« La madurez del 'Chacho' | Portada del Blog

La obra maestra de Laso

    sábado 22.jun.2019    por Pedro Molina    0 Comentarios

Como en un guiño del destino, Pablo Laso ganó ayer su quinta Liga el día que se cumplían ocho años de su llegada al banquillo del Real Madrid. Desde entonces, los datos hablan por sí solos: 17 títulos en 24 finales jugadas de 33 posibles. Una barbaridad.

Un logro que cobra aún más relevancia si se tiene en cuenta que, en las 22 temporadas anteriores a la llegada del vitoriano, solo 10 trofeos habían entrado en las vitrinas blancas con 15 entrenadores diferentes.

Laso ha reescrito la historia del Madrid. De eso no hay ninguna duda, pero no sólo lo ha hecho en forma de campeonatos logrados. Lo suyo va más allá.

La memoria a veces es muy frágil y pocos recuerdan el pasado. Pocos se acuerdan de cuando el conjunto blanco jugaba en el Raimundo Saporta y apenas 2.500 personas acudían a ver a finales de los 90 y principios del 2000 al equipo dirigido por Sergio Scariolo, con Djordjevic, Herreros, los hermanos Angulo o Raúl López en su plantilla. Ese Madrid ganó una Liga, pero no tuvo continuidad. Pocos se acuerdan de fichajes como el de Attruia o de como, años más tarde, Javier Imbroda, que había abandonado la selección por el Madrid, no pudo meter al equipo en play-offs con Hawkins, Alston o Digbeu como refuerzos estrella.

Quizás la gente sí se acuerde de la época de Messina, de la llegada de grandes promesas como Velickovic, veteranos como Jaric, Kaukenas, Lavrinovic o Hansen y desconocidos como Morris Almond. Quizás la gente se acuerde del vacío en La Caja Mágica, de la dimisión de Ettore y de como su segundo, Lele Molin, llevó al conjunto a la Final Four de 2011 ya con Llull, el 'Chacho' y Felipe siendo piezas básicas en el equipo.

Llegaron brotes verdes a la Casa Blanca, al menos al acercarse a los más grandes y a jugar finales de Copa con un Barça que, de la mano de Navarro y Mickeal, siempre ganaba. Pero el equipo seguía sin enganchar a una afición que solo en 2007 y 2008 volvió a acudir a animar a los suyos en una cancha como Vistalegre de la mano de Plaza en el banquillo y Bullock en la cancha. Ayudó antes Maljkovic en 2005 con la 'Liga de Herreros', pero la constante era la inestabilidad en una sección a la deriva, hasta que llegó Laso.

Ese es el gran éxito del vitoriano: volver a conectar con una afición desilusionada, volver a llenar el Palacio (el otro factor clave en el renacer madridista) y volver a hacerlo con un juego dinámico y atractivo que ha llegado a convertir al Madrid de baloncesto en el mayor espectáculo de ver en estos años en la Comunidad.

Esto tuvo su culmen en la temporada de los récords, una 2013-14 en la que el conjunto blanco enamoró a todos con parte del equipo de hoy (Llull, Rudy, Carroll) y con los que ya no están (Sergio Rodríguez, Mirotic o Slaughter). Esa plantilla cayó en la Final Four de la Euroliga con el Maccabi, se derrumbó y perdió más tarde la Liga con el Barça y se quedó solo con la Copa. Laso estuvo en la cuerda floja. Le salvaron las encuestas, pero vio como le quitaban a todos sus ayudantes. Lejos de marcharse, persistió.

El técnico vitoriano es listo, pero sobre tiene una gran fe en sí mismo. La tuvo en 2011 cuando llegó y casi todo el mundo criticaba su fichaje (solo hay que ver la rueda de prensa de su presentación y como ardían los foros por esas fechas). La tuvo en 2014 para mantenerse en un cargo del que, veladamente, parecían querer quitarle. La ha tenido para saber sobreponerse a las marchas a la NBA de Mirotic, el 'Chacho' o Doncic.

Ese es otro de los puntos fuertes de Laso, que un gran número de estrellas entienda que lo primero es el equipo. Solo así se entiende que en sus 17 títulos, nueve jugadores se hayan llevado el galardón de MVP (Llull, Rudy, Reyes, Mirotic, Sergio Rodríguez, Ayon, Nocioni, Doncic y ayer Campazzo). Solo así se entiende el compromiso de los Tavares, Randolph, Taylor y Causeur: estrellas en otros equipos, a veces gregarios en este Madrid.

Un Laso que siempre ha tenido un plan: dejar crecer al Facu en Murcia mientras aquí lo hacía Luka. Un Laso que ha sabido comprender y apoyar a sus jugadores: véase los dos años de lesiones que lleva Llull y sus constantes palabras y gestos de cariño. Un Laso que también ha sabido aplicar la mano dura (véase sus broncas ya vírales en los tiempos muertos). Un Laso que ha sabido evolucionar como técnico hasta el punto de, con unas rotaciones milimétricas, ganar la Euroliga 2018 adaptándose a las exigencias del nuevo y brutal calendario. Un Laso que sabía del baloncesto físico del Barcelona de un Pesic que parecía tenerle tomada la medida y ha decidido frenar su juego de contraataque para hacerse con la Liga en una temporada de finales perdidas que no le han hecho descomponerse como sí pasó antes.

Un Laso que ha reescrito la historia del Madrid a base de títulos que le acercan a Ferrándiz y a Lolo, eso es obvio. Pero que lo ha hecho, sobre todo, a base de ese estilo que contadas veces ha variado y que ha devuelto la vida a una sección moribunda. Una sección que ha pasado de rozar el esperpento a alcanzar la gloria en ocho años inolvidables.

Todo de la mano del hombre que cada diciembre, cuando era un chaval, acudía al ya olvidado, pero entonces mítico Torneo de Navidad en la capital de España. El hombre que reconoce sin tapujos su pasión por el baloncesto sin el que le sería muy difícil vivir.

El hombre que ha creado una obra maestra: Pablo Laso.

Pedro Molina   22.jun.2019 13:12    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Equipo del vestuario

Bio El vestuario

'El Vestuario' es el programa de deportes de Radio 5 en el que contamos de lunes a viernes toda la actualidad en forma de información, testimonios y entrevistas a partir de las 12:37
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios