« El último mercadillo del jueves antes del confinamiento...sonó así | Portada del Blog | Este es el recorrido que hace mucha ropa de los contenedores. »

Las mujeres de la iglesia alzan su voz

    lunes 13.abr.2020    por Sandra Camps    5 Comentarios

EN PRIMERA PERSONA

VOLVEMOS CADA DÍA A LAS 21.30H EN RNE, Radio 1.

Hoy vamos a escuchar a unas mujeres luchadoras que finalmente se han unido para alzar la voz en la Plataforma de mujeres cristianas de Sevilla

Son mujeres desobedientes dentro de la estructura eclesiástica, reclaman tener el lugar que les corresponde. Son mujeres cristianas de diferentes grupos, asociaciones y parroquias que quieren una iglesia que respete, incluya y dé voz a las mujeres. Y lo tienen muy claro. Su voz está para quedarse en la iglesia pero al mismo nivel que los hombres.

Estas mujeres no tienen prisa pero tienen las ideas muy claras y su vocación y convicción les une. No tienen miedo al patriarcado eclesiástico porque se sienten parte de la iglesia pero no de la iglesia actual en la que ya no se reconocen.

 

 

 

Sandra Camps   13.abr.2020 18:29    

5 Comentarios

Texto extraído de la VALIOSA POR FAVOR! VALIOSISIMA GRACIAS... PLATAFORMA ANTI PATRIARCADO.

Los pedófilos y pederastas no son solo curas y enfermos, son hombres normales y corrientes, son informáticos, conserjes, profesores, el vecino, tu compañero de clase, tu pareja, funcionarios, hombres comunes de todas las ideologías políticas, razas, y niveles económicos y culturales. La cultura del porno incluso las películas y la publicidad erotizan la pedofilia. De hecho el tipo de porno más visto después del de violación, es el porno adolescente, más conocido como teen porn. Esto es lo que les pone a la mayoría de tíos, según las estadísticas de Google y de Porn Hub. Estamos rodeadas de violadores y pederastas en potencia de todas las edades.

martes 14 abr 2020, 22:59

😎...POR FAVOR LEED Y ESCUCHAD APRENDIENDO que es Gerundio.
Mediaset y varias massmedias más, son INADMISIBLES! LEY YA! ANTI MASSMEDIA SOEZ!
El Vuelo Del FÉNIX 😎!!!

COMUNICADO A LXS SEGUIDORXS DE PLATAFORMA ANTI PATRIARCADO Y PERSONAS INTERESADAS EN ENTENDER UN POCO MÁS EL MUNDO DE LA PROSTITUCIÓN Y EL ABOLICIONISMO. #ARGUMENTOSABOLICIONISTAS

"Cuando se habla sobre prostitución es imprescindible hablar –si se quiere entender este fenómeno social en toda su magnitud- de patriarcado, de neoliberalismo, de igualdad de género, de pobreza –y más concretamente de feminización de la pobreza-, de trata y tráfico sexual de mujeres y niñas/os, de relaciones de poder entre los géneros, de migraciones en un mundo global, de construcción de las sexualidades y de la masculinidad y feminidad, de demanda masculina, de creencias y mitos sociales respecto a las sexualidad masculina y femenina, de neurosexismo, de la cosificación de la mujer, y un largo etc. Así que desde esta plataforma les rogamos que se abstengan de hacer afirmaciones tales como: “Si ellas quieren, ¡qué problema hay!” o “Lo que necesitan son derechos y el abolicionismo las persigue”.

Estas dos afirmaciones no son ciertas. Les explicamos por qué…

¿Qué pretende el abolicionismo? El abolicionismo cree que un mundo sin prostitución es posible, es decir, un mundo donde la prostitución sea un fenómeno residual y no tan normalizado como lo es hoy en día.
El abolicionismo se centra no sólo en lo micro (relación mujer prostituida con putero), sino también en lo macro (estructuras de poder: patriarcado y capitalismo neoliberal). La parte macro es la que la mayor parte de la gente que habla sobre prostitución olvida, pero es crucial para entender este fenómeno y poder combatirlo. Además mucha gente se olvida también de analizar la genealogía de la prostitución. Cuando se analiza ésta, nos damos cuenta que la prostitución siempre ha sido consecuencia de una doble moral sexual imperante siglo tras siglo, donde los hombres podían no llegar vírgenes al matrimonio o ser adúlteros, pero las mujeres no. La sexualidad de las mujeres siempre ha sido objeto de control a lo largo de la historia desde el nacimiento de las sociedades patriarcales. ¡Siempre!. El patriarcado nos quiere putas –privadas o públicas-, y al patriarcado le da igual que cobremos o no por ello, por lo tanto hablar de prostitución libre como una forma de transgresión es un absurdo. Es más, la prostitución ha estado regulada toda la historia desde que apareciera. TODA LA HISTORIA, y ¿qué hemos conseguido? NADA. Y saben, ¿por qué? Porque NO HEMOS ROTO CON ESTA DOBLE MORAL, porque seguimos dejando a los hombres ejercer SU PRIVILEGIO.

La prostitución se entiende muchas veces como una serie de elecciones personales o individuales. Esto es un error ya que una institución –y la prostitución es una- cumple una función social, no individual. En las últimas décadas la sociedad española ha entendido que la violencia contra las mujeres por parte de los hombres es un problema estructural, no individual. Al principio se consideraba un problema de pareja, casos aislados en los que no nos debíamos meter. Sin embargo en la actualidad la percepción social ya no es la misma, ahora entendemos que es un problema social que debemos erradicar. Entonces, ¿por qué es tan difícil comprender que la prostitución es un problema social y que requiere soluciones serias por parte de los Estados? Repetimos, no son decisiones individuales, y reducir este problema social al consentimiento es no querer ahondar en las desigualdades entre mujeres y hombres. Y es que más del 99% de las personas que acuden a la prostitución son hombres.

La existencia de la prostitución poco tiene que ver con que haya un número bastante reducido de mujeres que quieran prostituirse (si no lo tienen claro, volver a leer la introducción), esto es justamente lo que el patriarcado en su fase neoliberal quiere que pienses. JUSTO EXACTAMENTE ESTO. Y la gente se lo cree, y ¿saben por qué?, pues porque así podemos vivir más tranquilas/os pensando que el único problema es la trata sexual y no la prostitución. Y es que si nos diéramos verdaderamente cuenta de que es la prostitución, además de la trata sexual, el problema, nos sentiríamos tremendamente abrumadas/os. Sentimos decirles que el problema es la normalización de la prostitución, no sólo la trata sexual.

¡Piensen, por favor, piensen!. Ustedes que creen que cuando un putero paga por “sexo” le pregunta a la mujer: “Perdona, ¿tú eres de las que está aquí de forma voluntaria o forzada?”. ¡Es absurdo!.
El problema es la demanda masculina. De hecho, en un estudio hecho por Sonaids se constató que un 90% de los hombres que acuden a prostitución no distinguen la prostitución forzada de aquélla que no lo es. Entonces les preguntamos, ¿cómo combatimos la trata sexual si no acabamos con la prostitución?. Y no sólo eso, ¿cómo luchamos por erradicar la desigualdad entre mujeres y hombres, si existe una institución llamada prostitución donde un grupo de mujeres son expropiadas de su deseo sexual y están al servicio exclusivo de los hombres?

El problema, como hemos visto, no son sólo las mafias y los proxenetas. El mayor problema es la demanda masculina y si no desalentamos esta demanda, la prostitución y la trata sexual seguirán existiendo, así como la desigualdad entre mujeres y hombres.

Las estructuras de poder como el patriarcado cambian cuando cuestionamos a los hombres para que dejen de ejercer sus privilegios, NUNCA cambian si no hacemos absolutamente nada. Y no combatir la prostitución es justo eso. Reglamentar la prostitución es legitimar esta práctica social. Es obvio que si legitimamos socialmente esta práctica social que privilegia a los hombres, jamás conseguiremos la igualdad entre mujeres y hombres. Muy al contrario, así sólo la reforzaríamos. Y no sólo eso, los dos estudios más amplios que se han hecho hasta el momento constatan que en los países donde se ha reglamentado se ha producido un efecto escala, es decir, la trata sexual de mujeres y niñas/os ha aumentado:
https://gupea.ub.gu.se/bitstream/2077/22825/4/gupea_2077_22825_4.pdf y http://www.diw.de/documents/publikationen/73/diw_01.c.405653.de/diw_econsec0071.pdf

El abolicionismo, además, no prohíbe o impide que aquellas mujeres que deseen realmente prostituirse (que son una ínfima minoría del grosso de mujeres que se dedican a la prostitución, menos de un 6-7%), lo hagan. El abolicionismo no persigue, ni criminaliza a estas mujeres, ¡faltaría más!. ¿Cómo se les ocurre pensar eso?. Si piensan de esta manera están confundiendo abolicionismo con prohibicionismo. Y no es lo mismo. El abolicionismo entiende que si se penaliza al putero se va desalentando la demanda. A las mujeres no se las penaliza en ningún momento. El prohibicionismo penaliza tanto a puteros como a las mujeres prostituidas.

El abolicionismo cuestiona al hombre que paga por “sexo” (y lo ponemos entrecomillado ya que utilizan el sexo para ejercer dominio o poder. El sexo es sólo uno de los motivos conscientes en el discurso de los puteros, pero hay que analizar ese discurso. Un discurso que pueden analizar en foros como el de putalocura. Métanse en estos foros para que vean qué igualitarios y respetuosos (ironía) son los puteros no sólo con las mujeres prostituidas que puntúan como si fueran simples objetos en vez de personas, sino cómo piensan de las mujeres en general).
El abolicionismo cuestiona el derecho que los hombres, como grupo social, creen tener. Los puteros creen que tienen el derecho a follar con quién les salga del pito –nunca mejor dicho- sin empatizar con la mujer que tienen delante, que casi siempre se prostituye para sobrevivir, no porque esté super contenta de ejercer y porque su sueño siempre fue ser puta.

Centrándonos siempre en ellas (en la ínfima minoría que sí quiere ejercer), nos olvidamos como siempre pasa de ELLOS, ELLOS, ELLOS, ELLOS, ELLOS, ELLOS.
Y además que nos quieran colar que la prostitución es sexualidad y que las que la ejercen lo hacen porque están liberadas sexualmente es ya el colmo del colmo del colmo del colmo. Es bien sabido, ya que así muchos estudios lo señalan, que la mayor parte de las mujeres que se prostituyen no quieren ejercerla. ¿Y saben por qué quieren salir? Pues investiguen, pongan en google el nombre de Amelia Tiganus, Sonia Sánchez, Tanja Rahm, Huschke Mau, Rachel Moran, Rebecca Mott, Simone Andrea, Rosen Hicher, Chelsea Geddes, Alika Kinan y tantas otras mujeres que han conseguido salir de la prostitución y que luchan porque se abola. Métanse en la página Space International entre otras, hay muchas. El testimonio y la experiencia de ellas, es el testimonio de ese 90% de mujeres que desean salir de la prostitución.

¿Por qué nadie las escucha?

Pues porque no interesa, porque si las escucháramos nos daría vergüenza de vivir en una sociedad como ésta que permite todos estos atropellos a los derechos humanos de las mujeres prostituidas, a los derechos humanos de todas las mujeres porque al normalizar la prostitución, todas somos vistas no como personas sino como putas en potencia, todas y cada una de nosotras. La prostitución es la institución donde los hombres si quieren tener “sexo”, lo tienen pagando a cualquier hora del día en cualquier lugar del mundo. Se refuerza tremendamente la idea de que ELLOS TIENEN DERECHO A TENER SEXO. Y no, el sexo no es un derecho. Se refuerza la idea de que su sexualidad es más importante que la nuestra, se refuerza la idea de que las mujeres existimos para cumplir con los deseos masculinos y no con nuestros propios deseos. Esto es lo que persigue el patriarcado, dándole igual si cobras o no.

Échenle un vistazo al documental Miss Escaparate, vean vídeos musicales y analicen de qué forma se representa a la mujer en muchos de ellos, así como en los anuncios publicitarios en los que es habitual que se cosifique a la mujer, el cine, la pornografía, y muchos otros ejemplos que podemos encontrar en nuestra cultura.
El sueño actual del patriarcado es cosificarnos a todas, ¿por qué se preguntarán?. Y nosotras nos preguntamos, ¿no resulta sospechoso que ahora que hemos alcanzado una igualdad formal (leyes), la cultura occidental haya sido la primera en comenzar a cosificar a las mujeres, a deshumanizarlas reduciéndolas a simples objetos de placer?, ¿esto no levanta absolutamente ninguna sospecha?. Y no sólo eso. Es peor aún, nosotras somos las que lo hacemos por decisión propia, ¡nosotras mismas nos autocosificamos!. El patriarcado nos moldea de tal manera que algunas de nosotras nos convertimos en objetos sexuales, en vez de en SUJETOS sexuales. La diferencia entre ser objeto o sujeto es abismal. Cuando somos sujetos sexuales sabemos lo que deseamos y, en consecuencia, respetamos nuestros deseos, nuestros límites, etc. En cambio, cuando somos objetos, nos medimos por lo que los demás piensan de nosotras, tenemos sexo con personas que no nos atraen, etc.

Deshumanizar a un ser humano es el primer paso que se debe dar para ejercer violencia sobre él. Esto lo sabe cualquier criminóloga/o. ¿Somos muy mal pensadas al percibir una estrecha relación entre los avances de la mujer y su fuerte cosificación? ¿O realmente este fenómeno es simplemente fruto del azar?. Nosotras, lo dudamos mucho.

Se habla de que la sexualidad en prostitución es empoderante. Y nos preguntamos, ¿sexualidad empoderante la prostitución? Y aquí no hablamos de lo que pueda sentir una mujer en concreto, aquí hablamos de la prostitución como institución. Repetimos, ¿sexualidad empoderante? Si los hombres que acuden a ella pagan para conseguir una chica atractiva que si no fuera pagando no la conseguirían (dándole igual si la mujer se siente atraída por él o no), pagan por realizar determinadas prácticas que no pueden realizar con otras mujeres (dándole igual si la mujer le gusta esa práctica o no), pagan por millones de razones más y lo peor es que CREEN ESTAR EN SU DERECHO. Y para la mujer que se prostituye, ¿ esto es tener una sexualidad empoderante? ¡Pero si no es sexo para ellas, su deseo sexual está ausente! ¿Ausencia de deseo y empoderamiento sexual van juntos? No, obviamente.
¡El sexo no es un derecho! Las abolicionistas no somos unas reprimidas, puritanas, mojigatas, etc., creemos en una sexualidad empoderante, una sexualidad donde se reconozca a la otra persona, donde el deseo, placer y respeto sean mutuos, no unidireccionales. Una sexualidad que no reduzca a objeto sexual a la otra persona es una sexualidad donde la reciprocidad está presente.

En la prostitución esto no pasa. El hombre desea y la mujer necesita el dinero. Y, por favor, eviten decir cosas como “todos nos prostituimos de alguna manera”. Es un insulto al sufrimiento de miles de mujeres prostituidas. No comparen limpiar un retrete con lamerle el ano a un hombre desconocido, o con chuparle el pene a 15-20 hombres desconocidos diariamente, o dejar que utilicen tu cuerpo como un residuo de semen. No es comparable. De hecho, el estrés posttraumático se da en un 80% en mujeres prostituidas. La mayor parte de las mujeres prostituidas se disocia de su cuerpo para poder sobrevivir en la prostitución, por eso muchas de ellas se drogan o beben alcohol, para no vivir conscientemente el momento presente.

El abolicionismo se centra en cuestionar los privilegios masculinos. De hecho son ya 6 países los que han adoptado el modelo nórdico o abolicionista que penaliza al putero y no criminaliza a las mujeres prostituidas. Y es que es la única forma de romper Ya de una vez por todas con LA DOBLE MORAL imperante en esta sociedad.

Además estos países han invertido mucho dinero en asistir a las mujeres que desean dejarlo para que puedan encontrar otra forma de ganarse la vida y salir de la prostitución. Se necesita una gran financiación para que las mujeres encuentren otras opciones laborales. Conjuntamente, los puteros -en muchos casos- deben asistir a un curso de sensibilización en igualdad entre mujeres y hombres para que comiencen a ver a las mujeres como a sus iguales y no como a simples objetos de placer. De esta forma, quién se quiera seguir prostituyendo que lo haga, nadie se lo impide. De hecho en España las mujeres que deseen darse de alta como autónomas pueden hacerlo.

Ahora, si lo que desean es que la prostitución aparezca como una salida laboral/profesional como cualquier otra para las mujeres, ¡NOS OPONEMOS Y NOS OPONDREMOS SIEMPRE!. Tú con tu cuerpo haz lo que quieras pero no pretendas que el Estado legalice el acceso por parte de los hombres a los cuerpos de mujeres porque así nunca acabaremos con este privilegio masculino.

¡NO SE PUEDE REGULAR NI REGLAMENTAR LA DESIGUALDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES SI DESEAMOS VIVIR EN UN MUNDO IGUALITARIO!.

El patriarcado nos quiere putas y nosotras/os luchamos contra el patriarcado.

¡Esperamos que a partir de ahora antes de criticar el abolicionismo o antes de decir "qué problema hay si ellas quieren", reflexionen un poco por favor!

¡MUCHAS GRACIAS!"

martes 14 abr 2020, 23:03

Plataforma ANTI PATRIARCADO
https://www.facebook.com/PlataformaAntiPatriarcado/


... BIOÉTICA PSICOPOLÍTICA
Y BIOÉTICA EN TELECOMUNICACIONES y MASSMEDIA! YA!😎

INFINITAS GRACIAS 💖💝💖 GIGANTES😎

martes 14 abr 2020, 23:07

POR FAVOR 😎🌹 Y ¡MUCHAS GRACIAS!")...
www.uncoa.mx
https://youtu.be/DkexLWz91b8

Gracias 💖💝💖🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹🌹

martes 14 abr 2020, 23:12

😎
https://youtu.be/Ehe8hP9oZ8o


E DEMASIAO LA ....LA HISTORIkA VATICANika Y DE LA...LA....NO IMPUNIDAD E INHUMANIDAD DE LA IGNORANCIA Y FALTA DE CONOCIMENTO.
No abusarás del DMAX NI DE LA MOTA.😎

martes 14 abr 2020, 23:46

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sandra Camps

Bio En primera persona

En el programa nos acercamos a realidades sociales que nos rodean pero desconocemos. Salimos del estudio de radio para conocer en profundidad y en primera persona qué problemas tienen, cómo los viven y qué medios tienen a su disposición para afrontarlos hombres, niños y ancianos anónimos. Les escuchamos en su ambiente, con su gente, y hablamos con ellos de sus vidas, de cómo afrontan el presente y el futuro. Convivimos con ellos y les invitamos a que compartan parte de estas vidas con sus protagonistas como si estuvieran presentes en cada momento
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios