« Esta semana preguntamos: ¿El 3D es el futuro del cine? | Portada del Blog | Libros y rosas »

En un lugar de la Mancha...

Las aventuras y desventuras del ingenioso hidalgo de la Mancha cobran vida en estos momentos gracias a decenas de voces que desde hoy participan en la lectura continuada del Quijote. Nosotros también vamos a abrir sus páginas y nos vamos a trasaladar hasta el Circulo de Bellas Artes de Madrid para escucharlo en directo.

Mañana es el día del libro pero muchos ya lo están celebrando. Eso sí, la fiesta final estará dedicada a José Emilio Pacheco que este viernes recibe el premio Cervantes.
Aunque de momento nos quedamos con otro escritor con mucho cuento. Ronaldo Menéndez nos presenta su nuevo libro de relatos "Covers, en soledad y en compañía".

Además hablaremos de clásicos con Esther de Lorenzo y de poesía con Roberto Loya.

Pero como no todo es literatura... hoy también viajaremos hasta Málaga, a su Festival de Cine, para hablar con Pau Freixas de su última película "Héroes".

Mañana, os esperamos con muchos libros y muchas rosas...

2 Comentarios

Si se leyera más en este país, no tendríamos a la hermosa lengua de Cervantes tan mutilada, tan denigrada y malherida. ¿Qué diría don Miguel si viese cómo se habla y escribe ahora?
Yo estoy celebrando el día del libro leyendo, como es de rigor; "Contra el viento", de Ángeles Caso.
Ah, y me parece muy mal eso de regalar libros a los hombres y rosas a las mujeres; no porque no me gusten tales flores, sino porque qué va a pasar, que por regla general las damas somos más lectoras que los caballeros... ¡Y yo también quiero libros, muchos y hermosos libros! Pero, en fin: por aquí ni una cosa ni otra...

Yo sí leí Pinocho de pequeña, el de verdad; el de Collodi. Y Heidi, Peter Pan, los cuentos de Grimm y Andersen, El Mago de Oz... Me pregunto qué libros cautivarán a los niños de ahora, si es que eso aún ocurre. He visto pocas adaptaciones televisivas y siempre quedaba decepcionada. "¡Así no era en el libro!" -exclamaba enfurecida cada vez que cambiaban el argumento u omitían pasajes importantes. Mis padres me repetían que se trataba de una adaptación, que el libro era una cosa y la película otra... Para nosotros, los ciegos, las versiones cinematográficas frustran aún más porque no gozamos de la ventaja de las imágenes y nada nos suple esos vacíos de información. Todo son inconvenientes: se pierden las descripciones, uno ya no puede fabricar a su antojo las voces de los personajes, etc. Con el paso de los años sigo experimentando la misma insatisfacción al ver películas basadas en obras literarias. Cuando terminan, mi ingenuo comentario infantil aflora todavía a mi mente: "¡Así no era!". :-)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Ojo Crítico


El Ojo Crítico se emite de lunes a viernes de 19 a 20 horas en Radio Nacional. Hablamos con escritores, artistas, poetas, músicos, dramaturgos, actores..., todo lo que tenga relación con la Cultura lo encontrarán en El Ojo Crítico.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios