« El aguante de 'Guerra Mundial Z' medirá el empuje de 'Pacific Rim' | Portada del Blog | La flojera de 'Pacific Rim' (€1,0M) devuelve la taquilla española a su cruda realidad »

Propuestas de actuación (y III)

    lunes 12.ago.2013    por Juan Herbera    0 Comentarios

En el artículo de la semana pasada reflexionaba sobre el futuro de la política de precios, tanto de las entradas como de otros productos vinculados a la experiencia cinematográfica, así como sobre el efecto que sobre ese precio de la entrada tendría la necesaria innovación tecnológica que deben acometer las salas. Acabo ya con las propuestas de actuación como colofón a esta serie de cinco artículos sobre las causas de la crisis y posibles medidas que ayuden a salir de ella.

Pasar página. Una empresa tan complicada como salir de esta crisis terrible exige el esfuerzo y la ayuda de todos. Los acuerdos pueden suponer sacrificios a corto plazo por el bien común a medio y largo. Todo ese trayecto es imposible hacerlo con rencillas y viejos reproches sobre la mesa. No se pueden abordar nuevas políticas de facturación y precios si se piensa que el interlocutor está esperando el momento para aprovechar en beneficio propio, y sólo propio, cualquier resquicio en la negociación. Las empresas privadas deben defender sus legítimos intereses, faltaría más. Pero en cuestiones que afectan a la globalidad del mercado habrá que hacer concesiones y llegar a pactos puntuales. Quizás hagan falta nuevos lenguajes, nuevos contenidos, nuevos objetivos y nuevos interlocutores. El futuro manda.

Producción propia. Ya lo apuntábamos en el segundo artículo de la serie. No podemos darnos por satisfechos con un sistema que protege la producción y su explotación, mediante la cuota de pantalla, y que no alcanza el 20% de cuota de mercado ni cuando genera títulos de enorme éxito comercial. Habrá que buscar un nuevo modelo de financiación, probablemente mixto (la parte pública más orientada hacia nuevos talentos, cine de difícil comercialización y promoción en mercados y festivales locales e internacionales; la parte privada buscando resultados en taquilla), que permita la llegada de capitales ajenos a la industria cinematográfica, los cuales exigirán buenas condiciones fiscales y rigurosidad financiera en los proyectos que se les presenten. Pensar en el espectador, investigar el mercado a fondo con tiempo suficiente, invertir en promoción y publicidad, controlar la comercialización, buscar la internacionaliación. Y erradicar malas prácticas, se den estas donde se den. Hay mucho talento en España. No permitamos que siga quedando manchado por ciertas actuaciones. Aunque sean pocas, conviene limpiar, aprender y rectificar. Las televisiones (destinando parte de sus ingresos a producción audiovisual y adquiriendo derechos de emisión) y las administraciones (desarrollando y gestionando adecuadamente políticas de apoyo a la industria), piezas clave del entramado.

España es un mercado que hace pocos años se acercaba a los 150 millones de entradas vendidas, que modernizaba su parque de salas a ritmo endiablado, que se consolidaba como el cuarto mercado europeo y sexto del mundo. Hemos identificado errores y podríamos señalar otros aciertos. La crisis que vive el sector obliga a ser críticos pero no quisiera finalizar esta serie de reflexiones sin apostar por nuestro mercado. Yo creo que hay futuro. Para el cine como ocio asequible para amplias capas de la población (que deberá convivir con otras formas de disfrutar los contenidos audiovisuales) y para el mercado español a pesar del momento por el que está pasando. Hay bases a partir de las cuales diseñar objetivos futuros. No será fácil salir del túnel pero se podrá. Habrá que apretar los dientes, entender una realidad distinta que obliga a nuevos planteamientos, algunos sacrificios. Quizás no todos estén por la labor. Unos porque están cansados, otros porque no pueden, otros porque no saben, otros porque no quieren. Sería deseable que se deje vía libre a quienes creen en el sector y confían en su futuro. Podemos esperar a que todo se hunda para empezar desde cero. Sería una posibilidad, pero yo prefiero pensar que hay bases muy aprovechables a las sacar partido en positivo.

Eso sí, hay que ponerse en marcha cuanto antes. Y empezar a vender optimismo a quienes todavía estén dispuestos a comprarlo, estén estos en España o fuera. Estoy seguro de que hay oportunidades. Sólo falta saber explicarlas, defenderlas y ser convincentes. ¿Quién dijo miedo?

Hasta aquí esta serie de artículos sobre mis razones de la crisis y posibles medidas de actuación. Perdón si he aburrido. El objetivo era aportar ideas para un debate que hace tiempo que existe en el sector cinematográfico y que debe profundizarse al máximo en un breve plazo de tiempo para intentar frenar la caída e iniciar la recuperación. Gracias a todos los que han leído las reflexiones (habéis sido muchos) y, muy especialmente, a quienes han hecho aportaciones particulares. De todo se aprende. Ojalá quienes tienen en sus manos la posibilidad de adoptar medidas saquen, también, conclusiones positivas. Para eso estamos. Y estaremos.

Categorías: Ciencia , Mercado de cine

Juan Herbera   12.ago.2013 09:47    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Juan Herbera

Bio Desde la taquilla

Soy Juan Herbera, analista de taquilla de cine. Cada viernes estoy pendiente de cuántos cines proyectarán las novedades de la cartelera; es sábado y no puedo esperar al lunes para saber cómo han arrancado los estrenos en taquilla; es domingo y necesito imaginar cómo queda el ranking del fin de semana. Cuando llega el lunes puedes imaginar cuáles son mis prioridades: observar, analizar y extraer conclusiones sobre cómo se ha comportado la taquilla de cine. Pero necesito contarlo, compartirlo con más adictos como yo o, sencillamente, con quienes sienten curiosidad por cómo funciona el mercado de eso que llamamos cine y que tanto nos engancha. Yo te lo cuento. Pero a cambio te pido que me ayudes aportando tus comentarios. Una película se hace mejor y más grande cuanta más gente la ve y habla bien de ella. De eso se trata, de hacer crecer DESDE LA TAQUILLA gracias a las aportaciones de todos. ¿Nos acomodamos? Empieza la sesión.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios