« Shigeru Miyamoto nos cuenta su secreto | Portada del Blog | Premios y redes para todos los públicos »

"Llámame Yama"

Su taller está en la esquina con la calle Avinyó, la misma que aparece en el famoso cuadro de Picasso Les demoiselles d'Avignon. Cuando nos presentamos para echarle una MIRADA, le llamé de usted, como pensé que debería tratar a un artista una periodista si estuviera en Japón, situándome en mi correspondiente lugar. Aunque estábamos en Barcelona y aquí las jerarquías se difuminan a la más mínima... No sin alivio a menudo.

Sus ademanes son tan cuidadosos... Su tempo también. Es zen. En una esquina de su taller descubrí un rincón totalmente japonés, lleno de cuadernos, tazas, teteras o algo parecido. No me detuve mucho en observar. Estábamos grabando.

Días después recibí en la redacción un sobre de cartón grueso que contenía el boli y la carpeta que me había olvidado en su taller al acabar el rodaje. Me gustaron mucho las letras con las que escribió mi nombre, de trazo como de tinta, pero no debía de serlo.

En los mails que nos mandamos a continuación para acabar de perfilar el reportaje, le seguí tratando de usted, hasta que en uno de sus mensajes me pidió que le llamara Yama, como le llaman todos sus amigos. Yama, una abreviación muy propia en nuestro idioma. Casi de cómic. No había lugar para la veneración, pues.

Su sensibilidad es de artista. También su trato. De sus grabados diría que son tímidos, pero hay que mirarlos dos veces: tienen una fuerza escondida. Y a una de mis preguntas para la entrevista respondió que sólo quería seguir su camino y hacer lo que quería hacer, no lo que otros dijeran. Me pareció muy sabio.

Os recomiendo su último libro de artista. Se llama A través y contiene tres grabados suyos y un poema inédito de Juan Bufill. Está expuesto en la galería Raíña Lupa, en Consejo de Ciento 278, Barcelona. Pero por muy poco tiempo. Lástima.

Dimos su reportaje en el programa del 7 de octubre, por si queréis ver de quien estoy hablando.

5 Comentarios

Yo ya sé de quien se trata. Fue un reportaje precioso, como tu dices con mucha sabiduría, es de esos que no se olvidan.
A ver si encuentro su libro por aquí.
Saludos

me gustó lo que contaste de yama, sin duda un gran artista que sólo miradas podría haber dado.
Felicidades por el programa

Felicidades por su reportaje.Lleno de sensibilidad y sabiduria. Un rayo de luz y bienestar.
¡Muchas gracias!

También una pequeña joya para tu XBOX360 :-)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Daniel Seseña


Links, bitácoras, redes sociales, webs, vídeos... 'puntoceros'. En el blog de Cámara Abierta 2.0 lo enlazamos todo;
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios