« El 'encaje de bolillos' de la reforma en Política Pesquera | Portada del Blog | El galeón de oro y la historia de los cazatesoros »

Cuando la costa se tiñe de negro...


...muchos se preguntan cómo frenar el avance de la marea negra.

Ante una catástrofe natural de la magnitud de la que asola en la actualidad el Golfo de México, el periodista y escritor canario, Alberto Vázquez Figueroa ha planteado una sencilla solución. Responsables de Repsol y BP se han detenido a estudiar su propuesta, que cuenta sin embargo, con ciertas reservas ente la comunidad científica. Por otro lado, hay quienes prefieren dejar la puerta abierta a la posiblidad planteada por el escritor a sabiendas de que las nefastas consecuencias ocasionadas por el vertido que tuvo lugar el pasado 20 de baril frente a las costas de Louissiana, superarán con creces a los cuarenta millones de litros de petróleo que el "Exxon Valdés" vertió en Alaska en 1989 dejando cuarenta millones de litros de petróleo a su paso. Y es que estos desastres naturales son un triste fenómeno común en la historia marítima. Pincha aquí para recordar algunos de los capítulos de esta historia negra del mar.


Un total de 5.000 barriles de petróleo diarios son los que se están vertiendo a la costa estadounidense. Mañana jueves, se procederá al intento de sellar la fuga de crudo de la plataforma mediante la colocación de una segunda campana metálica, después de que el gran tamaño de la primera campana, impidiera su colocación. Tras el dictamen de la investigación iniciada por el Congreso estadounidense sobre los motivos del accidente, todo apunta a que una fuga hidráulica impidió la activación del mecanismo de seguridad para sellar el pozo de extracción en caso de emergencia. Los cálculos de la Secretaria de Interior estadounidense apunta a que el cierre definitivo del pozo podría prolongarse noventa días, debido a que la solución estriba en perforar otro pozo paralelo para impedir que salga el crudo, algo que dejaría una pensa herencia de trescientos sesenta millones de litros de petróleo.

Ante esta situación, Vázquez Figueroa plantea como primera solución al freno del derrame el aumentar la densidad del petróleo para evitar que flote en la superficie del mar y solidificarlo para facilitar su recogida de los fondos marinos. Cemento hidráulico y aceleradores viscosos son dos de los productos que recomendó el escritor para una empresa similar con el desastre del buque Prestige en la costa gallega en 2002. Una misma práctica, la de la solidificación, que exige a las compañías petroleras para que se responsabilicen de recoger los vertidos que cada semana lanzan al mar tras la limpieza de los fondos de los petroleros y que consituye un daño para los fondos marinos, similares precisamente, a un Prestige semanal.

Respecto a la perforación de un pozo paralelo como solución aportada por la Administración Obama, la receta del escritor canario es la misma que la que ya expresó con el petrolero en la Costa da Morte. Tomamos nota de su teoría, que puedes consultar en el gráfico que mostramos a continuacion:

Consiste en dejar caer lo cerca de la boca del pozo una pesada ancla unida a un grueso cable de acero. Esta ancla sirve de guía para enviar otra ancla unida a una viga de acero, que van lanzándose progresivamente hasta que las vigas tejen un entramado en torno al pozo. A través de sucesivas anclas que sirven de guía, sujetos con mosquetones se descienden sacos de cemento por estas vigas para sellar el pozo y solidificar el petróleo.


Paco Arjona


La pesca, los recursos marinos, la navegación, la investigación oceanográfica, la historia naval, la marina mercante y la náutica deportiva para los profesionales y amantes de la mar.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios