3 posts de octubre 2009

Volando bajo

En otoño muchas aves huyen de los fríos que se acercan a Escandinavia, el centro y el este de Europa y se dirigen a latitudes más cálidas donde el invierno es menos severo.

Nuestro país suele ser testigo del viaje de muchas de ellas en ésta época del año.

La paloma torcaz es uno de dichos pájaros. Viaja hacia la Península Ibérica procedente de zonas más frías cruzando los Pirineos.

Cuando los vientos son de componente norte (con el viento de cola) sobrevuelan a gran altura el sistema montañoso.

En cambio, si el aire proviene del sur, el viento de cara (que a alturas elevadas acostumbra a ser más intenso) les obliga a buscar rutas alternativas a más baja altura. De esta manera, centenares de miles de palomas acaban llegando a nuestro país surcando los cielos del País Vasco.


Aquí tenéis una muestra de los más de dos millones de palomas que se prevé que circulen sobre Euskadi entre principios de octubre y finales de noviembre. Son fotografías de Aitor Goitiz.


Por cierto, parece que con octubre se marcharán estos calores... a partir de la semana que viene los cálidos vientos del sur serán sustituidos por frescos vientos del norte...

Una hora más de sueño "o de juerga"

Como es habitual el último domingo de octubre toca cambiar la hora para adaptarnos al horario de invierno. Así que no olvidéis, que a las 3 de la mañana en la península, hay que retrasar los relojes una hora, es decir, hasta las 2. En las Islas Canarias a las 2 de la mañana será la 1.

Buen fin de semana a todos y que cada uno aproveche esta hora añadida como más le guste.
PD: Ánimo al que le toque trabajar una hora extra


“Unos aliados odiosos”

Es mi titular para la curiosidad que os voy a contar. Aliados, porque por su comportamiento son muy útiles para la predicción del tiempo. Odiosos, porque odio los insectos con toda mi alma, en especial a los mosquitos, suelo ser su blanco perfecto.
Vamos con su comportamiento. Cuando se aproxima el mal tiempo, los mosquitos evitan las capas altas de la atmósfera, ya que los vientos suelen soplar fuertes y podrían abatirlos. Por contra, en los días soleados las corrientes de aire son notablemente más suaves, circunstancia que aprovechan de forma instintiva para volar a mayor altura, ya que es ahí donde tienen mayor probabilidad de encontrar una pareja lista para aparearse. Afortunadamente, ya no es época de mosquitos, pero la moraleja de todo esto es que con tiempo revuelto, mosquitos “cabreados” por no ligar y picotazo mas gordo.
Feliz semana a todos

El Tiempo


Somos los del Tiempo. Aquellos de los que te acuerdas cuando sales sin paraguas y llueve.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios