« Declaración de intenciones | Portada del Blog | Las razones equivocadas »

Una teoría (crítica) sobre Brooklyn

    jueves 17.ene.2013    por Agustín Alonso G.    3 Comentarios

Lo que uno quiere en este blog es ofrecer una mirada sobre la escena cultural de y desde Brooklyn. Pero, para mí, Brooklyn es hoy en día: una serie de topiquillos sobre Williamsburg, donde estuve cuatro o cinco veces (incluyendo un par de azoteas ¡y Union Pool!, ese gran descubrimiento que me hicieron Jose y Lucía); una visita a una galería muy cool cerca de Fort Greene, y el concurso de perritos calientes de Nathan el 4 de julio y un concierto de Aretha Franklyn en Coney Island (otra vez, gracias a ambos). Así que aquí está uno haciendo una breve documentación pre-neoyorquina.

Me encontré, supongo que googleando "brooklyn culture" o -más improbablemente- "brooklynization", con un amplio artículo (un escrito cuarto de kilo en la escala JotDown de medición de longitud de artículos) que aborda la brooklynización de la escena musical regional de EE.UU. "Our band could be your band" está firmado Justin Moyer, joven músico y periodista de Washington y me pareció una buena puerta de entrada para quien, como yo, acude a Brooklyn buscando...

...un lugar donde los artistas se reúnen. Hay galerías, y fiestas en lofts, y tiendas de discos. Allí vive un colega que fabrica discos de vinilo. Y otro colega que hace pegatinas y una mujer que alquila un escenario. Porque hay una infraestructura que apoya que se hagan movidas, la gente hace movidas, y un montón de las movidas que hacen son cool.  Uno es ingeniero de grabación. Otro es un artista grafitero. El de más allá tiene un blog. Hay mucha energía, y un montón de gente que conocer. La información -"¿conoces algún sitio barato para imprimir carteles?" o "¿quién puede tocar la pandereta en mi cover band de Jefferson Airplane?- es la moneda de curso corriente.

Lego_star_warsLa guerra de los clones (musicales) en versión LEGO

 

El ensayo, de corte panfletario, se queja en su tesis fundamental de la uniformidad creativa que se deriva de la globalización, de la que convierte en icono a esa idea de Brooklyn.

No confundáis Brooklyn con, bueno, Brooklyn, el barrio de Nueva York situado a 230 millas de Washington en el confín suroeste de Long Island sobre el puente Verrazano-Narrows y atravesado por la Interestatal 278. Hay muchos Brooklyns. Los Angeles es Brooklyn. Chicago es Brooklyn. Berlín y Londres son Brooklyn. Babilonia fue la Brooklyn del mundo antiguo. En los 90, Seattle era Brooklyn. Los jóvenes punk chinos desafiando al comunsimo se arriesgan a ir a prisión por hacer de Pekín el Brooklyn del mañana.

Algunos Brooklyn no son siquiera lugares. MySpace es Brooklyn. YouTube es Brooklyn. Facebook es Brooklyn. Spotify e iTunes son perversa, horrible, irritante, arrogantemente Brooklyn. Y estoy en contra de ello.

Moyer, que a sus 35 años tiene una dilatada carrera musical, acusa a esa idea de Brooklyn de ofrecer demasiados inputs, acabando por fagocitar la creatividad artística hasta crear "borgs estéticos".

Edsegwick

Justin Moyer, en una imagen del videoclip de "Silver bullets"

 

Las escenas musicales regionales hacían diferente el blues de Hill Country del Delta blues y el hardcore de Nueva York del del condado de Orange del de Washington. (...)

Como los acentos, las escenas musicales regionales están desapareciendo. Por supuesto que las tiendas de discos y los sellos discográficos estan muertos o viviendo el tiempo extra. Por supuesto que los propietarios de los club no pueden permitirse organizar un concierto con una banda desconocida de fuera de la ciudad en vez de una fiesta con música dance de los 80.

Pero el dinero no es el problema... o, al menos, no el único problema. Las escenas musicales regionales están desapareciendo porque todo el mundo empieza a sonar como el resto.

Más largo que el propio artículo, que acaba advirtiendo al lector de lo que mete en su iPod, es la retahíla de comentarios, apostillas y réplicas, que generan un rico debate, en el que se dice que lo que mató la escena musical es "el decreciente interés en el alcohol y las drogas", que donde dice Brooklyn hay que poner "internet" o que "a Nueva York continua sin importarle tres cojones lo que piense Washington".

Avisados quedamos.

Categorías: Cultura , Nueva York

Agustín Alonso G.   17.ene.2013 14:45    

3 Comentarios

que empacho de city, ni que fuera Soria.

martes 5 feb 2013, 08:01

Jajaja, sí...

martes 5 feb 2013, 08:28

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Agus Alonso G.

Bio El Gentrificador

Aspirante inconsciente a perfecto burguemio, a estándar del coolismo wannabe. Siempre queriendo estar a la última y siempre llegando tarde. Cuando aparezco, los modernos huyen. Soy el umbral en el que lo alternativo pasa a mainstream, el momento más oscuro de la noche indie antes del amanecer de lo masivo. Señora, el gentrificador ha llegado a su barrio y los precios de los pisos se van a disparar. Este blog es junto al microespacio del mismo nombre en Radio 5, un espacio para nuevas voces, ideas y cultura emergentes. Mándanos tus propuestas a elgentrificador@rtve.es
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios