« Bajamos a la mina, a 525 metros bajo tierra | Portada del Blog | Los comprometidos e incansables curas obreros »

Esta semana entramos en el mundo de la teleasistencia

    miércoles 9.feb.2011    por RTVE.es    0 Comentarios

Esta semana vamos a conocer de cerca cómo funciona el servicio de teleasistencia. Un servicio que atiende a todos los ciudadanos pero los que más suelen llamar son las personas mayores cuando tienen una urgencia o , simplemente, buscan un poco de compañía. Porque detrás de cada llamada hay una historia de vida. Muchos se sienten solos, otros quieren vivir tranquilos con su botón de emergencia siempre a mano, por si acaso.

Con este botón las personas mayores se sienten más protegidas y sus familiares también viven más relajados porque saben que el botón de teleasistencia nunca duerme.

En la central hay más de 200 personas atendiendo llamadas de todo tipo, urgencias o consultas pero también se ponen en contacto con los usuarios para felicitarles el aniversario, recordarles que tienen cita con el médico o que se tienen que tomar la medicación. Hacen el seguimiento de las historias que circulan por este servicio. Incluso les visitan en sus domicilios para que las personas pongan cara a los teleasistentes. Nosotros también hemos acompañado a Rocío, una trabajadora social, a casa de una usuaria, Dolores, y comprobamos que son dos amigas que charlan un rato. En estos encuentros se intercambia mucha información que luego se actualiza en la ficha de Dolores para que los teleasistentes estén al día de la salud y el estado de ánimo de esta abuela dicharachera.

En este caso hemos estado con el servicio de teleasistencia de la Junta de Andalucía pero existe en casi todas las comunidades autónomas.


En primera persona - La teleasistencia, una historia de vida tras cada llamada - 13/02/11

RTVE.es    9.feb.2011 09:47    

Sandra Camps

Bio En primera persona

En el programa nos acercamos a realidades sociales que nos rodean pero desconocemos. Salimos del estudio de radio para conocer en profundidad y en primera persona qué problemas tienen, cómo los viven y qué medios tienen a su disposición para afrontarlos hombres, niños y ancianos anónimos. Les escuchamos en su ambiente, con su gente, y hablamos con ellos de sus vidas, de cómo afrontan el presente y el futuro. Convivimos con ellos y les invitamos a que compartan parte de estas vidas con sus protagonistas como si estuvieran presentes en cada momento
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios