« ISLANDIA, QUÉ PAÍS!!! | Portada del Blog | PRIVIET, SAN PETERSBURG »

UN CUENTO CHINO

A las 7 de la mañana un ruido metálico despierta a Benjamin Willard. Se levanta, se enfunda su uniforme y empieza su jornada laboral. A cumplir. Cree firmemente en lo que hace.

A las 7:15, en la misma ciudad, Saigón, otro ruido metálico, el del despertador, indica a Frank Robinson que también debe empezar a funcionar. Al igual que Willard, viste uniforme y también cree honestamente en su trabajo.

Así empezaba el relato que me contó un tipo en la cafetería del aeropuerto de Tan Son Nhat, en Saigón (Vietnam), durante las dos horas de espera que sufrimos debido a que más que llover, parecía que habían puesto boca abajo el mar. Eso era un monzón y lo demás son chirimiris. Nuestro vuelo de regreso a España no podía despegar así que se me acercó el elemento en cuestión y se presentó como “Scott, un ciudadano libre americano”, añadiendo después de una breve pausa, “de Austin, Texas”.


El caso es que el ciudadano libre había perdido su vuelo y debía tener ganas de hablar. De pronto empezó a narrarme cual Hans Christian Andersen una historia que tengo que reconocer que me acabó enganchando.

48 horas antes, en el distrito 4 de Saigón, un barrio obrero de la ciudad, un joven vietnamita, Loan, nos invitaba a su salón para comer arroz y conocer a su familia. Una vez allí, sentados en el suelo y descalzos, nos contaba otro relato. Empezó así: “En el lapso de cien años que dura una vida humana, qué amarga lucha libran el talento y el destino”. Un inicio, la verdad, bastante desconcertante. Nos dijo que ése era uno de los 3.254 versos que componen el llamado Cuento de Kieu. Es una leyenda (inspirada en una novela china) que conocen todos los vietnamitas y que para ellos tiene un gran valor porque consideran que resume su alma y su identidad nacional. Para ellos es el paradigma de su carácter. Lo que les define. Si entiendes el mensaje del cuento, les entiendes a ellos.

¿Y de qué trata el cuento? os preguntareis. Pues, entre otras cosas, de una prostituta. Sí, así está el tema. Kieu es una joven bellísima y con talento a la que las circunstancias obligan a prostituirse y, básicamente, a sufrir. A final de la velada que compartimos con este joven vietnamita llegamos a comprender cuál era el verdadero significado del Cuento de Kieu. Después os lo desvelo. Antes sigamos con el americano cuenta cuentos del aeropuerto.

Willard trabaja 10, 12 o incluso 14 horas cada día. Recibe instrucciones de sus superiores y se limita a ejecutarlas. Sin preguntarles y sin preguntarse. Cuando finaliza su jornada, consume alguna anfetamina y suele acabar en la cama con una mujer vietnamita.

Robinson hace lo mismo. Trabaja, cobra y no cuestiona nada. Por las noches bebe whisky y, como a Willard, también le gustan las mujeres vietnamitas porque dice que son muy “serviles”.

Ahora vas a entender por qué te cuento la historia de Willard y de Robinson. Vas a ver cómo me das la razón cuando digo que los americanos ganamos la guerra de Vietnam.

A mí me venía de vez en cuando a la mente el recuerdo de la velada con Loan, el joven vietnamita. Qué cuentos tan distintos. Y sobre todo, qué manera tan diferente de contar las cosas. A uno le preocupaba que le escucháramos. Al otro sólo le preocupaba escucharse a sí mismo. También me venían imágenes de nuestro viaje, de los 7 días inolvidables que habíamos pasado en Ho Chi Minh City, el nombre actual de la antigua Saigón, la ciudad más grande de Vietnam.

Me acordaba de la sensación que tuve la primera vez que me vi envuelto por el avispero gigante de motos que recorre las calles de la ciudad. Es una locura, pensé. Pero pronto corregí. No es una locura, es Saigón.

Decenas, centenares, miles, millones de motos por todos lados y en todas las direcciones. Familias enteras subidas en ellas, lavadoras, animales, colchones, armarios… allí todo es susceptible de ser trasportado en una moto. Un vietnamita que trabajaba como chófer para un español nos lo resumió muy bien: “los vietnamitas conducimos igual que vivimos: mirando sólo hacia delante y sin detenernos ante nada”.



También recordaba una de las cosas que más envidio de los vietnamitas. Os la cuento: no sé si sabíais que los vietnamitas tienen superpoderes. Pues sí. Yo tampoco lo sabía pero una sola jornada me bastó para comprobarlo. Les vi utilizándolos en varios sitios: debajo de una mesa, encima de una moto, apoyados en un poste de la luz, en medio de un mercado lleno de gente, en plena calle... los vietnamitas son capaces de dormirse como, donde y cuando quieran! Caen como angelitos. "En realidad la siesta no es española, es un invento vietnamita", me habían avisado ya. Pero no podía imaginar hasta qué punto la ejercen. Impresionante.

Mientras yo me perdía en mis recuerdos, el americano seguía contándome su particular cuento:

Willard y Robinson son en realidad una misma persona. Ambos son soldados pero cada uno trabaja para un tipo de ejército diferente. Los dos son americanos, los dos viven en Saigón, pero con 40 años de diferencia. Uno en el 68 y el otro en 2008. Son sólo ejemplos, joven. Y me decía “joven” con el mismo tono que me diría “ignorante”.

¿Lo entiendes? Imagina que Willard es un capitán de los sevicios de inteligencia del ejército americano. Cada mañana se despierta con los bombardeos. Se calza las botas, coge su fusil M16 y se dispone a disparar a cuantos Vietcongs se crucen en su camino. Es su trabajo y punto. Cuando decía esto, reforzaba sus palabras golpeando con la lata de coca-cola en la mesa. Y punto.

Willard estuvo aquí luchando hasta que tuvo que volver a casa derrotado. Pero ahora está Robinson. Imagina que Robinson es el director financiero de una marca que fabrica ropa deportiva que anuncian futbolistas portugueses y brasileños. También se enfunda su uniforme (de Armani) y también se cruza con unos cuantos asiáticos que trabajan para él por 100 dólares al mes. No dispara, pero manda. Y a él no lo van a echar de aquí, no lo van a derrotar. Nos ganaron la guerra pero en estos momentos las empresas americanas se enriquecen aquí. Ahora su economía depende de nosotros.
Así que dime, joven Luis: ¿quién ha ganado al final la guerra?

Last call for the flight 388 of Qatar Airways!!!!

Uf, ese era mi vuelo. La megafonía me salvó de enzarzarme en un debate con aquel sujeto que tenía todos los visos de acabar muy mal. No sé para quién, pero muy mal.

Mientras corría por la terminal pensaba en si había hecho bien. ¿Debía haberle contestado? Me acordé de una broma que solía hacer un chico que trabajaba en nuestro hotel. "El comunismo ha muerto, viva el comunismo", decía. Y se reía él sólo. Me hubiera gustado ver la cara que ponía el americano.

Pero especialmente me acordé de Loan y de la explicación del Cuento de Kieu, que hubiera sido la mejor respuesta. Uno de sus versos dice: "cuando uno ha sido dotado de talento, no confía en él". Según Loan, en lo más hondo de sus corazones, los vietnamitas saben que tienen talento (tai). Lo que no comprenden es por qué ese talento les ha servido para derrotar a los americanos y no para mantener una paz duradera. Por qué han ganado todas sus guerras (contra los franceses y los chinos) pero no alcanzan la prosperidad para su país y son las empresas extranjeras las que se benefician. Es una paradoja que no saben resolver, decía, y caen en el victimismo. Por eso los vietnamitas se sienten como Kieu, que era bella y tenía talento pero acabó sus días sufriendo.

"Cuando uno ha sido dotado de talento, no confía en él". Ése es el problema. Y me subí al avión deseando que algún día el pueblo vietnamita deje de parecerse a Kieu, que cambie su suerte. Y sobre todo, que llegue el día en que hablar de Vietnam no sea hablar de guerra, sino de talento. El 60% de los vietnamitas tiene menos de 60 años, es decir, son la primera generación que no ha conocido ninguna guerra. Así que ese día está cada vez más cerca.

Hasta pronto, Vietnam.
O como diría el americano: Goodbye Vietnam.

25 Comentarios

eso es circunstancial y cito aqui el libro el silencio de los inocentes uno es como es con sus creencias limitaciones y poderio siempre , ojo respetando a losdemás.Repásate el párrafo porfa.

Te lo pongo como ejemplo para que no caigas en el error de tomarte las cosas como lo que parecen y no son, porque en esencia resultan ser otra cosa y actualiza ya.


Enhorabuena por el relato. Me ha gustado mucho.

Seguro que el programa esta genial.

Lo veremos.

Un fuerte abrazo.

El ejemplo de lo circunstancial. http://www.youtube.com/watch?v=CfrHehFzVtk

Una paradoja muy curiosa , tienen talento ganan todas las guerras pero no son capaces de emprender ninguna iniciativa que los haga libres del todo, y siempre terminan siendo explotados por los capitalistas extranjeros, si que es una paradoja curiosa . Aquí somos muy cachondos,muy juerguistas y super orgullosos, pero también terminamos siendo explotados por las multinacionales que no paran de traernos sus productos , pues aquí ya no queda nadie capaz de emprender la puesta en marcha de algún proyecto industrial , estamos treinta años atrasados en ese sentido, creo que más o menos desde que entramos en el mercado común europeo ¡ ¿O fue cuando entramos
En la democracia? Pues no sabría decirle, pero el caso es ese, simplemente ese.nos estamos hundiendo pero al contrario de los vietnamitas aquí hay paro y allí no.

Clica sobre mi nombre

Calero está muy bueno. Me gusta más que levantarme tarde.

Llevas razón, Fran, Calero está muy bueno pero además ha escrito un cuento maravilloso sobre Vietnam y ha hecho el mejor programa que hasta ahora se había emitido... a mí no me importaría que me contara cuentos así cada día, aunque fueran chinos.

Grande el reportaje!
Me ha sorprendido la amabilidad y simpatía de los vietnamitas.
Sólo eché de menos una pregunta tuya: ¿qué tal son recibidos los americanos en Vietnam ahora?
Aunque me imgaino la respuesta, ya me lo contarás.

He estado en Vietnam, de vacaciones, de "mediomochilero" en dos ocasiones.

Me enamoré del pais y sus gentes, y si no fuera por mi falta de coraje y cobardia, me iria a vivir y trabajar alli.

Tenemos ante nosotros un pueblo honesto, humilde, ysubyugado a un poder politico.

Tenemos ante nosotros a un pueblo honesto, humilde, y subyugado al capitalismo salvaje.

Y tenemos ante nosotros, a nosotros mismos, subyugados al capitalismo salvaje que se rie de nosotros ante nuestra propia cara..

y aun nos creemos que somos libres.

y lo defendemos.

Somos como la fabula del elefante atado, toda su vida, un poste.... cuando finalmente es dasatado de la misma, no se aparta un ápice de él porque como es lo que ha vivido, es lo "normal" y cree ser natural estar cerca del poste.

No vemos cómo la dictadura de la economia globalizada inunda nuestra forma de vida y el mismo concepto que defendemos, porque a ese poste nos han atado desde hace muchos años, es una auténtica burla a la condicion social humana.

Me di cuenta de esto cuando en Ho Chi Ming me vendieron unas zapatillas por 12 euros ( a precio de turista, obviamente) cuando en España cuestan 150 euros, y un reloj de deporte por 5 euros cuando aqui cuesta 50 euros.

Entre 1.000 y 1250 veces más (de incremento de valor)

a quien están engañando?

aún así, aúnque por lo comentado cada vez menos, la gente sonrie cuando camina o conduce por la calle.

Estas cosas suelen pasar. Vietnam = Guerra. Una guerra por cierto muy bien rentabilizada por los americanos. Aunque no me gusta el razonamiento de tu amigo yanki en el aeropuerto, si que es cierto que la guerra de verdad la ganarón los vietnamitas la mediática los americanos. Lo de las empresas es una chorrada que dice tu amigo yanki es una chorrada, eso es fruto de como ha evolucionado el mundo.
Pero lo importante es lo que no has enseñado, algo que se aleja del tópico. Algo que nos enseña que ese país tiene un potencial inmenso, al igual que su gente y que si no están desarrolando más es por esa guerra mediática que perdieron. Me ha impresionado la gente, lo que transmite. Felicidades por el programa.

Evidentemente queria decir que lo importante es lo que nos has enseñado. Salu2 y disculpas.

Creía que nunca iba a decir esto, porque soy un periodista con un ego crecido: "Luis, envidio lo que haces". Voy a prepararme profesionalmente para disfrutar del trabajo tanto como tú lo estás haciendo (que la gente no se piense que todo es maravilloso aun haciendo Españoles en el mundo).
Hacéis y haces -personalmente te lo digo, por los relatos tan místicos que haces y por el jugo que sacas- un trabajo precioso. La televisión así, sí. La tele de calidad y cultural también puede ser entretenida.

Hola yo solo queria felicitar a Gabi y a Luis por el programa. Yo fui una de las participantes y me gusto mucho la amabilidad y el trato que recibi de ellos. Me parecieron gente estupenda y me resulto muy facil ser natural con ellos. Desde luego son dos profesionales que saben muy bien lo que estan haciendo. Creo que todos nos hemos quedado con ganas de volveros a veros por aqui.

Es de bien nacido ser agradecido, aunque yo prefiero decir que es de bien nacido ser prevenio. Y tampoco es bueno pensar por qué. El caso es que tú me entiendes Luis. Eres gran chaval, majo, noble y siempre dispuesto a escuchar y a que te cansen la kabeza, jajaj! Te pronostico un gran futuro en este mundo loco de la tv y todo a su ritmo, sin prisa pero sin pausa, con control del ego y dejando gente deseosa de volver a verte allá por donde dejes tu rebufo, como se dice en la Mancha. Abrazos crack y cervatillas por el mundo!!

Es de bien nacido ser agradecido, aunque yo prefiero decir que es de bien nacido ser prevenio. Y tampoco es bueno pensar por qué. El caso es que tú me entiendes Luis. Eres gran chaval, majo, noble y siempre dispuesto a escuchar y a que te cansen la kabeza, jajaj! Te pronostico un gran futuro en este mundo loco de la tv y todo a su ritmo, sin prisa pero sin pausa, con control del ego y dejando gente deseosa de volver a verte allá por donde dejes tu rebufo, como se dice en la Mancha. Abrazos crack y cervatillas por el mundo!!!

Soy Miquel Angel,

Aparezco en el programa que han preparado tan profesionalmente Luis y Gaby.
Que decir de nuestros cafes y discusiones "arreglando Vientam y Espanya", de nuestra cena a bordo en el rio Saigon entre "redes" de todo tipo....y las risas que nos brindamos juntos durante vuestra visita....un placer.

El relato tambien esta muy bien, el alto numero de personas que nos siguieron en la tele tambien - el share manda, no hay duda -, y ya he encontrado gente en Vietnam que me saluda porque me conocen al ver el programa que grabasteis...

Saludos desde Saigon en Agosto!


Miquel Angel

Felicidades por el programa. Hasta mi madre que no le gusta la tv, lo estuvo viendo y le encanto. De hecho, un amigo nos lo recomendó y mi mujer y yo nos vamos la semana que viene para allí a recorrer todo Vietnam! Ya nos diras tu próximo destino
PD:recomendación:cuando se cambie de destino que pongan un titulillo por lo menos

Hola, Primero Luis felicitarte Luis por el relato. Soy un español de origen vietnamita, y la verdad, es muy interesante lo contado sobre el "cuento de Kieu", que tengo que reconocer que es algo que desconocía totalmente. Es verdad que Vietnam ha estado asociado a la guerra como PAPA Noel al rojo y blanco de la coca cola, pero pienso que ha cambiado muchísimo desde entonces. Mi primera visita al lugar donde nací, Saigón, fue con 14 años, ahora tengo 29, y mis visitas posteriores he visto unos cambios inmensos. Sinceramente, pienso que el País ha pasado de ser uno de los más pobres del mundo (recordemos el embargo americano, que mato a más gente que la propia guerra en si, y pensar que Cuba nunca ha entrado en una guerra bélica de verdad con Estados Unidos, y aun así sigan con el embargo) a ser un país en desarrollo con un potencial enorme de convertirse en desarrollado. Vietnam es junto a China el país en el que más crece la economía a nivel mundial. Respecto al cuento de Kieu, creo que la película del americano impasible (the quiet american), que está basado en una novela, pero que en sí, la novela debe estar basada en el cuento de Kieu, supongo. Sinceramente, lo que más admiro del pueblo vietnamita es que pese a ser deseada por todos los que la rodean, y por aquellos de otros continentes, ha logrado mantener su identidad como pueblo y no dejarse conquistar, y que a día de hoy, abriendo poco a poco sus puertas al mundo, tiene tanto que ofrecer, tanto a nivel económico, como turístico y cultural. Por cierto, el restaurante de mis padres, por supuesto, se llama Restaurante Vietnam.

Hola, Primero Luis felicitarte Luis por el relato. Soy un español de origen vietnamita, y la verdad, es muy interesante lo contado sobre el "cuento de Kieu", que tengo que reconocer que es algo que desconocía totalmente. Es verdad que Vietnam ha estado asociado a la guerra como PAPA Noel al rojo y blanco de la coca cola, pero pienso que ha cambiado muchísimo desde entonces. Mi primera visita al lugar donde nací, Saigón, fue con 14 años, ahora tengo 29, y mis visitas posteriores he visto unos cambios inmensos. Sinceramente, pienso que el País ha pasado de ser uno de los más pobres del mundo (recordemos el embargo americano, que mato a más gente que la propia guerra en si, y pensar que Cuba nunca ha entrado en una guerra bélica de verdad con Estados Unidos, y aun así sigan con el embargo) a ser un país en desarrollo con un potencial enorme de convertirse en desarrollado. Vietnam es junto a China el país en el que más crece la economía a nivel mundial. Respecto al cuento de Kieu, creo que la película del americano impasible (the quiet american), que está basado en una novela, pero que en sí, la novela debe estar basada en el cuento de Kieu, supongo. Sinceramente, lo que más admiro del pueblo vietnamita es que pese a ser deseada por todos los que la rodean, y por aquellos de otros continentes, ha logrado mantener su identidad como pueblo y no dejarse conquistar, y que a día de hoy, abriendo poco a poco sus puertas al mundo, tiene tanto que ofrecer, tanto a nivel económico, como turístico y cultural. Por cierto, el restaurante de mis padres, por supuesto, se llama Restaurante Vietnam.


¡¡¡ qué lindo lo que escribes !!!!

te sigo...

Ya de vuelta de vacaciones, he podido ver el reportaje sobre Vietnam, interesante, despues de haber visto tantas peliculas sobre el tema. Impresiona...
En mi agenda viajera lo tengo como próximo destino, creo que la mejor época es febrero, para evitar calarte hasta los huesos.
Luís me encanta como escribes, te vas superando.
Muy bueno el cámara.

QUE LES PUEDO DECIR ME ENCANTA SU PROGRAMA AUNQUE NO SOY ESPAÑOLA ,ME ENCANTA SUS INCREIBLES VIAJES ALREDEDOR DEL MUNDO Y LO BIEN QUE LO HACEN .......PURA VIDA COMO DECIMOS LOS TICOS SIGAN ASI....

Estoy en Vietnam ahora, me encanta el pais, la gente es super agradable, llevamos quince dias y con los alojamientos hemos tenido mucha suerte, sus paisajes, es impresionante todo.
Pero hemos ido al restaurante Pacharan, que vimos en el reportaje, y si muy bonito, pero ha sido donde mas hemos pagado en Vietnam, un pacharan de Zoco, un dedo muy aguado, 65000 dong, unos dos euros y medio, una barbaridad para este pais (y para Espania).

Ademas no tenian suficientes billetes pequenios para darnos cambio y han decidido que paguemos mas. Hasta los vendedores de la calle lo hacen al reves.

Ha debido parecerles poco, porque nos han cobrado tambien un extra por el servicio (que al ser vietnamita era bueno como siempre), y en ningun sitio nos lo han cobrado.

Ha sido una pena que despues de quince dias en Vietnam la unica persona que se ha aprovechado de nosotras como turistas haya sido un espaniol.

Es cierto que actualmente hay empresas extranjeras invirtiendo en Viet Nam, ellos nos necesitan y nosotros los necesitamos, la cosas funcionan así, pero eso no quiere decir que este intercambio siempre este relacionado con la explotación. Gracias a algunas de estas empresas muchos vietnamitas estan trabajando con unas condiciones laborales mas dignas, cobran mas e incluso el doble que lo que cobrarían trabajando para una empresa de su mismo país. Se les trata con la mentalidad de aquí (europea), que es menos jerarquica a nivel social. El trato entre empresario y trabajador es mas de igual a igual.
Algo tenemos también de bueno y de buenos los que por necesidad vamos a parar a su pais.
Ellos han ganado todas las guerras porque en parte son de una mentalidad que no dan su brazo a torcer facilmente y esto para muchas cosas en la vida da resultado pero para otras es negativo. Creo que aquí es donde erradica el problema social en cuestión, son por lo general muy cerrados. Tienen que comenzar a escucharse a ellos mismos, salir de muchos moldes y sobre todo dejarse aconsejar. Ahora estan mas contentos que nunca porque hace años que no padecen guerras, pero desgraciadamente aun hay mucha pobreza y lo peor de todo la gente se conforma hasta tal punto de no atreverse a opinar.
Muchos de estos problemas se podrían comenzar a solucionar desde dentro.
Otro punto de vista.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Españoles en el Mundo


Laura, Luis, Belén, Tirma y Lucía son los reporteros de 'Españoles en el mundo', el programa de TVE que busca a nuestros compatriotas allá donde estén.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios