« El sur de Europa apuesta por 'Sombras Tenebrosas' | Portada del Blog | Malos tiempos para la taquilla »

Vender ilusión sin perder la cabeza (IV)

    miércoles 16.may.2012    por Juan Herbera    8 Comentarios

Hace no tantos años, cuando un distribuidor o un productor español se planteaban comercializar una película en el mercado local asumían que se discutiría del mínimo garantizado, la inversión en copias y publicidad (el ya famoso P&A) y la comisión de distribución. Hoy en día las cosas han cambiado y, en la mayoría de casos, la distribuidora intentará asumir los menores riesgos financieros posibles. A lo sumo, adelantar una parte del P&A que esperará recuperar con lo que genere la explotación en salas. De mínimo garantizado, nada de nada. Y concretar una comisión de distribución que garantice que el esfuerzo humano y el know-how que conlleva todo lo relacionado con la distribución (contacto con exhibidores, solicitud de salas, almacenaje, distribución de copias y elementos publicitarios a los cines, seguimiento de resultados para obtener un buen mantenimiento, facturación, cobro, liquidación) queda compensado. Si eso no se acaba de ver claro, se trasladan tareas al productor y el distribuidor actúa, en algunos casos, más como un asesor que como un ejecutor.

Decíamos en artículos anteriores que lo ideal sería que, al iniciarse todo el proceso que acabará concretándose en una película a comercializar, existiese un libro de ruta, un plan de negocio, que recogiese los grandes caminos y alternativas que ese viaje debe conllevar. Parte básica de ese plan de negocio es un plan de marketing bien trabajado y, sobre todo, una estimación lo más realista y detallada posible de las grandes partidas de gastos e ingresos que todo el proyecto supondrá.

Para una película, española en este caso, sus grandes partidas de ingreso serán la explotación en salas de cine (que, como ya hemos visto, implica recibir un porcentaje de la taquilla que las salas generan por la venta de entradas y, de la cual, hay que descontar el IVA y lo que corresponde a derechos de autor); la venta de los derechos de televisión (atención: nos referimos aquí a los derechos de emisión en las diferentes cadenas, independientemente de que el importe de los mismos se adelante al productor y de que una o varias cadenas participen del proyecto como coproductores); la comercialización a través de otros canales de distribución (DVD, VOD, internet, transportes, etc.) y las ventas internacionales (para la inmensa mayoría de películas españolas el mercado propio supone la gran parte de los ingresos por explotación de derechos). Se podrian contemplar aquí ayudas y/o subvenciones a fondo perdido que se puedan obtener por la distribución (programas europeos que ayudan al cine nacional, ayudas para copias y publicidad, ayudas según la recaudación final, etc.).

Las grandes partidas de gasto (coste de producción aparte) serán el importe de la campaña de lanzamiento (el P&A que asuma el productor y todos los demás gastos vinculados a este capítulo, ya sean para el estreno en cines como para la comercialización en DVD) y la comisión de distribución que deba sufragar a unos y otros agentes (incluido el agente de ventas que pueda encargarse de las ventas internacionales).

Con la previsión de ingresos y la de gastos encima de la mesa sólo queda deducir la segunda de la primera y sabremos qué estimación de beneficio generará la comercialización de la película. Esa cantidad será la que debamos enfrentar al coste que ha supuesto realizar la película para saber si el proyecto es rentable o no.

No entraremos aquí y ahora a debatir sobre cómo se consigue el dinero necesario para que una película pueda ver la luz y pueda iniciar su camino de comercialización. Daría para muchos artículos y entiendo que deberían ser los profesionales y entendidos en el mundo de la producción, financiación y desarrollo de proyectos cinematográficos quienes se encargasen de explicar aquello que mejor conocen. Yo soy capaz de profundizar en distribución y exhibición pero no cometeré el error de querer bucear en aguas desconocidas.

Lo que sí es evidente es que es en esta parte donde deben consignarse aportaciones privadas, créditos bancarios, ayudas y subvenciones vinculadas a la producción y desarrollo de proyectos, participaciones de coproductores, etc. Si una televisión (o varias) aporta capital y, a cambio (cuantificando las partidas, claro está), se queda con los derechos de antena tengamos en cuenta cómo contabilzamos los importes. No olvidemos que los derechos de emisión son un ingreso futuro que, como tal, hemos previsto en las estimaciones antes detalladas. Si ese dinero lo usamos para financiar la puesta en marcha del proyecto es un ingreso que, como tal, ya no existirá.

Un par de ejemplos para ilustrar lo que supone el mercado internacional para películas españolas que han tenido repercusión mediática en su estreno local. Vaya por delante que, como he dicho anteriormente, la inmensa mayoría de títulos no tendrán la oprtunidad de los ejemplos que veremos por lo que su potencial fuera de nuestras fronteras será mucho más limitado.

Siguiendo los datos publicados por la web Box Office Mojo, La piel que habito lleva recaudados casi 31 millones de dólares en todo el mundo. De ellos, poco más de seis (un 20%) se han generado en España. Es evidente que Almodóvar se ha ganado un prestigio a nivel mundial que le permtie llegar a tantos países (hay cifras de 37 territorios, ni más ni menos) y obtener buenos resultados en algunos de ellos (casi seis millones en Francia, más de tres en Estados Unidos, cerca de tres en Brasil, más de dos en Italia y Reino Unido). Según sea el acuerdo de distribución con cada territorio (fijo sin depender de la taquilla, mínimo garantizado más liquidaciones posteriores, asunción de costes en P&A, etc.) así serán los ingresos para su productora.

No habrá paz para los malvados, en cambio, a pesar de haber recibido los Goya más importantes del año y de haber recaudado en España casi la misma cifra que la de Almodóvar (5,9 millones de dólares según la web antes mencionada) sólo ha conseguido sumar tres millones a nivel internacional. Es decir, el 65% de su recaudación mundial proviene de España. Y encontraríamos incontables casos donde prácticamente el 100% se genera en casa.

Afrontamos momentos de cambio en la política cinematográfica en España. Se habla de modificaciones sustanciales en el sistema de ayudas públicas a la producción y la potenciación de medidas de exención fiscal (ley de mecenazgo) que incentiven la llegada de capitales privados al sector cinematográfico. Que hay mucho por mejorar es evidente. Que la producción debe tener apoyo público también. Falta concretar cómo, con cuánto y para qué hay hay que ayudar, sin olvidar a la distribución y la exhibición (todos los eslabones son necesarios para que la cadena aguante). Ojalá el futuro nos depare producciones que busquen la complicidad del público (las habrá que, por presupuesto, precisen de muchos espectadores mientras otras podrán conformarse con menos) y que sean rentables gracias a su comercialización. Y si llegan a otros países, aún mejor. Nuestra cultura necesita de un cine sólido y sano si bien hay que medir correctamente el precio que eso supone y los objetivos que se quieren alcanzar.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   16.may.2012 08:46    

8 Comentarios

Os comenté que Golem había completado la digitalización de sus cines de Bilbao,pues mañana jueves por la noche hacen su última sesión de 35mm con El exótico hotel Marigold a las 22:30,aunque por la tarde también esta en 35mm Los juegos del hambre.

miércoles 16 may 2012, 17:51

Fernando: ¿cuánto se ahorra el cine por emitir en digital? me contaste que la copia digital vale 200, pero ¿al cine?

jueves 17 may 2012, 00:07

Hombre,es normal que La Piel que Habito haya
tenido un recorrido internacional mucho más destacable que No Habrá Paz para Los Malvados.Almodóvar,Banderas y Elena Anaya son infinitamente más conocidos fuera de España que Enrique Urbizu y José Coronado.

jueves 17 may 2012, 13:53

Fernando2:

El cine no paga la copia (analógica o digital). Ese gasto lo asume el distribuidor. El gran ahorro con el cambio al digital es en beneficio del distribuidor. De ahí que haya habido un cierto acuerdo en que el distribuidor compense de alguna manera al exhibidor por ese ahorro en el periodo de transición (en el que todavía estamos). Es lo que se denomina VPF (Virtual Print Fee). En algún artículo anterior (en éste blog o en el que yo tenía antes, que sigue activo para cualquier consulta) he explicado el funcionamiento de este sistema.

jueves 17 may 2012, 13:59

Yo creo que la importancia de Banderas y Anaya en la recaudación de "La piel que habito" es mínima. Almodóvar ha sacado cifras mayores sin ningún rostro fammiliar fuera de nuestras fronteras.

Es que es un caso practicamente único. No creo que ningún otro director en lengua no inglesa mantenga ese nivel de repercusión y éxito de taquilla fuera de las fronteras de su país.

jueves 17 may 2012, 17:35

Almodovar es un cineasta de culto y cierto exotismo fuera de nuestras fronteras que además cuenta con el apoyo de un agente de ventas fuerte como es Filmnation (que fue quien llevo las ventas internacionales de El discurso del rey).

Hablando de Filmnation,llevan las ventas internacionales del documental del barça que ha hecho Peter Grengrass,¿se ha vendido en españa?

jueves 17 may 2012, 20:15

Almodovar puede tener a Juan Pérez que a Javier Bardem que la taquilla va a ser la misma. No sé por qué no lo ha puesto en práctica, pero se ahorra un montón de pasta y lo que es sacar el máximo de un actor es capaz y cualquiera quiere trabajar con él.

viernes 18 may 2012, 01:36

La ilusión puesta en venta, deja automáticamente de serlo. Difícil mantener el equilibrio mental, estimulando artificialmente la imaginación, ejerciendo presión y control sobre las masas.

viernes 18 may 2012, 08:47

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Juan Herbera

Bio Desde la taquilla

Soy Juan Herbera, analista de taquilla de cine. Cada viernes estoy pendiente de cuántos cines proyectarán las novedades de la cartelera; es sábado y no puedo esperar al lunes para saber cómo han arrancado los estrenos en taquilla; es domingo y necesito imaginar cómo queda el ranking del fin de semana. Cuando llega el lunes puedes imaginar cuáles son mis prioridades: observar, analizar y extraer conclusiones sobre cómo se ha comportado la taquilla de cine. Pero necesito contarlo, compartirlo con más adictos como yo o, sencillamente, con quienes sienten curiosidad por cómo funciona el mercado de eso que llamamos cine y que tanto nos engancha. Yo te lo cuento. Pero a cambio te pido que me ayudes aportando tus comentarios. Una película se hace mejor y más grande cuanta más gente la ve y habla bien de ella. De eso se trata, de hacer crecer DESDE LA TAQUILLA gracias a las aportaciones de todos. ¿Nos acomodamos? Empieza la sesión.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios