecciones europeas y la declaración de hacienda

    sábado 10.may.2014    por Miguel-Ángel-Berlin    0 Comentarios

Nunca en la historia de la UE se habían dado unas elecciones europeas en condiciones tan distintas para los diferentes países. Unos países están saliendo de la UCI de la mayor crisis económica sufrida en los tiempos modernos, otros presentan cifras macroeconómicas como no se conocían en casi medio siglo.

Es el caso de Alemania. El síntoma que mejor lo refleja, el récord de población activa y  de empleo (pleno empleo en muchas zonas). Hay otros, como el récord de ingresos del Estado con prácticamente un superávit que amenaza ser espectacular sumando  los próximos cinco años (40.000 millones de Euros).

Es el mejor de los mundos posibles: la economía funciona, el Gobierno también aunque suene extraño, aquí se lee que la gente está contenta con el trabajo de su gobierno y de sus políticos. Normalmente, el primer año de un gobierno -sobre todo si es de coalición- suele ser difícil. Se aprovecha para adoptar las decisiones que pueden ser más desagradables, con la esperanza de que se olviden antes de las próximas elecciones; hay desajustes entre ministerios, mensajes directos, descoordinación, luchas de poder, etc. Los alemanes lo comprobaron a conciencia en el anterior gobierno. En este primer año, el partido FDP perdió tanta credibilidad que ya no se volvió a recuperar. Con la Gran Coalición no ha pasado eso. Al contrario, este país parece una balsa de aceite amenazada sólo por el aburrimiento.

   De hecho, estamos asistiendo a la paradoja de que, partiendo de situaciones tan dispares, a los alemanes estas elecciones europeas les interesan tan poco como a los ciudadanos de países resentidos con las instituciones y los políticos europeos.

Merkelok

   Otro fenómeno curioso: a la mayoría de los alemanes (42%) les gusta más el candidato socialdemócrata Martin Schultz que el candidato conservador Jean-CLaude Juncker (24%), pero votarán exactamente lo contrario, dando a los conservadores el 42 y a los socialdemócratas el 23.

   El resto de eurodiputados alemanes se los repartirán los Verdes (11% y subiendo), la Izquierda (10%) y entre el 5 y el 6 % para Liberales y AfD, Alternativa por Alemania, el partido anti euro.

   Pocas sorpresas, pues. Pero ya se sabe que en un país donde todo va sobre ruedas, no hay sitio para las sorpresas.

   El último barómetro político de la ZDF dice que sólo interesan al 35% de los alemanes (hace un mes eran sólo el 28%). El porcentaje está en relación con otra encuesta que dice que los alemanes son los europeos más satisfechos de la UE, los que más reconocen que la pertenencia a Europa les beneficia (un 42%).

 Demasiado poco como para levantar el entusiasmo

 Pero los alemanes son un pueblo políticamente maduro. Saben lo que estas elecciones representan y acudirán a votar, si no con entusiasmo, sí con la responsabilidad del ciudadano informado.

Para ellos estas elecciones son algo así como la declaración de hacienda: un trámite engorroso y aburrido, difícil de entender, pero que hay que hacer –más te vale- porque si no lo haces, te puede caer una palo…

Votarán aunque sólo sea para asegurarse de que Angela Merkel no será recibida con pitos cuando vaya a Bruselas. 

Categorías: Actualidad

Miguel-Ángel-Berlin   10.may.2014 19:36    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Caravana europea

Bio Caravana europea

Súbete al blog de campaña de los corresponsales de TVE y RNE para conocer cómo se viven las elecciones europeas en Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. ¿Quieren realmente los británicos salirse de la Unión Europea?, ¿logrará la ultraderechista Marine Le Pen ser la fuerza más votada en Francia?, ¿tendrá Beppe Grillo el mismo tirón que en las elecciones generales italianas? ¿cuál es el verdadero candidato que apoya Angela Merkel como presidente de la Comisión? Descubre todas las claves y participa en esta puerta abierta a los comicios que marcarán el futuro de la UE los próximos cinco años.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios