« 'Los últimos días' y 'G.I. Joe: la venganza' abanderan la segunda unidad | Portada del Blog | La robustez de 'Los Croods' (€2,8M) frente a la debilidad general »

El declive del 3D en la taquilla española (1)

    lunes 1.abr.2013    por Juan Herbera    9 Comentarios

A raíz del estreno de Oz, un mundo de fantasía, surgieron comentarios vía Twitter cuyo denominador común era la sorpresa ante el hecho de que el precio medio del primer fin de semana de la película de Disney (poco más de €7,2) fuese inferior al de Los amantes pasajeros (unos €7,55 de media), estrenada en la misma fecha, cuando aquella llegaba con mucha presencia de salas exhibiendo la versión en 3D y esta no. Objetivamente hablando, y ante el evidente incremento de precio que soportan las entradas para proyecciones tridimimensionales, parecería lógico pensar que los títulos con esta versión deberían suponer un precio medio claramente superior. Y así fue en un principio (no tan lejano, como veremos) pero no actualmente (como vemos).

A mayor abundamiento, el fin de semana que coincidía con el inicio de las vacaciones escolares de semana santa comprobábamos (gracias a la información facilitada por la web www.deadline.com que debió recibirla de Fox internacional) cómo la última película de Dreamworks Animation, Los Croods, obtenía resultados muy dispares en cuanto al peso del 3D según fuese el territorio referido. Encontrábamos así países donde la versión tridimensional continuaba siendo muy mayoritariamente elegida por los espectadores durante el fin de semana de estreno, casos como los de Alemania, donde el 78% de la taquilla provenía del 3D, Rusia, con el 74%, Brasil con el 72% o Argentina con el 60%. En otros territorios la proporción se igualaba, como en Italia (47%), Reino Unido (45%) o Mexico (40%). Pero había dos países donde la cifra del 3D llamaba la atención por lo escasa de la misma: Estados Unidos, donde no pasó de representar el 38% y España, donde apenas sumaba el 20% de la recaudación de apertura.

No voy a aburrir en exceso con una larga sucesión de datos y cifras, pero algunos habrá que aportar para documentar y entender la evolución del peso del 3D en nuestro mercado. Seguramente algo (o mucho) habrá tenido que ver la crisis para que hoy en día sucedan cosas como las de Oz o Los Croods pero no me cabe ninguna duda de que esto es consecuencia de los excesos cometidos al inicio de la llegada del 3D, cuando los cines de nuestro país (con la aprobación tácita, cuando menos, de las grandes distribuidoras) decidieron ponerse a la cabeza del mercado mundial siendo ellos los que más sobrecoste cobraban por ver la película en 3D frente a las salas que la ofrecían en 2D (con copias digitales o en 35 mm.). Se podrían defender aduciendo que el coste de la digitalización era muy elevado y que había que recuperar esa inversión antes de que pasase el efecto novedad. Como podemos ver, las cosas no siempre funcionan así. Quizás otra política de precios hubiese permitido mantener más alto el consumo del 3D y tener, por tanto, más años para amortizar esas inversiones.

La política de pensar sólo en hoy, nunca en mañana y menos en pasado mañana, que tanto daño ha hecho en nuestro país, se ha demostrado una vez más muy perniciosa también en el tema del 3D. En menos de tres años hemos pasado de ver estrenos con salas dedicadas exclusivamente al nuevo sistema de proyección que reunían a la mayoría de los espectadores pagando el incremento de precio a ver cómo en la actualidad abundan las salas que simultanean sesiones entre 3D y 2D por falta de demanda (sin ir más lejos, el pasado viernes, en pleno fin de semana de cierre de las vacaciones de semana santa, en el multicine de la población costera donde fui a ver Los Croods, una misma sala compartía sesiones en 3D y 2D: sólo un pase para la versión tridimensional, la primera de la tarde, y tres en 2D. Más las matinales de los festivos). ¿Es ese el mejor sistema de amortizar aquella inversión? No puedo aceptarlo tan fácilmente. Pero dejemos la reflexión y vayamos a los ejemplos.

Para poder elaborar este artículo con una cierta rapidez y apoyarlo en datos significativos solicité información a varias distribuidoras. Vaya por delante mi agradecimiento a las oficinas de Warner y Fox en Madrid que respondieron de inmediato y con todo lujo de detalle. Gracias a ellas puedo continuar el post con ejemplos concretos que ayudarán a entender el declive del 3D en España. En apenas tres años.

Si hay un título que se puede considerar el icono del 3D por excelencia ese es Avatar. Los meses previos a su estreno significaron una carrera sin descanso para equipar salas con la nueva tecnología hasta el extremo de que hubo exceso de demanda y las empresas fabricantes no daban abasto. La promesa de que la nueva película de James Cameron iba a ser un espectáculo visual incomparable si se disfrutaba en 3D había seducido a los exhibidores y parecía iba a hacerlo también con los espectadores. Y así fue.

Avatar, estrenada en diciembre de 2009, fue vista en España por 9.264.000 espectadores que dejaron en taquilla prácticamente 75 millones de euros, un récord de recaudación casi insuperable, aunque en asistencia está lejos de los 11,2 millones de espectadores que el Ministerio tiene contabilizados para Titanic. La culpa, del 3D. De las 789 salas que exhibieron la película, un 28.5% (225) lo hicieron en 3D pero reunieron al 65.3% de los espectadores (algo más de seis millones) y generaron el 73% de la recaudación (cerca de 55 millones de euros). El promedio de recaudación por sala en 3D (243.580€) fue un 582% superior al de la media del resto de pantallas (35.700€). El promedio de espectadores por sala en 3D (casi 27.000) fue un 372% más alto que el resto (5.700). El precio medio pagado por las entradas en 3D fue de 9,06€, un 44.5% por encima de los 6,27€ que costaban de media las demás entradas.

En el próximo artículo continuaré con los resultados obtenidos por Prometheus (2012), Furia de titanes (2010) y El Hobbit: un viaje inesperado (2012), los cuales, en contraposición a los obtenidos por Avatar, demostrarán que el efecto del 3D en la taquilla española ha ido menguando a marchas forzadas.

Categorías: Ciencia , Cine , Mercado de cine

Juan Herbera    1.abr.2013 15:47    

9 Comentarios

No sabía que los cines españoles eran los que más sobreprecio aplicaban al 3D, pero no me sorprende. Seguro que también le echan la culpa a la piratería de sus resultados con esta tecnología.

lunes 1 abr 2013, 16:52

Estupendo análisis Juan.
Como comentamos el otro día, será interesante ver la comparación con El Hobbit o Prometheus
Por cierto, he visto en tu cuenta de Twiter que has publicado estimados de este puente. En que te basas para poder hacerlos? ó simplemente en tu experiencia.

Gracias!

lunes 1 abr 2013, 17:32

Pepon:

La experiencia es muy útil pero no lo suficiente para hilar tan fino!. Eso sí, ayuda mucho para estimar a partir de cifras reales que se pueden obtener siguiendo medios internacionales o gracias a la confianza de los profesionales de la industria, que facilitan algunos datos durante el fin de semana. A partir de ahí sí, la experiencia juega un poquito.

lunes 1 abr 2013, 18:10

Claro... Alemania 3D CON 2 PROYECTORES BARCO DE 6000 Watts SIN Pantalla Silver.

España, 1 proyector disco Multicolor con pantalla silver.

Solo hay que comparar y saber por que es MAS CARO en España...

lunes 1 abr 2013, 22:14

La causa del hundimiento del 3 D en España ha sido una mezcla entre nuestra situación económica y el sobreuso que se le ha dado.El 3 D,pasada la moda con Avatar y Alicia en el País de las Maravillas,arrastró su éxito hacia títulos menores que usaron este sistema,no por que lo requiriera la película,sino para aprovechar un filón abierto.Ahí se originó una sensación de fraude entre los espectadores,acentuada por molestias visuales,que ha conducido a esta tecnología a la mala prensa que tiene actualmente.Hace 2-3 años faltaba equipamiento 3 D.Ahora queda claro que sobra.El último cartucho lo guarda James Cameron,con sus secuelas de Avatar.Si eso tampoco funciona,nada lo hará.

martes 2 abr 2013, 12:15

Yo lo he dicho hasta la saciedad: el 3D no es otra cosa que una atracción de feria. Y no todos los dias nos montamos en la noria: una vez conocido lo que es, volvemos a la tierra y dejamos de dar vueltas.
El 3D (vuelvo a decirlo) se intentó implantar en los 50, y se volvió a intentar implantar en los 80. Es cíclico que, cada 30 años, surja la intención de convertirlo en el nuevo modelo de ver cine. Pero el problema es que, frente al CinemaScope, que permitía nuevos recursos narrativos y ampliaba la perspectiva óptica del espectador, el 3D tan sólo es útil en momentos muy puntuales a la historia. Tan puntuales que, mientras que ver una película CinemaScope recortada a 4:3 supone cambiar el sentido de la película, ver una película 3D en 2D no sólo no la cambia en absoluto sino que, para muchos, supone un placer mayor (todos aquellos que acusan cierto mareo y ciertas molestias ante lo tridimensional).
"Avatar" se unirá a "Los crímenes del museo de Cera" o "Tiburón 3" en la senda de los films que intentaron implantar el 3D hasta que, dentro de un par de décadas, alrededor de 2035, llegue el sistema "definitivo" de 3D, sin gafas, y -puede que entonces sí- se juegue con la idea de establecer el sistema y no sólo ponerlo de moda, porque como todos sabemos estar de moda hoy es estar pasado de moda mañana.

martes 2 abr 2013, 19:00

Estupendo analisis, Juan!

martes 2 abr 2013, 20:15

Lo que sí me sorprende es que,pese a este acusadísimo descenso de interés en el 3 D,sigan haciéndose tantas películas que lo utilicen.

martes 2 abr 2013, 20:31

Lamotta:

En muchos otros países, que suman la gran parte de la recaudació mundial,, el 3D sigue funcionando bastante bien. Veremos durante cuanto tiempo...

martes 2 abr 2013, 21:43

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Juan Herbera

Bio Desde la taquilla

Soy Juan Herbera, analista de taquilla de cine. Cada viernes estoy pendiente de cuántos cines proyectarán las novedades de la cartelera; es sábado y no puedo esperar al lunes para saber cómo han arrancado los estrenos en taquilla; es domingo y necesito imaginar cómo queda el ranking del fin de semana. Cuando llega el lunes puedes imaginar cuáles son mis prioridades: observar, analizar y extraer conclusiones sobre cómo se ha comportado la taquilla de cine. Pero necesito contarlo, compartirlo con más adictos como yo o, sencillamente, con quienes sienten curiosidad por cómo funciona el mercado de eso que llamamos cine y que tanto nos engancha. Yo te lo cuento. Pero a cambio te pido que me ayudes aportando tus comentarios. Una película se hace mejor y más grande cuanta más gente la ve y habla bien de ella. De eso se trata, de hacer crecer DESDE LA TAQUILLA gracias a las aportaciones de todos. ¿Nos acomodamos? Empieza la sesión.
Ver perfil »

Síguenos en...