« ¡Haya Paz! | Portada del Blog | Últimas voluntades »

Esta semana preguntamos: ¿Qué obra maestra no han podido finalizar o apreciar como se supone que nos han dicho que hay que hacerlo?

Nos lo han repetido desde nuestra infancia. Esta película, este libro, esta obra de arte, es un clásico y con esa definición que no admitía duda hemos crecido hasta que nos hemos enfrentado a una de ellas de verdad y nos hemos quedado con cara de póker. Decir que, después de leerlo, no nos parece que sea para tanto, por ejemplo, el "Ulises" de James Joyce, puede quedar políticamente incorrecto o hacernos parecer intelectualmente disminuidos. Sin embargo, ¿quién no se ha visto alguna vez en esa situación?

La Pregunta de la Semana, por tanto, es una invitación a que nos cuenten esas obras de arte, esos libros, esos discos o esas películas que, con la etiqueta de clásico o de genial o de pionera o de revolucionaria, al final no han podido tragar con ellas pese a intentarlo. Queremos saber si se durmieron, si la abordaron una y otra vez sin conseguir encontrarle el gustillo, si la tiraron a la basura. ¿Qué obra cultural creen que está sobrevalorada? Quizás sean varias. En definitiva: ¿Qué obra maestra no han podido finalizar o apreciar como se supone que nos han dicho que hay que hacerlo?

Pueden responder en el teléfono 900.620.620 o en los Comentarios a esta entrada.

35 Comentarios

Todo depende del respeto que se le tenga a los muertos. Para mí, el muerto está muerto. Y las cosas del muerto, son entonces asunto del vivo que, hará con ellas, lo que le parezca más oportuno.

Empecé una vez "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez y no pude pasar de la segunda página. Para mi gusto se excede demasiado en las explicaciones del contexto y eso lo hace aburrido.

Un saludo y ¡enhorabuena por el programa!

No pude acabar "El péndulo de Foucault" de Umberto Eco, me pareció una lectura pesada casi desde el principio.

La montaña mágica. de Thomas Mann.
Lo he intentado ya tres veces, pero llega un punto del que no paso. Pero tengo esperanzas de poder acabarla algún día.., tiene reflexiones acerca del tiempo y su paso muy interesantes.

Lo he intentado con el dodecafonismo y ciertos experimentos musicales del siglo XX: ¡es imposible! Schönberg será un maestro, habrá revolucionado la música, pero... Igual me ocurre con el minimalismo: fui capaz de aguantar veinte minutos una obra de Philip Glass que se basaba en la repetición hasta la náusea de determinados esquemas, muy simples... Primero una fórmula, a los tres o cuatro minutos otra muy similar y así, una, otra y otra vez... Comprobé cómo me iba poniendo nerviosa gradualmente hasta que tuve que apagar la radio.
En cuanto a libros, dejé por la mitad "El Tambor de Hojalata". Lo siento por el señor Grass. Los primeros capítulos los encontré interesantes, curiosos, pero llegó un momento en que el surrealismo fue demasiado grande. Extiendo mi comentario a las vanguardias literarias, la poesía experimental... Y esto hablando de clásicos, de autores de calidad. Incontables los libros que he dejado a pesar de constituir best sellers y de recomendármelos todo el mundo, como "La tabla de Flandes". ¡Y de Dan Brown creo que no voy a leer nada más!

Las sinfonías de Anton Bruckner.

Yo empecé a leerme la Catedral del Mar, pero a la mitad lo encontré muy pesado y demasiado repetitivo en el tema de la construcción de la catedral, lo siento señor Ildefonso Falcones, pero su libro no me ha gustado, y eso que he intentado leermelo de nuevo, pero el libro es superior a mí.

Algunos libros de reconocida fama me han costado leerlos, o mas bien podria decir empezarlos, como "El péndulo de Fauc.ault", pero que después fue apasionante. Pero el que llevo intentando terminar desde hace años es "Ulises" de James Joyce; tengo una edición de Ed Lumen de dos tomos y de todas la veces que lo he intentado nunca he llegado al segundo, he oido comentarios diversos sobre la obra, pero debe ser que estoy a años luz de su comprensión.
No me ha ocurrido sin embargo con otras obras "dificiles" para muchos, como la mayoria de Kafka u otras tipo ensayo que suelen ser menos "amenas" de leer.
Espero algun dia terminar

Ninguna me ha saturado o decepcionado así qué..por mí son todas válidas.

Hace años empecé a leerme "Crimen y Castigo", y me estaba encantando. De repente, no sé muy bien por qué, y lo que es peor cuando me quedaban pocas páginas (y ya sabéis que no es precisamente un librito de bolsillo), lo dejé, así, sin más. ¡¡¡A este blog pongo por testigo de que algún día me reconciliaré con Dostoievski!!!

A veces creo que el mundo se divide entre quienes han logrado leer Rayuela, de Cortázar y les ha entusiasmado, quienes lo leyeron pero lo aborrecieron -pocos, hasta donde yo sé- y los que, como yo, nunca hemos logrado leer más de veinte páginas pese a intentarlo varias veces. Creo que somos los más numerosos, pero por algún extraño motivo, cuesta confesarlo. A mí no me cuesta, al revés, nos reivindico como grupo: Arriba los no-Rayuela, la intelectualidad no nos ha quedado vedada, es sólo una cuestión de gustos, jajajaa!

La conjura de los necios, de John Kennedy Toole
Me parece que la novela si bien es divertida e interesante en algunos aspectos, tiene una fama inmerecida, probablemente tanto por haber sido ganadora del premio Pulitzer, como ,y sobre todo, por que su autor falleciera sin haberla visto publicada.
Hay otros casos similares, en los que el morbo de leer una obra póstuma no siempre va acompañada por una gran calidad literaria, aunque existen justo es reconocerlo, notables excepciones.

Pues ya soy mayor pero nunca he podido ni mediar EL QUIJOTE. Lo siento pero el castellano antiguo se me atraganta. Eso sí, me encantaría andar un tiempo con Sancho Panza...

Recomiendo la lectura de COMO UNA NOVELA de Daniel Pennac en la que se recogen los derechos de los lectores, entre ellos el de liberrase de la obligación de acabar un libro que no nos gusta.

Sin lugar a dudas la obra que se me atragantó y jamás he podido pasar de las cuarenta primeras páginas es "CIEN AÑOS DE SOLEDAD" de G. García Márquez. Lo intenté muchas veces, hasta cuando era de obligada lectura entre mi círculo de amigos y nada. Me resulta tan infinitamente rococó en sus descripciones y además del embrollo de de Aurelianos que no puedo con ella.

Mira totalmente en desacuerdo con Paco García.Justamente es una realidad palpable.

Teresa, a mí me pasa lo mismo con "Rayuela". La empecé una vez dispuesta a leerla saltando según el orden aleatorio propuesto y me entusiasmó lo bien que escribe Cortázar (adoro algunos de sus cuentos). Al poco tuve que dejarla, me aburrí. Transcurridos unos meses comencé el libro de nuevo, esta vez en la forma clásica: el capítulo 1, después el 2, el 3... Tampoco dio resultado.
Imaginad lo que puede ser para una persona ciega ir saltando por capítulos con un libro de ocho o nueve tomos en Braille... :-)
María, me encanta la cuarta de Bruckner... Pero no he oído otra sinfonía entera de este autor, no me lo he propuesto, y ya que estamos confieso que me saturaría una ópera de Wagner completa, aunque no lo he probado. No, no podría ser peregrina de Bayreuth.

A mi mujer se le atragantó hasta tres veces Por quién doblan las campanas, de Hemingway, hasta que le leí lo que Javier Cercas escribe en La velocidad de la luz: "Además-concluyó sin una sonrisa, antes de que yo acabara de ruborizarme-si te fijas bien es muy útil como detector de idiotas: a los idiotas nunca les gusta Hemingway". Desde entonces, también Javier Cercas se le atraganta.

Uff... hay unas cuantas obras en todas las categorías. Ahí van:
literatura: Cien años de soledad de García Márquez
Adoro a Jose Luis Sampedro, pero llevé con resignacion y de hecho no pude acabar La vieja sirena.
Juegos de la edad tardía de Luis Landero, aunque este libro no sea un clásico.
Discos: cualquiera de Bob Dylan. Cualquiera de Sabina.
Cine: jamás entenderé que tiene de maravilloso la Nouvelle Vague.
Música clásica: Música contemporánea, solo conozco a una persona en mi entorno que lo aguante.
Hay más pero...

Yo no pude con los PILARES DE LA TIERRA, en la primera página caí. Para mi es esencial que un libro me enganche en los primeros párrafos

Felicidades por el programa. Laura te echaba de menos

¡Vaya, yo que me he leído ya dos veces "Cien años de soledad" y otras dos "El Quijote"...! Ambas novelas las leí por primera vez de adolescente, y las disfruté tanto... Parece que la crónica de Macondo va a ser la ganadora en "atragantables".
Con "El ULises" y "El Paraíso Perdido" ni lo intento, sé que voy a dejarlas: ¿para qué arriesgar? Una vez, cuando tenía quince años, estaba tan entusiasmada por la lectura de "Momo" acaecida dos años antes que solicité otra obra de Michael Ende a la Biblioteca. Resultó ser "El espejo en el espejo", dedicada a su padre, el pintor surrealista Edgard Ende. YO entonces no sabía qué era el surrealismo y comencé a leer... ¡Me pareció un sinsentido impresionante!

Es curioso esto de los "intragables". Lo que a uno le encanta otro no lo soporta. Mi filosofía al respecto es que hay demasiadas cosas buenas por probar como para desesperarse con los llamados "canones" propuestos por los críticos. Que la vida es corta y lo que nos queda por descubrir mucho...
Releo el Quijote, me encanta Macondo, adoro Saramago y Sampedro, pero no puedo con "El Ulises" mientras que sus cuentos cortos me encantaron... No soporto la música minimalista, el arte plástico actual (abstracto concretamente) el rap y tantas cosas...
Pero el mundo es muy grande y sus obras muy variadas.
A mis alumnos les explico y aplico el lema de Pennac: Si no te gusta, ¡déjalo! Hay un tiempo para cada lectura. Por experiencia lo sé. No soportaba la Celestina, hasta que un verano lo tomé en una edición de lujo y lo devoré...
Y aunque me acusen de lo que sea, creo que la generación del 27 está sobrevalorada. En concreto algunos poemas (poemillas, diría yo) de Alberti y Lorca...)

¿Qué más da cuándo y cómo y con qué obra? Lo importante es disfrutar del arte, de la literatura, de la música...

Los siete volúmenes de "A la busca del tiempo perdido", de Marcel Proust. Tal vez sea por las dificultades que ofrece su traducción al español, por esas larguísimas frases llenas de oraciones subordinadas que hicieron que un crítico afirmara que el lector tardaba más en leer una frase de Proust que el autor en escribirla.

Lo mio es alergia. Sarpullido. Hipersensibilidad a los best-sellers y recomendaciones de editoriales hipermillonarias. Asi que nunca he abierto ni los pilares de la tierra, ni los stigs larsones, ni falcones, ni zafones, ni dan brauns y en cambio suelo reponder bien a la mewdicacion de anagrama, de muchnik e incluso hasta de algunos tusquets.
Y si, rayuela es infumable y quien diga lo contrario o bien miente o no dice la verdad.

¡Yo tampoco puedo con "La montaña mágica"! (Pensé que no encontraría a nadie con esta opinión.) Llevo leyéndola -intentándolo- desde mediados de 1997 y llega un momento en el que tengo que hacer parón y desintoxicarme con otras cosas porque, de no ser así, volvería a dejarla aparcada en la mesilla. :-D El caso es que me gusta la historia y algunos personajes y su concepción temporal, pero, no puedo leerla del tirón. Al menos en este último intento he conseguido llegar hasta casi la mitad.

Las películas de la vida de Jesús de Nazarét, Estoy de Jesús hasta el moño el obispo santiago

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Ojo Crítico


El Ojo Crítico se emite de lunes a viernes de 19 a 20 horas en Radio Nacional. Hablamos con escritores, artistas, poetas, músicos, dramaturgos, actores..., todo lo que tenga relación con la Cultura lo encontrarán en El Ojo Crítico.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios