« Testimonios que duelen pero calan en los jóvenes para prevenir su consumo con las drogas. | Portada del Blog | En busca de mascarillas. »

El coronavirus en comunidad.

    viernes 17.abr.2020    por Sandra Camps    2 Comentarios

Hoy en primera persona voy a conocer a mis vecinos. Viven en mi comunidad y a muchos no los había visto nunca. Ahora que estoy confinada me doy cuenta que no conozco a la mayoría más allá de un hola y adiós. He descubierto que a muchos de mis vecinos les gusta bailar, tocar la guitarra, la biología o hacer deporte. ¿Me acompañáis?

Porque el coronavirus, el confinamiento nos ha cambiado las rutinas. Ahora no vamos corriendo, estamos en casa, hacemos deporte subiendo o bajando escaleras, paseamos por la azotea , subimos a tender sin prisas y nos encontramos con nuestros vecinos. Nos saludamos, preguntamos cómo estamos y nos ofrecemos si podemos ayudar en algo. Nos miramos a los ojos y hemos recuperado el sentido primigenio de vivir en comunidad. La solidaridad ha resurgido y eso se nota. 

Cada uno sobrelleva el confinamiento de la mejor que puede, teletrabajando quien puede o resignándose a superar estos momentos. 

Cada día a las 21.30h en RNE, RADIO 1,lo podéis escuchar en directo

pero si te lo has perdido también lo puedes escuchar siempre que quieras en el  podcast del programa.

¡Escúchalo! 

Y si tú también tienes una historia que contar...adelante! 


https://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps 

 

Sandra Camps   17.abr.2020 08:34    

2 Comentarios

Si te molesta el calor, planta un árbol.
Si te molesta el agua, planta un árbol.
Si te gustan las frutas, planta un árbol.
Si te gustan las aves, planta un árbol.
Y si te gusta la vida, planta muchos árboles.

Gracias 💖💝💖 🌹🌹🌹😏😎Aloha.

lunes 20 abr 2020, 16:26

Del Laboratorio de Ciencias Físicas. México.


La peor pandemia siempre ha estado ahí...

Hoy es muy evidente la presencia de un patógeno que no conocíamos. Tiene al mundo de cabeza y se han perdido muchas vidas por su culpa. Los estragos post pandemia serán terribles. Vivimos un momento histórico sin duda. Enfrentamos algo inusual y eso nos llena de temor. El conocimiento evita ésta última sensación. Sin embargo no quiero sumar a un tema tan cargado a fechas recientes, como es la pandemia por Covid-19.

A lo largo de la historia de la humanidad, pandemias han llegado y han partido. Muchas con consecuencias desastrosas para quienes han enfermado por sus patógenos. Sin embargo las pandemias pasan. Puede haber repuntes, pueden volverse cíclicas.

Hay una pandemia singular que no está registrada en los anales de la epidemiología moderna. Una pandemia silenciosa que acecha en todo momento y en todo lugar. Una pandemia que muchos llevamos de manera asintomática sin que nos demos cuenta. Sus efectos son globales, de hecho han trascendido diversas épocas y ha sido la culpable de numerosos cataclismos. Naciones enteras que han sucumbido ante ella. Causa múltiples afectaciones hasta que algún paliativo ha salido a su encuentro. Suena desconcertante? No lo creo. Lo que pasa es que no hemos puesto atención. Pasamos por la vida de largo y pocas ocasiones nos detenemos a pensar en su existencia. Es precisamente el acto de pensar, el que llama al análisis, a la lógica, a la razón, lo que puede develar el diagnóstico individual. Esos elementos entre otros brindan claridad al enfermo ante tan denostable patología.

Cuál es esa pandemia? Desde cuándo nos afecta? Realmente desde que caminamos erguidos por este planeta. Ha afectado a ricos y a pobres, a débiles y a poderosos, a culpables e inocentes, niños, jóvenes, adultos y personas mayores. No hay distingo de raza o credo. Tampoco de latitud ni de clima circundante. Esa pandemia se llama ignorancia. El mayor de los males que han azotado por siglos al ser humano.

Porqué es tan difícil de erradicar? Porque nacemos con ella, muchos luchamos toda la vida por vencerla pero otros simplemente ven sus vidas transcurrir con tan detestable infección.

La ignorancia es contagiosa, muy contagiosa. Si alguien está infectado y se rodea de gente que busca erradicarla, será más difícil evitar el contagio, que los demás intenten una cura para quien la padece. No hay vacunas, tampoco inmunidad por padecerla, solo tratamientos largos. Muchos creemos que nos liberamos de su acción en cierto momento de nuestra vida. Quienes han estudiado a fondo su origen y se empeñan en erradicarla, saben que hasta el último suspiro de vida, no podemos desistir del tratamiento. Morimos por otras causas, sí. Sin embargo la muerte es más dolorosa sin haberse curado de ignorancia. Nadie está seguro de que sucede luego de la última toma del tratamiento. Todos esperamos trascender y contar con todas las respuestas de su arraigada existencia. Nadie ha vivido para contarlo.

Qué hacer entonces? Guiarnos por la verdad que ofrece el conocimiento. El único paliativo que nos mantiene con vida, frente a esta arraigada pandemia. La vida se vive distinto sin ella, mejor. La plenitud de mente y espíritu se logran cuando nos arropamos y damos sorbos a cucharadas del frasco ámbar del conocimiento. Es un calmante, un antitusivo, perfecto antipirético. Un relajante muscular y estabilizador emocional. La medicina perfecta. El estado de bieneestar que puede sacarle al ser humano lo mejor de sí.

La ignorancia no está catalogada ni ha sido estudiada por los galenos que tanto admiramos. Es deber nuestro evitar que se propague, que se apodere de nuestro bienestar, que nos haga caer muertos en las banquetas. Ya sabes la cura. Duele? Sí, mucho. A menos de que te enamores del placer que viene después de ese trago amargo de medicamento.

Actuemos ahora, no permitamos que siga trascendiendo tiempos y fronteras. Rechacemos su congtagio. El confinarnos de vez en cuando para tomar la medicina, es la única arma eficaz para ganar la batalla contra esa infección.

Estemos completamente seguros de que el erradicar la ignorancia, además de lograr un bienestar, nos hará libres!

Edgardo Molina
"Scientia Potentia Est"
LCF

lunes 20 abr 2020, 22:53

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sandra Camps

Bio En primera persona

En el programa nos acercamos a realidades sociales que nos rodean pero desconocemos. Salimos del estudio de radio para conocer en profundidad y en primera persona qué problemas tienen, cómo los viven y qué medios tienen a su disposición para afrontarlos hombres, niños y ancianos anónimos. Les escuchamos en su ambiente, con su gente, y hablamos con ellos de sus vidas, de cómo afrontan el presente y el futuro. Convivimos con ellos y les invitamos a que compartan parte de estas vidas con sus protagonistas como si estuvieran presentes en cada momento
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios